2011 – SINTONÍA FINA

A mediados del siglo XX, el presidente de la Nación General Juan Domingo Perón, insistía en la necesidad de partir desde la “igualdad de concepción” para lograr la “unidad en la acción” y alcanzar determinados fines u objetivos.

La actual presidente Cristina Elisabeth Fernández Wilhelm de Kirchner Ostoic, primera mujer reelecta en la Argentina para desempeñar esas funciones durante la tercera etapa del “modelo kirchnerista”… (2003-2007, impulsado por su marido Néstor Carlos quien la propuso como candidata del “Frente para la Victoria”), tras su reelección con el 54,11% de los votos positivos en las elecciones de octubre de 2011, en sus improvisados discursos habla de la “sintonía fina”

Releo lo expresado en el diccionario de la Real Academia Española:

sintonía. (De sin- y el gr. τνος, tono).

1. f. Cualidad de sintónico.

2. f. Señal sonora, consistente muchas veces en una melodía, con la que se marca el comienzo de un programa de radio o televisión, y sirve para identificarlo entre los demás.

3. f. Coincidencia de ideas u opiniones. Hay sintonía entre esas dos personas.

fino, na. (De fin, término).

1. adj. Delicado y de buena calidad en su especie.

2. adj. Delgado, sutil.

3. adj. Dicho de una persona: Delgada, esbelta y de facciones delicadas.

4. adj. De exquisita educación; urbano y cortés.

5. adj. Amoroso, afectuoso.

6. adj. Astuto, sagaz.

7. adj. Dicho de un sentido: agudo. Tiene un oído muy fino.

8. adj. Suave, terso. Cutis fino.

9. adj. Que hace las cosas con primor y oportunidad.

10. adj. Dicho de un metal: Muy depurado o acendrado.

11. adj. Dicho del jerez: Muy seco, de color pálido, y cuya graduación oscila entre 15 y 17 grados. U. t. c. s. m.

12. adj. Mar. Dicho de un buque: Que por su traza corta el agua con facilidad.

13. m. pl. Polvo de carbón mineral arrastrado por las aguas durante el lavado, y que se recupera por tratamiento de dichas aguas.

Es posible interpretar que aludir a la sintonía fina sería equivalente a expresar que es necesario lograr la coincidencia de ideas u opiniones, con astucia y sagacidad.

Desde otro punto de vista, teniendo en cuenta las ruidosas manifestaciones en los últimos “actos oficiales”, también algunos grupos podrían entender que la orientación señalada por la presidente Cristina al hablar de la “sintonía fina”, apunta a que las consignas o cánticos –originales señales sonoras, consistentes muchas veces en una melodía… que sirve para identificarlos entre los demás-, interpretados incluso al unísono en diversos escenarios por ministros y funcionarios con vigorosos ademanes, debieran ser… en sintonía fina, “de exquisita educación; urbano y cortés, amoroso, afectuoso”.

Ingreso de la Presidente al Congreso Nacional…

 

En el Salón Azul, saludo con el vicepresidente Ingeniero Julio Cleto Cobos.

En el recinto, el vicepresidente Cobos le entregó la página con la fórmula para el juramento, luego lo hizo con el electo Amado Aimé Boudou.

Concluido casi al borde del llanto, el juramento de la presidente Cristina Fernández de Kirchner Ostoic.

Luego, el vicepresidente acompañado por su secretario privado se retiró del recinto y en su automóvil se trasladó hasta el hotel, luego desde el Aeroparque comenzó su viaje a su provincia y la pujante ciudad de Mendoza… donde como dirigente de la Unión Cívica Radical había desempeñado eficientemente el cargo de gobernador.

Continuará su labor en el seno del centenario partido y ejercerá su profesión.

ELOCUENCIA del silencio…

………………………………………………………………………………………………………………..

Una vez más, la presidente Fernández de Kirchner fiel a su estilo, miraba hacia otro lado… En un espontáneo gesto, el vicepresidente Ingeniero Julio Cobos cedió el centro de la comitiva a la nueva presidente provisional del Senado, la tucumana Beatriz Rotjkés de Alperovich y a la izquierda estuvo Julián Domínguez, nuevo presidente de la Cámara de Diputados, a quienes Cristina de Kirchner saludó cordialmente con un beso.

El vicepresidente electo Amado –Aimé- Boudou, llego junto a su novia, la periodista Agustina Kämpfer y el saliente vicepresidente Cobos le deseó “suerte”… cuando en las últimas semanas ante las cámaras de televisión, la presidente había tenido expresiones imprecisas en torno a su aún “ministro de Economía” y a las cuales el guitarrista respondía sonriendo…

Del improvisado discurso de la Presidente…

Es oportuno reiterar uno de los párrafos del improvisado discurso de la presidente ante la Asamblea Legislativa y autoridades de diversos países tras asumir el segundo mandato en el Congreso Nacional.

(Los jóvenes de “La Cámpora” -agrupación política conducida por Máximo Kirchner-, gritaban con tono disonante: “¡Traidor!”… “Andate Cobos”… como lo han hecho en diversas circunstancias desde el otoño de 2008 cuando debió “desempatar” la votación contra el aumento de las retenciones a sectores agrícolas.)

