Poemas de Nidia… en “Palabras para compartir 4”.

  1. Designio.
  2. Argentina, mi país.
  1. Dolor.
  2. Nocturno.
  3. Nostalgia..
  1. Impotencia.
  2. Melancolía.

En Palabras para Compartir 4 (editado en octubre de 1990), se incluyeron algunas referencias a los autores que integraron esa edición. Aquí, la reiteración de lo pertinente a:

Nidia Aurora Guadalupe Orbea de Fontanini

Nació el 24 de Mayo de 1932 en Santa Fe. Ejerció la docencia a nivel secundario (1953-1984) y universitario (1975-1977). En 1980 editó “Poemas para Tioco”, presentado por Gastón Gori con auspicios de la Municipalidad de Santa Fe. Recibió varias menciones y en 1982 Medalla de Plata a la Producción Literaria, en acto conmemorativo del Centenario de La Plata (Bs. As.) realizando una vasta obra de difusión de la literatura santafesina. Participa con ponencias en Congresos Nacionales de Literatura, con ensayos breves: “Gastón Gori, escritor”, Misiones, 1983; “Los forjadores del pensamiento nacional” San Juan, 1985; “Aproximación a la Literatura Santafesina”, Tucumán, 1987; “La mujer en la poesía hispanoamericana” editado en la Semana del Escritor -1984-; incluye poemas de autores santafesinas. Elaboró varias obras pedagógicas, agotadas en la tercera edición. “Proyecto ERIMAG”, reforma curricular nivel primario, fue consultada por el MEC de Santa Fe, en 1981; ha participado con ponencias en varios Congresos de Cultura, específicamente de Educación por el Arte, con propuesta didácticas aplicadas con excelente resultado. “La mujer tallada” es su primer libro de narrativa. Incluida en el Diccionario de Poetas argentinos, edición del Fondo Editorial Bonaerense. Sucesivas ediciones de poemas, cuentos, historia, revelan su vocación literaria y su dedicación que ha sido reconocida en España e Italia, con la edición de sus trabajos en revistas literarias y por medios de comunicación social. En 1987 fue traducida al italiano la canción infantil “La lumaca”Caracol, del Libro “Crecer”, edición 1985; y actualmente están traducidos varios poemas que han sido ilustrados en Italia.

En 1989 concreta el proyecto PALABRAS PARA COMPARTIR”, tres fascículos con poemas, aforismos y cuentos de escritores santafesinos, presentados en Santa Fe, Santa Clara de Buena Vista y Avellaneda, provincia de Santa Fe.

En edición limitada (cuatro ejemplares entregados como Homenaje), publica “Yodo Kumani, un símbolo” (cuenta-cuentos japonés); “Como nacen los brotes”, testimonios de la Guerra Civil Española; “El camino de nuestra revolución” y “En las manos de Dios”, acercamiento a la vida y obra de San Francisco de Asís. Fotografías de Leonor Favaccio crean “Imágenes y Sentimiento”, poemario expuesto en el Correo Central de Santa Fe. Concluyó su libro: “La comuniquedia de la poliburocracia”, historias y ficciones…

                                                           * * * * * * * *

Los poemas que aquí se reiteran, están impresos en Palabras para compartir 4 – presentado en Octubre de 1990 – “Mes de las Familias”.

Nidia Marta Susana junto a su amado Rubén Fernández Gil y con Josefina, nacida el 11 de enero de 1986 en sus brazos… cruzó el Océano el 9 de diciembre de ese año y renovaron sus sueños en Cataluña, recién llegados en Barcelona, meses después en Lloret de Mar, Gerona.

Desde entonces, en la Costa Brava española, también con Lucía a partir del 20 de noviembre de 1989, siguen viviendo y conviviendo con alegrías y vitales esperanzas.

En el otoño de 1990, eran seis los nietos y en versos han quedado señales y oportunas claves.

Marta

Descúbreme en la hoja que tiembla,

en la noche y en sus lágrimas de rocío,

en las pupilas de tu hija.

Después… cierra los ojos

y sueña.

La vida es sueño y vivimos con ensueños.

La vigilia nos regala sentires…

rostros que nos miran y otros, ausentes.

El punto exacto de la alegría

está en cada despertar, renaciendo.

29-12-86 – Hora 17.20

* * * * * * *

Desnudas están las ramas,

sin reverencias

ni clamores.

Como en noviembre

en Gerona,

los árboles de junio

cerca del Paraná

desnudas lucen sus ramas.

