2007 – Cristina de Kichner y la “canasta navideña económica”…

4ed55e36c88775.82727063[1]

La presidente electa Cristina Elisabeth Fernández Wilhelm de Kirchner -ex senadora nacional por la provincia de Santa Cruz y hasta entonces por la provincia de Buenos Aires-, durante la presidencia de su esposo doctor Néstor Carlos Kirchner iniciada el 25 de mayo de 2003 -siendo quien la propuso como candidata por el Frente para la Victoria eligiendo también al gobernador mendocino Ing. Julio Cleto Cobos para la vicepresidencia-, la controvertida platense atendía en la Casa Rosada, en una oficina cercana al despacho de su marido.

Cercana la celebración de la Natividad de Jesús, como es tradicional comienzan los preparativos para “las fiestas” de fin de año.

Tras una audiencia con el presidente Néstor Kirchner, la presidente electa se reunió con Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior y con los representantes de almaceneros, de propietarios de autoservicios, distribuidores mayoristas y supermercadistas para evaluar las posibilidades de anunciar la oferta de “la canasta navideña” con precios accesibles a los sectores de menores recursos.

La reunión comenzó con el saludo del secretario de Comercio quien terminado el mandato del presidente Néstor Kirchner continuó en esas funciones durante la presidencia de Fernández de Kirchner (2007-2011, con enormes conflictos denunciados por distintos medios y que constan en los diarios de sesiones del Congreso Nacional) y reelecta la viuda de Kirchner -fallecido su esposo el 27 de octubre de 2010-, ha jurado el 10 de diciembre de 2011 aún con mayores atribuciones e injerencia porque prácticamente sus decisiones inciden en la recientemente creada Secretaría de Comercio Exterior.

Declaraciones del Secretario Guillermo Moreno…

Dijo Guillermo Moreno a fines de 2007, junto a la presidente electa, estos párrafos que reitero, subrayo y destaco a los fines de facilitar sucesivas lecturas:

“…Estamos con los representantes de las principales cadenas de comercialización, lo que nosotros denominados grandes superficies, hipermercados, supermercados y los autoservicios de origen oriental, representantes de las grandes marcas que integran los rubros de alimentos y bebidas, los más importantes distribuidores mayoristas de artículos de alimentos, así también como los autoservicios mayoristas. Todos ellos nos han dado la posibilidad hoy de estar anunciando una muy importante canasta navideña, cada una con su especificidad y sus características, para que nuestra gente pueda abordar las compras para organizar esas famosas fiestas de fin de año que permiten reunir a la familia, sin que impacte mayormente en su estructura de precios normales y habituales como se comercializan en el mercado.
Hoy estuvimos analizando los precios de las distintas canastas presentadas y ciertamente para nosotros es una satisfacción decirles que estamos encontrando precios que no se han movido en un año, y algunos precios que tienen más de un año manteniendo su vigencia. Naturalmente sin el concurso de nuestros almaceneros, de nuestros autoservicios y de nuestras grandes superficies, esto no se podría haber hecho. Así que de mi parte estoy muy satisfecho, muy agradecido, y deseo por este medio felicitarlos, porque nos garantizan que todas nuestras familias tengan unas muy felices fiestas y no van a estar preocupados por el costo de los productos de fin de año.

Señores, muchas gracias. Me gustaría darle la palabra a alguno de nuestros empresarios, en general empezamos por nuestro decano, que es el representante de nuestros queridos almaceneros. Muchas gracias señora.

Voz del representante de Almaceneros

El señor Enrique Salvador -simbólico apellido-, representante de los Almaceneros en la reunión conducida por la presidente electa Cristina Fernández de Kirchner y el Secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, dijo:

Señora Presidenta: antes que nada le traigo el saludo de cientos de miles de comerciantes, porque soy presidente en el orden nacional, así que hasta en el último rincón de la patria hay alguien al que yo represento, desde autoservicios, supermercados o aquel negocio chiquito que también forma parte de todo un grupo de gente que trabaja en este sector. Estamos muy contentos por ser usted la primera presidenta mujer, presidenta argentina que va a gobernar nuestro país, ojalá que tenga mucha suerte.”

