1955 – Del catolicismo a innovaciones y el TERRORISMO.

1955 – Del catolicismo a innovaciones y el TERRORISMO…

Rememoro algunos sucesos de fines de la década del ’60 como señales insoslayables en torno al comienzo de una guerra civil no declarada.

Atentados, rebeliones, secuestros… muertes.

Un hecho de contundente impacto fue la destacada presencia de alumnos de colegios católicos en las calles de la ciudad cuando comenzó el torbellino histórico del 16 de septiembre de 1955, movimiento cívico militar autocalificado como “revolución libertadora” que se transformó en “persecutoria” y “fusiladora”…

Desde los púlpitos resonaban las arengas más “político-partidarias” que místico-religiosas. Ignorábamos en aquella época que por intermediación de un sacerdote “paulista” mediante una casi secreta trama habían trasladado el cuerpo yacente de María Eva Duarte de Perón a un cementerio romano y que tal sepultura fue registrada con otro nombre. Aquella grieta se fue ampliando por el avasallamiento a los derechos humanos, porque fue consentida una proscripción que se extendió hasta el año 1972 cuando todavía detentaban el poder grupos militares y civiles, directamente relacionados con la Iglesia Católica.

En aquel tiempo, monseñor Eduardo Pironio, argentino nacido en Nueve de Julio en 1920 (fallecido en Roma en 1998), continuaba con su prédica evangelizadora.

No fue por casualidad su dedición de escribir y publicar su libro Meditación para tiempos difíciles, un reflejo de las dificultades y la incertidumbre que nos angustiaba a quienes trabajábamos de sol a sol interpretando los cambios que se iban generando en las conductas de adolescentes y jóvenes con quienes compartíamos experiencias en establecimientos educativos de gestión oficial.

Incluso en el seno de la Iglesia Católica Apostólica Romana se acentuaba la grieta insinuada durante el Concilio Vaticano II, cuando manifestaron sus posiciones los autocalificados “sacerdotes tercermundistas”.

Ha destacado Lucas Lanusse que no ha sido suficientemente estudiado el movimiento generado por “algunas organizaciones estudiantiles católicas… la fuerte relación entre Universidad y política tras el golpe de junio de 1966, que sería una de las principales causas de los ciclos de protesta de fines de la misma década y comienzos de la siguiente”. Hay incontables publicaciones referidas a aquel proceso, desarticuladas y en consecuencia, en este primer año de la segunda década del siglo XXI quienes nos conmovimos ante las vicisitudes soportadas por desorientados alumnos o adolescentes detenidas, luego asesinadas… sentimos la necesidad de releer y elaborar síntesis más abarcativas.

Tras la relectura del interesante ensayo elaborado por Lanusse, elaboro esta cronología y subrayo a los fines de facilitar posteriores consultas:

c. 1954-1955. Rememoro las celebraciones -incluso las entusiastas “arengas” de sacerdotes desde los púlpitos-, después del alejamiento del presidente General Juan Domingo Perón en septiembres de 1955 mientras concretaba su segundo mandato iniciado el 4 de junio de 1952.

Colegios Mayores. Explicó Lucas Lanusse que “su espacio físico se aprovechaba para dictar, por fuera de las carreras de grado, conferencias y cursos sobre temas políticos, económicos y sociales. Esta convivencia de estudiantes de todo el país, sumada a los diferentes cursos, favorecía la creación de una atmósfera de debate de ideas, que muchas veces era canalizada hacia la actividad política. Por otra parte, desde finales de los años cincuenta, algunos Colegios Mayores no fueron inmunes a los sectores renovadores dentro de la misma Iglesia. Finalmente, el quiebre hacia el interior del mundo católico debido al virulento enfrentamiento con el gobierno de Perón, sumado a la falta de resolución del ‘tema peronista’, agregaron un condimento extra el proceso de politización de muchos estudiantes católicos.

En la Universidad Nacional del Litoral el nacimiento de los Colegios Mayores trajo como consecuencia la creación de una importante agrupación estudiantil, denominada Ateneo. El Ateneo -al igual que el integralismo cordobés- experimentó un gradual pasaje hacia un nacionalismo revolucionario identificado con el peronismo, y en parte esa fue la causa de su importante crecimiento durante los años sesenta. Como en la mayoría de los sectores cristianos que realizaron ese pasaje, la ‘peronización’ se produjo a partir de la idea de compromiso con los pobres, y la evidencia de que en la Argentina estos sectores eran mayoritariamente peronistas. Como consecuencia de este recorrido, el Ateneo Santa Fe se transformó en una importante pieza en los múltiples debates que se daban dentro del catolicismo en aquella época.”

Uso de la sotana. Durante la primavera de 1955 hubo “un golpe” dentro del golpe cívico militar que provocó la renuncia del presidente Gral. Juan Domingo Perón con el propósito de evitar el derramamiento de sangre por enfrentamientos entre los grupos antagónicos y el Gral. Eduardo Lonardi que había asumido la presidencia provisional el 22 de septiembre de 1955 cesó el 13 de noviembre, porque exactamente un mes y veintidós días después de comienzo de la autodenominada “revolución libertadora”, hasta las elecciones de 1958 ejerció tales funciones el General Pedro Eugenio Aramburu. Ha rememorado Lucas Lanusse lo que la población observaba cercana la finalización del primer lustro de aquella convulsionada década, el limitado uso de las sotanas porque la mayoría de los sacerdotes vestían sólo trajes para no ser reconocidos como tales y evitando así posibles agresiones. “Un par de años después se intentó restituir esa tradición y hubo algunos seminarios, incluyendo el de Córdoba, que se rebelaron. El tema de la sotana pasó a ser el símbolo de una posición que se perfilaba en aquel momento dentro de la institución: la de la identificación de los pastores de la Iglesia con el resto de la sociedad, y en particular con los pobres. Este proceso derivó, hacia comienzos de la década de 1960, en una nueva y más profunda crisis en los seminarios, que epilogó en numerosos cambios de rectores y en transformaciones de los planes educativos.”

1956: Junio 09. Tras el comienzo de la autodenominada “revolución libertadora” comenzó un movimiento de resistencia. El 9 de junio de 1956 fueron asesinados militantes justicialistas, anunciaron que estaba vigente la Ley Marcial y tres días después, continuaron fusilando sin juicio previo. “El Bebe” John William Cooke, primer delegado de Juan Domingo Perón en el exilio”) estaba exiliado en Cuba y organizó el Movimiento Revolucionario Peronista (MRP). En ese tiempo hubo atentados, sabotajes y huelgas.

1958: El 1º de mayo asumió el presidente electo Dr. Arturo Frondizi (Unión Cívica Radical Intransigente). Retornó al país John William Cooke para organizar la segunda “Resistencia Peronista”. El presidente Frondizi ante sucesivas manifestaciones violentas declaró el “Estado de Sitio” y ordenó la aplicación del Plan CONINTES. Continuaron las huelgas, con violentas reacciones durante las organizadas por los Ferroviarios, Bancarios, Petroleros y en el Frigorífico Lisandro de la Torre. Prácticamente una tercera fase, se generó al organizarse la guerrilla rural en el noroeste argentino, cuando trascendió que el Comandante Ciro Ahumada -ex capitán del ejército argentino- conducía a la “Unión de Guerrilleros Andinos” cuya organización respondía a la doctrina expresada en el “Manual del Guerrillero” que incluía ciento cincuenta interrogantes en torno a la misión del guerrillero. En esa región intervenían los “Uturuncos” (Tigres del Monte o la Sierra, de filiación marxista-leninista), cuyos miembros luego integraron el Comando “17 de Octubre, otros el “Ejército de Liberación Nacional”. Reiteraban que el Comandante Enrique Manuel Mena conducía la “Tendencia Peronista y en comando que operaba en Tucumán estaba integrado por aproximadamente veinte hombres. Sabido es que el periodista Enrique Oliva integraba el grupo Uturuncos (reconocido con el seudónimo François Lepot, autor de “Malvinas: el colonialismo de las multinacionales”, Edición de la Fundación Juan Domingo Perón, Suipacha 392 1er. Piso, Capital Federal, 1987) El entusiasta combatiente Enrique Manuel Mena trabajó en el Sindicato de Luz y Fuerza, murió en 1969 tras soportar un cáncer.

[ARGENTINA AMADA ¡País de los Contrastes! Releo conmovida lo expresado en torno a la historia de los argentinos: “Aquí es interesante señalar que este capitán del Ejército, Ciro Ahumada, sería identificado unos quince años más tarde entre los formadores de las AAA (Alianza Anticomunista Argentina). Este grupo de lúgubre memoria, se dedicó durante el interregno democrático peronista a secuestrar y torturar a militantes de izquierda. Ahumada sería marcado, además, como uno de los responsables de la Masacre de Ezeiza, organizada por grupos de la derecha peronista en contra de Montoneros y las Juventudes Peronistas de izquierda. Más tarde, muchos de los cuadros de las ‘Tres A’ se integrarían a los ‘Grupos de Tareas’, formados por la sangrienta dictadura militar para asesinar o hacer desaparecer personas en la Argentina. Este carácter aluvional de la Resistencia Peronista del ’55, donde convivían militares, ex policías, nacionalistas de derecha e izquierda, trotskistas, terroristas esotéricos, etcétera, es notable hasta mediados de los 60, momento en que comienzan a separarse completamente las aguas. Hacia fines de esta década, ya se distinguen claramente dos sectores nítidamente enfrentados: la derecha peronista (que en gran parte ha pactado o tiene buen diálogo con la dictadura militar de Onganía-Lanusse, y la por entonces abrumadoramente mayoritaria izquierda, expresada en el peronismo por FAR, Montoneros, Peronismo de Base y otros, quienes realizan tareas comunes con la izquierda marxista leninista o trostskista: PRT-ERP, FAL, El Obrero y otros numerosos grupos).]

c. 1956-1962: “…el Seminario Mayor de Córdoba fue testigo de algunos incidentes cuyo desarrollo marcaba a las claras el comienzo de un enfrentamiento entre los sectores conservadores de la Iglesia y aquellos que dentro de la misma institución bregaban por una urgente renovación… En Córdoba, entre quienes encabezaban la postura de apertura se encontraban tres jóvenes curas que enseñaban en el seminario: Erio Vaudagna, José Gaido y Nelson Dellaferrera.”

1959: Fueron evidentes las acciones “revolucionarias” que en 1959 se estaban planificando y ensayando en el campamento tucumano del grupo armado “Uturunco”.

Primavera de 1959: Un grupo de soldados conducido por el Comandante Puma secuestró a viajeros cerca del arroyo Calao, lugar nombrado Puesto de Zárate y también “saltaron el puesto policial de Alto Verde y el paradero El Calao del ferrocarril general Manuel Belgrano. Entre los tres guerrilleros detenidos, con ropas raídas y sin armas, reconocieron a “el Tano” Franco Luppi. También operaba un grupo de guerrilleros bonaerenses al mando de Santiago Transelino Molina, “el Mexicano”, detenidos en el medio del monte durante un tiroteo.

Dic. 24 de 1959: Un grupo de soldados acompañado por el “Teniente Coronel Puma” [Félix Serravalle] ingresó a la madrugada en la Jefatura de Policía de Frías, ciudad situada en el límite entre Santiago del Estero y Catamarca. Ese simbólico nombre de Coronel Puma insinuaba la similitud con el ataque de un puma, agresivo tigre americano que vive oculto en los montes. La imaginación también generó otro significado sobre la base de cada letra inicial: “Por una argentina mejor”. Exigieron la entrega de uniformes y armas, los encerraron en calabozos. Rápida acción de los santiagueños, algunos peronistas, auto-reconocidos como “Los Uturuncos”, denominación de origen quichua, legendaria leyenda del “Runa-Uturunco” (Hombre-Puma), aborigen que combatía a los explotadores españoles en tiempos de la conquista. Han destacado que el general Iñiguez antes de tal operativo habría expresado que esa toma sería la señal para el levantamiento de leales al “peronismo” en las provincias de Salta, Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos. También estaba previsto el apoyo de las organizaciones sindicales mediante paros y actos de protesta en fábricas para generar un desgaste en el gobierno de Frondizi. El Gral. Iñiguez por distintos medios explicó que no estaba vinculado con ese grupo. Los Uturuncos organizaron campamentos en la selva tucumana, montañas donde era necesario un entrenamiento para asegurar la subsistencia. Como aún suele suceder con jóvenes luchadores en la década del setenta, entre los uturuncos se destacaban Cárdenas y Uriondo, en la década del ochenta empleado público el primero y el segundo, durante la presidencia del doctor Raúl Ricardo Alfonsín subsecretario de Seguridad en el Ministerio del Interior conducido por el cordobés Dr. Ramón Mestre y Enrique Mathov (Unión Cívica Radical). Intentaron asaltar una cárcel y fue detenido el Comandante Puma, luego otros se entregaron a las autoridades policiales, probablemente desalentados porque no los apoyó la dirigencia peronista.

1960. Febrero 15. En la ciudad de Córdoba un comando terrorista arrojó la bomba que provocó el incendio y destrucción de un tanque con tres millones de litros de nafta y dos tanques de doscientos mil litros de gasoil cada uno, tambores de 200 litros de nafta y un camión tanque. Murieron trece civiles y hubo varios heridos.

1960. Marzo 12. En La Lucila, provincia de Buenos Aires, los terroristas concretaron el primer atentado contra el capitán del ejército David René Cabrera utilizando “dos paquetes de gelignita de tres kilos cada uno” colocados en la entrada de la vivienda. En ese momento murió su hijita Guillermina de 4 años y fue herido gravemente su hijo Jerónimo Luis, de seis años. Luego distintos medios informaron que fueron Héctor Rodolfo Gringoli, Beorlegui y Leonelli quienes por indicación de Alberto Campos colocaron el material explosivo entregado por Juan Carlos Brid.

1961: Han destacado que en el período 1958-1961, presidencia del doctor Arturo Frondizi, hubo 1.566 atentados terroristas, bombas, ataques a fuerzas armadas y de seguridad, a civiles: 17 muertos entre ellos Guillermina Cabrera de cuatro años y 89 heridos. Aunque los Uturuncos de Frías en Santiago del Estero se debilitaron hasta prácticamente desaparecer, nuevos brotes fueron imponiendo el miedo como recurso básico para la dominación.

El nacionalista FRIP, Frente Revolucionario Indoamericano y Popular, expresaba la confluencia de las raíces indoamericanas -con orientación bolivariana- y proyectos de renovación política mediante métodos “revolucionarios” con prescindencia de la lucha armada. Santucho impulsó una editorial para difundir los principios del citado frente, y en un folleto editado en 1961 expresaron sus posiciones: “No al imperialismo capitalista de los Estados Unidos, no al imperialismo comunista de la Unión Soviética; defensa de nuestra identidad latinoamericana y nuestras raíces indígenas, incluyendo las lenguas originales, que debían salvarse de la acelerada extinción alentada por los imperialismos denunciados para homogeneizar el mundo, organización desde las bases, a partir de los sindicatos, pero especialmente en nuestra región noroestina, desde el campesinado, principal fuerza revolucionaria del continente”. Francisco René viajaba para influir sobre los campesinos tucumanos y así lograra la formación de grupos de militantes. Mario Roberto prefirió acercarse a los sindicalistas durante la época de zafra y tales alianzas fueron modificando los propósitos iniciales.

