DROGAS – Conocimiento y prevención

DROGAS – Conocimiento y prevención… 1
Memoria insoslayable… 1
28-10-2007: Ecos de una entrevista… 1
Información acerca de “La marihuana y sus efectos”… 3
Enseñar a los niños a expresar su creatividad 5
La Trabajadicción (casi colofón…) 7

DROGAS – Conocimiento y prevención…
(Lecturas y síntesis: Nidia Orbea de Fontanini.
Doc. Creado: Sábado, 12 de Abril de 2008, 12:09:14 p.m.
Incluido en cd. SEPA – 2008. “CONOCER y RECONOCERNOS…”]

Memoria insoslayable…
Hace cuarenta años siendo docente en escuelas de enseñanza media (aproximadamente atendiendo 600 alumnos de 1º a 5º año por semana), ante sucesivas dificultades empecé a difundir la consigna:
“ESCUELA-FAMILIA-COMUNIDAD: una relación imprescindible”.
En aquel tiempo nos conmovía “una guerra civil no declarada”.
Ahora, hay que enfrentar el continuo avance en el uso de diversas drogas como un medio de evasión que genera más conflictos personales y sociales.
Ante tal desafío, es imprescindible la acción co-operativa de las familias -acompañamiento esencial-, educadores profesionales y asociaciones intermedias.
………………………………………………………………………………………………..
Pulsan en la memoria señales advertidas en el decenio 1975-1984…
Era necesario que en la escuela como centro de atracción e irradiación de la cultura, se desarrollaran actividades para el aprovechamiento del tiempo libre, integrando a las familias y a las asociaciones intermedias.
Durante un diálogo con ¡el MAESTRO HORACIO COLOMBERO! -subsecretario de Educación del Ministerio de Educación de la Nación desde el 12 de diciembre de 1983, coincidimos en que era necesario observar y evaluar algunos hechos porque “la oferta de drogas” ya estaba cercana a los umbrales de las escuelas…
Recordé la angustia de una madre -casi vecina,- tras el egreso de su hija del quinto año, cuando advirtió que su hija consumía “drogas” y después de varios días, falleció…

28-10-2007: Ecos de una entrevista…
El lunes 28 de octubre de 2007, comentaron lo expresado por Claudio Izaguirre acerca de Narcotráfico y Drogadicción:

El Presidente de la Asociación Antidroga de la República Argentina compartió información y brindó su análisis respecto a estas problemáticas.
La presencia de cárteles de droga instalados en nuestro país y su localización.
¿Cómo ingresa la droga y por donde?
¿Cómo puede ser que no sean detectados los mecanismos de distribución y comercialización?
¿Cómo no se delimitan las “zonas calientes” de consumo?
¿Qué rol juegan las fuerzas de seguridad? ¿Qué funciona mal con nuestra Legislación y Justicia?
El “papel” de la familia para enfrentar este flagelo.
…………………………………………………………………………………………………………………

Información acerca de “La marihuana y sus efectos”…
(Material de difusión elaborado por la
ASOCIACIÓN ANTIDROGAS DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
Estados Unidos 1312 / CAPITAL FEDERAL / 4942-1789 / 155 1328916)

