Aproximación a la Sagrada Biblia.

biblia-41[1]

HOMENAJE… al Patriarca de los Pájaros.

Es oportuno reiterar lo expresado en…

Sabiduría. Capítulo VII. 3. Y luego que nací, respiré el común aire, y ahí sobre la misma tierra que todos; y mi primera voz, como la de todos los demás niños, fué de llanto.

………………………………………………………………………………………….

Capítulo II. 4. Caerá en olvido con el tiempo nuestro nombre, sin que quede memoria de nuestras obras”.

…………………………………………………………………………………………………

“Capítulo VI. 23. Amad la luz de la sabiduría todos los que estáis al frente de los pueblos.”

…………………………………………………………………………………………………

Capítulo XXVI El hombre debe contentarse con moderadas riquezas, y permanecer en el temor del Señor. Modestia en el hablar. Guardar el secreto al amigo. No armar lazos a otro.

9. “Si tú vas en pos de la justicia, la alcanzarás, y te revestirás de ella como de una vestidura talar de gloria; y con ella morarás, y ella te amparará para siempre, y en el día de la cuenta o del juicio hallarás en ella apoyo.

“10. Las aves van a juntase con sus semejantes así la verdad va a encontrarse con los que la ponen en práctica.” p. 758

………………………………………………………………………………………………..

Lecturas y síntesis:

Nidia Orbea Álvarez de Fontanini.

17 de octubre de 2006.

Homenaje a Gastón Gori

Gastón Gori –Pedro Raúl Marangoni, nacido en Esperanza el 17 de noviembre de 1915, hijo de Basilio Marangoni y de Emilia Saccavino-, meses después de la presentación de “El día de los pájaros” -noviembre de 2002-, dialogaba bajo la bignonia junto a Charito –Elda Rosaura Campana de Marangoni– y a la Tacuarita que una vez más se había acercado al reinado de… El Patriarca de los Pájaros.

En aquellas circunstancias, Gastón declinaba en su visión ocular y ya no podría escribir los tres libros que ya había desarrollado mentalmente. Decía que hubiera deseado poder leer más y en ese momento nombró “la Biblia”.

En aquel tiempo, ora se apoyaba sobre la cabeza de pato de bronce de su primer bastón o utilizaba el artesanal bastón de madera, asta y metal que le había regalado el Padre Pepi Duarte

Así lo hemos recordado en esta primavera del sexto año del siglo veintiuno, con “la niña de sus ojos”, como decía Gastón refiriéndose a Mónica, su hija.

Aludió Mónica Marangoni a diversos párrafos escritos por Gastón refiriéndose a textos bíblicos. Tras la portada de “La muerte de Antonini” (Buenos Aires, Editorial Doble P, 1956), Gastón Gori reiteró lo escrito en una versión del capítulo XXI, versículo 19 del “Evangelio según San Mateo”:

No brote ya fruto de ti por siempre jamás”. SAN MATEO.

…escritura referida al momento en que “Jesús entra en Jerusalén aclamado por Mesías” y “viendo una higuera junto al camino, se acercó a ella; en la cual, no hallando sino solamente hojas, le dijo: i

Esa conmovedora novela que aproxima a la existencia de un avaro, empieza así:

“Haré el examen general de tu vida, aquí mismo, frente a tu cadáver. Nadie lo conocerá por ahora, pero lo he de escribir para que se conozca mejor tu vida sembradora de desventuras; tu vida ubicada en un mundo terrible, que te creaste al margen de los que viven concientes de los valores que ennoblecen al hombre con sus esperanzas, sus necesidades, su derecho a la justicia que no siempre se logra con la recta aplicación de las leyes, esas que tú conocías al dedillo en la parte que favorecían tu asombrosa avaricia. Te habías creado un mundo tuyo, reducido a ti mismo, como si fueses capaz de poseer con firmeza, más allá de la materia, los bienes y las cosas que incorporabas a tu patrimonio cuantioso. He de recorrer los caminos fundamentales de esa vida tuya, tremenda creadora de riquezas que luego concretabas férreamente, aunque aparentabas blandura, aunque sonreías como si no vieras los escombros del dolor que aparejabas, allí donde tu alma ambiciosa hacía que te aproximaras.

Aquí estás, en el lujoso ataúd que contrasta con la sencillez de la galería cerrada con mamparas de vidrio inglés, construida cuando ese material era el mejor por fuerte y por barato Tú mismo trabajase el armazón de hierro y compraste algunos vidrios; otros, de diversos colores, los conseguiste de regalo en una obra en demolición. ¡Qué tiempos aquellos!” ii

…………………………………………………………………………………………………………… “Del parral cortabas las uvas ya marchitas que se pudrían agujereadas por las abejas o picoteadas por los pájaros, y no las dabas a los niños de tus vecinos, que las codiciaban. Las arrojabas a tus gallinas temeroso de ser un abusivo derrochador de esa riqueza que te venía de la tierra.” iii

……………………………………………………………………………………………………………

No ha sido por casualidad, que Gastón Gori… bajo el naranjo, a fines de la década del ’30 ya necesitara expresar su “Rebeldía”: iv

“Estúpidos señorones

que pasean,

ríen y da voces

de pedante suficiencia:

Que dan monedas

a los filósofos

de tabernas;

Y van a la iglesia

para ser vistos

por Su Excelencia;

¡Cuidad!… El trono vuestro,

es el cuello y la pechera,

la estúpida arrogancia

y las monedas…

Tampoco ha sido por casualidad que Gastón Gori en 1976, publicara Pase señor fantasma… en las ediciones Tupambaé (“tierra de Dios” en voz guaraní siendo amambaé, tierra de los hombres), publicaciones impulsadas y promovidas por él con el propósito de difundir obras de autores santafesinos.

En la última página, anunció próximos libros y entre ellos, “Don Dalmacio y la santa Rita” que aparentemente no ha sido editado porque en realidad, los responsables de la editorial Best Seller, en 1981 decidieron imprimir dos mil ejemplares de ese conjunto de relatos y apólogos, con el título El obsequio de los pájaros

Dalmacio, el conocido Dalmacio Gálvez desde que fue difundido el libro Y, además era pecoso… referido a la infancia de Pedro Raúl Marangoni, es evidentemente el autor de La santa rita podada, el último relato de esa edición que inició una insoslayable trilogía referida a los pájaros: “El señor de los picaflores” (2001) y “El día de los pájaros” (noviembre de 2002).

Expresa Dalmacio, Dalmacio Gálvez… en sucesivos párrafos de aquel relato:

Gastón cree comprenderme pero más lo conozco yo a él y a su inveterada manía de reunir escritos de otros y darlos a la imprenta. Lo acertado de él y que lo lleva hacia las linotipos- es que no cree en el beneficio de escribir por escribir o de hacerlo por tonta vanidad y halago de otros. Ni cree en la belleza por la belleza misma. ¡Esto lo aprendió de mí! Enumerar lo que no cree llevaría poco tiempo, pero largo, larguísimo sería enumerar todo aquello en que cree. Perdura en estado de inocencia, y quizá en el de ingenuidad. A mí me comparó con un camuatí por eso de ser feo por fuera y tener como dice- miel por dentro. No ha reparado en que él mismo se retrata y olvida que si en él mismo profundizara hallaría que pudo ser un San Francisco de Assís dañado de paganismo o un demonio divertido, sagaz y sin crueldades.” 

Podé la santa rita. Gastón me vio con espanto subir las escaleras.

-A su edad, dijo, se expone a esos peligros de pinchaduras tóxicas o de caída, y fracturación total del esqueleto…

-¿Qué edad es ésta que tengo?, le respondí con dulzura. Acaso no es aquella en que un hombre puede podar una santa rita? Es decir ¿acaso no es la edad de afrontar todas las espinas, todos los garfios y púas y alevosas puntas y malignas agudezas que hieren? ¿Acaso no es la edad de subirse a lo alto y bajar de allá con las manos o el alma- llenas de la belleza de unas flores, o de los despojos de unas ramas aún fragantes y con frescura?