En 1961 comenzaron a organizar las escuelas “PETI” a los fines de la “Preparación Especial de Tropas Integrales” y ha recordado el oficial cubano Dariel Alarcón Ramírez –Benigno-, fundador de esos centros de adiestramiento y compañero del Che Guevara en Bolivia: “…Mi primer alumno, recuerdo muy bien, fue (Jorge) Ricardo Masetti”. Dos años después, Masetti apareció en la salteña localidad de Orán con su Ejército Guerrillero del Pueblo.

Después de marzo del ’62 y destituido el presidente Frondizi, en Montevideo Alicia Eguren de Cooke reclutó en Montevideo a aproximadamente cincuenta personas y tras recorrer Buenos Aires, Santiago de Chile y México, llegaron a La Habana. Era un heterogéneo grupo donde confluyeron socialistas, trotskisas, Uturuncos e integrantes de la Juventud Peronista. Eran entrenados bajo control del comandante Che Guevara y del capitán José María Papi Martínez Tamayo, muerto en Morocos, Bolivia, el 30 de julio de 1967. Como consecuencia de continuas discrepancias, los argentinos casi terminan a los tiros. “No era lo mismo Ángel ‘Vasco’ Bengoechea ue los peronistas ‘Manco’ Carrizo o Carlos ‘Pancho’ Gaitán o Manuel Gaggero y el socialista Elías Semán, por ejemplo. Los peronistas no querían seguir la experiencia castrista y tenían la sensación de que John William Cooke -que decía representar a Perón- no hablaba con el expresidente. El trámite terminó luego de una conversación que mantuvieron con Héctor Villalón en el Hotel Riviea de la Habana, que sí representaba a Perón” (Yofre, Juan Bautista, ob.cit., p.16 y 43.)

1962. Ya eran evidentes las acciones de la organización autodenominada “Tacuara”, de tendencia antisemita, integrada por nacionalistas católicos orientados por el Padre Meinvielle y alumnos de liceos militares, revisionistas de la política establecida por el Brigadier Juan Manuel Ortiz y Rozas, más conocido como Juan Manuel de Rosas a quien el general José de San Martín legó su sable curvo como reconocimiento a su defensa de la soberanía nacional. Con apoyo de servicios de inteligencia israelíes, lograron el clandestino secuestro de Adolf Eichmann en nuestro país, acusado de crímenes de lesa humanidad. Organizaron atentados contra sinagogas mediante la colocación de explosivos y arrojando bombas de alquitrán contra los frentes de edificios de esa colectividad. Evidencia de la crueldad de algunos de esos “tacuaras” fue el secuestro de Graciela Sirota, estudiante, judía, golpeada y tatuada con svásticas. Luego en la ciudad de Rosario, sur de la provincia de Santa Fe, mataron a Raúl Alterman, también judío y miembro activo del Partido Comunista. Como aún suele suceder, intereses antagónicos determinaron la división en un grupo “de derecha” nombrado Guardia Restauradora Nacionalista y el mayoritario Movimiento Nacionalista Revolucionario Tacuara, de izquierda, luego fusionado con el “Peronismo Revolucionario”.

Memoria necesaria…

El estudioso escritor Juan Bautista Tata Yofre al referirse al comienzo de las organizaciones civiles armadas que secuestraron y torturaron, cobraron rescates y asesinaron en sucesivos atentados que provocaron la muerte de personas –incluso niños y adolescentes- que caminaban por las calles o compartían encuentros.

“…subterráneamente, al margen de la gran mayoría de la generación de los setena, se venía conformando un ‘algo’ que cuando se desató, barrio con todo. No es cierto que se originó como reacción a la Revolución Libertadora, tampoco nació con la Revolución Argentina como suele afirmarse. En todo caso, la usaron como excusas. Ese ‘algo’ había nacido en 1959, en la Cuba de Fidel Castro, dentro del contexto de la Guerra Fría, para fomentar a través de la violencia la toma del poder en la Argentina y otros países de América Latina”…

“…y habría que agregar que un sector de la Iglesia tampoco fue ajeno al devenir del desarrollo de la violencia armada. Era muy repetida la idea, entre los sacerdotes tercermundistas, que ‘el deber de todo cristiano es ser revolucionario y el deber de todo revolucionario es hacer la revolución’. Está claro que esta evolución ‘para la transformación social’ se hacía desde la óptica marxista-leninista. O en términos latinoamericanos, la óptica castrista. Sólo así se entiende -si es que se puede comprender- la presencia del padre Carlos Mugica en un campo de adiestramiento de Cuba.”

Anotó el historiador Tata Yofre: “Mujica Echagüe, Carlos Francisco Sergio. Hijo del dirigente conservador Adolfo Mugica, ex canciller de Arturo Frondizi. La presencia de Mugica en Cuba es sugerida por el chileno Max Marambio en Las armas de ayer, Random House-Mondadorf, Buenos Aires, 2009, y explícitamente por un ex miembro del Ejército de Liberación Nacional perteneciente al Sector 8, entrenado en Cuba en 1968, en la misma época que el sacerdote. Durante la entrevista en España, él no me pidió reserva de su nombre, pero estimo prudente que así sea. Entre oras veleidades, Mugica fue miembro del directorio editorial de Liberación, órgano del ERP-22 en abril de 1973, junto con monseñor Podestá, Gustavo Roca, Rodolfo Walsh, Ortega Peña, Eduardo Luis Duhalde y Julio Cortázar. Mugica fue asesinado al salir de misa en Zelada 4771, en la ciudad de Buenos Aires, el 11 de mayo de 1974. El periodista Jacobo Timerman, [padre de Héctor Timerman, actual ministro de relaciones exteriores] desde La Opinión acusó a Montoneros. Años más tarde durante una reunión con exiliados en Holanda, Rodolfo Galimberti se adjudicó la muerte. De esa reunión participaron algunos que son altos funcionarios en el gobierno de Cristina Fernández Kirchner. Unas pocas horas más tarde, en la intimidad, con una mujer holandesa -y con unas copas de más-, volvió a repetir la misma versión. Todo esto me fue relatado por uno de sus participantes”.

(Leer: Yofre, Juan Bautista. “Volver a matar.

Los archivos ocultos de la ‘Cámara del terror’ 1971-1973”

Buenos Aires, Sudamericana, 2009.)

Sabido es que desde el 25 de mayo de 2003, comienzo de la presidencia del patagónico doctor Néstor Carlos Kirchner, impulsaron la revisión de casi todo lo juzgado en torno a la guerra civil no declarada que registró como principales protagonistas a los grupos civiles armados identificados como “Montoneros” y “Ejército Revolucionario del Pueblo”. Desde entonces, los “comandantes” y “guerrilleros” civiles sobrevivientes y quienes facilitaron la salida de las cárceles donde estaban cumpliendo condenas por hechos probados, desempeñan diversas funciones ejecutivas en jurisdicciones nacional, provinciales y municipales; también han sido electos legisladores en el Congreso Nacional y en legislaturas provinciales.

El “ATENEO” de Santa Fe de la Vera Cruz

1964: Las experiencias de los Uturuncos en los montes tucumanos se extendieron a distintas latitudes. En 1964 en Orán (Salta) detectaron la presencia de Ricardo Masetti con su organizado “Ejército Guerrillero del Pueblo” que incluía a oficiales cubanos, entre ellos el “capitán Hermes Peña Torres, de las fuerzas revolucionarias de Cuba jefe de la escolta de Ernesto Che Guevara de la Serna cuando comenzó la “revolución” comandada por Fidel Castro, “cuyos restos fueron identificados recién en 2005 por el Equipo Argentino de Antropología Forense y, por pedido del régimen castrista, fueron enviados a La Habana donde recibió los honores de Héroe de la Revolución” destacó el periodista y escritor Juan Bautista Cofre en el citado libro “Volver a matar”, 2009. Es oportuno destacar que con el propósito de evitar sangrientos actos de violencia y en concordancia con oportunas instrucciones del presidente Arturo Umberto Illia [12-10-1963/29-06-1966], promovieron el inmediato control de las fuerzas de Gendarmería hasta que aniquilaron ese “foco” en el noroeste argentino.

(La periodista Susana Reinoso dialogó con el periodista y escritor Jorge Lanata, autor de la novela Muertos de Amor, editorial Alfaguara. El 15 de abril de 2007 desde el diario “La Nación” contribuyeron a estimular la memoria en torno a la guerra civil no declarada que sigue siendo negada desde la asunción del presidente Dr. Néstor Carlos Kirchner, el 25 de mayo de 2003. Releo algunos párrafos: “…Es un trabajo sobre la actuación del Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP), una célula de 40 individuos conducida por el periodista Jorge Ricardo Masetti -el Comandante Segundo- en Salta que, sin entrar nunca en combate, fusiló a tres de sus miembros. Masetti fue la cabecera de playa de la primera guerrilla rural que, bajo la inspiración del Comandante Primero -el Che Guevara-, tuvo lugar en la Argentina. Lanata adopta una mirada crítica sobre el EGP, al que considera la ‘metáfora del movimiento guerrillero en el país’; un Esperando a Godot, donde se matan entre ellos. Es una buena metáfora de la guerra en general. La violencia política de aquellos años no fue representativa de la sociedad’. Masetti escribió el ensayo Los que luchan y los que lloran, cuyo prólogo fue de Rodolfo Walsh. Su hijo, Jorge Masetti, publicó El furor y el delirio (Tusquets, 1999), una fuerte crítica al régimen castrista, pese a haberse educado en la revolución cubana.” Destacó luego el periodista Jorge Lanata que “ha llegado la hora de abrir un debate sobre la violencia política que la Argentina vivió en los años 60 y 70. ‘Hay pequeños síntomas en la sociedad sobre la necesidad de este debate. Y es bueno que se dé porque hay visiones muy maniqueas. Para algunos fueron valientes y arrojados. Para otros, unos hijos de p… Pero no fueron ni una ni otra cosa. Fueron, ante todo, personas con un increíble grado de voluntarismo.” (…) “Soy muy crítico con la guerrilla y con la violencia política. Me pareció una historia emblemática. En 1964 hubo 40 tipos que, en la selva salteña, querían hacer la revolución y fusilaron por débiles a dos de los suyos. Hay una falta de mirada crítica sobre lo que fue la generación del 70. Tampoco el Gobierno la tiene, porque Kirchner hubiera querido ser parte de aquello, pero no estuvo, como tampoco estuvieron muchos de sus funcionarios. Había más ex montoneros reciclados con Menem que hoy con Kirchner, aunque su impronta sea medio montonera por lo soberbia. (…) Hubo demasiados muertos en este país para que alguien se considere dueño de la verdad. Lo mejor es abrir un debate donde todos opinen. En este libro no hay nada que yo no piense. Aquella idea de la creación del hombre nuevo es un delirio. Para mí todo asesinato es sólo asesinato. Y la gente piensa bastante parecido. Hay que ser capaz de secuestrar a un tipo, meterlo en un pozo, darle de comer y después matarlo cuando el tipo está desarmado. No se hace una revolución secuestrando un empresario ni fusilando a un colimba en la calle. (…) Yo creo que tampoco se puede explicar totalmente por el contexto político. No todo el mundo se volvió loco y sacó las armas, aunque estuvieran cerrados los caminos constitucionales. Tampoco la guerrilla defendió la Constitución. Montoneros no tenía un plan de gobierno, por ejemplo, ni tenía idea de nada. Eran improvisados y voluntaristas. Y encima le quisieron explicar el peronismo a Perón. En cambio, la revolución cubana sí fue popular. No quiero demonizar, pero lo raro en Montoneros fue que tenía una cúpula que es la que sobrevivió, cuando el resto murió. Yo cuestiono la violencia como método para hacer política”… La periodista Reinoso preguntó: “-¿Qué opinás del periodista con compromiso político como Jorge R. Masetti?” y Jorge Lanata respondió: “Un periodista no tiene que estar ni siquiera afiliado a un partido político. La degradación en esta profesión hizo que empezara a ser normal que, por ejemplo, existan periodistas que hacen prensa para un diputado o una distribuidora de cine. Me parece mal. En los 70 había una visión militante del periodismo. El compromiso tiene que ser con la verdad. Lo que pasa es como nunca antes hoy existe un alineamiento del periodismo, como no había visto desde la dictadura. Hay un grado de censura alevoso. Es lamentable que la gente termine siendo comprada por las circunstancias.”

…………………………………………………………………………………………………..

1964: El “Ateneo” de Santa Fe: Explicó Lucas Lanusse que “en los primeros días de mayo de 1964, por ejemplo, la agrupación convocó a una reunión general de movimientos cristianos, a la que concurrieron humanistas, integralistas, ateneístas y social cristianos, entre otras corrientes. Las discusiones que se llevaron a cabo fueron apasionantes. Todos levantaron la bandera de la necesidad de un ‘cambio de estructuras’, pero surgieron diferencias en cuanto a considerar compañeros de lucha a sectores no cristianos. En ese mismo año, el Ateneo Santa Fe, al igual que el integralismo cordobés, decidió la ocupación de las facultades en adhesión al Plan de Lucha de la CGT”…

Ocupaciones de fábricas – Concilio Vaticano II

“Las movilizaciones obreras y ocupaciones de fábricas de 1964 generarían en el seno de la Iglesia cordobesa nuevos incidentes. En abril de ese año, en el marco del Plan de Lucha lanzado por la CGT, el diario Córdoba publicó tres reportajes a los sacerdotes [José] Gaido, [Nelson] Dellaferrera y [Erio] Vaudagna acerca de la posición de la Iglesia frente a la cuestión social, la educación y los cambios teológicos que se venían marcando en el Concilio Vaticano II. El contenido de las notas generó una importante ola de críticas de parte de los sectores católicos conservadores, derivando en una intensa polémica… Treinta sacerdotes del clero cordobés adhirieron a los curas rebeldes mediante una solicitada. Finalmente, el conflicto concluyó el 25 de mayo, cuando tras la visita del Nuncio a Córdoba y como consecuencia de las presiones ejercidas, la totalidad del clero cordobés manifestó su adhesión a Monseñor Castellanos. Había triunfado la ‘verticalidad’. En 1964, Gaido y Dellaferrera tuvieron como destino la Parroquia Cristo Obrero -ubicada en la ciudad de Córdoba-, con la misión de transformarla en una ‘parroquia universitaria’, fomentando la participación de los numerosos estudiantes de la ciudad. Desde entonces se conformó, alrededor de estos y otros curas rebeldes, un grupo integrado principalmente por estudiantes universitarios que comulgaban con las ideas de apertura de la Iglesia y de opción por los pobres.”