[La vicepresidente María Estela Martínez de Perón, asumió en los últimos días de junio de 1974 la presidencia de la Nación cuando declinó la salud de su esposo, General Juan Domingo Perón que había sido reelecto por aproximadamente el 62% de los votantes.

El creador y conductor del movimiento nacional justicialista, falleció el 1º de julio de 1974 aproximadamente a las 13:15. Su esposa continuó ejerciendo la PRESIDENCIA en ese tiempo de creciente violencia en la guerra civil no declarada y soportada por los argentinos desde fines de la década del ’60. Cesó en sus funciones el 24 de marzo de 1976, comienzo del autodenominado “proceso de reorganización nacional” resultante de acciones compartidas por las fuerzas armadas nacionales y sectores civiles, designado para ejercer la presidencia de facto el General Jorge Rafael Videla…]

En lo que hace a cuestión de la Canasta estamos dispuestos a sacrificar mucho más allá de nuestras posibilidades en algunos casos, pero no nos vamos a quedar atrás de nadie. En la medida en que tengamos nosotros la posibilidad de comprar la mercadería donde nos surtimos permanentemente, vamos a poner los precios como corresponden. El señor Moreno sabe cómo trabajamos, hasta ahora no le hemos fallado nunca y a raíz de esto quiero decir una cosa: el señor Presidente dijo una vez que Moreno era más bueno que Lassie, y esto trajo algunos revuelos. No sé si es más bueno, pero un tipo macanudo es, pero por las dudas no se olvide que Lassie no deja de ser un perrito, no es cuestión de dejarse morder. De todas maneras, Moreno, gracias por tu comportamiento, por lo menos hacia mi sector, que no ha sido malo y eso no es poco; gracias por haberme escuchado. Vuelvo a repetir, me siento halagado de tener una mujer al frente de mi país, que nunca pensé que lo iba a ver y lo veo. Ojalá que alguna vez venga, le dé un abrazo y le diga: muy bien señora Presidenta.”

Margareth Enríquez – Presidente de Chandón Argentina

“Muchas gracias, muchas felicidades también.

Siempre hemos orientado todas nuestras políticas a favor de la producción, el crecimiento y el empleo; es algo en lo que hemos hecho la inversión y la seguiremos haciendo. En este sentido, hemos mantenido algunos productos por más de un año, ya casi dos y más también, sin aumento, con la esperanza de contribuir de alguna manera con el tema de la inflación. Lo que más queremos es que en el futuro la línea se continúe y sigamos consiguiendo crecimiento, salud económica y equidad para que esta vez el país mejore.

Carlos Velasco – Presidente de Carrefour Argentina

“Buenos días señora Presidenta. Gracias por esta convocatoria, mucha suerte en esta gestión, de corazón queremos que las cosas le sigan saliendo al país tan bien como hasta ahora. Como empresa responsable y comprometida Carrefour no puede estar ausente de estas cosas, vamos a seguir acompañándola en todo lo que podamos para darles cada vez mejores posibilidades a nuestros consumidores argentinos. Muchas gracias.”

Roberto Doménech – Cámara de Pollos

Buen día Cristina, la última vez que nos vimos fue en el aniversario de la UIA, así que la felicito por la elección. Nosotros en estos acuerdos de abastecimiento, crecimiento y precio hemos sido, de alguna manera, los primeros en acompañar esta no generación de pautas inflacionarias.

Hemos crecido enormemente, ha crecido el consumo, han crecido las exportaciones. Vamos a acompañar con mucho gusto esta propuesta de Canasta Navideña, porque realmente para la Navidad no puede faltar un pollo en la mesa. Pero de todas maneras, también quiero aprovechar para entregarle lo que es nuestro plan y nuestro proyecto de crecimiento y financiación, porque tenemos que asegurarnos los pollos de diciembre del año que viene. Afortunadamente no tenemos dónde ponerlos a criar, porque la demanda es muy fuerte; con el actual ministro hemos trabajado y Martín [Lousteau, ministro de Economía] nos ayudó mucho desde el Banco Provincia y desde el ministerio de la Producción. También de paso le piso al secretario [Guillermo] Moreno nos apure un poquito la liberación de las compensaciones, porque estamos con tres y cuatro meses de atraso y esto es mucho, pero aquí estamos para acompañar este proceso, estamos muy comprometidos. Felicitaciones y cuente con nosotros.”