La marihuana, su origen
¿Sabías que la marihuana se obtiene de una planta llamada CANNABIS SATIVA, que proviene de Asia y que su ingrediente activo, es el THC (tetrahidrocannabinol)?
El humo de la marihuana contiene elementos cancerígenos 50 veces más poderosos que los del tabaco.
El THC de la marihuana actual es más concentrado y potente que el de los años ´60, logrando así mayor tolerancia en el usuario, por lo que el usuario necesita cada vez más dosis para conseguir igual efecto.
La marihuana y el riesgo
¿Sabías que son necesarios casi 30 días para que el cuerpo elimine el efecto de un solo porro ( cigarrillo de marihuana )?
El Dr. G. Chester de la Universidad de Oxford en el año 1985, nos dice que el THC es 4000 veces más poderosos que el alcohol, lo que fue avalado por el Medical Center METZ-TIOMILLE de Francia.
Después de fumar, tenés problemas para aprender, ya que la marihuana te inhibe la memoria reciente, también hay una merma o sensible baja en el rendimiento.
Por el uso de la marihuana aparece la falta de motivación, la fatiga, la apatía, la pérdida de interés por todo lo que te rodea, por las cosas que solías disfrutar. La escuela, el trabajo, el fútbol, la familia y los amigos ya no son importantes.
El uso frecuente reduce el impulso sexual y ocasiona daños en las funciones reproductivas.
Provoca desajustes psicológicos.
La Marihuana y las neuronas
¿Sabías que el THC es un potente disolvente de grasas y que al posarse en las neuronas derrite la **MIELINA, ocasionando la muerte de la *neurona?
El Dr. M. Henkerman en 1990 descubrió que el THC se posa en las neuronas del área límbica, hipocampo, cerebelo y lóbulos frontales. De esta manera las neuronas encargadas de frenar los instintos del ser humano son afectadas. El consumidor reacciona entonces como un animal, en forma extremadamente irritable a situaciones cotidianas. El estado de ira es intermitente, acompañado de bruscos cambios de carácter sin explicación lógica. La persona ha dejado de controlar sus instintos, lo que traerá como consecuencia que lo aparten de la sociedad en que vive.

* Neurona: Única célula del cuerpo que no se reproduce.
** Mielina: Materia grasa que recubre el Axón o cuerpo de la neurona. Sin esta materia grasa no es posible el paso de los neurotransmisores. La información no puede viajar entre neuronas.

La marihuana y el tránsito
¿Sabías que la marihuana te quita los reflejos y pone en peligro tu vida?
En un estudio publicado por el NIDA (Instituto de Drogas de Abuso de Estados Unidos) sobre conductores de vehículos con test positivo de marihuana, el 88% oscilaron entre estado moderado o de extrema intoxicación y el 12% no mostraron tener signos de intoxicación. La totalidad de los conductores intoxicados con marihuana fueron sometidos a una evaluación y todos fallaron debido a la pérdida del equilibrio y a la incoordinación motriz.
La Marihuana y el cáncer
¿Sabías que los componentes cancerígenos de la marihuana son: benceno, ácido cianídrico, amoníaco acroleina y benzopireno?
El benzopireno, es un cancerígeno altamente poderosos, que se encuentra en una proporción 50 veces mayor en la marihuana que en el tabaco.
Heber Tuchman Dupessis miembro de la Academia de Medicina de París afirmó que: “Recientes hallazgos han relacionado el consumo frecuente de marihuana por mujeres embarazadas, con una forma poco común de cáncer en sus niños. Se trata de la leucemia no linfoblástica. La leucemia es 10 veces más frecuente en bebes nacidos de madres que fuman marihuana, que aquellos otros que no han sido expuestos a la droga.

La marihuana y el síndrome de abstinencia
¿Sabías que el grupo de Gaetano Di Chiara de la Universidad de Cagliari, Italia, en 1997 comprobó que el síndrome de abstinencia a la marihuana se encuentra enmascarado, ya que tarda mucho tiempo en ser desechada por el organismo?
Al retirarle la droga en un instante con métodos químicos, a una rata intoxicada con marihuana, este grupo científico comprobó, que los roedores reaccionaban con el mismo síndrome de abstinencia que provoca la cocaína, la heroína y el alcohol.
En este sentido, para Di Chiara, la marihuana predispone el cerebro para buscar luego drogas más poderosas, ya que la marihuana es capaz de provocar este síndrome característico de las drogas duras.

La marihuana y sus efectos
¿Sabías que la marihuana torna distraída y perdida a la persona que la usa?
Confunde la noción del tiempo, dificulta el pensamiento y la concentración, distorsiona la percepción y el sentido de la realidad. Ocasiona alteraciones en la vida social. Provoca irritabilidad, insomnio y debilidad.

La marihuana y su uso
¿Sabías que es mejor evitar su uso?
La dependencia es el resultado de muchos factores como problemas de personalidad, temor a enfrentar la vida, por que está de moda o para pertenecer a algún grupo.
Nada tiene que ver la edad, la clase social, la raza o el credo.