1965. “Dentro del Ateneo Santa Fe, el proceso de giro hacia un peronismo de izquierda fue liderado por el Colegio Mayor vinculado a la Facultad de Ingeniería. Hacia mediados de la década del sesenta, entre los estudiantes de la carrera de ingeniería química se destacaba Mario Freddy Ernst. Para esa época, Emst presidía la agrupación y ejercía una importante influencia sobre el resto de los universitarios. Numerosos estudiantes de ingeniería química lo acompañaban en su militancia, entre ellos Ricardo René Haidar, Roberto Rufino Pirles, Osvaldo Agustín Cambiasso, Raúl Clemente Yagger, Raúl Braco, Juan Carlos Menesses, Marcelo Nívoli y Carlos Legaz. Luego se sumarían otros, entre ellos Fernando Vaca Narvaja.

[Mario Freddy Ernst -también conocido como Fred Ernst– el 25 de mayo de 1973 tras la asunción del presidente Dr. Héctor José Cámpora, integró el grupo que actuó a los fines de lograr que el joven ministro del Interior Esteban Bebe Righi ordenara la redacción del indulto para todos los “presos políticos”. Testimonio del periodista Miguel Bonasso: “Cazes Camarero… pidió a la gente que no se desconcentrara pese a que Righi se lo había solicitado, ‘porque un gobierno popular -gritó-, no puede reprimir al pueblo’. Luego reveló que le había pedido al ministro que el indulto se anunciara por radio y televisión ‘para que el pueblo conociera la situación’. ‘Si eso no se produce -anunció- habrá desconcentración.’ A las veinte y cuarenta y cinco, Fred Ernst, de Montoneros, y Cazes Camarero del ERP, en diálogo con la multitud, acordaron otorgarles a las autoridades un plazo de cuarenta minutos para lograr una definición. Righi insistió en que el indulto debía anunciarse sin que mediara ningún tipo de presión y volvió a comunicarse con Don Héctor. El Tío estuvo de acuerdo y así lo consignó en su informe a Perón:

Como la situación era muy difícil, toda vez que llegó a quererse tomar la cárcel y la única posibilidad era reprimir violentamente, se decidió que lo más conveniente para evitar hechos más graves, era indultar a los presos políticos”.

Los Vaca Narvaja –como los Molina en Santa Fe-, fueron familiares con activa participación en actos de terrorismo. Releo lo expresado en un archivo de Presos Políticos en la Argentina disponible en la red de redes: “Vaca Narvaja padre y abuelo del periodista y del abogado, militaba en el MID (MOVIMIENTO DE INTEGRACIÓN Y DESARROLLO), pero estaba volcado hacia un sector de la izquierda revolucionaria; de hecho escribió vario artículos y ocupó por ese entonces algunos cargos en la ciudad de Córdoba. Tuvo varios hijos (7), tres de ellos integraron la Organización Terrorista Montoneros” Hugo, muerto junto a Higinio Toranzo y Gustavo de Brevil, el 13 de agosto de 1976 en la zona del Chateau Carreras de Córdoba, tras un intento de fuga); “Hernán (alias el vasco), Oficial Montonero, escapó de la cárcel de Trelew (Viedma-Río Negro) junto a otros terroristas del ERP en 1972 (entre ellos Gorriarán Merlo, [Juan] Abal Medina, Patricio Kelly), quiénes tomaron un avión con rumbo a Chile. Allí los recibió el presidente marxista leninista Salvador Allende, quien les dio asilo y posteriormente viajaron a Cuba donde fueron recibidos por Fidel Castro y Ernesto ‘CHE’ Guevara. Actualmente este Vaca Narvaja ocupa un cargo en el Gobierno de Cristina de Kirchner.” Sabido es que el chileno Allende fue bautizado con los nombres y tras la muerte de su madre, fueron tachados los que ella había elegido nombrándose sólo Salvador Allende”; curiosidades en un contexto de personalidades que han expresado la importancia de las raíces y de la identidad.]

1965: Comienza la expansión del movimiento conducido en Colombia por el sacerdote católico Camilo Torres, nacido en Santa Fe de Bogotá el 3 de febrero de 1929, ordenado en 1954, luego estudiante de sociología en una universidad de Bélgica

Enero 7. El cura Torres desde fines de la década del 50 estuvo imaginando cómo luchar para favorecer a las familias con menores recursos hasta que logró integrar el “Frente Unido” que simbolizó “la unidad de revolucionarios cristianos y socialistas”. El 7 de enero en las montañas de Santander aparecieron grupos armados del Ejército de Liberación Nacional y desde el 18 de octubre de 1965 se incorporó a esas fuerzas invocando la necesidad de liberar a las clases populares.

15-02-1965: Combate en el “Patio Cemento, del corregimiento de El Carmen, municipio de San Vicente de Chucurí, departamento de Santander, Camilo muere en combate.”

1966. Agosto 18… “los estudiantes del Movimiento Integralista cordobés decidieron tomar la Parroquia Universitaria y realizar una huelga de hambre en protesta por la intervención universitaria… El integralismo era una agrupación de estudiantes católicos de la Universidad Nacional, nacida después del derrocamiento de Perón. [16 de septiembre de 1955] Desde sus posiciones conservadoras originales, venía haciendo un giro hacia ideas más cercanas aun nacionalismo de izquierda identificado con el peronismo. Para le realización de la huelga de hambre contaron con la colaboración de los párrocos y del grupo de estudiantes conformado a su alrededor. En un comunicado, el integralismo exigía la renuncia del Ministro del Interior Enrique Martínez Paz y del rector de la Universidad de Córdoba. Pedían además que los cargos de rector y decanos fueran cubiertos por profesores ‘con autenticidad moral y autoridad intelectual’, la participación efectiva de los estudiantes en los organismos de gobierno universitario, y la inmediata puesta en marcha de un plan de transformación integral de la Universidad, tendiente a lograr ‘una universidad identificada con las aspiraciones del pueblo y al servicio de los intereses nacionales’. A comienzos de septiembre, la huelga se levantó sin conseguir ninguno de sus propósitos. Los estudiantes que habían participado más activamente de la experiencia de la parroquia fundaron el Movimiento Universitario Cristo Obrero (MUCO). Hacia fines de 1966, los estudiantes del MUCO comenzaron apercibir que una militancia ligada predominantemente al ámbito universitario resultaba insuficiente. Ya no les interesaba una actividad sectorial, que limitara el compromiso político que muchos de ellos querían asumir. Con motivo de estas inquietudes, se organizó un congreso en el que se enfrentaron dos posiciones sobre los métodos de acción a seguir. El grueso de los integrantes del MUCO privilegió decididamente el trabajo de base, ahora no sólo en las universidades sino también en fábricas y barrios, y todos pusieron manos a la obra.”

1966. Junio 26. Comienzo de la autodenominada “Revolución Argentina”. El 20 de ese mes, el presidente de la Nación Dr. Arturo Umberto Illia estuvo en la ciudad de Rosario participando en los actos de celebración del “Día de la Bandera”, aniversario del fallecimiento del General Manuel Belgrano (1820) y consultado por los periodistas dijo que no aceptaría ningún condicionamiento de los militares. Gobernador en la provincia de Santa Fe desde el 12-10-1963, el doctor Aldo Emilio Tessio. En tales circunstancias, el general Juan Carlos Onganía ya estaba terminando la planificación del proceso que duró seis años y nueve meses, con desempeño de tres presidentes de facto y sucesión de cuatro gobernadores en la provincia de Santa Fe. El 28 de junio, el Gral. Eleodoro Sánchez Lahoz asumió interinamente como interventor y asumió el Coronel Juan Bautista Báez como ministro de Gobierno, Justicia y Culto, e interino de Educación y Cultura. El 5 de agosto de ese año, en el Salón Blanco de la casa de Gobierno, asumió el gobernador de facto Contralmirante Eladio Modesto Vázquez; cinco días después el ministro de Educación y Cultura Dr. Leoncio Gianello y el subsecretario de Educación y Cultura, su amigo Dr. Leopoldo Chizzini Melo.

El ATENEO santafesino siguió funcionando con “una rama de profesionales” y ese hecho subversivo del orden constitucional, impulsó a la decisión de “militar en otros ámbitos. Se organizó primero la militancia en barrios y sindicatos, y poco después un aparato clandestino para la realización de actividades armadas. Dentro del ámbito sindical, estrecharon vínculos con los gremios que formaban parte de la CGT de los Argentinos en Santa Fe. El trabajo en este campo era facilitado por el fluido contacto que gente del Ateneo mantenía con integrantes de Acción Sindical Argentina (ASA), como los hermanos René y Dante Oberlín. La actividad en la Universidad Nacional, por su parte, se llevaba acabo a través de la estructura del Ateneo Santa Fe.” / “Como en Lealtad y Lucha de Córdoba, los integrantes del aparato clandestino componían un núcleo menor dentro del círculo -mucho mayor- de actividades que realizaba la gente vinculada al Ateneo.”

1967: “La opción de la mayoría derivó en la creación de la Agrupación Peronista Lealtad y Lucha a comienzos de 1967. El nombre no era casual: a esa altura, quienes no provenían de familias peronistas – y eran muchos -, ya habían optado por esa identidad, ante la evidencia de que la clase trabajadora, ‘sujeto histórico’ de la revolución que todos deseaban llevar acabo, se identificaba masivamente con ese movimiento. En el curso del año 1967 una nueva inquietud invadió a algunos de los integrantes de Lealtad y Lucha. En agosto, en un congreso realizado en Río Cevallos, unos setenta militantes decidieron incorporar la faz militar a la lucha política, y en consecuencia conformaron una organización político-militar. Por lo menos hasta fines de 1969 el desarrollo alcanzado por este aparato militar fue bien escaso. Dentro de la actividad en la universidad, la experiencia de mayor relevancia que se vinculó a Lealtad y Lucha fue la Agrupación de Estudios Sociales de Córdoba (AES), nombre eufemístico que ocultaba una activa organización estudiantil conformada en la Universidad Católica de Córdoba. Los curas rebeldes eran profesores de esa institución, ya través suyo varios estudiantes decidieron asumir un compromiso más protagónico con la realidad que los circundaba. Los sacerdotes insistían en que todos eran responsables de los padecimientos ajenos, que nadie podía ‘hacerse el distraído’. A muchos alumnos, por ejemplo, les impactó la negativa de Gaido a dar clases con motivo de la muerte de Santiago Pampillón en septiembre de 1966. De alguna manera, este fue el punto de partida de lo que en breve se transformó en el AES. A una primera camada no demasiado revoltosa, la sucedió en 1967 otra de posiciones mucho más radicales, compuesta por numerosos estudiantes, muchos de los cuales o bien ya pertenecían a Lealtad y Lucha, o irían ingresando a la agrupación a lo largo de los meses siguientes. Entre ellos se encontraban Alberto Molina, Héctor Bruno, María Eleonor Papaterra, Carlos Alberto Soratti Martínez, Miguel Angel Bustos, Jorge Raúl Mendé y Teresa Graffigna y Mariano Pujadas. El AES promovía cursos y campamentos de trabajo, ya través de la agrupación numerosos estudiantes continuaron incorporándose a Lealtad y Lucha en los años siguientes.”

1967: Entre fines de julio y el 10 de agosto, presidida por el senador chileno Salvador Allende se realizó la reunión de OLAS (Organización Latinoamericana Solidaridad- [Salvador Isabelino del Sagrado Corazón Jesús Allende Gossens, destacó Juan Bautista Yofre y explica que esos nombre fueron elegidos por su madre y así constan en acta de Bautismo, “pero fueron borrados al morir ella” (Leer “Volver a matar”, Bs. As. Sudamericana 2009, p. 42)

Agrupación de Estudios Sociales de Córdoba: “En 1968 la agrupación organizó uno de sus habituales campamentos, en este caso en Tucumán, con la idea de trabajar junto a los cañeros y estudiar la realidad del lugar. A raíz de este viaje, se elaboró un documento publicado en la revista Cristianismo y Revolución… El objetivo del AES, proclamaban, era luchar ‘por una nueva sociedad, donde el hombre pueda realizarse plenamente’. El documento sostenía que ‘Argentina, como el resto de Latinoamérica se encontraba oprimida por el sistema liberal-capitalista que impide toda realización plena y humana’, y que como paso imprescindible para realizar un ‘cambio radical de las estructuras’ era necesario el estudio de la realidad concreta ‘en un contacto vivo CQP el hombre real, verdadero y único, artífice de la historia’. Al final del documento, definían a la violencia de diversas maneras, en lo que constituyó un eslabón muy importante para justificar la ‘violencia de abajo’. Concluía el documento: ‘Violencia es la muerte prematura; Violencia es el hambre y el raquitismo de los niños; Violencia es humillarse para poder alimentar a los hijos; Violencia es que la madre embarazada no desee el nacimiento del hijo que quiere, para no sentirse culpable de la miseria que lo espera; Violencia es la inseguridad del trabajo; Violencia es aniquilar a los hombres por la bestialidad del trabajo sin que puedan aprovechar los derechos de la educación y la cultura’. El AES llegó a ser hegemónico dentro de la Federación de Asociaciones Estudiantiles de la Universidad Católica de Córdoba (FAEUCC).”

“Movimiento de Estudiantes de la Universidad Católica” de Santa Fe (MEUC), similar al que funcionaba en Córdoba como “una militancia social” evidentemente con “posturas políticas radicales” y según sus declaraciones identificados con “el peronismo”. “El Movimiento de Estudiantes de la Universidad Católica (MEUC), liderado entre otros por la abogada María Graciela de los Milagros Doldán y la estudiante Dora María del Carmen Riestra, fue la agrupación que encabezó la lucha. Entre los cientos de activistas del MEUC, se encontraban además Antonio Riestra, hermano de Dora [nombrada como su madre] , y Francisco ‘Pancho’ Molina , hermano del militante del PB cordobés Alberto Molina.” / “La decisión del aumento de los aranceles universitario fue el detonante de “un conflicto entre los alumnos y las autoridades de la universidad, que se prolongaría por tres meses y que sin dudas expresaba diferencias que iban más allá del alza de la cuota universitaria. El conflicto incluyó una huelga de hambre y logró sus cometidos a mediados de julio”. Destacó Lucas Lanusse que “el movimiento estudiantil logró la renuncia de la rectora Edelweis Serra, el nombramiento de un interventor en Filosofía y Letras y la formación de una Comisión de estudio con participación estudiantil para analizar la reforma de la Universidad”, citando entrevistas con Antonio Riestra Cusinato y sucesivas notas publicadas en el diario “Clarín” de Buenos Aires.

[Es oportuno rememorar que durante la autodenominada “Revolución Argentina”, desde el 10 de septiembre de 1966 hasta el 17 de marzo de 1970, la Dra. Edelweis Serra se desempeñó como Directora General de Cultura durante las gestiones de los ministros Dr. Leoncio Gianello y Dr. Leopoldo Chizzini Melo, último de ese período de autoridades de facto, el Prof. Ricardo Pedro Bruera desde el 3 de agosto de 1970 hasta que asumieron las autoridades electas el 11 de marzo de 1973.]