Releo, destaco con cursiva, subrayado y “negritas”, para facilitar sucesivas consultas:

Quiero también, en estos tiempos que vienen, en los que hablamos de sintonía fina, que cuando me tocó dar el mensaje ante la Unión Industrial Argentina, en la cual vamos a tener y para ello les he recomendado… “Recomendación” es un eufemismo en realidad, le he ordenado, eso para que mañana no digan que soy autoritaria, porque parece ser que los que dan órdenes a los ministros, son autoritarios, es una cosa muy extraña, yo no sé si quieren un presidente que le den órdenes los ministros a él o…no sé. Pero bueno, yo siempre viví en un país donde los presidentes elegidos por el voto popular daban orden a los ministros y los ministros que no estaban de acuerdo, por supuesto, tenían siempre la opción de la renuncia, como todo el mundo.

He dado orden a mis ministros de la necesidad de hacer sintonía fina.

Para ello también he dispuesto que, en el ámbito del ministerio de Economía, se cree una Secretaría de Comercio Exterior que, junto a la Secretaría de Comercio Interior, como en todos los países del mundo el comercio no es a dos bandas, es una sola banda, bajo la égida y la órbita del ministro de Economía y con la dirección de la Presidenta de la Nación, Comercio Exterior y Comercio Interior sean al mismo tiempo las dos caras de una moneda que es el comercio de la República Argentina que es una sola y que no puede estar dividida.

[Será el controvertido Guillermo Moreno quien continuará controlando esas áreas, una a cargo de Beatriz Paglieri, reconocida como “aliada”…]

…………………………………………………………………………………..

En torno al Estado bobo…

Continuó su discurso la presidente reelecta Cristina Fernández de Kirchner:

Y la falta de conexión muchas veces y de armonización entre las propias áreas del Estado, nos convierte en un Estado bobo y yo quiero ser cualquier cosa, menos boba.”

[¿¡YO… EL ESTADO?!… Entre los franceses, Luis XIV reconocido como “El Rey Sol” por la luminosidad de su corte, máximo representante del absolutismo monárquico, expresó “el Estado soy yo”. Tras la muerte de su padre Luis XIII (1643) se convirtió en Rey “bajo la regencia de su madre Ana de Austria, y su valido el cardenal Mazarino”, fallecido en 1881, cuando el rey Luis XIV decidió ejercer personalmente el poder de acuerdo a su concepto de “monarquía de derecho divino” y en consecuencia, se convertía “en un auténtico lugarteniente de Dios en la Tierra, y en encarnación viva de todo el reino. Dueño de un poder absoluto, su persona y su voluntad adquirían un carácter sagrado e inviolable. Imbuido de estas ideas, se esforzó por controlar todas las actividades de gobierno, desde la regulación de la etiqueta cortesana hasta las reformas económicas o las disputas teológicas. Para estas tareas se rodeó de un grupo de eficaces ministros y colaboradores (…) elegidos preferentemente entre la burguesía, y, por tanto, más dóciles a sus deseos que los levantiscos nobles. Su primera preocupación fue someter a su autoridad a los demás poderes del reino: los estados generales (parlamentos) no fueron convocados en sus 54 años de gobierno efectivo, mientras las asambleas locales eran suprimidas o privadas de competencias. Reformó la administración (…) centralizando el gobierno por medio de un Consejo y varias secretarías de Estado (Guerra, Asuntos Exteriores, Casa del Rey, Asuntos Religiosos), y las finanzas a través de un Consejo Real. La administración territorial se confió a intendentes sometidos a un estrecho control por la monarquía. La nobleza, fuente de constantes rebeliones en los decenios precedentes, fue excluida de los órganos de gobierno, aunque se le reconocieron privilegios sociales y fiscales para contentarla. Pero el paso más importante en su ‘domesticación’ fue atraerla a la corte. Los aristócratas acudieron al entorno real en busca de pensiones y honores, y se alejaron cada vez más de sus bases locales de poder. Los tremendos gastos de la brillante vida cortesana impuesta por el rey mermaron el poder económico de los nobles, que acabaron dependiendo del favor real para mantener su nivel de vida, lo que aseguró su docilidad. La protección a las artes que ejerció el soberano fue otra faceta de su acción política. Los escritores Moliére y Racine, el músico Lully o el pintor Rigaud ensalzaron su gloria, como también las obras de arquitectos y escultores. El nuevo y fastuoso palacio de Versalles, obra de Le Vau, Le Brun y Le Notre, fue la culminación de esa política. Al trasladar allí la corte (1682), se alejó de la insalubridad y las intrigas de París, y pudo controlar mejor a la nobleza. Versalles fue el escenario perfecto para el despliegue de pompa y para la sacralizacián del soberano.]

………………………………………………………………………………………………..

Articulación de las áreas…

Y entonces, he decidido que todas las áreas se articulen (…)

Pero bueno, para evitar comentarios de editorialistas que nunca faltan acerca de presuntos enfrentamiento y no sé qué otras cosas más.

Pero quiero decirles esto de la sintonía fina, como se lo dije a los industriales, a los empresarios, la necesidad de que no puede haber reglas generales para todas las empresas ni para todos los empresarios. Que vamos a ir empresa por empresa, actividad por actividad. Porque también he decidido crear una Subsecretaría de la Competitividad, que es el gran desafío que vamos a tener en esta etapa que viene: mejorar la competitividad, que no pasa ni por el club de los devaluadores ni por el club de los endeudadores, que pasa por el club de los que queremos generar mayor valor agregado, mayor innovación, mayor ciencia y tecnología.

…………………………………………………………………………………….

Lecturas y síntesis: Nidia Orbea Álvarez de Fontanini

Miércoles 13 de diciembre de 2011.

Festividad de “Santa Lucía” – Protectora de la visión.