Osvaldo Cornide (CAME)

“Me gustaría decir dos palabras sobre un tema que no se tocó. Hubo muchas críticas cuando se empezó con esta política de precios administrados y de acuerdo de precios, y me parece que los hechos demostraron que no era así. Porque alguien dijo que los salarios los fijaban las paritarias y los precios del mercado, pero en la Argentina con la concentración económica que hubo muchas décadas, hubo concentración y hubo necesidades de que el Estado interviniera e intervino bien. Ninguna pyme fue sancionada por este Gobierno, y las cámaras que están acá, algunas de las cuales nosotros representamos, están contentas, como lo dijo el representante que me precedió, y los resultados están a la vista.

Por otro lado, quiero informarle señora Presidenta, aunque usted lo sabe, que hay una gran expectativa para estas navidades, porque la política del Gobierno con respecto a salarios y jubilaciones ha hecho que se mantenga la demanda y hay una gran expectativa de venta para fin de año. Así que esperamos que continúe con esta política de crecimiento y de industrialización para que la Argentina continúe así. Gracias.”

  Palabras de la presidente electa Fernández de Kirchner…

“Muchísimas gracias por la presencia de todos ustedes aquí. En cuanto a esta política, en realidad Cornide, advertía administración de precios, usted bien decía que había sido criticada, inclusive muchas veces con sorna e ironía.

No fue la única crítica que recibió esta política; vienen desde los medios de comunicación o de todos, porque sería injusto generalizar, siempre tal vez menoscabando lo que es una política de diálogo con los sectores, muchas veces de discusiones y debates, porque en definitiva también una cosa que debemos entender es que estamos en economía, en economía hay intereses y los intereses se discuten y cada uno representa los intereses que tiene asignados, los de los sectores y nosotros que son los intereses de todos los argentinos y que muchas veces en la discusión de esos intereses, chocamos, discutimos, debatimos. Pero lo importante es que siempre hemos creído en la articulación entre el Estado y los empresarios para poder construir una Argentina diferente.

Me parece que esta es la gran novedad, porque en definitiva se nos había dicho durante mucho tiempo que era el mercado el que todo lo solucionaba, que el mercado era casi perfecto y entonces podía asignar recursos de acuerdo a eficiencia y eficacia, y todos sabemos que esto no es así, pero no solamente en la Argentina, en ninguna otra parte del mundo es así. Es más, cuando nos planteaban a nosotros políticas para llevar adelante muchas veces lo hacían desde centros y de países que llevan para sus propias economías una política y medidas absolutamente opuestas, diametralmente opuestas a las que se proponían como solución para la República Argentina.

Yo quiero decirles que esta es la primera reunión, pero tengan en claro que no va a ser la última, nos vamos reunir permanentemente. El otro día alguien me preguntaba cómo es esto del acuerdo social. A mí no me gusta llamarlo pacto, porque siempre la palabra pacto tiene una connotación entre sórdida y oscura; me gusta mucho hablar de acuerdos y de consensos.

Alguien cree que el acuerdo social es una gran ceremonia donde nos juntamos representantes del gobierno, representantes de los empresarios, representantes sindicales, una ceremonia pomposa, se acuerdan cuatro o cinco medidas, discursos y luego todo fluye; y esto no es así. En realidad el acuerdo se construye todos los días en la gestión con cada sector, con cada actividad.