Creo en los padecimientos de Santa Rita y así como desde siglos atrás una mujer herida en la frente y llagada su herida santificó su nombre, ¿porqué un oscuro don Dalmacio no ha de tener la vanidad de dudar y creerse privado o inmune a heridas y laceraciones? Subrayado aquí

No le temo a las espinas de la santa rita. ¿Acaso el dolor de una espina clavada es más duradero que la alegría de vivir?

Con astucia extraviaré esta página. Si Gastón la encuentra vacilará en agregarla al libro que se está armando papel a papel hallado, como albañil que construye, ladrillo a ladrillo. Me intriga saber si aún lo titula ‘El obsequio de los pájaros’…” v

…………………………………………………………………………………………………………………………………

Cerca de… “Pájaros en la isla”

Tras leer lo expresado por Gastón Gori en El señor de los picaflores -libro presentado por el rector Ingeniero Mario Barletta en diciembre de 2001 en el patio de la Universidad Nacional del Litoral-, imaginé a Gastón en la isla durante el casi legendario 29 de julio de 1989, cuando el poeta estaba cerca de su hijo Raúl y sonreía mientras dejaba en su escritura algunas claves acerca de lo relatado por “Andrés… muchacho que se rebeló como muy inteligente contando cuentos; uno de ellos es este: Frente a una iglesia estaba un hombre tratando de hacer arrancar el motor de su motocicleta, infructuosamente. Insistía ‘pateándole’ el pedal, ya enfadado con su máquina. Porfió y porfió sin resultado, en eso sale un cura, lo ve en las desdichas de las fallas insuperables y le dice ‘Hijo mío, entra a la iglesia conmigo y pedile a Dios que haga arrancar tu motocicleta’. Bueno, dijo el hombre. Entraron al templo. Al terminar los rezos y la rogativa, salen ambos. El hombre apenas pedalea su moto, la máquina arranca de maravilla y veloz, se aleja por el camino. Exclamó el cura: ¡Si no lo veo no lo creo!

Todos festejamos la sutil intención del cuento.” vi

……………………………………………………………………………………………………………………………..

Diciembre de 2001…

Mientras dialogamos bajo la bignonia, es evidente que “Gastón sigue siendo el hombre de la Esperanza, por su origen y su esencia.

Al llegar a su hogar, la presencia de Charito es como lumbre perenne en el escenario de la vida. Sonríen y hablan con lenguaje sencillo, observan y sienten la vigencia de las cosas simples: un trino, un vuelo, gotas de agua: llovizna o rocío…

En ese universo se descubren otros ritmos, vitales ciclos, esperanzada existencia.

Es la armonía señalada por el arte de vivir y convivir: confluencia de los caminos del Amor, la Belleza y la Caridad; reflejo de un Evangelio que trasciende las páginas de la Biblia porque son actitudes cotidianas de personas, de hombres -Hombres- que no esperan homenajes porque es nada hay comparable a una mirada comprensiva, a un fraternal abrazo”. vii

…………………………………………………………………………………………………………………………

En las “Cartas Católicas” del Nuevo Testamento, en la Epístola de Santiago, Capítulo II, “advierte el Apóstol que la acepción de personas no se compone bien con la fe de Jesucristo, y que la fe sin las obras buenas es como un cuerpo sin alma”. En el tercer versículo, advierte que si se elige al que llega “con vestido brillante” para ofrecerle un “buen lugar” y “por el contrario al pobre: Tú estáte allí en pie, o siéntate acá a mis pies”, en ese momento ya se ha obrado como “jueces de sentencias injustas”. En el versículo octavo, el Apóstol advierte:

“Si es que cumplís la ley regia de la caridad conforme a las Escrituras: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis”…

Incontables veces, Gastón con sus actitudes demostró ser consciente del significado profundo del decir: “Amaos los unos a los otros”

Así lo manifestó también en su escritura y en sus discursos.

Demostró con sus actitudes cotidianas, saber lo que está escrito en el Evangelio según San Mateo, en el capítulo VI:

“3. Mas tú cuando des limosna, haz que tu mano izquierda no perciba lo que hace tu derecha,

“19. No queráis amontonar tesoros para vosotros en la tierra”…

“21. Porque donde está tu tesoro, allí está también tu corazón.”

“26. Mirad las aves del cielo cómo no siembran, ni siegan, ni tienen graneros

Es evidente que ya había empezado a conocer a Pedro Raúl Marangoni Saccavino, quien tras la primera aproximación a Dalmacio Gálvez logró advertir que “para Gastón Gori la plenitud es comparable ‘con la imagen de un rostro de mujer, dulce, apacible, con la serenidad del amor logrado’.” viii

El mar es lo principal, la gota lo accesorio”.

Ningún hombre de este país podrá ser acusado de ideas foráneas porque defiende sus riquezas de la voracidad imperialista o su soberanía en contra de las presiones de EEUU!…

Ésta es la estatura moral de Gastón Gori, un ejemplo.” ix

……………………………………………………………………………………………………………………….

Es oportuno destacar que tras el Último Desprendimiento de Gastón, en Santa Fe de la Vera Cruz el 17 de noviembre de 2004, un sacerdote que había leído parte de sus obras, dialogó con Mónica Marangoni Campana y dijo:

…si este hombre era ateo, que queda para nosotros…”

Sábado 21 de octubre de 2006

Hora: 13:11:34 – N. O. F.

* * * * * * * * *

Una aproximación a “la Sagrada Biblia traducida por el P. Petisco, insigne profesor jesuita de la Universidad de Salamanca, fue publicada por el Ilustre D. Félix Torres Amat” en el siglo XIX y “gracias a esta versión, que se popularizó ampliamente, los fieles tuvieron acceso pleno a la Escritura, entrando el Libro Sagrado en muchos hogares cristianos de habla hispana”.

A fines del siglo veinte, la Editorial Océano de Madrid difundió una edición con prólogo del Presbítero Luis Serralach, y casi al final se destaca que “es una historia diferente de las demás historias. Es, paso a paso, la educación espiritual de los hombres, efectuada por el mismo Dios.

Los poetas suelen sentir profundamente el valor religioso de la Biblia. Descubren en ella a Dios que se revela a sí mismo hablando al hombre”.

Vivencias del poeta José Bartolomé Pedroni…

En 1984, el profesor de Educación Física Norberto Victorio Zen, director del Instituto Provincial de Arte de Santa Fe, creado a principios de ese año -desde el 10 de diciembre de 1983, gobierno del CPN José María Vernet, ministro de Educación y Cultura Dr. Domingo Colasurdo y subsecretario de Cultura Dr. Jorge Alberto Guillén-; durante un diálogo al imponerse el nombre de “José Pedroni” al citado instituto, rememoró que el titiritero poeta siendo Director General de Cultura en tiempos del gobernador Dr. Aldo Tessio, recibía diariamente en “su despacho” a uno de sus dilectos amigos, el doctor Agustín Zapata Gollán, destacado xilógrafo e impulsor de las excavaciones para ubicar el yacimiento arqueológico de Santa Fe, la vieja fundada por el vizcaíno Juan de Garay, el 15 de noviembre de 1573.

Comentaba Beto Zen lo que en la década siguiente publicó el poeta Jorge Isaías en el prólogo de José Pedroni – Papeles inéditos, reiterando lo relatado por Jorge Campana, entonces funcionario de la Delegación Zona Sur de la Subsecretaría de Cultura y que había sido el secretario privado de Pedroni durante aquel desempeño como funcionario provincial: “…en sus mañanas de funcionario, Pedroni se encerraba en su despacho con su dilecto amigo, el Dr. Agustín Zapata Gollán para leer atentamente algunos versículos de la Biblia y también el desencanto que le producía cuando su secretario” –Jorge Alberto Campana– le recordaba la primera audiencia de la mañana, debiendo entonces suspender hasta el día siguiente tan fascinante lectura.” x

Aves, pájaros y árboles… en el ANTIGUO TESTAMENTO.