“En 1969 pertenecían al AES el presidente de FAEUCC, Claudio Ehrenfeld, y los delegados de casi todas las facultades: María Leonor Papaterra en Filosofía y Letras, Jorge Raúl Mendé en Medicina, Mariano Pujadas en Agronomía, Gerardo Conte Grand en Derecho y el propio Ehrenfeld en Ciencias Económicas…. Con motivo de los incidentes de Corrientes y Rosario en mayo de ese año, que derivaron en la muerte de tres estudiantes, FAEUCC decidió un paro activo en la Universidad. Los estudiantes tomaron las facultades por varios días y convocaron varias asambleas, a las que asistían alrededor de mil personas… La actividad estudiantil del grupo de Lealtad y Lucha no se limitaba, de todas formas, a la Universidad Católica. En la Universidad Nacional de Córdoba, la relación más fluida continuaba siendo con el integralismo, al cual también pertenecían varios integrantes de la agrupación, como Osvaldo Suárez y Jorge Juan Escribano. El AES y el integralismo protagonizaron, junto con otras agrupaciones estudiantiles, importantes marchas y actos callejeros en la vorágine previa al Cordobazo… La Agrupación Lealtad y Lucha -luego rebautizada como Peronismo de Base- mantenía contactos con algunos sectores del peronismo de izquierda. En agosto de 1968, de hecho, Elvio Alberione y Héctor Bruno participaron del primer congreso del Peronismo Revolucionario en el Sindicato de Farmacia de Buenos Aires.”

1969: Militantes del PB también concurrieron al Plenario Nacional del Peronismo realizado en Pajas Blancas, Córdoba, en enero de 1969.” Desde el año anterior, “el núcleo de militantes liderado por Ernst estableció… un vínculo orgánico con la Agrupación Lealtad y Lucha de Córdoba, que los llevó a participar del primer congreso del Peronismo Revolucionario ya integrarse a la Tendencia Revolucionaria del Peronismo.” Era un “grupo cerrado” que se reunía en campamentos para prácticas de tiro y de ejercicios físicos. “Una segunda fase implicó aprender a armar explosivos y detonarlos”…

1969: Los militantes del MEUC “hacia comienzos de 1969 comenzaron con el robo de armas a policías en la calle. Finalmente algunas operaciones se fueron tomando más sofisticadas. (…) “Estaban convencidos de que las propias reivindicaciones no tenían ningún sentido si no iban atadas a las reivindicaciones de los más necesitados, y que estas últimas nunca serían satisfechas en una sociedad capitalista. De lo que se trataba, entonces, era de luchar por el socialismo. Entre un grupo que creía que al socialismo no se llegaría por vías pacíficas, comenzó el armado de un aparato clandestino para la lucha armada. Hacia comienzos de 1969, la idea ya estaba madura. Ese verano organizaron un campamento en Tabalango, Córdoba, y dieron nacimiento ‘formal’ al grupo clandestino. Concurrieron ocho jóvenes, entre ellos los hermanos Antonio y Dora Riestra, María Graciela de los Milagros Doldán, Francisco Molina, María Ester Merteleur, casada poco después con Antonio Riestra, el ‘negro’ González y la ‘flaca’ Manso. Entre sus primeras actividades, colocaron un explosivo en un cine en el instante en que se estaba proyectando la película Boinas verdes. Ese mismo año, este núcleo proveniente de la Universidad Católica comenzó con el desarme de policías en la calle, y todos fueron abandonando las actividades que generaban más exposición pública. Poco después, René Oberlín fue enviado por Emst a conversar con Antonio Riestra para proponerle encuadrarse en la estructura clandestina del Ateneo. Riestra le informó de la existencia de su propio grupo armado, y ése fue el comienzo de un proceso para integrar ambas células. Por esa época, muchos militantes se volcaron más decididamente a la lucha armada, por lo que llevaron a cabo el procedimiento conocido como desinforme: aparentaban que se desligaban completamente de la actividad política para dedicarse al trabajo, la familia, o ambas cosas. Desde ese momento, no hacían más militancia política de superficie.

Tras el asesinato de Ernesto Che Guevara de la Serna en Bolivia en 1967, aumentó en entusiasmo de grupos guerrilleros argentinos y comenzaron a operar células urbanas del Ejército de Liberación Nacional hasta que diversos sectores operaron en forma independiente.

1969. Continuaba el proceso de “Guerra Revolucionaria”, iniciada por distintos grupos. “…Llegado 1969 Montoneros comienza a pasar a la ofensiva: es el comienzo de la guerra por el poder, con el programa nacional revolucionario que asegure la nacionalización de la economía, el control obrero de la producción y la expropiación sin compensación de la oligarquía terrateniente”, destacaron en la revistas “Cristianismo y Revolución, edición de septiembre de 1971.

1970. Contactos con el bonaerense Fernando Abal Medina y el cordobés Emilio Mazza. Los “aparatos” combativos y clandestinos organizados en Santa Fe y Córdoba, se vincularon con los citados.

[Mayo 29 de 1970: En una operación perfectamente coordinada, grupos conducidos por Fernando Abal Medina y Emilio Mazza secuestraron al ex presidente Gral. Pedro Eugenio Aramburu en su domicilio. Fue la primera revelación de la orga que nombraban “Montoneros” y constituida en su mayoría por adherentes al movimiento nacional justicialistas.]

Julio de 1970: El PRT -Partido Revolucionario de los Trabajadores- constituyó el ERP –Ejército Revolucionario del Pueblo” destacando que en el proceso de Guerra Revolucionaria en marcha en la Argentina, ese partido intentará lograr “la insurrección del proletariado y del pueblo”. Con el propósito de romper con el orden existente, se organizaron jóvenes estudiantes y trabajadores, que se identificaron con distintas siglas: el PRT era el Partido Revolucionario de los Trabajadores, trotskistas. FAL -Fuerzas Armadas de Liberación- renombradas FAP, Fuerzas Armadas Peronistas, Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) coparon la unidad de Garín y el ERP demostró su poder en la Comisaría 34 de la ciudad de Rosario. En La Calera, provincia de Córdoba, asesinaron al teniente Asúa y robaron setenta fusiles.

El 1º de julio de 1970, en la toma de La Calera en la provincia de Córdoba, participaron el Vasco Hernán Vaca Narvaja junto a Mario Pepe Firmenich, “Norma Arrostito, Víctor (pariente del Dr. Ignacio María Vélez Funes, integrante de la Cámara Federal de Córdoba, acusado de abuso sexual, sin Resolución y aún sin proceso pese a las pruebas presentadas en su contra), Luis Rodeiro, Lozada, Maza, Oreste Gaido (ex sacerdote tercermundista), entre varios otros (ver artículo publicado en la Voz del Interior, ‘Montoneros en Córdoba’), relato de Juan B. Yofre. En aquel tiempo, mataron a José Alonso, secretario general de la Confederación General del Trabajo. Como reiteró el diplomático y escritor Tata Yofre, el Peronismo de Base el 16-05-1970 había informado: “Nosotros declaramos la guerra revolucionaria” y las FAP destacaron el 27 de julio de ese año: “La Argentina está en guerra”. En el siglo XXI niegan los horrores de aquella guerra civil no declarada, se acentúa la grieta entre opuestos sectores de la comunidad argentina como consecuencia de las miradas sesgadas desde el gobierno nacional y arbitrarias declaraciones de asociaciones de defensa de los derechos humanos que sólo defienden a los “idealistas” que fueron “guerrilleros entrenados” para secuestrar, torturar, robar, asesinar y también “desaparecer”.

1971. Septiembre. “…Creemos que la maniobra electoral montada (es la que culminaría en 1973 con la elección de Cámpora) se les va a volver en su contra y los vamos a fusilar con sus propias armas. Sólo la guerra del pueblo salvará al pueblo. Todos tienen un lugar y una función en la lucha, que es el desarrollo de la Guerra Revolucionaria.”

1972; Asesinato del General Juan Carlos Sánchez, Comandante del II Cuerpo de Ejército y asesinato de Oberdan Sallustro, presidente de FIAT, Córdoba.

1973: Fusión de Montoneros con fuerzas armadas revolucionarias para desarrollar más ofensivas. En Córdoba coparon el Batallón de Comunicaciones 141 y robaron importantes armas. Robo de Armamento. El gobierno nacional decidió crear la Cámara Federal en lo Penal y comenzaron juicios a aproximadamente un millar de imputados, condenaron a seiscientos terroristas que fueron liberados la noche de la asunción del presidente Dr. Héctor José Cámpora, siendo ministro del interior el Bebe Esteban Righi, funcionario de la presidencia tres décadas después.

1974. Desde sus periódicos, las organizaciones terroristas que estaban operando en la mayoría de las provincias argentinas, seguían informando mediante Partes de Guerra y conjuntos de impactantes fotografías de sucesivos “operativos”. Tal publicidad significaba la demostración de las eficientes planificaciones de atentados que tanto servían para intimidar a la población como para comparar el impacto de tales “ataques” que realizados en calles, edificios públicos y privados, incluso en hospitales y escuelas.

Enero/1974. Durante el copamiento en el Regimiento de Azul, provincia de Buenos Aires, frente a sus hijos asesinaron al Coronel Gay y a su esposa frente; también mataron al Cap. Viola y a su hija Cristina.

1974. Junio: Continuaban los autodenominados “comandos revolucionarios difundiendo sus avances y en el periódico “El Combatiente” incluyeron como título, lo que en realidad era una insoslayable consigna: “Por la revolución Obrera Latinoamericana y Socialista”. Para que no hubiera dudas, destacaron: “Las unidades guerrilleras han aumentado su poder de fuego en las ciudades y han dado el paso trascendental de la creación de la primera unidad de monte, la constitución de la organización revolucionaria principal, Partido Marxista Leninista Proletario avanza exitosamente, a través de su cauce principal, el partido Revolucionario de los Trabajadores. Sucesivos gobiernos mediante acciones de las fuerzas armadas intentaban contener los avances de esos sectores combativos, con ensañamiento porque secuestraban, torturaban física y psicológicamente-, se arrogaban el derecho a realizar “brevísimos juicios” y tras anunciar la sentencia a muerte, asesinaban y después, incluían en sus periódicos y revistas, las últimas fotografías de sus cautivos. Exigían pagos de rescate cuyas cifras totales millonarias hasta la actualidad son desconocidas.

El 1º de julio de 1974 se generó el Último desprendimiento de Juan Domingo Perón Sosa, General, electo presidente de la Nación en sucesivos períodos y en funciones (1946-1952, 1952-septiembre 1995 y desde el 12 de octubre de 1973. Ante la desmesura de los grupos armados organizados como ejércitos revolucionarios populares, con estructuras piramidales conducidas por Comandantes y comando que congregaban a distintos rangos, el presidente Gral. Juan Domingo Perón, dijo:

Los iremos a buscar, con la ley o sin la ley, pero estos crímenes no pueden quedar impunes.”

Agosto/1974. Un comando del ERP -Ejército Revolucionario del Pueblo- integrado por Fermín Rivera, Carlos Charly Raimundo Moore y las hermanas Cristina Callizo -reconocida en esa organización como Sargento Susana y Liliana Callizo -Sargento Chela- durante la toma de la Fábrica de Pólvora y Explosivos de Villa María (Córdoba), secuestró a Argentino del Valle Larrabure (Coronel post-mortem) y con catorce impactos e bala abandonaron en una ambulancia al Capitán García.

En este comienzo de la segunda década del siglo XXI, continúa el juicio por crimen de lesa humanidad por la muerte del Cnel. Larraburo, en el Juzgado de Rosario a cargo del Dr. Martín Bailaque. Tampoco hay sentencia sobre los asesinatos realizados en enero de 1974.

[Noviembre 20/1974. “Día de la Soberanía Nacional”. Un comando del ERP, autodenominado ejército revolucionario del pueblo había detenido al Teniente Coronel Ibazábal, comentaron que un ropero era su espacio de contención y el 20 de noviembre de 1974 informaron que lo habían asesinado.]

1975. Febrero: comienzo del “Operativo Independencia” en los montes y pueblos de la provincia de Tucumán, mediante acciones conjuntas de las Fuerzas Armadas Argentinas, Fuerzas de Seguridad y Policiales.

Octubre 06: En uso de licencia por enfermedad la presidente María Estela Martínez de Perón, el presidente interino Senador Ítalo Argentino Luder, en acuerdo de ministros firmó el decreto que disponía “aniquilar el accionar” de los grupos armados que operaban como milicias urbanas y rurales.

…………………………………………………………………………………………………………………

Tiempo de sospechas y de huidas…

Sucesivos autores han comentado los vaivenes de aquellos jóvenes de la década del ’70 que ante las sospechas de posibles detenciones optaban por una rápida huida.

Sabido es que el presidente Juan Domingo Perón asumió el 12 de octubre de 1973 y días antes de su fallecimiento (01-07-1974) lo reemplazó su esposa María Estela Martínez de Perón, hasta el 23 de marzo de 1976, comienzo del autodenominado “proceso de reorganización nacional”.

Los “Vaca Narvaja”

Los Vaca Narvaja cuyo padre fue secuestrado y días después apareció su cabeza en el barrio “Alta Córdoba” ya habían dejado insoslayables huellas en sucesivos actos de terrorismo. No fue por casualidad que Patricia Vaca Narvaja meses después del comienzo del “proceso”, junto con otros “montoneros” que actuaban en la clandestinidad, lograran obtener asilo en México. Sabido es que El Vasco participó junto a miembros del Frente Sandinista de Liberación Nacional en las luchas tendientes a lograr que Daniel Ortega ocupara la presidencia de Nicaragua. Patricia Vaca Narvaja retornó durante la presidencia del doctor Raúl Ricardo Alfonsín (UCR-Renovación y Cambio) y trabajó en el ministerio de Agricultura de Córdoba, luego fue electa diputada, designada embajadora en México…

[Sugiero leer: Yofre, Juan Bautista. Volver a matar. Buenos Aires, Sudamericana, p. 73-77 entre otras. Fernando Vaca Narvaja en distintos operativos cambió su identidad: Carlos Alberto Ramírez -Roberto Fernández, y así lo reconoció en su declaración espontánea, el 31-08-1971 ante el Crio. Salvador Víctor Comboli, jefe de la Policía Federal Argentina, delegación Tucumán. / Detenido en el penal de Rawson, el 15-08-1972 se fugó y aterrizó en Santiago de Chile. Fernando Vaca Narvaja el 26 de julio de 1971 se resistió a tiros cuando era detenido junto a otros combatientes en Tucumán, proceso iniciado por el Juez Marcelo Barrera. En ese momento también detuvieron a Susana G. Lesgart –entonces casada con uno de los fundadores de Montoneros Alejandro –Felipe- Yofre Newton, luego separados y en pareja con su primo Fernando Vaca Narvaja Yofre, hijo de Miguel Ángel Vaca Narvaja, último ministro del Interior del Dr. Arturo Frondizi (1962), casado con Susana Cofre Pizarro. (ob. cit. P. 78)

Rafael Bielsa

En aquel tiempo (entre 1974 y 1977), el abogado rosarino Rafael Bielsa se desempeñó como Auxiliar en la Fiscalía Federal Nº 2, Tribunales Federales de Rosario – Poder Judicial de la Nación.

Relacionado con integrantes del grupo político-militar “Montoneros” estuvo detenido durante dos meses, por sospechas de ser “miembro” de esa organización que operó en la clandestinidad durante las presidencias del General Juan Perón, vicepresidencia -y luego presidencia- de María Estela Martínez de Perón. Liberado viajó a Estados Unidos, luego a España y retornó en 1980. Un cuarto de siglo después, hizo un reconocimiento “in situ” de “El Castillo” o “El Fortín”, el lugar donde dijo que había sido retenido y torturado en 1977.