La marihuana y la responsabilidad
¿Sabías que la única persona que puede cuidar de vos las 24 horas, sos vos mismo?
Lo ideal en cuanto a las drogas es evitar su uso, aún por primera vez. Así como buscarías mil excusas para evitar ir al teatro con tu abuela el sábado a la noche, utilizá esas mismas excusas para decirle NO a las drogas.

Para los Profesores…

NACIONES UNIDAS
Oficina contra la Droga y el Crimen

Vivir sin drogas
Información para Educadores

http://www.asociacionantidroga.org.ar
info@asociacionantidroga.org.ar
Los niños confían en los adultos y se dejan influir con facilidad. Los maestros pueden constituir modelos de conducta para los estudiantes y disuadirlos de consumir drogas, lo que es aún más importante si el joven no tiene una familia que lo apoye y lo guíe. Puede suceder que los jóvenes tengan que hacer frente a las presiones vinculadas con la experimentación y con la vida en una sociedad compleja y exigente. El uso indebido de sustancias es esencialmente un mecanismo para hacer frente a sentimientos de inseguridad o escapar de éstos. Hay que ayudar a los estudiantes a percatarse de que no están solos para hacer frente a esos desafíos y que existen otras formas sanas de abordarlos.
Enseñar a los niños a protegerse
Hay que tener confianza para decir no a las drogas.
Los maestros pueden ayudar a desarrollar la autoestima y reforzar las aptitudes interpersonales de los niños. Muestre tolerancia de manera que los alumnos puedan expresar lo que piensan. Infunda confianza alentando a los niños a aceptarse. Ayúdelos a distinguir entre los efectos beneficiosos de los medicamentos y las consecuencias dañinas del consumo de drogas ilícitas. Sobre todo, enseñe a los jóvenes dotes de rechazo haciéndoles saber que está bien decir no.
Enseñar a los niños a expresar su creatividad
• Organizar concursos de arte para niños sobre un tema determinado relativo a la prevención de las drogas.

• Destacar los deportes como una opción saludable para los jóvenes.

• Diseñar camisetas con lemas para prevenir el uso indebido de drogas y el VIH/SIDA

• Recaudar dinero para entidades benéficas que ayudan a los niños de la calle que consumen drogas.

• Intercambiar conocimientos obtenidos mediante juegos interactivos y actuaciones teatrales o psicodramas.

Señales de alerta que se deben observar
Existen señales claras que se deben observar si se piensa que un estudiante consume sustancias dañinas, pero antes hay que cerciorarse de que esas señales no reflejen otros problemas.
No hay que precipitarse a pensar que un estudiante usa drogas indebidamente.
Señales emocionales
• Cambios de estado de ánimo que van desde la exaltación al retraimiento y la depresión repentinos.
• Ira inmotivada.
• Pérdida de interés en las actividades escolares o extraescolares.
• Dificultad en relacionarse con otros.
• Ausentismo escolar.
• Tener malas calificaciones y un rendimiento escolar deficiente.
• Poca capacidad de atención.

Señales físicas
• Enrojecimiento de los ojos.
• Tendencia a dormirse en clase.
• Lenguaje arrastrado.
• Falta de atención en clase.
• Pérdida de la memoria.
• Descuido de la higiene personal y el aspecto general.
• Temblores y movimientos no coordinados.

Enseñar a los niños sobre las drogas ilícitas y sus efectos
5 a 7 años de edad: Los estudiantes deben mejorar su capacidad de adoptar decisiones y desarrollar hábitos saludables. También deben ser capaces de enumerar los efectos negativos del consumo de sustancias ilícitas y establecer diferencias entre éstas.
8 a 9 años de edad: Los estudiantes deben ser capaces de nombrar y reconocer drogas de las que han oído hablar y los peligros vinculados a su consumo.
Deben ser capaces de expresar cómo les afecta el consumo de drogas en el hogar y en la comunidad.
Los estudiantes también deben saber dónde se puede recibir ayuda en relación con el consumo de drogas.
10 a 12 años de edad: Los estudiantes deben ser capaces de determinar las razones por las que las personas consumen drogas y establecer la diferencia entre consumidores experimentales, ocasionales o casuales, habituales y los grandes consumidores.
Deben demostrar la capacidad de intercambiar información con sus pares. Los estudiantes también deben aprender sobre la relación que existe entre el VIH/SIDA y el consumo de drogas y las situaciones que exponen a las personas a la infección