“El Génesis”

En el Capítulo Primero: “Creación del mundo. Forma Dios el cielo, la tierra, los astros, las plantas y animales, y especialmente al hombre, al cual sujeta todo lo creado”. xi

“20. Dijo también Dios: Produzcan las aguas reptiles animados que vivan en el agua, y aves que vuelen sobre la tierra, debajo del firmamento del cielo.

21. Crió, pues, Dios los grandes peces, y todos los animales que viven y se mueve, producidos por las aguas según sus especies, ya asimismo todo volátil según su género. Y vió Dios que lo hecho era bueno.

22. Y bendíjolos, diciendo: Creced y multiplicáos, y henchid las aguas del mar: y multiplíquense las aves sobre la tierra.

23. Con lo que de la tarde y mañana, resultó el día quinto.

24. Dijo todavía Dios: Produzca la tierra animales vivientes en cada género, animales domésticos, reptiles y bestias silvestres de la tierra según sus especies. Y fue hecho así.” /…/

25. Y por fin dijo: Hagamos al hombre a imagen y semejanza nuestra; y domine a los peces del mar, y a las aves del cielo, y a las bestias, y a toda la tierra, y a todo reptil que se mueva sobre la tierra.” Negritas aquí.

“29. Y añadió Dios: Ved que os he dado todas las yerbas, las cuales producen simiente sobre la tierra, y todos los árboles, los cuales tienen sen sí mismos simiente de su especie, para que os sirvan de alimento a vosotros.

30. Y a todos los animales de la tierra, ya todas las aves del cielo, y a todos cuantos animales vivientes se mueven sobre la tierra, a fin de que tengan que comer. Y así se hizo.

31. Y vió Dios todas las cosas que había hecho: y eran en grande manera buenas. Con lo que de la tarde y de la mañana, se formó el día sexto.

En el “Capítulo II: Acabadas las obras de la creación, en los seis días, descansa Dios en el séptimo, y santifica este día. Coloca al hombre en el paraíso: forma a Eva, e instituye el matrimonio.” Ob. cit. p. 4

En el “Capítulo VI: Las costumbres perdidas de los hombres ocasionan el diluvio. Construcción del arca.” p. 8

Capítulo VII Luego de entrado Noé con su familia en el arca, envía Dios el Diluvio universal. /…/

“6. Era Noé de edad de setecientos años cuando las aguas del diluvio inundaron la tierra.

7. Y entró Noé en el arca por salvarse de las aguas del diluvio, y con él sus hijos, su mujer, las mujeres de sus hijos.

8. Asimismo de los animales limpios y no limpios, y de las aves, y de todos los que se mueven sobre la tierra,

9. Se le entraron a Noé en el arca de dos en dos, macho y hembra, como el Señor lo tenía ordenado a Noe.

10. Pasados los siete días, las aguas del diluvio inundaron la tierra.” /…/

“12. Y estuvo lloviendo sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches.” p. 9

Capítulo VIII Disminuidas las aguas del diluvio, después de haber Noé enviado el cuervo y la paloma, sale del arca, y ofrece a Dios sacrificio agradable. /…/

“3. Y se fueron retirando de la tierra las aguas ondeando y retrocediendo: y empezaron amenguar después de los ciento cincuenta días.” /…/

“6. Pasados, después cuarenta días, abriendo Noé la ventana que tenía hecha en el arca, despachó al cuervo:

7. El cual habiendo salido, no volvió, hasta que las aguas se secaron sobre la tierra.

8. Envió también después de él la paloma, para ver si ya se habían acabado las aguas en el suelo de la tierra.

La cual como no hallase donde poner su pie, se volvió al arca, porque había aún agua sobre la tierra: así alargó la mano, cogiéndola la metió en el arca.

Esperando, pues, otros siete días más, segunda vez echó a volar la paloma fuera del arca.

Mas ella volvió por la tarde, trayendo en el pico un ramo de olivo con las hojas verdes: por donde conoció Noé que las aguas habían cesado de cubrir la tierra.

Con todo eso aguardó otros siete días: y echó a volar la paloma, la cual no volvió ya más a él.” /…/

“Salió, pues, Noé, y con él sus hijos, su mujer y las mujeres, de sus hijos.

Como también salieron del arca todos los animales, bestias y reptiles que serpean sobre la tierra, según sus especies.

Y edificio Noé un altar al Señor y cogiendo de todos los animales ya ves limpias, ofreció holocaustos sobre el altar.

Y el Señor se complació en aquel olor de suavidad, y dijo: Nunca más maldeciré la tierra por las culpas de los hombres atento a que los sentidos y pensamientos del corazón humano están inclinados al mal desde su mocedad: o castigaré, pues, más a todos los vivientes como he hecho.

Mientras el mundo durare, no dejarán de sucederse la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, la noche y el día.” p. 9-10

……………………………………………………………………………………………………………………….

Los Dos Libros de los Reyes se inician “con el reinado magnífico de Salomón; prosigue después con la lamentable situación del pueblo de Israel, dividido en dos reinos, Israel y Judá, que guerrean entre sí. Pero lo que más preocupa al autor sagrado es la vida religiosa de la nación. Explica la pugna entre la religión verdadera y los restos del paganismo cananeo, animados por la tendencia de los hebreos a la veneración de diversos dioses y al culto e divinidades ajenas: las fenicias primero, las asirías y caldeas más tarde Finalmente las dos monarquías en que se dividió la de Salomón son sometidas a Asiria y Caldea; los judíos que no se perdieron entre las naciones gentiles, purificados de su pecado de idolatría, volvieron luego a trabajar por la restauración de Jerusalén y a preparar la venida del Mesías.” P. 348

Libro Primero de los Reyes.

Capítulo XVII Elías cierra el cielo durante tres años para que no llueva. Retirado en el desierto, provéenle los cuervos de alimento: se hospeda después en casa de la viuda de Sarefta, a cuyo hijo resucita. P. 373

“2. Y le habló el Señor, diciéndole.

3. Sal de aquí, y encamínate hacia el Oriente, y escóndete en el arroyo de Carit, que está en frente del Jordán.

4. Allí beberás del arroyo; y ya he mandando yo a los cuervos que te lleven allí de comer.

5. Fuese, pues, y ejecutó las órdenes del Señor; y retiróse junto al arroyo de Carit, que corre en frente del Jordán;

6. A donde los cuervos le llevaban pan y carne por la mañana, y asimismo pan y carne por la tarde; y bebía del arroyo.”

…………………………………………………………………………………………………………………………………

Libro de Job

“Nada sabemos del autor de este libro. Los antiguos lo atribuyeron a Moisés. Lo único cierto es que se trata de un monumento importante a la poesía y la literatura hebrea; probablemente pertenece a su edad de oro. Se caracteriza por la pureza de su lenguaje y la elevación y elegancia del estilo.” p. 552

En el Capítulo XII, “Job redarguye a sus amigos” expresando:

“4. Quien sufre como yo ser escarnecido de su propio amigo, invoque a Dios que le oirá; ya que se hace mofa de la sencillez de justo.” /…/

“6. Las casas de los ladrones abundan de bienes, y ellos osadamente provocan a Dios, siendo así que él es quien les ha puesto en las manos todo lo que tienen.

7. Pregunta si no a las bestias, y te lo enseñarán; y a las aves del cielo, y te lo declararán.” /…/

“10. En su mano tiene Dios el alma de todo viviente, y el espíritu de toda carne humana.” p. 561

En el Capítulo XXXIX: “Continúa el Señor mostrando a Job cuánto va de la criatura al Criador. Job reconoce que ha hablado inconsiderablemente.p. 583

“1. ¿Por ventura ¡oh Job! ¿Tienes noticia del tiempo en que las cabras montesas paren entre las breñas, o has observado las ciervas al tiempo de su parto?” /…/

“13. La pluma del avestruz es semejante a la pluma de cigüeña y del gavilán.

Cuando, pues, esta ave abandona sus huevos en tierra ¿por ventura serás tú quién los calentará o empollará debajo del polvo?

No precave ella que ningún pie los pise, ni que los huellen las bestias del campo.