Hoy no se puede proponer políticas generales sin atender las características de cada sector, la competitividad que tiene ese sector, cuál necesita inversión, cuál necesita tecnología, cuál necesita -no voy a decir protección, porque luego se enojan desde los grandes centros- un tratamiento diferente porque su situación y su posición en el mercado también es diferente. Acordar es gobernar y gobernar es todos los días, por sector, por actividad. Entonces me parece que en esa dinámica cotidiana de la gestión que -digo- se construye día a día, es donde podemos avizorar realmente la viabilidad de un acuerdo que luego se traduce en el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos, porque en definitiva este es el objetivo. La política de crecimiento no es una política de acumulación per sé, es una política de acumulación que también tiene que ver con la distribución del ingreso -lo que usted decía recién- las expectativas que todos ustedes tienen respecto de las ventas navideñas, es porque tenemos argentinos con poder adquisitivo para poder hacerlo.

Yo siempre ponía en duda el pretendido capitalismo desde algunos centros que nos decían que debíamos hacer una política constante de ajustes y restricciones en definitiva al consumo. Si una cosa ha distinguido, creo, al capitalismo es esencialmente el consumo. Me parece que esto es clave y entonces esta política iniciada desde el 25 de mayo de 2003 que ha hecho en el valor agregado, en las exportaciones pero también en el mercado interno, la clave de su desarrollo, de su crecimiento, viene a superar también viejos tabúes y viejas antinomias, yo diría casi ridículas, donde se planteaba que si se exportaba teníamos que apretar el mercado interno para poder exportar mejor, o al contrario si teníamos que dar al mercado interno no importaba la exportación. Esto no funciona así en ninguna parte del mundo; todos los países desarrollados -ustedes lo saben mucho mejor que yo- hacen base de su crecimiento la mayoría en el mercado interno en un 80 por ciento, sus economías crecen en base al mercado interno y el otro 20, en todo caso es afectado a la exportación, pero es la dinámica de la economía, porque además las sociedades sustentables y viables política y socialmente solo lo son en la medida que todos sientan que están participando del crecimiento. Todas las experiencias que hemos tenido en la República Argentina donde segmentos muy amplios de la sociedad percibían que los beneficios de ese crecimiento no les llegaban, finalmente terminaron mal.

Creo entonces que la continuidad de esta política, que por otra parte no es solamente una decisión de quien está sentada aquí, es una decisión de los argentinos cuando votaron el último 28 de octubre que me parece que es esto lo más importante, es no solamente producto de la convicción que uno ha tenido toda su vida, sino producto de los empírico, de la experiencia que hemos tenido en estos cuatro años y medio y que han producido tasas de crecimiento que también Cornide, usted recordará como todos ustedes, se aseguraba siempre que no duraban más de dos o tres meses, que eran un veranito, que el próximo año no íbamos a crecer. Y bueno, vamos a cuatro años y medio sin que se cumplan esos pronósticos siempre trágicos para la suerte de todos los argentinos y que por suerte no se han cumplido.

Hemos podido comprobar que esto se puede con esfuerzo, trabajo y articulando acuerdos, porque los que señalan quienes me han precedido en el uso de la palabra, el diálogo permanente entre el gobierno más allá, reitero, de las discusiones y de los debates que va a haber siempre, porque no nos tenemos que asombrar, cuando hay intereses siempre hay debates, discusiones, siempre hay alguien que quiere un poco más, el otro que sabe que no puede dar un poco más porque….vamos, las decisiones en economía no son neutras, lo que se da demasiado a unos es porque a algún otro le falta también.

Creo que esta metodología de acuerdos, de discusión, de gestión permanente que día a día también va a llevar Martín Lousteau, porque también está convencido que es también la gestión de la micro, como le gusta decir a él. Hoy tenemos consolidado lo macro y tenemos que profundizar lo micro, es la característica de la etapa que viene.”

Quiero agradecerles a todos ustedes en nombre del gobierno del Presidente Kirchner, en el mío propio y en el nombre de todos los argentinos también, por este esfuerzo de articular esta Canasta Navideña que permita que los argentinos este 24 de diciembre y el 31 puedan brindar con esperanzas, ilusiones, porque es necesario que la sociedad siempre esté esperanzada e ilusionada en poder mejorar su calidad de vida. Este clima favorece también a ustedes como empresarios, en sus staff de trabajadores, en los consumidores no solamente desde el punto de vista de que van a consumir, sino porque se produce un círculo virtuoso en la sociedad que contribuye a un mejor y mayor crecimiento.