Viajó entonces a Estados Unidos y más tarde a España, donde vivió exiliado hasta 1980.[ Fue uno de los pocos “torturados” que regresaron a nuestra ARGENTINA AMADA ¡País de los Contrastes! y logró empezar a trabajar en ámbitos del Ministerio de Justicia de la Nación, un año después ya siendo ASESOR de la Subsecretaría de Asuntos Legislativos…

1980: Trabaja en la elaboración del Thesaurus para el Sistema de Informática Jurídica, Comisión de Ordenamiento Legislativo.

1981-82: Asesor en la Subsecretaría de Asuntos Legislativos del Ministerio de Justicia de la Nación.

1982: Miembro integrante de la Comisión de Estudio de un sistema adecuado para el tratamiento informático del material bibliográfico existente en la Biblioteca de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, designado por el Ministerio de Justicia de la Nación.

1982: Asesor para el proyecto Piloto de Informática Jurídica en Chile (IBI- Intergovernmental Bureau for Informatics). Tiempo de la presidencia de facto del General Augusto Pinochet.

1982-87: Director de Informática Jurídica. Subsecretaría de Asuntos Legislativos del Ministerio de Educación y Justicia de la Nación. (Proceso de Reorganización Nacional hasta el 10-12-1983.) Durante la presidencia del doctor Néstor Carlos Kirchner Octoic iniciada el 25 de mayo de 2003, el doctor Rafael Bielsa desempeñó funciones en el gabinete nacional, también en el período siguiente siendo presidente Cristina Elisabet Fernández Wilhelm de Kirchner, fue ministro de Relaciones Exteriores, en sucesivas campañas candidato a gobernador de la provincia de Santa Fe.

…………………………………………………………………………………….

1976: Ecos desde Paraná (Entre Ríos)

Las consecuencias de aquella “guerra civil” no declarada, desde el 24 de marzo de 1976 fueron evidentes con distintos matices en la mayoría de las provincias argentinas, principalmente en la provincia de Buenos Aires, en las del litoral, región cuyana y noroeste argentino.

En el mensaje de Semana Sana, el arzobispo de Paraná Mons. Adolfo Servando Tortolo -Vicario castrense y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, dijo:

Cristo, el Muerto del Viernes Santo, ha vuelto a la vida. Es el mismo, pero también es otro. Ese rostro es el suyo, pero transfigurado ahora. Su espíritu vibra en sus mismos ojos. La voz, los gestos son los suyos. Pero algo extrordinariamente grande ha ocurrido en él. Su cuerpo permanece transparente y luminoso. La divinidad, oculta hasta ahora, desborda de todo su ser. Quiere transformar a todo un pueblo. Quiere elevar lo caído, renovar lo que es viejo, sanar lo que está enfermo y hacer retornar todas las cosas hacia aquél que es principio y fin de todo el universo. Nuestra conciencia renovada nos obliga a tomar el pulso de los pueblos. Los hay libres y oprimidos, ricos y pobres, fuertes y débiles, cristianos y paganos. Como a cada hombre, Cristo ofrece a cada pueblo la gracia de la nueva vida. Pero los pueblos, como los hombres, también son libres para aceptar la salvación que Cristo les ofrece o rechazarla. Ocurre lo mismo con nuestra querida Nación. Cristo resucitado está a las puertas de nuestro pueblo y llama para ofrecerle el río desbordante de su nueva vida. La Nación es libre. Nuestra querida Patria padece y sufre. Su Viernes Santo no ha concluido todavía. Las causas de este dolor son muchas y viene desde lejos. El mayor pecado de nuestra conciencia nacional no consiste precisamente en una menos justa distribución de bienes, o en una dolosa administración de los dineros nacionales. El mayor pecado ha sido arrancar a Dios del corazón rico de nuestra juventud y de haberle impuesto por obra de ideólogos advenedizos la dictadura de la anarquía moral. A muchos de ellos la Nación les pagó para que corrompieran a sus hijos. También entre nosotros cundió el prohibido prohibir. Esta corrupción moral llega a la raíz de la conciencia, a la que tarde o temprano arranca todo poder de reacción. Un ejemplo típico son el cine y la pornografía, que corrompen de un modo sutil y pérfido, corrupción contra la cual casi no hay sanciones. Pero a pesar de esto, y también por esto mismo, el hálito omnipotente de Jesús resucitado ha tocado el alma de nuestro pueblo. Nuestro Viernes Santo no ha concluido, pero se nos anticipa Pascua con su aurora”.

Estaba latente el recuerdo de los atentados y asesinatos realizados por los autodenominados “ejércitos revolucionarios” y el 10 de abril en la ciudad de Paraná, el director del Hospital Militar de Paraná Coronel Dr. Carlos María Martín, fue en el encargado de rendir homenaje al ex Comandante del II Cuerpo de Ejército Gral. Juan Carlos Sánchez, en el cuarto aniversario de su asesinato en la ciudad de Rosario. En esas circunstancias, estaban el Gral. de Brigada Abel Teodoro Catuzzi y el interventor en la provincia de Entre Ríos Coronel Juan Carlos Trimarco quien aludió al “…odio, temor y furia asesina a los que no eran decentes, a los que no son normales, a los que la sociedad bien constituida rechaza por abyectos y por infame.

Toda la escoria humana manifestó que por desgracia también existe en nuestro país se alarmó, tembló y en monstruosas reuniones se dieron cita los asesinos a sueldo, los drogadictos, los homosexuales, los alienados, las bestias humanas, para decidir la eliminación física de nuestro comandante de cuerpo. En su retardo mental, protegido por dinero abundante, girado quizás desde el extranjero y producto de su rapiña de muchos años, creyeron que causarían una mortal herida en nuestro Ejército, que provocarían la desintegración inmediata del mismo, con gritos y llantos, iguales a los que ellos acostumbran a dar. No fue así. El Ejército sufrió y mucho, pero no se desesperó. Al contrario, se unió en torno de su querido muerto, continuó más firme aún en sus supremos ideales, como son nada menos que la defensa de la Patria y la felicidad de sus hijos. De entonces a hoy han caído muchos, muchísimos de nuestros camaradas. Y al no conseguir hacer arrodillar nuestra nacionalidad ante el rojo pabellón, insiste en su furia asesina: matan policías, mujeres, niños, escolares. Todo es bueno para su hambre de odio, todo cabe en su retardado cerebro. Pero ya está a la vista el resplandor de la victoria. El teniente general Sánchez finalizó nos mira orgulloso desde las alturas reservadas sólo a los grandes. Ya los empujamos día a día a su aniquilamiento total. Aquí no caben perdones ni misericordias. Para quienes asesinaron a nuestro comandante, para quienes mataron a nuestros camaradas, a nuestras mujeres, a nuestros hijos, no cabe otra cosa que el borramiento total de la faz de la Tierra. Y eso está más próximo de lo que ellos se imaginan. Señor general Sánchez, mi general, su orden será cumplida. La Patria se salvará”.

…………………………………………………………………………………..

1975-1977: Detenidos y muertos registrados.

Durante la etapa previa al juicio oral a los responsables de crímenes de lesa humanidad, entre ellos el ex Juez Federal Dr. Víctor Brusa entre otros responsables con funciones en diversas jurisdicciones, diversos medios difundieron una “lista provisoria” de los “detenidos” en Coronda, Esperanza, Santa Fe, Santo Tomé y Rafaela, nombres de localidades demostrativas de la extensión de las zonas donde hubo continuos desplazamientos de “células” opositoras al gobierno democrático instalado el 25 de mayo de 1973 y algunas con participación aún después del 24 de marzo de 1976.

Han destacado que hubo “dieciocho asesinados” en los cuatro meses anteriores inicio del autodenominado “proceso de reorganización nacional” y “sólo uno, al menos en los registros contabilizados”…

Más información en diversos sitios de la red de redes. Incluyo en esta aproximación a la historia de los argentinos… algunos datos de personas a cuyas familias conocí en diversas circunstancias.

A Antonio Martín Mendicute Machado lo empecé a conocer días después de su nacimiento. Era hermano de Miriam Beatriz, únicos hijos Aidee Machado y de Martín Oscar Mendicute Suso -primo de nuestro padre por línea materna-, fallecido el 20 de septiembre de 2002 a los 79 años de edad.

Su primer nombre “Antonio” también identificó a su laborioso abuelo Mendicute casado con Balbina Suso, una mujer dedicada a su hogar en un contexto de familia numerosa, hermana de nuestra abuela Petrona Suso de Orbea.

Cerca de Martín Oscar Mendicute Suso comencé mis primeras experiencias laborales como secretaria administrativa y auxiliar cuentacorrentista en “Amézaga y Cía. Soc. Resp. Lda.”, 25 de Mayo 2598…

Martín fue una persona responsable, trabajadora de sol a sol.

Entusiasmado por las competiciones de “kartings” para niños, preparaba para su hijo los pequeños vehículos y lo acompañaba en diferentes encuentros.

Después, como suele suceder, diversas obligaciones generan aparentes alejamientos.

Supe que su hijo Pelusa tenía una novia y a principios de enero de 1977, me enteré de su muerte después de haber estado en la casa de sus padres, mientras iba caminando y conversando con Nora…

En este atardecer invernal, conmovida reitero estos nombres…

“50.- MENDICUTE, Antonio Martín (03 Ene. 77 junto con Nora Gladis Meurzet).

51.- MEURZET, Nora Gladis (03 En. 77 junto a Antonio ‘Pelusa’ Mendicute)

52.- MEURZET, Norma Esther (24 Mar 77 junto a José Luis Gómez y Silvia Wollert)

…………………………………………………………………………………….

Adiestramiento en España

Así como el ex presidente Juan Domingo Perón debió exiliarse tras el movimiento cívico militar iniciado el 16 de septiembre de 1955 y después de pasar por distintos países vivió en la madrileña Puerta de Hierra hasta su retorno definitivo al país tras la renuncia del presidente Dr. Héctor José Cámpora y el vice Dr. Vicente Solano Lima, sabido es que al comenzar el autodenominado “proceso de reorganización nacional” el 24 de marzo de 1976, quienes imaginaban la posibilidad de persecuciones personales optaban por alejarse de la Argentina.

En aquel tiempo seguía desarrollando sucesivos planes combativos el autodenominado Movimiento Peronista Montonero y algunos de sus integrantes viajaron a España para avanzar en la capacitación imprescindible para lograr “desestabilizar” a los miembros de la Junta Militar. Han reiterado que las “Tropas Especiales de Agitación” –TEA– recibieron adiestramiento en aquel país europeo para actuar eficientemente en “zonas de alta densidad demográfica” mientras en el Líbano entrenaban a las “Tropas Especiales de Infantería -TEI- a los fines de asesinar a determinadas personalidades.

En tal dirección y con referencia al joven rosarino Rafael Bielsa que se había desempeñado en la Justicia rosarino, han destacado que estuvo en el exterior entre 1977-1980 y que su retorno coincide con “el aplastamiento de la segunda contraofensiva denominada por la guerrilla la ‘Operación Guardamuebles’.”

Tales células eran las encargadas del almacenamiento de explosivos y armas, guarda en escondites y enterramientos como los que tantas veces han comentado que pudieron concretar en localidades del norte de la provincia de Santa Fe.

No fueron pocos los “guerrilleros” que delataron a sus compañeros a cambio de mayor seguridad y en consecuencia, entre “los montoneros” pusieron en marcha la denominada Operación Murciélago a los fines de detectar el reingreso al país porque juzgados como “traidores” inmediatamente eran asesinados.

Releo una de las publicaciones que califican a tal Operación como “terriblemente efectiva. Basta ver cómo fueron eliminados los principales operativos montoneros…

Lorenzo Viñas fue detenido el 26 de junio de 1980 en la ciudad brasileña de Uruguayana; Ángel Carbajal entró con su mujer Matilde Rodríguez de Carbajal, a la Argentina el 5 de febrero y fue secuestrado el 21. Julio César Genoud, Verónica Cabilla y Mariana Guangiroli entraron el 26 de febrero y fueron detenidos el 27. Ernesto Emilio Manuel Ferré, jefe del grupo, que había reingresado el 10 de febrero fue capturado el 28. Miriam Antonio, sobrina de Jorge Antonio, igual que el Chino Raúl Milberg, pasaron la frontera el 5 de febrero y fue detenido en la misma casa en que cayeron los anteriores. Ricardo Marcos Zucker, hijo del actor cómico Marcos Zucker, regresó de España a comienzos del 80 y cayó en una cita el 29 de febrero. Marta Libenson, igual que el Pato Zucker. Matilde Adela Rodríguez había regresado poco antes de su caída, el 29 de febrero de 1980. /  Jorge Benítez, Ángel Servando Benítez, Lía Guangiroli, Ernesto Cardozo, Ángel García Pérez, Miriam Fuerichs, Verónica María Cabilla. Mónica Susana Pinus de Binstock y Horacio Campiglia fueron secuestrados en el aeropuerto de Río de Janeiro el 12 de marzo de 1980 cuando regresaban a la Argentina desde Europa vía Panamá. Horacio Mendizábal [el Vasco], María Antonia Berges (Berger más conocida como Anita]; Adriana Lesgart, Guillermo Amarilla y José Dámaso López, Jorge Gullo y Julio Suárez, Daniel Tolchinsk y su esposa corrieron igual suerte. A pesar de autodefinirse como un hombre de acción`’, el joven Bielsa curiosamente ni amagó con sumarse a ésta contraofensiva. En total se estimaron en su momento más de 200 guerrilleros muertos y/o desaparecidos.” El periodista y escritor Miguel Bonasso, actual diputado nacional, “…sospecha particularmente de Perdía [Cirilo, el Pelado], y en menor medida de [Mario] Firmenich. Otros recuerdan la llamada ‘Rebelión de los tenientes’, en la que liderados por el mismo Bonasso, un sector de montoneros se rebeló contra la conducción nacional y su decisión de lanzar la segunda Contraofensiva, provocando una escisión en la organización guerrillera. La mayoría de aquellos que se rebelaron junto a Bonasso siguen vivos. Otros piensan que el traidor pudo haber pertenecido a las segundas líneas, con acceso suficiente información para causar daño. /   A mediados de 1980, una vez que la segunda contraofensiva fue aplastada, el joven ex montonero, [alusión a Rafael Bielsa] volvió al país y comenzó a trabajar durante el gobierno del Proceso, para el gobierno del Proceso.”

Ante mayor información, mayor confusión por los laberínticos recorridos de miméticos personajes y la caótica metamorfosis que sigue generando creciente desconcierto y caos…

…………………………………………………………………………………..