Es insensible y dura para con sus hijos, como si fuesen ajenos; inutiliza su trabajo, sin verse forzada a ello por temor ninguno;

Sino porque le negó el Señor para eso el instinto, y no le dio el discernimiento.

Sin embargo, cuando llega la ocasión de verse perseguida, ayuda con las alas sus pies, y deja burlados al cazallo y al caballero.” p. 583

…………………………………………………………………………………………………………………………………

Los Salmos

“Este libro se compone de un conjunto de cantos, himnos, olas, salmos y alabanzas del Señor. Se trata de un género antiquísimo entre los hebreos y sus textos están destinados al canto y la recitación. Su riqueza poética y su armonía métrica facilitaban el aprendizaje oral. Eran, pues, un medio seguro de conservar el acervo de la historia nacional. Pero los judíos consagraron su poesía íntegramente a las alabanzas del Señor y al servicio de la religión.”

“El Libro de los Salmos, también llamado Salterio, suele denominarse Salterio de David. Mas esto no significa que sea el rey David único autor de la obra. Es solamente el autor principal y se le considera el salmista más eximio de Israel.”

“La antigüedad de estas inscripciones oscurece a nuestros ojos su sentido. De todos modos, dichas inscripciones atribuyen doce salmos al levita Asaf; otros doce a los hijos de Coré; uno a Etán; otro a Moisés; sesenta y cuatro a David y uno a Salomón. Quedan cincuenta y nueve que son anónimos. Es muy probable que el compilador fuera Esdras. Los ciento cincuenta salmos se dividen en cinco libros, que probablemente son otras tantas colecciones hechas en distintas épocas por autores diferentes. Esto se evidencia tanto en detalles de la ordenación general como en el uso que en los distintos libros se hace del nombre del Señor. En el libro primero predomina el nombre de Yavé. En el segundo es más abundante el nombre de Elohim. En el tercero figuran equilibradamente los nombres de Yavé y de Elohim. En el cuarto y en el quinto se habla de Dios casi exclusivamente con el nombre de Yavé.p.587

La época de la redacción de los salmos abarca un lapso… muy prolongado: desde los comienzos de la monarquía (siglo XII antes de C.) hasta después de la cautividad de Babilonia (siglo V antes de C.). /…/

Los libros poéticos hebreos son los más bellos del Antiguo Testamento; y los Salmos, en concreto, encierran una fuerza singular para despertar en los lectores los sentimientos más piadosos y los más elevados sentimientos.”

Aquí, la reiteración de los tres primeros versículos del Salmo Primero:

“1. Dichoso aquel varón que no se deja llevar de los consejos de los malos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se asienta en la cátedra pestilencial de los libertinos;

2. Sino que tiene puesta toda su voluntad en la ley del Señor, y está meditando en ella día y noche.

Él hará como el árbol plantado junto a las corrientes de las aguas, el cual dará su fruto en el debido tiempo, y cuya hoja no caerá nunca, y cuando él hiciere tendrá prospero efecto”. p. 588

Salmo VIII

“Admirable providencia del Señor para con el hombre, tanto en su creación, como en su renovación por Jesucristo.” P. 591

“2. Oh Señor, Soberano Dueño nuestro, ¡cuán admirable es tu santo Nombre en toda la redondez de la tierra. Porque tu majestad se ve ensalzada sobre los cielos.” /…/

“4. Yo contemplo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú criaste, y exclamo:

5. ¿Qué es el hombre, para que tú te acuerdes de él? ¿O qué es el hijo del hombre, para que vengas a visitarle?

6. Hicístele un poco inferior a los ángeles, coronástele de gloria y de honor.

7. Y le has dado el mando sobre las obras de tus manos.

8. Todas ellas las pusiste a sus pies; todas las ovejas y bueyes, y aún las bestias del campo;

9. Las aves del cielo, y los peces del mar que hienden sus ondas.

10. O Señor, Soberano Dueño nuestro, ¡y cuán admirable es tu nombre en toda la redondez de la tierra!” p. 591 /…/

Salmo X

“2. En el Señor tengo puesta mi confianza: ¿Cómo, pues, decís a mi alma: Retírate prontamente al monte, como una ave que huye?

3. Mira que los pecadores han entesado el arco, y tienen preparadas saetas dentro de su aljabas, para asaetar a escondidas a los que son de corazón recto.” p. 592

Salmo XC

“El justo que confía en Dios, vence todos los peligros.

Alabanza y cántico de David.

El que se acoge al asilo del Altísimo, descansará siempre bajo la protección del Dios del cielo.

Él dirá al Seor. Tú eres mi amparo y refugio; el Dios mío a quien esperaré.

Porque él me ha librado del lazo de los cazadores y de terribles adversidades.

Con sus alas te hará sombra, y debajo de sus plumas estarás confiado.

Su verdad te cercará como escudo; no temerás errores nocturnos.

Ni la saeta disparada de día, ni al enemigo que anda entre tinieblas, ni los asaltos del demonio en medio día.”

Salmo CXLVIII

“El Profeta convida a todas las criaturas a alabar a su Criador”. p. 666

1. Aleluya. /…/

“7. Alabad al Señor vosotras, criaturas de la tierra; monstruos del mar, y vosotros todos, ¡oh abismos!

Fuego, granizo, nieve, hielo, vientos procelosos, vosotros que ejecutáis sus órdenes;

Montes y collados todos, plantas fructíferas, y todos vosotros ¡oh cedros!

Bestias todas silvestres y domésticas, reptiles y volátiles;

Reyes de la tierra y pueblos todos; príncipes y jueces todos de la tierra”…

…………………………………………………………………………………………………………………………………

Proverbios

“El Libro de los Proverbios es el primero de los cinco libros sapienciales, dedicados a la enseñanza de las buenas costumbres. El género de los proverbios o parábolas era extraordinariamente fecundo en la literatura oriental. De modo que no es extraño su cultivo por los hebreos.”

“Como el Salterio de David, el Libro de los Proverbios habla continuamente de la lucha entre el malvado y el justo. Las enseñanzas en él contenidas lo convierten en un tesoro inagotable, como señalaba San Jerónimo. Predominan en él las normas de moral comportamiento y forma de vida.”p.668

Capítulo XXIII

“De la moderación que debe observarse en la mesa de los grandes; educación de los hijos; templanza, continencia y perseverancia en el santo temor de Dios.”

“5. No pongas tus ojos en riquezas que no puedes adquirir; porque ellas tomarán alas como de águila, y se irán volando por el aire.” p. 687

Capítulo XXX

“El sabio cree no saber nada. Se habla enigmáticamente de cuatro vicios pésimos e insaciables que tienen perturbado al mundo, y que debemos procurar evitar.” p. 693

“18. Tres cosas me son difíciles de entender, o más bien cuatro; las cuales ignoro totalmente:

El rastro del águila en la atmósfera, el rastro de la culebra sobre la peña, el rastro de la nave en alta mar, y el proceder del hombre en la mocedad.” /…/

“21. Por tres cosas se perturba la tierra, o más bien por cuatro, las cuales ella no puede sufrir;

22. Por un esclavo que llega a reinar; por un tonto harto de comida;

Por una mujer que se casa con el que aborrece; y por la esclava que es heredera de su ama.” /…/

“29. Tres cosas hay que andan con mucho garbo, o más bien cuatro; las cuales marchan con gran gallardía:

30. El león, que como el más fuerte de todos los animales, no teme el encuentro con nadie;

31. El gallo, que anda erguido; el carnero padre, que va al frente del rebaño; y el rey, con quien nadie puede medir sus fuerzas.” p. 694

…………………………………………………………………………………………………………………………

Eclesiastés

“Según una tradición judía que recoge San Jerónimo, el Eclesiastés (que en griego significa ‘orador’) es obra de Salomón. La habría escrito al final de su vida, cuando, harto de placeres y arrepentido de su vanidad, dijo la famosa sentencia ‘vanidad de vanidades y todo vanidad’. De todos modos la exégesis moderna aclara perfectamente que el autor de este libro no puede ser Salomón ni ningún coetáneo suyo. Debió ser un sabio israelita posterior a la cautividad y que no mantenía la pureza del idioma, pues está el escrito plagado de palabras foráneas. Con todo, dada la índole del libro, poco importa quién fuera su autor.