Sugerencia de plan de estudio

Lección 1: ¿Qué son las drogas? ¿Qué significa adicción? ¿Cuál es su repercusión en la persona y la sociedad?
Lección 2: ¿Qué son las drogas naturales (cannabis, opio y coca), y cuáles son sus efectos y las medidas para prevenir su consumo?
Lección 3: ¿Qué son las drogas semisintéticas (morfina, heroína, cocaína y crack), y cuáles son sus efectos y las medidas para prevenir su consumo? ¿Qué pueden hacer las víctimas en el caso de una sobredosis?
Lección 4: ¿Qué son las drogas sintéticas (anfetaminas, éxtasis, LSD, hipnóticos-sedantes)? ¿Qué efectos producen esas drogas en el cerebro y la personalidad?
Lección 5: ¿Qué vínculo existe entre el uso indebido de drogas y el VIH/SIDA? ¿Cómo se puede prevenir el VIH/SIDA?
Lección 6: ¿Cuáles son los factores de riesgo?
Entre éstos figuran el fracaso escolar, la disfunción familiar y la disponibilidad de drogas. ¿Cuáles son los factores de protección? Entre éstos figuran el apoyo de la familia y de la comunidad, la mejora de la docencia y la educación en materia de drogas.
¿Cómo pueden intervenir los dirigentes de la comunidad y otras personas?
Lección 7: Entre las actividades sobre aptitudes para la vida figuran aprender a utilizar el criterio, hacer frente a la presión de los pares, aprender a decir no a las drogas, adoptar medidas para asegurar que una persona no caiga en la trampa de las drogas, y adoptar medidas conducentes a asumir el compromiso de dejar de consumir drogas.

* * * * * * * * *
Trabajoadicción (casi colofón…)
Leí a fines de la década del 70, una nota titulada “Una enfermedad de nuestro tiempo”, escrita por el doctor Carlos Spunther tras observar la conducta de quien “no sólo se limita a cumplir con su trabajo y a gozar con él, sino que vive para trabajar”.
Destacó que “según los expertos en salud mental, padece de una autoestima que nunca llega a alcanzar la meta fijada inicialmente”.
Luego contó que tenía veinticuatro años cuando se recibió de Médico y pensó que “merecía unas buenas vacaciones”…
“…hice mi valija, tomé algunos libros especializados y volé a las sierras de Córdoba. Allí, durante quince días, pasaba horas sentado junto a la pileta del hotel, estudiando, mientras el resto de muchachos y chicas nadaban, se divertían y por las noches salían a bailar. Yo suponía que lo estaba pasando muy bien, pero algo sin embargo, me iba sugiriendo que no bien del todo.
Es que en aquel tiempo yo participaba de esa especie de vicio que en los últimos años ha sido reconocido como tal y al que se ha resuelto llamar trabajadicción. [O trabajoadiccion – trabajoadicto]
El trabajadicto no sólo se limita a cumplir con su trabajo y a gozar de él, sino que, fundamentalmente, vive para trabajar. De hecho, según ha sido aceptado por los expertos en salud mental, padece de una autoestima basada en el logro de metas autoimpuestas.
Cuando arriba a éstas, sin embargo, no se da por satisfecho, sino que se fija otras, inventa nuevas excusas para no aflojar en la tarea”.
En el párrafo siguiente, un contundente llamado de atención:
“Algunos psiquiatras reconocen en ‘el vicio del trabajo’ un síndrome -conjunto de síntomas que puede bastar para caracterizar una enfermedad-, pero otros opinan que se trata de una exageración. Para los primeros, el sujeto se produce un daño a así mismo y también a su familia, a la que descuida. Para los segundos, no hace más que alimentar su propio orgullo.
Una tercera alternativa está dada por los profesionales que sostienen que los trabajaditos no son en sí mismos buenos ni malos, sino personas ‘frustradas o sobrecargadas”.
…………………………………………………………………………………………………………………
Se impone una pausa…
Nidia Orbea Álvarez de Fontanini – Diciembre de 2007.