Detenidos y alojados en la Cárcel de Coronda (Santa Fe)

1. ABARCA ALVAREZ, Raúl Eduardo
2. ABDALA, Mamut
3. ABITANTE, René Félix Juan
4. ABRILE, Héctor Alberto
5. ACEBAL, Hermenegildo
6. ACOSTA, Abelardo Romelio
7. ACOSTA, Adriano
8. ACOSTA, Eugenio
9. ACOSTA, Lidio Juan
10. ACOSTA, Pedro Clorindo
11. ACOSTA, Pedro Nicolás
12. ACOSTA, Víctor Hugo
13. ACTIS, Gustavo Omar
14. ACTIS, Juan Jesús
15. ACUÑA NEGRI, Argentino Rubén
16. ACUÑA, Aniceto
17. ACUÑA, Juan Rodolfo
18. ACUÑA, Leandro Macedonio
19. ACUÑA, Ramón Alberto
20. ACUÑA, Rubén Argentino
21. AGÜERO, Félix Alfredo
22. AGÜERO, Luis Oscar
23. AGUIRRE, Claudio Daniel
24. AGUIRRE, Diego Eugenio
25. AGUIRRE, Froilán
26. AGUIRRE, Ignacio Manuel
27. AGUIRRE, Juan Carlos
28. ALANIZ, Rogelio Manuel Armando
29. ALARCON, Roberto Luis
30. ALBARIÑO, Timoteo Orlando
31. ALBERTELLI, Arnoldo Mauricio
32. ALBORNOZ, Luis Ireneo
33. ALBORNOZ, Ramón José
34. ALDERETE, Juan Cancio
35. ALI, José Luis
36. ALIANA, Wilfredo Angel
37. ALIANAK, Benjamín Armando
38. ALL, Carlos Emilio
39. ALMADA, Eduardo Alfredo
40. ALMENAR, Miguel Ricardo
41. ALMIRON, Bartolo Ramón
42. ALMIRON, Luciano José
43. ALMIRON, Rafael
44. ALOISIO, José
45. ALTAMIRANO, Ricardo Antonio
46. ALVAREZ, Daniel Eduardo
47. ALVAREZ, Juan José
48. ALVAREZ, Pedro Guillermo
49. ALVAREZ, Saúl Atilio
50. ALVARO SANTOS, Héctor Jorge
51. AMADO, Horacio Alberto
52. AMADOR, Manuel Rubén
53. ANDRADA, Humberto Luis
54. ANDREONI, Eduardo
55. ANGELINI, Sergio Roque
56. ANRIQUE, José Alberto
57. ANTONIOLI, Humberto Virgilio
58. APONTE, Duilio Blas
59. AQUINO, Juan Antonio
60. ARAGO SESE, Santiago
61. ARAN, Arturo Ramón
62. ARANDA, Bernabé
63. ARAUJO, Mario Carlos
64. ARAYA, José Alberto
65. ARBONES, Eduardo Alberto
66. ARCE, Roberto Ramón
67. ARCELUZ ARAUJO, Martín Ricardo
68. ARCHELASQUI, Mario René
69. ARDILES, José Horacio
70. ARDILES, José Víctor
71. ARELLANO, Víctor Enrique
72. ARGUELLO, Oscar Ramón
73. ARIGONE, Juan Carlos
74. ARNAU, Víctor Simón
75. ARNOLFO, Néstor José Domingo
76. ARREDONDO, Andrés Carlos
77. ARROYO, Carlos Hugo
78. ARTETA, Adelqui Ramón
79. ASLER, Isaías Victoriano
80. ASSAD, Alberto
81. ATENCIO, Roberto Daniel
82. AYALA, Héctor Luis
83. AYALA, Ramón Rogelio
84. AZULAY, Alberto Manuel
85. BADANO, Miguel Angel
86. BAEZ, Juan Florencio
87. BAEZ, Juan Ramón
88. BAFFICO, Luis Eduardo
89. BAJURA, Alberto Carlos
90. BALBOA, Eladio
91. BALBUENA, Ramón Avelino
92. BALLARINI, Carlos Oscar
93. BALLERIO, Néstor Américo
94. BALTANAS, Miguel Angel
95. BAQUELA, José Alberto
96. BARAZUTTI, Adolfo Juan
97. BARBOSA, Dionisio Domingo
98. BARBOZA, Miguel Alfredo
99. BARETO, Alcides
100. BARONI, Edgardo Pedro
101. BARQUIN, Orlando Antonio
102. BARRAZA, Ramón Eduardo
103. BARRERA ORO, Julio Alberto
104. BARRERA, Héctor Mariano
105. BARRERA, Jorge Ramón
106. BARRERA, Ramón Carlos
107. BARRETO, Homes Leonidas
108. BARRETO, Ignacio Francisco
109. BARRIONUEVO, Antonio Apolinario
110. BARRIOS CORNEJO, Jorge Luis
111. BARRIOS, Pedro Pablo
112. BARROS, Rubén Antonio
113. BARROSO, Ernesto
114. BAS Y MANSILLA, Osvaldo Daniel
115. BASSI, José Luis
116. BAUSELA, Manuel Angel
117. BAUTISTA, Hugo Napoleón
118. BAZAN, Rubén Alejandro
119. BECCACECE, Angel Constantino
120. BEJARAN, Juan Virgilio
121. BELIZ, Juan Florencio
122. BELTRAN, Héctor Osvaldo
123. BEN, Oscar Héctor
124. BENITEZ, Reinaldo Germán R.
125. BENTANCOURT, Jorge Aníbal
126. BERGAMASCHI PIANELLO, Julio C.
127. BERGAMICHI, Pedro
128. BERNABE, José Angel
129. BERNARD, Oscar
130. BERNASCONI, Freddy Raúl
131. BERNECHEA, Benicio Donato
132. BERNSTEIN, Mario Alberto
133. BERON, Alberto Rubén
134. BERRA, José Luis
135. BERRAZ, Afredo Ramón
136. BERTOLINO, Eduardo Daniel
137. BERTONE, Juan Carlos
138. BIAGIONE, Oscar Alberto
139. BIANCHI, Angel Alfredo
140. BIANCO, Luis Alberto
141. BIASIN, Néstor Juan
142. BIASSINI, Juan Antonio
143. BLAZON SABAS, Valentín
144. BILSKY, Edgardo Javier
145. BISCHOFF, Carlos Enrique
146. BISTRITZKY, Ernesto
147. BLANC, Roberto Luis
148. BO, Jorge
149. BOCANERA, Juan Carlos
150. BOERO, Eduardo Andrés
151. BOERO, José María Ramón
152. BOISSELEAU, Atilio Camilo
153. BOLAÑO, José Luis
154. BONGI, Pedro
155. BONINO, Alberto Cecilio
156. BONVICINO, Fausto José Ramón
157. BORGERT, Hugo Edgardo
158. BORGNA, Carlos Alberto
159. BORGONOVO, Esteban Raúl
160. BORLLE, Raúl Héctor
161. BOROBIO, Guillermo Alejandro
162. BORSATTI, Héctor Raúl
163. BOTTOLI, Miguel Angel
164. BOTTONI, Afrado Nazareno
165. BOULAN, Eduardo
166. BOZZI, Daniel Bartolomé
167. BRACONE, Osvaldo José
168. BRADLEY, Enrique Ernesto
169. BRANDOLINI, Edgardo Antonio
170. BRAVO, Patricio Roberto
171. BRIGGILER, Norberto Jorge
172. BRILL, Guillermo Alberto
173. BRITEZ, Víctor Orlando
174. BRITOS, Edén Gerardo
175. BROLLO, Juan Carlos
176. BRUNO, Héctor Mario
177. BRUSSA, Oscar Florencio
178. BRUZZONI, Pedro Francisco
179. BUGNA, Rafael José
180. BURGOS, Antonio Daniel
181. BUSNADIEGO, Rodolfo Quintín
182. BUSSO, Héctor Pedro
183. BUSTAMANTE, Juan Pablo
184. BUSTO, Raúl Emilio
185. BUSTOS, Néstor Antonio
186. BUSTOS, Rubén Guillermo
187. CABAÑA, Francisco ?
188. CABIATI, Carlos Daniel
189. CABOS, Miguel Ángel
190. CABRAL, Eusebio
191. CABRAL, Marciano Guillermo
192. CABRERA, Armando Fortunato
193. CABRERA, David Daniel
194. CABRERA, Julio Armando
195. CABRERA, Julio Raúl
196. CABRERA, Miguel Cesáreo
197. CALDU, Osvaldo Jesús
198. CALLACI, Vicente Oscar
199. CAMBIASO, Osvaldo Agustín
200. CAMILLETTI, Enrique Daniel
201. CAMINOS, Oscar Alfredo
202. CAMPAGNOLO, Noé Adán
203. CANTARELL, Eduardo Francisco
204. CANTON, Alberto Eugenio
205. CARBALLADA, Roberto
206. CARBONNE, Raúl José
207. CARDONNET, Eduardo Alberto
208. CARDOZO, Ángel Nazario
209. CARDOZO, Juan Carlos
210. CARHUACHAGUA, Guillermo
211. CARLI, César Luis
212. CARO, Ramón Roque
213. CARRANZA SAROLI, Elías Domingo
214. CARRIZO, Armando Arturo
215. CASSINI, Ángel Ramón
216. CASTAGNINI, Darío Gilberto
217. CASTAGNINO, Juan Carlos
218. CASTELLA, Gregorio Enrique
219. CASTELLANO, Oscar Antonio
220. CASTELLANOS, Hugo Héctor
221. CASTEÑEIRA, Luis Alberto
222. CASTILLO ROJAS SALAS, Ciro Ronaldo
223. CASTILLO, Alfredo Ernesto
224. CASTILLO, Alfredo Antonio
225. CASTRO, Guillermo Alfredo
226. CASTRO, Raúl Alberto
227. CATAUDELLA, Luis Antonio
228. CEAGLIO, Raúl Hipólito
229. CELIS, Jorge Carlos
230. CENA, Néstor Manuel
231. CEPEDA, Roberto Jorge
232. CERDAN, Arcadio
233. CERDAN, Neri Oreste
234. CERESOLE, Eldo Miguel
235. CESPEDES, Jorge Alberto
236. CETTOUR, José Alberto
237. CHABROL, Herminio Eduardo
238. CHAMORRO, Luis Carlos
239. CHAPARRO, Carlos Alberto
240. CHAVEZ, Ernesto Mario
241. CHAVEZ, Rolando Omar
242. CHAZARRETA, Jorge Enrique
243. CHEMEZ, Daniel Alberto
244. CHERNAK, Salomón Hugo
245. CHERONI, Hugo Daniel
246. CHIARTANO, Alberto Raúl
247. CHIARULLI, Carlos Alberto E.
248. CHURRUARIN, Raúl Alberto
249. CIARLOTTI, Oscar
250. CIBILE, Ignacio Alfonso
251. CICARE, Miguel Ángel
252. CLEMENT, Oscar Julio César
253. CLEMENTI, Gustavo Luis
254. CLEMENTIN, Jorge Mario
255. CLEMENTIN, Julio César
256. COCCOZ, Javier Ramón
257. COLA, Alberto Juan
258. COLAUTTI COZZI, Renato
259. COLLAVIZZA, Agustín José
260. COLOBIG, Adalberto Juan Ramón
261. COLOMBO, Jorge Tobías
262. COLOMBRES, Pedro Arturo
263. COMAS, Ramón Ariel
264. COMINOTTO, Raúl Luis
265. CONTI, Mario Luis
266. CONTRERAS, Mario Alvaro
267. CORBELLA, Carlos Alberto
268. CORDOBA, Alejandro Faustino
269. CORDOBA, Juan Raúl
270. CORDOBA, Ramón Aníbal
271. CORDOBA, Ramón Heraldo
272. CORREA, Julio César
273. CORREA, Néstor Horacio
274. CORTES, Daniel Fernando
275. CORTEZ, Víctor Hugo
276. CORTEZ, Victoriano Lino
277. CORTI, Justo Rodolfo
278. CORTIANA, Juan Alberto
279. COSTA, Mario Luis
280. COTTU, Jesús
281. COURAULT, Carlos Andrés
282. COUTAZ, Víctor René
283. COUTOUNE, Ricardo Horacio
284. CRACOGNA, Roberto Irineo
285. CRAVIOTTO, Juan Carlos
286. CRAVIOTTO, Miguel Ángel
287. CRISTÓBAL, Daniel H.
288. CRISTÓBAL, Daniel P.
289. CUELLO, Eduardo Félix
290. CUESTA, José María
291. CUFFIA, Edmundo Dante
292. CURTI, Adolfo
293. CURTI, Adolfo Honorato
294. D’ ERRICO, Pascualino
295. DAGATTI, Miguel Gregorio
296. DALINO, Juan José Luis
297. DALLAGNOLA, José Antonio
298. DALMASO, Eduardo Simón
299. DALMONENGO, Horacio Jesús
300. DAMONTE, Luis Jorge
301. DANIELIS, Aníbal Darío
302. DE AÑAIS, Pedro José
303. DE BREUIL, Jorge Enrique
304. DUARTE, Cipriano
305. DE FEO, Enrique Antonio
306. DE LA TORRE, Marcelo Mario
307. DE LÍA, José Antonio
308. DE LOS SANTOS, Raúl
309. DE LUCA, Víctor José
310. DE MARIA, José María
311. DE MATEO, Ramón Pablo
312. DE ROSA, Adrián Héctor
313. DE TERESSA, Daniel Fernando
314. DECURGEZ, Héctor Hugo
315. DEL BARCO, Omar Felipe
316. DEL FABRO, Manuel
317. DEL LAVO, Oscar
318. DEL MASSE, Carlos Armando
319. DEL MASSE, Néstor Hernán
320. DEL PRADO, Ernesto Rubén
321. DEL PRETE, Jorge Alberto
322. DEL REY, Alberto Carlos
323. DEL SARTO, Adolfo Benito
324. DEL VALLE, Rubén José
325. DELBO, Félix
326. DELFINO, Mario Emilio
327. DELFINO, Sebastián
328. DEMIRYI, Carlos Miguel
329. DESTEFANI, Jorge Alberto
330. DI CARLO, Antonio
331. DIANDA, Juan Manuel
332. DIAZ, Bernabé Raúl Eduardo
333. DIAZ, Carlos Alberto
334. DIAZ, Guillermo Raúl
335. DIAZ, Juan Carlos
336. DIAZ, Ricardo Alberto
337. DIAZ, Rubén Augusto
338. DIDIER, Raúl Francisco
339. DIDIER, Raúl Francisco Antonio
340. DIEZ, Raúl Avelino
341. DOBRUSKIN, Mauro David
342. DOMÍNGUEZ, Antonio
343. DOMÍNGUEZ, Juan Carlos
344. DOMÍNGUEZ, Juan Carlos
345. DONNET, Hugo René
346. DORATTO, Eduardo Juan Antonio
347. DOSE, Daniel José
348. DRUETTA, Francisco Eduardo
349. DUARTE, Manuel
350. DUARTE, Mario Alberto
351. DUNDA, Rubén Héctor
352. DURANTINI, Juan José
353. ECHEGOY, Carlos Alberto
354. ECHENIQUE, Alberto Eliseo J.
355. ELDER, Heriberto Víctor
356. ELDI, Jorge Manuel