El Eclesiastés estudia en esencia el fin del hombre. Como otros muchos textos sagrados, afirma que la vida humana está sometida al juicio de Dios, que da a cada uno según sus obras. El caso del malvado que prospera y del justo que se ve desgraciado es frecuente y produce gran impresión en el ánimo de los fieles. El Eclesiastés enseña la fe en la inmortalidad del alma y la confianza en la justicia divina. La actitud del Eclesiastés en el estudio del problema del fin del hombre es insistir con fe en la justicia suprema de Dios”… p. 696

Capítulo XII

“Descripción enigmática de los achaques de la vejez. Epílogo de los documentos que ha dado el Eclesiastés.” p. 705

“1. Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que con la vejez venga el tiempo de la aflicción, y se lleguen aquellos años en que dirás: ¡Oh años displicentes!

2. Antes que, debilitándose tu vista, se te oscurezca el sol, y la luz de la luna y de las estrellas; y tras la lluvia vuelvan las nubes.” /…/

“4. Y cerrándose los labios, puertas que son de la calle, por la voz débil de la lengua, que hace el oficio del que muele; e insomnes los hombres se levantarán a la voz de un pájaro, y quedarán sordas sus orejas, que son las que perciben el canto o la armonía.” /…/

“8. Vanidad de vanidades, dijo el Eclesiastés y todo es vanidad.” p. 705

…………………………………………………………………………………………………………………………………

El libro del cantar de los cantares

“La tradición judía atribuye este libro a Salomón, atribución que también los Padres de la Iglesia respetan, si bien no hacen de ella objeto de fe, mientras que la exégesis moderna tiende a retardar la fecha de su composición”. /…/

“Argumentalmente este cántico se supone compuesto por Salomón para celebrar sus amores con la hija del Faraón, la favorita entre sus esposas. Pero este tema profano no debe entenderse en su sentido más directo y literal. Siempre se ha considerado la alianza matrimonial como rica fuente de metáforas.” /…/

“Este libro es, pues, un idilio que canta los amores del Mesías con el pueblo de Israel. La acción dramática es muy escasa y el valor de las imágenes, por regla general, de tipo alegórico.

La mística y muy especialmente la española del siglo XVI, siempre ha sentido predilección por El cantar de los cantares. Pero la exégesis mística ha chocado siempre con la pretendida exégesis científica. Ésta última no suele admitir las amplificaciones que hacen los místicos de las imágenes del libro.

El mensaje último de este cántico es que la mística y espiritual unión de Cristo con su Iglesia y con las almas es perfecta y encendida.p. 707-708

Capítulo Primero.

“10. He aquí que me habla mi amado y dice: Levántate, apresúrate, amiga mía, paloma mía, hermosa mía, y vente al campo.

11. Pues ya pasó el invierno, disipáronse y cesaron las lluvias:

Despuntan las flores en nuestra tierra; llegó el tiempo de la poda; el arrullo de la tórtola se ha oído ya en nuestros campos;

La higuera arroja sus brevas; esparcen su olor las florecientes viñas.

Levántate, pues, amiga mía, beldad mía, y vente:

¡Oh casta paloma mía! Tú que anidas en los agujeros de las peñas, en las concavidades de las murallas, muéstrame tu rostro, suene tu voz en mis oídos, pues tu voz es dulce, y lindo tu rostro.” p.707

Capítulo IV.

¡Qué hermosa eres, amiga mía, que hermosa eres! Como de paloma, así son vivos y brillantes tus ojos, además de lo que dentro se oculta”… p. 709

Capítulo V.

“2. Dormía yo, y estaba mi corazón velando; y he aquí la voz de mi amado, que llama, y dice: Ábreme, hermana mía, amiga mía, paloma mía, mi inmaculada y purísima: porque está llena de rocío mi cabeza, ydel relente de la noche mis cabellos.” p. 709

“10. Mi amado es blanco y rubio: escogido de entre millares de jóvenes. p. 710

11. Su cabeza, oro finísimo; sus cabellos, largos y espesos como renuevos de palmas, y negros como el cuervo.

Sus ojos como los de las palomas que se ven junto a los arroyuelos de aguas”…

Capítulo VI.

Sesenta son las reinas, y ochenta las esposas de segundo orden, e innumerables las doncellitas.

Pero una sola es la paloma mía, la perfecta mía, la Esposa, la hija única de su madre, la escogida de la que la dió a luz”… /…/

“12. Vuélvete, vuélvete, oh Sulamite; vuélvete a nosotras, vuélvete para que te veamos bien.” P. 710

………………………………………………………………………………………………………………………………

Sabiduría

“Se trata de una obra escrita en griego y destinada a los judíos de la diáspora. El título griego de la obra es La sabiduría de Salomón, como si quisiera expresar que el autor sagrado extrajo su doctrina de los libros de Salomón. Respecto del autor sólo pede afirmarse que era un judío helenista o helenizado que conocía bien Egipto y que debió escribir su obra entre los siglos II y I antes de Jesucristo.” p. 713

“Lamentos de los condenados: armas de Dios contra los impíos. Felicidad eterna de los justos.”

Capítulo V. 1. Entonces los justos se presentarán con gran valor contra aquéllos que los angustiaron y robaron el fruto de sus fatigas.”

“8. ¿De qué ha servido la soberbia? O qué provecho nos ha traído la vana ostentación de nuestras riquezas?

Pasaron como sombra todas aquella cosas; y como mensajero que va corriendo; /…/

10. O como ave que vuela a través del aire, de cuyo vuelo no queda rastro alguno, y solamente se oye el sacudimiento de las alas con que azota al ligero viento, y corta con fuerza el ambiente, por el cual se abre caminos; ella bate sus alas y vuela sin dejar detrás de sí señal ninguna de su rumbo”…p. 717

Capítulo XIX.

“1. Mas sobre los impíos o Egipcios, descargó la ira sin misericordia hasta el fin, como que el Señor estaba previendo lo que les había de acontecer.

2. Porque después de haber ellos permitido a los Hebreos que se marchasen, y aun habiéndoles dado mucha prisa para que salieran, arrepentidos, luego, les iban al alcance.” /…/

“11. Y aun después vieron una nueva creación de aves, cuando llevados del antojo pidieron viandas delicadas.” p. 730

Eclesiástico

“Este libro fue llamado por los griegos Sabiduría de Jesús, hijo de Sirac. También lo llamaron Panareto de Jesús, hijo de Sirac; panareto significa en griego ‘discurso que abarca todas las virtudes’. Es una obra semejante a los Proverbios.

Fue escrito en griego por Jesús, hijo de Sirac, judío de Jerusalén; se basó en la obra en lengua hebrea compuesta por su abuelo Jesús. Sabemos que en el año 245 antes de Jesucristo, durante el reinado en Egipto de Ptolomeo Evergetes, hijo de Ptolomeo Filadelfo, se estableció allí el mencionado Jesús”… /…/ “El Eclesiástico se divide en dos partes. Es en la primera donde más se aprecia su similitud con los Proverbios. Canta los aspectos benéficos de la sabiduría y ofrece a los lectores una serie de reglas de conducta en forma de sentencias.” /…/ “La segunda parte es un elogio de los ilustres antepasados de Israel que, regidos por la sabiduría, adquirieron renombre eterno.” /…/ “El motivo de que el Eclesiástico no figure entre los libros canónicos de los Judíos es el idioma en que está escrito; pues la sabiduría rabínica sólo aceptaba entre los textos sagrados aquéllos que estaban escritos en hebreo. También cabe la posibilidad de que el canon judaico ya estuviera inamoviblemente establecido en el momento de la aparición del Eclesiástico.” p. 731

Capítulo XXVI El hombre debe contentarse con moderadas riquezas, y permanecer en el temor del Señor. Modestia en el hablar. Guardar el secreto al amigo. No armar lazos a otro.