Misterio anunciado,

silenciosa promesa.

Diciembre llegará con sus flores,

con sus frutos.

Un árbol

espera la alegre ronda.

Seis niños girarán

a la sombra

de su renovada fronda.

Instante final.

 

Yo te presiento

con un rumor de caraco1as

que misteriosamente te acercas y te alejas,

como una sombra lánguida

en un atardecer inesperado,

como un fantasma en mis trágicos sueños.

y me cubro los ojos con imágenes lejanas,

y lleno mis oídos con el canto de mis seres amados,

y ahueco mis manos para pedirte piedad,

que aún es pronto ¡déjame vibrar! . . .

que aún tengo mucho

por hacer y por dar.

                                                           Poema 26.

Del libro inédito

“De mis raíces” – 1981.

I. Designio

 

Yo sé que voy pisando

donde otros pisaron

y que hay

sepulturas ancestrales

de sonrisas y esperanzas,

convertidas con los siglos

en el polvo imperceptible

que en gramilla

ha florecido.

Yo sé que voy pisando

donde otros pisaron

y me duele no verlos

pero me reconforta

el saber que los siento.

… y que yo también

cuando acabe el concierto,

me alzaré con los vientos

y caeré

como fusa

en el pentagrama

de los surcos hambrientos.

2-11-1981

II. Argentina, mi país.

 

Imagen indígena, llena de sombras,

dibujada con perfiles ignorantes,

nacida del horror y del misterio

de una constelación de hombres errantes.

Mi Argentina…

exportadora de talentos.

Cuando en ti fielmente posen la mirada

descubrirán el brillo de tus artes

y la virtud señera de tus hombres.

No más imagen indígena,

llena de sombras. . .

Asombrarás al mundo

y será la Cruz del Sur

la que siempre marque tu rumbo.

Octubre de 1981

III. Mi imagen.

Huyo del espejo

y de su imagen. . .

que es mi imagen.

Tengo que rendirme

ante la evidencia

de ser

la máscara de la tragedia.

El rictus de mi boca,

cruel me delata:

fueron menos las sonrisas

que él aquilata.

Prefiero a ciegas

retener el contorno,

detenerme en la mejilla surcada

que espera otra mejilla. . .

que ya no vendrá

porque

huyó

a hurtadillas.

IV. Dolor.

Dolor

…por mantenerme igual

            en lo que debí cambiar.

…por haber anclado

            cuando debí zarpar.

…por haber hablado

cuando debí callar.

…por haber llorado

cuando debí sonreír.

Dolor…

por no saber

si mañana

los veré

a todos

otra vez.

V. Nocturno

Angustias noctámbulas

me habitan

desde siempre

en una celda

oscura.

No hay carcelero,

ni cerrojos,

ni ruido a llaves. . .

y yo, no desespero.

Aletargadas esperanzas

despertarán

mañana.

Así lo espero,

desde

s i e m p r e.

VI. Nostalgia.

…Y nunca más

poder hacer rosarios

con gotas de agua fresca

para regar tu jardín,

abuela…

compartiendo

tu espera.

24 de octubre de 1981.

(A un año de la presentación de “Poemas para Tioco”

con palabras de GASTÓN GORI, en Sala Marechal del Teatro Municipal

“1o. de Mayo”de Santa Fe de la Vera Cruz, Argentina.)

 

VII. Alegría.

 

¡Ah!. . .

…esos minutos…

compartiendo un bocado,

sin rumor de cubiertos…,

con música

de voces

amantes

y

amadas.

VIII. Esperanza.

Esperanza

…de amanecer

                       en la alborada de tus días;

…de renacer

                     en el milagro de tus miradas;

…de avanzar

                     peldaño a peldaño,

                     como siempre,

                     sin avasallar;

…de descender

. . . de

                       peldaño a peldaño,

                       como siempre…

                       hasta morir.

IX. Impotencia.

Impotencia

…por estar contenida

irremisiblemente,

en un espacio

que abarca

la infinitud

del querer

habitando

la finitud

de

mi ser.

X. Melancolía.

 

Melancolía…

….ese dejarme estar

en silenciosas tardes,

engarzando

los minutos del pasado

y

el presente,

recopilando emociones;

…ese hilvanar…

ilvanar palabras,

con hilos de existencia…

para que nazcan poemas.

(Primeros poemas de

“Sentires”, libro inédito, 1981).