357. ELÍAS, Juan Carlos
358. ENCINA, Rosario
359. ENRIQUE, Julio Alberto
360. EPELBAUM, Rubén Jacobo
361. EPSTEIN, Juan Alberto
362. ERBETTA, Oscar Alfredo
363. ERCEG, Antonio
364. ERCEGOVIC, Marcos
365. ERMOLLI, Miguel Ángel
366. ESCOBAR, Héctor Alfredo
367. ESPARZA, Rubén Alberto
368. ESPINOSA, Benito
369. ESPINOSA, Juan Néstor
370. ESPINOSA, Martín Diego
371. ESQUIVEL, Jorge Antonio
372. ESTARLI, Daniel Eduardo
373. ESTEVEZ, José Alberto
374. ETCHART, Hipólito Raúl
375. EZPELETA, Oscar Policarpo
376. FAGALDE, Julio César
377. FAMIN, Carlos Eduardo
378. FANTIN, Hugo Mario
379. FARIAS, Felipe Nari
380. FARIAS, Lorenzo
381. FARIAS, Miguel Oscar
382. FAVILLA, Saturnino Abel
383. FERNANDEZ, Alfredo
384. FERNANDEZ, Andrés Marcelo
385. FERNÁNDEZ, Antonio Gregorio
386. FERNÁNDEZ, Arturo
387. FERNÁNDEZ, Eduardo Luis
388. FERNÁNDEZ, Hernán Mauricio
389. FERNANDEZ, José María
390. FERNANDEZ, Julio Bernabé
391. FERNÁNDEZ, Luis Alfredo
392. FERNÁNDEZ, Manuel Angel
393. FERNÁNDEZ, Norberto Ricardo
394. FERNÁNDEZ, Roque Angel
395. FERRAGUTTI, Angel Ricardo
396. FERRARI, Carlos María
397. FERRARI, Claudio Alberto
398. FERRARI, Sergio Gustavo
399. FERRERO, Omar Augusto Juan
400. FERREYRA, Enrique Abelardo
401. FERREYRA, Rodolfo Ricardo
402. FEUILLET, Omar Luis
403. FIAMENCHI, Hugo Ramón
404. FIGUEREDO, Oscar Roberto
405. FIGUEROA, Oscar Rolando
406. FLEITAS ALTAMIRANO, Claudio
407. FLORENZA, Alejandro Francisco
408. FLORES, Juan Antonio
409. FLORES, Pablo Francisco
410. FONSECA, Ángel Raúl
411. FONTAN, Miguel Ángel
412. FONTANA, Rubén Mario
413. FONTI, Francisco Rafael
414. FORGE, Pedro Aníbal
415. FORTUNA, José Antonio
416. FOTI, Eduardo
417. FRAGUEIRO, José María
418. FRANCO, Dionisio Santos
419. FRANCOVICH, Marcelo Antonio
420. FRATICELLI, Miguel Ángel
421. FREGAPANE, Juan Carlos
422. FRUSASCO, Omar Félix
423. FRUTOS, Guillermo Agustín
424. FUENZALIDA, Miguel Ángel
425. FUMEAUX, Enrique Alfredo
426. GABIOUX, René Antonio
427. GAGO, Eduardo Héctor
428. GAITAN, Leonel Oscar
429. GAITIERI, Jesús Antonio
430. GALARZA, Ramón Hugo
431. GALBARSANINI, Carlos Héctor
432. GALEANO, Pedro Raúl
433. GALL, Albino Francisco
434. GALL, Aníbal Domingo
435. GALLITELLI, Bernardo
436. GALVAN, Pedro Telmo
437. GALVÁNI, Hugo Alejandro
438. GANTUS, Eduardo Daniel
439. GARCIA, Carlos Alberto
440. GARCIA, Enrique
441. GARCIA, Florencio
442. GARCIA, Jerónimo Juan J.
443. GARCIA, Julio Argentino
444. GARCIA, Manuel Eduardo
445. GARCIA, Rolando Demetrio
446. GARECA, Rodolfo Ricardo O.
447. GARIN, Mario Modesto
448. GASANEA, Hugo Alberto
449. GASTALDI, Esteban Guillermo
450. GATTI, Daniel Osvaldo
451. GAUNA, Fernando Heldrade
452. GAUNA, Ignacio
453. GAVIRONDO, Adelqui Ramón
454. GAYDOU, Rodolfo Luis
455. GELMAN, Jorge Daniel
456. GENTILINI, Juan Oreste
457. GERVASONI, Julio Rito
458. GESUALDO, Raúl Vicente
459. GHERSEVICH, Gerardo
460. GHIGLIONE, Alfredo Jacinto R.
461. GHIRARDI, Guerino Ariel
462. GIAMMARINI, José Dante
463. GIANFELICE, Mario
464. GIGENA, Carlos Bernardino
465. GIGENA, Edgardo Amalio
466. GILES, Jorge Guillermo
467. GILI, Juan Carlos
468. GIMÉNEZ, Carlos Alberto
469. GIMÉNEZ, Elepriano Eufrasio
470. GIMÉNEZ, Juan Ángel
471. GIORDANO, Magliacano C.H.
472. GIOVANNINI, Elbio Pedro
473. GIOZZA, Juan Onorio
474. GIRARD, Carlos Dante
475. GIROLANI, Juan Luis
476. GIULIANI, René Nemesio
477. GIURA, Edgardo Rubén
478. GIUSTI, José Américo
479. GLAUSER, Pascual Fernando
480. GLEN, Roberto Federico
481. GODOY, Daniel
482. GODOY, José
483. GOLLAN , Daniel Gustavo
484. GOMEZ, Alberto
485. GOMEZ, Alberto Antonio
486. GOMEZ, Carlos Alberto
487. GOMEZ, Clodoaldo
488. GOMEZ, Francisco Atilio
489. GOMEZ, José Manuel
490. GOMEZ, Juan Manuel
491. GOMEZ, Luis Alberto
492. GOMEZ, Manuel Oscar
493. GOMEZ, Miguel Angel
494. GOMEZ, Rodolfo Claudio
495. GOMEZ, Santos Patricio T.
496. GONCEBATE, Justo Roberto
497. GONZALEZ, Horacio Aníbal
498. GONZALEZ, Carlos Omar
499. GONZALEZ, Carmelo
500. GONZALEZ, Claudio
501. GONZALEZ, Felipe Oscar
502. GONZALEZ, Félix Armando
503. GONZALEZ, Jorge Armando
504. GONZALEZ, Jorge César
505. GONZALEZ, Luis María
506. GONZALEZ, Manuel Osvaldo
507. GONZALEZ, Sabino
508. GONZALEZ, Sixto
509. GONZALEZ, Sixto Agustín
510. GONZALEZ, Víctor Hugo
511. GONZALEZ, Víctor Hugo
512. GOROSITO, Carlos Alberto
513. GOROSITO, Daniel
514. GORRIA, Domingo Guillermo
515. GORROCHATEGUI, Ricardo
516. GOTTIG, René Alfredo
517. GRAF, Irineo Teófilo
518. GRAF, Rodolfo Antonio
519. GRAIÑO, Juan Carlos
520. GRASSI, Jorge Alberto
521. GRIEVE, Jorge Horacio
522. GRIGIONI, Enrique Jorge
523. GUASTAVINO, Pedro Guillermo A.
524. GUEVARA, Raúl Arturo
525. GULLO, Juan Carlos Dante
526. GUREVICH, Daniel Roberto
527. GURVICH, Hernán Luis
528. GUTIERREZ, Germán
529. GUTIERREZ, Osvaldo Ismael
530. GUTIERREZ, Ricardo Horacio
531. GUZMÁN, Hugo Osmar
532. HEDMAN, Jorge Eduardo
533. HENNEKENS, Sergio Gustavo
534. HERNÁNDEZ, Aníbal Pedro
535. HERNÁNDEZ, Ernesto Esteban
536. HERNÁNDEZ, Helvesio Lisle
537. HERRERA, Mario Francisco
538. HERVAS VIDAL, David
539. HIETALA, Guillermo
540. HISI, Carlos Alberto
541. HISI, José Luis
542. HORMAECHE, Luis Alberto
543. HORMAZABAL, Silvio Mario
544. HUERTA, Antonio
545. HUERTA, Antonio Horacio
546. HYON, Walter Rubén
547. IBARRA, Tomás Erdulfo
548. IFRAN, Ernesto De Los Santos
549. INGENIERO, Héctor Eduardo
550. INSAURRALDE, Miguel Ramón
551. INSUA, Eladio Arnaldo
552. IRIBARREN, Víctor Hugo
553. ISEA, Juan Carlos
554. ISLAS, Manuel Arnoldo
555. IUNGMAN, Mario Lorenzo
556. IZAGUIRRE COSTANTI, José Carlos
557. IZNARDO, Silvio Alejandro
558. IRURZUN, René Heraldo
559. JAIME, Marcelo Oscar
560. JAIMES, Ramón Guillermo
561. JALFIN, Guillermo
562. JAUREGUIBERRY, Luis Daniel Andrés
563. JIMÉNEZ, Mario Constanzo
564. JUNCO, Atilio Cornelio
565. KALIKA, Gustavo Darío
566. KAMINSKY, Ricardo Daniel
567. KERN, Daniel Leonardo
568. KERZ, Jorge Alberto
569. KILIBARDA, Danilo Héctor
570. KLARIC, Francisco Alfonso
571. KLIMOSKI, Pablo
572. KLOSTER, Benigno Anselmo
573. KONDRATZKY, José Ernesto
574. KOUTZIL, Flavio
575. KRUTOY, Ernesto Andrés
576. KRUTOY, José Juan
577. KUHN, Francisco Dionisio
578. LALLANA, Osvaldo Omar
579. LARA MANNING, Mauricio Fernando
580. LARPIN, Luis Francisco
581. LARROQUETE, Rodolfo Enrique
582. LARROSA, Gregorio
583. LAURIA, Néstor Oscar
584. LEDESMA, Carlos Daniel
585. LEHBER, Ricardo
586. LEIVA, Ángel Rafael
587. LEIVA, Armando Ángel
588. LELLI, Jorge Esteban
589. LENCI, Héctor Daniel
590. LEONE, Oscar Leopoldo O.
591. LESA, Alcides Oscar
592. LESCANO, Hugo Alfredo
593. LEURINO, Gerardo Pedro
594. LEZCANO, Leonardo Agustín
595. LEZCANO, Luis Armando
596. LEZCANO, Rubén Isidoro
597. LIMONTE, Norberto Juan
598. LLEONART, Adalberto G. A.
599. LLUEN, Pedro
600. LOBO, Ramón
601. LOBOTTI, Ángel
602. LOBOTTI, Carlos Alberto
603. LOGUZZO, Miguel Ángel
604. LOMBARDO, Alfredo Carlos
605. LOPEZ ALFARO, Juan Carlos
606. LOPEZ DE ARCAUTE, Pablo Eugenio
607. LOPEZ, Alcides Antonio
608. LOPEZ, Carlos Alberto
609. LOPEZ, Elías Reynaldo
610. LOPEZ, Félix Manuel
611. LOPEZ, Francisco Saturnino
612. LOPEZ, Horacio Guillermo
613. LOPEZ, Oscar Ignacio
614. LOTO, Víctor Hugo
615. LOZINA, Esteban Antonio G.
616. LUCARELLI, Osvaldo Pedro
617. LUCERO, Carlos Antonio
618. LUCERO, Eduardo Rogelio
619. LUCERO, Juan Luis
620. LUDUEÑA, Juan Domingo
621. LUGLI, Roberto Guillermo
622. LUNA, Agustín Reinaldo
623. LUNA, Julio Alberto
624. LURASCHI, Mario Roberto
625. LUZZI, Aníbal Francisco
626. MAC DONALD, Carlos Raúl
627. MAC DONALD, Lionel Juan Carlos
628. MAC GUIRE, Santiago
629. MACIEL, Horacio Mario
630. MAGNANI, Jorge Domingo
631. MAGUID, Alberto Emilio
632. MAGUIRE, Luis Ricardo
633. MAIDANA, Francisco Gerardo
634. MAIDANA, Luis Antonio
635. MAIDANA, Ramón Ismael
636. MALDONADO, Luis René
637. MALVESTITE, Héctor Guillermo
638. MAMBERTO, Guillermo José
639. MANGIA, Alfredo Jorge
640. MANSILLA, Luis Osvaldo
641. MANSILLA, Raúl Patricio
642. MANZANO, Dante Melchor
643. MANZINI, Héctor Antonio
644. MARACHINSKY, Mario Ernesto
645. MARANGON, Daniel Orlando
646. MARCHESE, Emilio Gaspar
647. MARCON, Osvaldo Horacio
648. MARCONE, Jorge Alberto
649. MARESCA, José Alberto
650. MARICHAL, Enrique Francisco
651. MARIN, Carlos Ernesto Eduardo
652. MARINI, Celestino Ángel
653. MARIÑO, Esteban Rodolfo
654. MARQUART, Alberto Eduardo
655. MARQUEZ, Eduardo Benito
656. MARQUEZ, Lizardo Hugo
657. MARTÍN RUIZ, Pedro Ricardo
658. MARTÍN, Carlos Alberto
659. MARTÍN, Eduardo Eloy
660. MARTIN, Tito
661. MARTINEZ MANSILLA, Ángel Aldo
662. MARTINEZ, Carlos Atilio
663. MARTINEZ, Carlos Ramón
664. MARTINEZ, Francisco Alfonso
665. MARTINEZ, Guillermo Francisco
666. MARTINEZ, Horacio Lorenzo
667. MARTINEZ, Jorge Alfredo
668. MARTINEZ, José Samuel
669. MARTINEZ, Juan Adolfo
670. MARTINEZ, Juan Manuel
671. MARTINEZ, Luis Alberto
672. MARTINEZ, Néstor Ramón
673. MARTINEZ, Roberto Justo
674. MARTÍNI, Guillermo Daniel
675. MARTINO, Ernesto Francisco
676. MARTINO, Marcelo Roberto
677. MARTORANO, José Mario
678. MARZULLO, Alberto Orlando
679. MASCARIÑO, Rodolfo Mario Fernando
680. MASINI, Eduardo Raúl
681. MASSA, Carlos Fidel
682. MATO, Jorge Osvaldo
683. MATTERSON, Antonio José María
684. MATTOS, Juan José H.
685. MATTOS, Miguel Alfredo J.
686. MAULIN, Rubén
687. MAURO, José Antonio
688. MAURO, Santos
689. MAYOR, Alberto Gabriel
690. MAYORANO, Hugo José Jorge
691. MAZO, Mauricio
692. MAZZO, Justo Germán
693. MECELKI, Jorge Domingo
694. MECHETTI, Gustavo Rafael
695. MEGIAS, Luis Alberto
696. MEDINA, Alfredo Omar
697. MEDINA, Héctor Hipólito
698. MEDINA, Leandro
699. MEDINA, Néstor René
700. MEICHTRI, Javier Oreste
701. MEINARDY, Mario Daniel
702. MELANO, Eloy José
703. MENA, Santos Domingo
704. MENDEZ, Hugo Rubén
705. MENDEZ, Juan Antonio
706. MENDIOLA, Omar Aníbal
707. MICELLI, Jorge
708. MILANINI, Ramón Víctor