9. “Si tú vas en pos de la justicia, la alcanzarás, y te revestirás de ella como de una vestidura talar de gloria; y con ella morarás, y ella te amparará para siempre, y en el día de la cuenta o del juicio hallarás en ella apoyo.

“10. Las aves van a juntase con sus semejantes así la verdad va a encontrarse con los que la ponen en práctica.” p. 758

……………………………………………………………………………………………………………

Los profetas en general.

“En los textos bíblicos se denomina profeta al encargado por delegación divina d hablar al pueblo en nombre de Dios. La profecía, así pues, no es un arte adquirido por el estudio sino un carisma divino. Pero este sentido elemental del nombre profeta se multiplica en diferentes significaciones. Distingamos, pues, las diversas acepciones de la palabra.

Se llama profeta al hombre dotado de conocimientos superiores en temas divinos o humanos. En este sentido llamó San Pablo “profeta de los cretenses” a un buen conocedor de las cosas de aquella tierra. Se daba también el nombre de profeta al que manifestaba conocimiento de cosas ocultas o futuras.” /…/ “Dos misiones principales cumplían los profetas. La primera era de orden consultivo.” /…/ “La segunda y principal misión de los profetas estaba ligada al destino de Israel”. /…/ “Los profetas probaban la verdad de su misión por medio de una vida ajustada a la ley, gran fortaleza para luchar contra los pecados e iniquidades”…

“Los profetas que nos han transmitido sus vaticinios por escrito aparecen en el siglo VIII antes de Jesucristo, época en que los asirios invaden Palestina con grave peligro para la vida religiosa y moral de Israel”… /…/

“La actividad de los profetas siempre tuvo lugar en el seno de la vida política, moral y religiosa del pueblo israelita. Por eso sólo puede entenderse bien a los profetas leyendo la Biblia y conociendo el marco histórico en que ejercieron su ministerio.” p. 783-785

Isaías

Capítulo XVIII

“Profetiza Isaías contra una nación que no nombra.”

“1. ¡Ay de la tierra, címbalo alado, que está a la otra parte de los ríos de Etiopía.” /…/

“3. Habitadores todos del mundo, vosotros que estáis de asiento en el país, cuando fuere alzado el estandarte sobre los montes, vosotros lo veréis, y oiréis el ronco sonido de la trompeta.

4. Porque he aquí lo que el señor me dice:” /…/

“6. Y serán abandonados a un mismo tiempo a las aves montaraces y a las bestias de la tierra; y todo el verano estarán las aves sobre ellos y sobre él invernarán todas las bestias de la tierra.”

Capítulo XXXI

“Dios castigará con rigor las naciones, en particular la Idumea. Profecía del fin del mundo.”

“1. Venid acá, oh naciones, y escuchad; pueblos, estad atentos, oiga la tierra y toda su población; el orbe todo, y cuando en él vive.” /…/

“8. Porque ha legado el día de la venganza del Señor, el año o tiempo ha hacer justicia a Sión.” /…/

“11. Sino que se harán dueños de ella el conocrótalo y el erizo; el ibis o cigüeña y el cuervo establecerán allí su morada. Tirarse ha sobre ella la cuerda de medir para reducirla a nada, y el nivel para arrasarla enteramente.”

“13. En el solar de sus casas nacerán espinas y ortigas, y cardos en sus fortalezas; y vendrá a ser guarida de dragones y pasto de avestruces.

15. Y allí tendrá su cueva el erizo o puerco espín, y allí criará sus cachorrillos, y cavando al rededor con el hocico los abrigará a la sombra de ella; allí se juntarán los milanos, y se unirán uno con otro.”

……………………………………………………………………………………………………………

La profecía de Jeremías

“Jeremías, el segundo de los profetas mayores, era hijo del sacerdote Helcías, de Anatot, lugar cercano a Jerusalem. Su estirpe, pues, era sacerdotal. Vino al mundo durante el reinado de Manases. Teniendo veinte años recibió la llamada de Dios y empezó a profetizar”. /…/ “Entre las versiones que nos han llegado de La profecía de Jeremías hay diferencias notables. El texto hebreo es bastante más largo que la versión griega llamada de los Setenta. Además, el orden de las profecías varía en ambos textos. Los exégetas no se han puesto de acuerdo en lo referente al origen y al particular interés que puedan tener las adiciones del texto obrero. Probablemente en un principio los oráculos se conservaban separados; luego habrían sido objeto de una ordenación tanto en la versión hebrea como en la de los Setenta; el resultado fue que las compilaciones se hicieron de diferente manera”. p. 846

Capítulo IV

Exhorta Dios por Jeremías a los Judíos a la verdadera penitencia; y les anuncia si no la hacen, la irrupción de los Caldeos.

“25. Estuve observando la Judea, y no se veía un hombre siquiera; y se habían retirado del país todas las aves del cielo”. p. 852

Capítulo XII

Se lamenta Jeremías, viendo que prosperaban los impíos y los hipócritas…

“2. Tú los plantaste en el mundo, y ellos echaron hondas raíces, van medrando y fructifican. Te tiene mucho en sus labios, pero muy lejos de su corazón.”

“4. ¿Hasta cuándo ha de llorar la tierra y secarse la yerba en toda la región por la malicia de sus habitantes? Han perecido para ellos las bestias y las aves, porque dijeron: No verá el Señor nuestro fin.” p. 862

Capítulo XLIX

Jeremías profetiza la ruina de los Ammonitas

“16. La arrogancia tuya y la soberbia de tu corazón te engañaron: tú que habitas en las cavernas de las peñas, y te esfuerzas a levantarte hasta la cima del monte; aunque hicieses tu nido más alto que el águila, de allí te arrojaré, dice el Señor.”

“22. He aquí que vendrá, y extendidas sus alas levantará el vuelo como águila”… p. 907

……………………………………………………………………………………………………………

Trenos o lamentaciones de Jeremías Profeta

“Cuando el pueblo de Israel fue llevado al cautiverio, su capital, Jerusalén, quedó desierta, en ruinas y abandonada. El profeta Jeremías, a la vista de la ciudad, entonó este cántico lleno de amargura.

La atribución de estos cantos al profeta Jeremías se halla contenida en la versión griega de los textos bíblicos. Las composiciones de este género eran usuales en la literatura oriental y se sabe que Jeremías dedicó también unas lamentaciones a la muerte de Josías”…

Capítulo III

Prosigue Jeremías lamentándose, primero de sus propios trabajos, y después de los comunes a toda la ciudad”…

Sade 52. Como el ave en el cazadero, se apoderaron de mí mis enemigos sin que yo les diese motivo.”

……………………………………………………………………………………………………………

La profecía de Baruc

Baruc fue discípulo y compañero inseparable del profeta Jeremías, quien lo cita en sus escritos. Provenía de una familia de notables y en un texto se da el título de príncipe a su hermano Saraías. Baruc recogió al dictado todas las profecías de Jeremías para leérselas al pueblo y al mismo rey. Siguió en la deportación a su maestro Jeremías, así de Egipto pasó a Babilonia, donde anunció también a los judíos cautivos aquellas profecías.

La primera parte de La profecía de Baruc es de corte histórico; la segunda es sapiencial y la tercera, parenética (esto es, de carácter exhortatorio). El apéndice consiste en una carta que dirige Jeremías a los deportados; en ella satiriza la idolatría.