Así que, agradecerles a todos ustedes la presencia; esta es la primera reunión que vamos a tener. Sé que también hay empresarias aquí, colegas del género, como les digo yo, sé que tengo un desafío que no solamente tiene que ver con la representación de una política o de un modelo económico y social, sé que también tengo toda la presión del género y que siempre son mucho más exigentes con nosotras que con ellos.

Creo que podemos estar a la altura del desafío y dar cuenta del género también, en la gestión de la Primera Magistratura del país.

Muchas gracias y tengan ustedes muy buenos días.

…………………………………………………………………………………….

09-12-2007

Cristina Fernández habló en el Agasajo a extranjeros

PALABRAS DE LA PRESIDENTA ELECTA, CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL AGASAJO A MANDATARIOS EXTRANJEROS

Señores y señoras Jefas de Estado; Su Alteza; señores jefes de Delegación; amigos, amigas: en realidad es una bastante inusual transmisión del mando; es una estrategia en realidad de la Argentina para ahorrar con una sola cena; normalmente siempre se hacía la cena del que se iba y la cena del que venía y acá, en una decisión para aumentar el superávit fiscal del que tanto se habla y al que tanto hay que defender, se hizo todo en una sola cena. (APLAUSOS)

Muy buenas noches a todos y muchas gracias. Con muchos de ustedes nos conocemos desde hace mucho tiempo, hemos compartido encuentros, sueños, debates, ilusiones y quiero comentarles a todas las delegaciones que hace unos instantes, seis presidentes latinoamericanos acaban de firmar en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, el Acta Fundacional del Banco del Sur que nos agrupa en un intento por construir instrumentos regionales que permitan el desarrollo de nuestros pueblos en forma equitativa. (APLAUSOS)

Quienes estamos aquí y tenemos responsabilidades institucionales, responsabilidades de gobierno, representación popular, inauguramos este siglo XXI que espero sea mejor que el que pasó, el siglo XX, signado por la violaciones más terribles a los derechos humanos en todo el mundo y en todos los ámbitos.

Esperemos que en este siglo XXI podamos reconstruir la multilateralidad perdida, el equilibrio perdido y entonces esos derechos humanos, los de primera y de segunda generación sean el signo distintivo de este siglo que comienza: el cuidado del clima, de nuestro hábitat natural. El mundo también será un capítulo importante, ya es un capítulo en la agenda del siglo XXI.

Espero que todos nosotros podamos tener desde las distintas ópticas, desde los distintos espacios ideológicos que podemos representar, la fuerza suficiente para entender que esa defensa del derecho humanitario al que también hacía mención el Presidente cuando pedía por la suerte de Ingrid Betancourt y de los hombres que están secuestrados en la selva colombiana, podamos tener la fuerza, todos, en todos los continentes de poder ayudar para que esta situación también pueda destrabarse.

Vamos a colaborar desde aquí, desde la República Argentina, vamos a responder a la invitación que nos hiciera también el presidente de la República de Francia, Nicolás Sarkozy, y creemos que en esta cruzada por la vida y la libertad, estamos haciendo honor también dentro de pocas horas, el 10 de diciembre, al “Día de los Derechos Humanos”.

Creo que debemos hacer honor a esa Declaración Universal que allá en París, tras el horror de la guerra, tras el horror del Holocausto, los hombres y mujeres nos comprometimos a defender. No tuvimos demasiado éxito en el siglo XX. Esperamos todos que nos vaya un poco mejor en este siglo XXI.

Muchas gracias por estar aquí con nosotros; lo entendemos como un acto de distinción y de solidaridad, no para quien acaba de pronunciar su discurso o para mí, sino para el pueblo argentino a quien representamos.

Muchas gracias y tengan ustedes muy buenas noches. (APLAUSOS)