Este texto bíblico no se ha conservado en su versión hebrea. De todos modos, la versión griega es muy antigua y evidentemente fue hecha a la vista del original hebreo”…

Capítulo VI

Carta de Jeremías a los cautivos de Babilonia

“53. No decidirán ciertamente las contiendas, ni librarán de la opresión a las provincias; porque nada pueden; son como las cornejitas, las cuales ni vienen a ser aves del cielo, ni animales de la tierra.” /…/

“72. Mejor que todo es el varón justo, el cual no conoce los ídolos; porque estará bien lejos de la ignominia.” p. 931

La profecía de Ezequiel

Ezequiel formaba parte de los judíos deportados con Jeconías en el año 595 y pertenecía a una familia sacerdotal. Instalados los judíos por Nabucodonosor a orillas del río Cobar, allí empezó Ezequiel a profetizar. En el año 5 del cautiverio Ezequiel tuvo una misteriosa visión en que Dios inspiraba al profeta para que hablara en nombre suyo. Sus oráculos están llenos de símbolos y de parábolas y explican acciones también de orden simbólico. /…/ La primera parte de La profecía de Ezequiel anuncia el castigo de Jerusalén, cuyos pecados enumera para justificar el azote de Dios. /…/ La segunda parte describe de modo espacial y geométrico la restauración de Israel posterior al cautiverio: es una ordenación en que reparte por igual entre las doce tribus la tierra de Palestina”. p. 932

Capítulo Primero

Ezequiel declara el lugar y el tiempo en que tuvo las visiones divinas de los cuatro animales

“5. Y en medio de aquel fuego se veía una semejanza de cuatro animales; la apariencia de los cuales era la siguiente: había en ellos algo que se parecía al hombre.

6. cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas.”

“8. Debajo de sus alas, a los cuatro lados, había manos de hombre; y tenía caras y alas por los cuatro lados”. /…/ p. 923-924

Capítulo X

Manda Dios al ángel que llevaba la vestidura de lino que simbolice el incendio de Jerusalén

“14. Cada uno, pues, de los Querubines tenía cuatro caras: la primera cara era cara de Querubín; la segunda cara era cara de hombre; la tercera cara era cara de león; y la cuarta cara, cara de águila. p. 940

Capítulo XVII

Ezequiel por figuras, y después claramente, predice la rebelión de Sedecias rey de Judá contra el rey de Babilonia

“3. Diles, pues: Así habla el Señor Dios: Una grande águila, de grandes alas y de miembros muy extendidos, poblada de plumas de varios colores, vino al Líbano, o a Judea, y se llevó lo mejor del cedro.” /…/

“6. Y cuando hubo brotado, creció e hízose una cepa muy lozana, pero de poca elevación; cuyos vástagos se dirigían hacia aquella águila, y debajo de cuya sombra estaban sus raíces; llegó, pues, a ser una parra, y echó mugrones y sarmientos.

7. Y vino otra águila grande, de grandes alas y de muchas plumas; y he aquí que aquella parra, como que volvió sus raíces, y extendió sus sarmientos hacia ella, para ser regada con sus fecundos canales.” /…/ p. 948

“22. Esto dice el Señor Dios: Yo tomaré de los más escogido del cedro empinado, y lo plantaré: desgajaré de lo alto de sus ramas un tierno ramito, y lo plantaré sobre un monte alto y descollado.

Sobre el alto monte de Israel lo plantaré, y brotará un pimpollo, y dará fruto, y llegará a ser un grande cedro, debajo del cual hallarán albergue todas las aves, y anidarán a la sombra de sus hojas todas las especies volátiles.

Y conocerán todos los árboles del país que yo el Señor humillé al árbol empinado, y ensalcé la humilde planta; y sequé el árbol verde, e hice reverdecer el árbol seco. Y el Señor lo dije y lo hice.” p. 949

Capítulo XXXIX

Profecía del total exterminio de Gog y de Magog, para gloria del Nombre de Dios

“16. La ciudad vecina tendrá nombre Amona, y dejarán purificada la tierra.

17. A ti, pues, hijo de hombre, esto dice el Señor Dios: Diles a todos los volátiles, y a todas las aves, y a todas las bestias del campo”…

……………………………………………………………………………………………………………

La profecía de Daniel

“Daniel era un joven hebreo que fue escogido junto con otros tres para ser educado en la corte de Babilonia y entrar a servir al rey. Sucedían estos hechos en una deportación anterior a las dos de que tenemos noticias, las de los años 598 y 587. Una vez en el palacio real, el joven Daniel se ganó la confianza del rey Nabucodonosor y llegó a ejercer altas funciones en el gobierno de Caldea. Según la tradición, a los doce años pronunció su célebre sentencia a favor de Susana, mujer de Joaquín, y contra los dos viejos que intentaban agobiarla con calumnias por haberse resistido a cumplir sus impuros deseos.”

“Desde el punto de vista exegético, la Profecía de Daniel ofrece abundantes problemas. El libro se ha conservado en tres lenguas: la aramea, la griega y la hebrea. El canon judío solo admite las partes aramea y hebrea. La Iglesia reconoce también la parte griega, transmitida por los apóstoles en la versión de los Setenta”… p. 988

Capítulo III

Ananás, Micael y Azarías, no queriendo adorar la estatua de Nabucodonosor, son echados en un horno encendido y milagrosamente librados por Dios…

“80. Aves todas del cielo, bendecid al Señor, loadle y ensalzadle por todos los siglos sobre todas las cosas.” p. 995

Capítulo IV

Sueño de Nabucodonosor interpretado por Daniel…

“8. Un árbol grande y robusto, cuya copa tocaba al cielo, y se alcanzaba a ver desde los últimos términos de la tierra.

9. Eran sus hojas hermosísimas y copiosísimos sus frutos: bastaban para alimentar a todos. Vivían a la sombra de él animales y fieras, y en sus ramas hacían nidos las aves del cielo, y de él sacaba su comida todo animal viviente.” p. 996

Capítulo VII

Daniel ve en una visión cuatro bestias, figura de cuatro monarquías

“3. Y cuatro grandes bestias, diversas entre sí, salían del mar.

4. La primera era como una leona, y tenía alas de águila; mientras yo la miraba, he aquí que le fueron arrancadas las alas, y se alzó de tierra, y se tuvo sobre sus pies como un hombre, y se le dio un corazón de hombre.”p.1000

La profecía de Miqueas

“Miqueas de Morasti (no confundir con Miqueas hijo de Jilma, que vivió un siglo antes) profetizó en los reinados de Joatán, Acaz y Exequias, reyes de Judá. Así pues, es contemporáneo de Isaías y conoció las invasiones asirias de Judá y Samaría. Sus vaticinios, dedicados a estos dos reinos, atacan sobre todo los abusos de los poderosos y les amenazan con el castigo por medio de los asirios, tras cuya invasión llegaría la salvación mesiánica. La Iglesia celebra su memoria y le venera como mártir”…

Capítulo Primero

Predice Miqueas la irrupción de los asirios, los cuales destruirán el reino de las diez tribus y el de Judá, llegando hasta Jerusalén.

“6. Por tanto, pondré a Samaria como un montón de piedras en el campo cuando se planta una viña; y arrojaré sus piedras en el valle, y descubriré hasta sus cimientos.

7. Y serán destrozados todos sus simulacros, y arrojadas al fuego todas sus riquezas, y yo destruiré todos sus ídolos; porque todos sus bienes los ha juntado Samaria con el precio de la prostitución, y precio de meretriz volverán a ser.

8. Por este motivo yo suspiraré y prorrumpiré en alaridos; andaré despojado y desnudo, y aullaré como los dragones, y daré gritos lastimeros como los avestruces”. p. 1041-1042

……………………………………………………………………………………………………………………….

Nuevo Testamento

Evangelio según San Mateo

Capítulo VIII

“Jesús cura a un leproso, al criado del Centurión y a la suegra de S. Pedro; sosiega al mar alborotado y sana endemoniados.”

19. Y arrimándose cierto escriba le dijo: Maestro, yo te seguiré a donde quiera que fueres.

20. Y Jesús le respondió: Las zorras tienen madrigueras, y las aves del cielo nidos, más el Hijo del hombre no tiene sobre qué reclinar la cabeza”.

Capítulo X

“Misión de los doce apóstoles; potestad de hacer milagros, y las instrucciones que les dió Jesús.”

16. Mirad que yo os envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, habéis de ser prudentes como serpientes, y sencillos como palomas.”

29. ¿No es así que dos pájaros se venden por un cuarto, y, no obstante, ni uno de ellos caerá en tierra sin que lo disponga vuestro Padre?”

31. No tenéis, pues, que temer: valéis vosotros más que muchos pájaros.

………………………………………………………………………………………………………………………

Cartas Católicas

“Junto al epistolario de San Pablo, y formando un grupo aparte en el Nuevo Testamento, hallamos siete cartas de apóstoles (una de Santiago, dos de Pedro, tres de Juan y una de Judas). Desde su misma aparición, fueron designadas con el nombre de cartas católicas, es decir, universales y presentan el rasgo singular de que no van dirigidas a ninguna iglesia determinada, en misión apostólica, sino a individuos concretos y particulares, la mayoría de las veces, judíos esparcios por el imperio”… p. 1426

Epístola de Santiago

“Entre todas las cartas apostólicas, la de Santiago se distingue por tres hechos sobresalientes: contenido, lengua y estilo.

Presenta un contenido eminentemente moral, cuyo fondo y forma anuncian ya un cambio o transición del Antiguo al Nuevo Testamento”… p. 1427

Capítulo III

Vicios de la lengua desenfrenada y diferencia entre la ciencia terrena y la celestial.

“7. El hecho es, que toda especie de bestias, de aves, y de serpientes, y de otros animales se amansan y han sido domados por la naturaleza del hombre;

8. Mas la lengua ningún hombre puede domarla: ella es un mal que no puede atajarse y está llena de mortal veneno.” /…/

………………………………………………………………………………………………………………………..

Mirando hacia lo alto, siguiendo la trayectoria de la bandada más allá de las altas copas de los árboles, es oportuno reiterar:

Sabiduría. Capítulo VII. 3. Y luego que nací, respiré el común aire, y nací sobre la misma tierra que todos; y mi primera voz, como la de todos los demás niños, fué de llanto.” p. 718

…………………………………………………………………………………………………

Capítulo II. 4. Caerá en olvido con el tiempo nuestro nombre, sin que quede memoria de nuestras obras”. p. 714

…………………………………………………………………………………………………

“Capítulo VI. 23. Amad la luz de la sabiduría todos los que estáis al frente de los pueblos.” p. 718

…………………………………………………………………………………………………

Casi colofón…

Es oportuno reiterar lo expresado en Caminos del Hombre y de la Humanidad:

El sábado 4 de enero de 2003 el talentoso escritor santafesino recibió en su casa a los periodistas Normando Gil y Nicolás Loyarte pertenecientes a equipos de producción de ‘Cable & Diario’ y ‘El Litoral.com.’

Luego, ellos expresaron: “Aquella mañana calurosa fue inolvidable. Gastón iluminó con simpleza aspectos sorprendentes de su vida: sus afectos y predilecciones, su lectura crítica de la realidad y los anhelos para los que, él afirma, serán sus próximos tres años de vida. La conversación fue por momentos íntima, espontánea, mágica. Preciso y lento como su tortuga, Gastón recorrió su obra y habló de sus autores de cabecera. Subió la escalera angosta y oscura hacia una puerta vidriada para mostrar su desordenada biblioteca, el escritorio, testigo de su desconcierto, su tristeza y sus ansias de luz cuando escribió La Forestal en noches de Vigilia Retenida (sus borradores inéditos), y su primera máquina de escribir que azarosamente recuperó hace poco. En el patio, sentado bajo el fresco de la Bignonia, el señor de los picaflores compartió su mundo de pájaros, el trato cálido con su tero, su pato y las calandrias”…

Gastón insistía en su propósito de vivir hasta los noventa años y en aquellas circunstancias, enero de 2003, calculaba ese posible tiempo:

“Yo tengo tres años, digo. ¿Dos y pico me quedan? Y bueno, pero no me puede pasar nada muy grave, porque uno aprendió a esquivar muchas cosas, y también aprendió a olvidar. Aprender a olvidar es tan bueno como aprender cosas buenas, eh.

Creo que Benedetti dice que ‘el olvido está lleno de memoria’.

El olvido siempre está lleno de memoria, es consciente, pero hay que saber olvidar. Es sano olvidar.”

“Un regalo demorado…”

Preguntó uno de los periodistas: “-¿Y qué cosas hay que olvidar, y qué no hay que olvidar?”

“(silencio) Yo te lo generalizaría. No hay que olvidar nada que sea bueno para los demás, de eso no hay que olvidarnos nunca, y olvidarse algún traspié que uno tenga y que haga daño. Porque también se puede hacer daño sin saber. Hay un cuento, que creo que es de Las mil y una noches, donde un verdiche (jefe) de los árabes estaba comiendo unas frutas que tenían carozo, y cuando arrojó un carozo le pegó a un genio adverso a él, pero que era invisible… Nadie sabe dónde arrojamos ese carozo que puede pegarle a alguien invisible. Yo creo que a todos nos ocurre que han pasado algunas cosas, que quisiéramos volver atrás la vida para aclarar.

Y te voy a decir cosas tan simples como ésta: yo tenía un tío que lo adoraba. Además era un tipo inteligente, era herrero, hizo un taller hermoso, se especializó en molinos de viento. Bueno, ese tío me prestaba siempre el perro para ir a cazar cuando estaba en Esperanza. Y una vez que me prestó el perro y me llevó a cazar en una chatita, dijo: ‘Bueno, te llevo hasta lo de Polter’, donde ya era campo, empezaba bien el campo. Me llevó hasta allá. Yo bajé y mi tío se quedó mirando un rato, a ver cómo cazaba. Pasé el alambre y salió una liebre… paf… abajo… y siempre pienso una cosa: porqué no le dije a mi tío: ‘Tío, te regalo esta liebre’; eso lo tengo en el alma. Por qué yo a esa liebre no se la regalé a mi tío que tantas veces me había prestado el perro, que me había llevado ahí… ¿No hubiera sido un lindo gesto?, [nocierto] ‘Tío, te la regalo, ya que viste cómo la cacé ahí adelante, te la regalo’. No hice eso, y eso no me lo puedo olvidar, y me lo reprocho profundamente, profundamente.”

* * * * * * * *

Esta recopilación comenzó durante el otoño de 2003.

Vivencias, lecturas y síntesis: Nidia Orbea Álvarez de Fontanini.

Martes 17 de octubre de 2006.

i Gori, Gastón. La muerte de Antognini. Santa Fe de la Vera Cruz, Ediciones Sudamérica Santa Fe, Biblioteca Fundamental Santafesina, 1ª edición 1992, Editor Responsable: Amílcar Damián Renna. Prólogo. / En la Sagrada Biblia, editada a fines del siglo XX por la Editorial Océano en Madrid, página 1163: “19. Y viendo una higuera junto al camino, se acercó a ella; el cual, no hallando sino solamente hojas, le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto; y la higuera quedó seca.”

ii Ibídem, p. 1.

iii Ídem, p. 3.

iv Gori, Gastón. Bajo el naranjo. Buenos Aires, Ed. Porter Hermanos, MCMXL, p. 24.

v Gori, Gastón. El obsequio de los pájaros. Santa Fe de la Vera Cruz, Ed. Best Seller, diciembre de 1981, p. 108-110.

vi Ver: Portal SEPA – ARGENTINA (obra édita e inédita de Nidia Orbea de Fontanini) www.sepaargentina.com.ar en la trayectoria “L” – Literatura / Autores argentinos / Autores santafesinos / GASTÓN GORI… “ (Seis períodos y sucesivos caminos. VI Caminos del hombre y de la humanidad)

vii Ibídem. GASTÓN GORI 2001-2004 VI Caminos del hombre y de la humanidad.

viii Orbea de Fontanini, Nidia A. G. Gastón Gori, escritor. Santa Fe de al Vera Cruz, Edición Litar S.A., septiembre de 1984, p. 20. Ponencia aprobada por la comisión organizadora del Congreso de Literatura organizado por la Universidad Nacional de Misiones (1983).

ix Ibídem. Séptima nota, en pie de la vigésima página: “Del discurso pronunciado al recibir el Premio ‘Aníbal Ponce – 1982’…”

x Isaías, Jorge. José Pedroni – Papeles inéditos. Santa Fe de la Vera Cruz, Ediciones Culturales Argentinas, 1996. Entrecomillado corresponde al “Prólogo”.

xi Sagrada Biblia. Madrid, Editorial Océano, 2000, página 3.