709. MILBERG, Rubén
710. MILLAN, Mariano Eusebio O.
711. MIRANDA, Luis Bernardo
712. MIRETTI, Hugo Alberto
713. MOFFA, Fernando Salvador
714. MOJAS, Juan Agustín
715. MOLERO, Daniel Lucas
716. MOLINA, Leandro Antonio
717. MOLINELLI, Jorge Esteban
718. MONACO, Juan José
719. MONDELLI, Luis María
720. MONDINO, Pedro José
721. MONICA, Carlos Alberto
722. MONRAS, Jorge Nelson
723. MONSANTO, Adolfo Joaquín
724. MONTALBANO, Cayetano Humberto
725. MONTALI, Oscar Aldo
726. MONTERO, Ricardo
727. MONTESANO, Pascual Jesús
728. MONTI, Ricardo José
729. MONZÓN, Epifanio Silvestre
730. MONZÓN, Luis Enrique
731. MOREL, Genaro
732. MOREL, Juan Cancio
733. MORENO, Darío Milcíades
734. MOREYRA, Domingo José
735. MOSA, Luis Antonio
736. MOSA, Ramón Gregorio
737. MOTTO, Domingo Alberto
738. MOYANO, Víctor Hugo
739. MOYANO, Carlos Daniel
740. MUÑOZ, Antonio Eduardo
741. MUÑOZ, Juan
742. MUR, Máximo Antonio
743. MURO, Arturo Ernesto
744. MUSSI, Américo Adel
745. MUSSO, Víctor Juan B.
746. MUT, José Francisco
747. MUZZIO, José Ramón
748. NARDONI, Elvio Delmiro
749. NAVARRO, Juan Jesús
750. NAVARRO, Manuel Alberto
751. NAVAS, Jorge Abel
752. NEILAN, Santiago Ángel
753. NENNING, Rogelio
754. NICOLA, Oscar Alfredo
755. NIEDDOU, Oscar Alfredo
756. NIEMES, Julio Rafael
757. NIEVAS, Mario Oscar
758. NIN, Rodolfo José
759. NOVILLO, Miguel Ángel
760. NUDEL SANDIANO, Luis Alberto
761. NUDEL, Raúl Oscar
762. NUÑEZ, Edilberto
763. NUÑEZ, Miguel Darío
764. NUÑEZ, Pablo Emiliano
765. OBREGÓN, Alberto Marcelino
766. OCAMPO CACERES, Andrés Avelino
767. OCAMPO, Héctor Nazario
768. OJEDA, Ángel Leonidas
769. OJEDA, Bernardo
770. OJEDA, Juan Carlos
771. OLAZARRI, Guillermo Raúl
772. OLIVA, Luis Alberto
773. OLIVERA, Darío
774. OLIVERA, Marcos Alcides
775. OLIVERA, Marcos Fernando
776. OLMEDO, Ramón Inocencio
777. ONTANILLA, Osvaldo Daniel
778. ORDÓÑEZ, Luis Rafael
779. ORDOÑEZ, Víctor Hugo
780. ORDUNA, Hernán Darío
781. ORELLANA, Juan Angel
782. ORIETA, Orlando Antonio
783. ORTIZ, Miguel Oscar
784. ORTIZ, Oscar Joaquín
785. ORTIZ, Roberto Arsenio
786. ORTIZ, Víctor Hugo
787. ORTOLANI, Asuar Luis
788. OTERO, Carlos Enrique
789. OVIEDO, José María
790. OVIEDO, Julio Federico
791. OVIEDO, Rodolfo Omar
792. PACHECO, Carlos Aníbal Luis
793. PADUAN, Carlos Néstor Daniel
794. PAEZ, Héctor Ricardo
795. PAGANO, Juan
796. PAJON, Norberto Daniel
797. PALACIOS, Héctor Edmundo
798. PALACIOS, Julio
799. PALADINO, Miguel Ángel
800. PALAO, Francisco José
801. PALLERO, Ricardo Francisco J.
802. PALOMAR, Felipe Mario
803. PALOMBO, Jorge Raúl
804. PANCALDO, Rubén Osvaldo
805. PANICALLI, Marcelino
806. PAPALARDO, Hugo Rubén
807. PARCERO, Ovidio
808. PARDO, Ángel Francisco
809. PASQUINI, Santos Ramón
810. PASTRANA, Humberto René
811. PAULON, Victorio Dante
812. PAVON, Duilio Gerardo
813. PAZ, Dardo Resto
814. PAZ, Humberto Eduardo
815. PECZAK, Enrique Igor
816. PEDRAZA, Amancio Jorge
817. PEDRAZA, Jorge Daniel
818. PEIRONE, Luis Alberto
819. PEIRONE, Ricardo Miguel
820. PELAGATTI, Silvio Ernesto
821. PELAYO, César Rodrigo
822. PEÑA, Miguel Ángel
823. PENNO, Julio César
824. PENOTTI, Enea Ernani
825. PERALTA, Juan Carlos
826. PERALTA, Horacio Orlando
827. PERALTA, Jorge Hernán
828. PERASSOLO, Juan José
829. PEREYRA, Adolfo
830. PEREYRA, Hugo del Valle
831. PEREYRA, Néstor Oscar
832. PEREYRA, Silverio
833. PEREZ GALDO, Hugo Orlando
834. PEREZ GARCÌA, Francisco Roque Lisandro
835. PEREZ PRETARA, José Luis
836. PEREZ RIZZO, Carlos Enrique
837. PEREZ SANZ, Julio César
838. PEREZ, Oscar Sergio
839. PEREZ, Juan José
840. PEREZ, Ramón Oscar
841. PEREZ, Roberto Luis
842. PERRETTI, Jorge Alberto
843. PERSINGULA, Miguel Ángel
844. PETRUK, Andrés
845. PETTINARI, Carlos Agustín
846. PFEIFFER, Luis Orlando
847. PIAZZ, Rubén Orlando
848. PIAZZA, Juan Nicolás
849. PICCINELLI, Heriberto Eduardo
850. PICCININI, Alberto José
851. PICCOLI, Arturo Carlos
852. PICCOLO, Gustavo
853. PIELI, Guillermo Hugo
854. PINARELLO, Héctor Ricardo
855. PINTOS, Hugo
856. PINTOS, Raúl
857. PISARELLO, Rolando Ramón
858. PISTACHIA, Roberto
859. PITA, Miguel Augusto
860. PITTARO, Norberto Ramón
861. PITTAVINO, David Nelson
862. PITTAVINO, Osvaldo Leonardo
863. PLAINI, Eugenio Ángel
864. PLANISICH, Eligio Antonio
865. PODESTA, Eduardo Enrique
866. POLANCO, Félix Octavio
867. PONCE, Omar Antonio
868. PONTE, Víctor Eduardo
869. PORTA, Juan Carlos
870. POSADAS, Alejandro Eduardo
871. POSSI, Marcelo Humberto
872. POT, Hugo Marcelino
873. POZZO, Roberto Luis
874. PRATTO, Juan Carlos
875. PREVIGLIANO, Eugenio Mario
876. PREZ, José Manuel
877. PRIVITERA, Salvador
878. PUCCIO TABOADA, Claudio Ernesto
879. PUJATO, Alberto Luis
880. QUINTANA, Omar Alcides
881. QUIROGA, Segundo Tomás
882. QUIROZ, Jorge Gabriel
883. QUIROZ, Miguel Alcides
884. RABAJ PANTOJA, Serafín Fernando
885. RABELLA, Norberto Eladio
886. RAINERI, Ricardo Raúl
887. RAMACCIOTTI, José Antonio
888. RAMAT, José María
889. RAMELLA, Ricardo Ramón
890. RAMÍREZ, Darío Edgardo
891. RAMÍREZ, Fortunato Antonio
892. RAMIREZ, Jorge Martín
893. RAMÍREZ, Jorge Serafín
894. RAMOS, Generoso
895. RAMOS, Juan Carlos
896. RAPONI, Ramón Alcides
897. RASO, Osvaldo José
898. RAVIOLO, Carlos Alberto
899. RAYON, Julio César
900. REBORI, Juan Carlos
901. REGAZZONI, Osvaldo Enrique
902. REINARES, Raúl Mario
903. RESPETO, Elvio
904. REYDO, Francisco José
905. REYNOSO, Carlos Esteban
906. RICCI, Alberto Omar
907. RICCI, Roberto
908. RICCIARDINO, César Bautista
909. RICO, Miguel Ángel
910. RIESTRA, Antonio Sabino
911. RIGALLI, Sergio Orlando
912. RIGGIERE, Rodolfo Nicolás
913. RINALDI, Jorge Omar
914. RIOS, Jorge Rodolfo
915. RIOS, Luis Alberto
916. RIOS, Mario Ramón
917. RIOS, Rubén Eduardo
918. RIVAS, Guillermo Aurelio
919. RIVERA JOVELL, Rosendo
920. RIVERO, Juan Antonio
921. RIVERO, Manuel Humberto
922. RIVERO, Ricardo Daniel
923. RIZZO, Mario Andrés
924. RODRÍGUEZ ARENA, Heraldo Hugo R.
925. RODRÍGUEZ, Alberto
926. RODRÍGUEZ, Alejandro
927. RODRÍGUEZ, Daniel Enzo
928. RODRÍGUEZ, Esteban
929. RODRÍGUEZ, Héctor
930. RODRÍGUEZ, Pedro Oscar
931. RODRÍGUEZ, Rafael Narciso
932. RODRÍGUEZ, Sixto Pedro
933. RODRÍGUEZ, Zenón Rogelio
934. ROESCHKIN, Bruno Armando
935. ROFFINELLI, Armando Hugo
936. ROJAS, Agustín
937. ROJAS, Jorge
938. ROJAS, Ramón Gregorio
939. ROJAS, Ricardo
940. ROJAS, Víctor Marcial
941. ROLDAN, Mario Néstor
942. ROMAGNOLI, Gerardo José
943. ROMAN, Donato Félix
944. ROMERO, Ángel Osmar
945. ROMERO, Francisco Simón
946. ROMERO, Juan Carlos
947. ROMERO, Luis Alberto
948. ROMERO, Ramón Roberto
949. RONCONI, Aldo Norberto
950. RONDINA, Homero Mario A.
951. RONDINA, Julio César
952. ROSALES, Otmar Jorge
953. ROSAS, Adolfo Norberto
954. ROSELL, Ángel Walter
955. ROSSETTON, Nicolás Roberto
956. ROSSLER, Mario Daniel
957. ROSUA, Roberto Arnaldo
958. ROTANDARO, Norberto Manuel
959. RUANI, Ángel Florindo
960. RUEDA, Ernesto Jorge
961. RUESCAS, Carlos Alberto
962. RUFINER, Mario Jesús
963. RUGGERONI, Dante
964. RUIZ DIAZ, Duval Carlos
965. RUIZ DIAZ, Luis Alberto
966. RUIZ, Emilio
967. RUIZ, Héctor José
968. RUIZ, Osvaldo Cándido
969. SAAVEDRA, Norberto Juan
970. SAHLIN, Antonio
971. SAL, Juan Carlos
972. SALAMI, Víctor Hugo
973. SALARI, Domingo Ignacio
974. SALDAÑA, José Antonio
975. SALE, Eduardo Agustín
976. SALIDO, Antonio Alberto
977. SALINAS, Juan Carlos
978. SALUD, Eduardo
979. SALVO, Oscar Enrique
980. SAN ESTEBAN, Omar Ricardo
981. SAN MARTÍN, Raúl Manuel
982. SÁNCHEZ HERREA, Carlos Enrique
983. SÁNCHEZ, Elías Roberto
984. SÁNCHEZ, Adrián Jorge
985. SÁNCHEZ, Aníbal Luciano
986. SÁNCHEZ, Carlos Alberto
987. SÁNCHEZ, Fernando
988. SÁNCHEZ, Hugo Luis
989. SÁNCHEZ, Raúl Alberto
990. SÁNCHEZ, Remigio Antonio
991. SÁNCHEZ, Valentín
992. SÁNCHEZ, Zenón
993. SANDRIGO, Edén Antonio
994. SANTA CRUZ, Norberto Ramón
995. SANTAMARÍA, Juan Domingo
996. SANTIAGO, Carlos Raúl
997. SANZERI, José Alberto
998. SARO, Augusto Víctor
999. SARTOR, Eduardo Luis
1000. SARTOR, José Antonio
1001. SASSI, Antonio Alberto
1002. SAVIOLI, Enrique Armando
1003. SCARDELLI, Ubaldo Oscar
1004. SCHNEIDER, Alcides Antonio
1005. SCHULMAN, José Ernesto
1006. SCHULMAN, Pablo Rodolfo
1007. SCOCCO, Carlos Orlando
1008. SCOZZINA, José Luis
1009. SDRIGOTTI, Claudio Daniel
1010. SEGARRA, Nicolás Augusto Juan
1011. SEGOVIA, Luis Ángel
1012. SELLARES, Eulogio
1013. SELVA, Carlos Armando
1014. SEMINARA, Eduardo Jorge
1015. SEQUIN, Víctor Miguel
1016. SERRA, René Francisco
1017. SERRAVALLE, Néstor Antonio
1018. SIAN, Ricardo Manuel
1019. SILVERO, Gerardo
1020. SIMONOVICH, Miguel Alberto
1021. SOBRERO, Francisco Santiago
1022. SOMASCO, Oscar Arturo
1023. SOREIRA, Carlos Alberto
1024. SOREIRA, Fermín
1025. SOREIRA, Manuel Braulio
1026. SOSA, Carlos Alberto
1027. SOSA, Carlos Antonio
1028. SOSA, Eduardo Félix
1029. SOSA, Ernesto Herminio
1030. SOSA, José Guillermo
1031. SOSA, Oscar Ismael
1032. SOSA, Rubén Osvaldo
1033. SOTELO, Enrique Raúl Ovidio
1034. SOTERA, Mario Rubén
1035. SOTO, Sergio Miguel
1036. SOULOS, Julio Cesar
1037. SOULOS, Manuel Alberto
1038. SPADONI, Horacio Ernesto
1039. SPERANZA, Juan Carlos
1040. SPINELLI, René
1041. SPOTTI, Rubén Jesús J.
1042. SPURCHISI, Eduardo Alfredo
1043. STABILITO, Alfonso F.
1044. STAMPONE, José
1045. STOCKI, Juan
1046. STORTOZ, Alfredo Leopoldo
1047. STREIGGER, Jaime Moisés
1048. SUAREZ, Ernesto Ramón
1049. SUAREZ, Mauricio Fernando
1050. SUAREZ, Rubén Oscar
1051. SUAREZ, Waldino Francisco Miguel
1052. SVISER, Natalio
1053. TABORDA, Arturo Roberto
1054. TABORDA, Miguel Ángel M.
1055. TALEB, Daniel Horacio
1056. TANARO, José Daniel
1057. TARTAGLIA, Oscar Rubén
1058. TAUZY, Ernesto Pedro
1059. TEJEDA, Oscar Roberto
1060. TEJERINA, Juan
1061. TEMPERINI, Guillermo Ricardo
1062. TETA, Francisco Ricardo
1063. THOMPSON, Eduardo Manuel
1064. THOMPSON, Martín Hipólito
1065. TIEVAS, Héctor
1066. TIMO, Adrián Héctor
1067. TIRABOSCHI, Pedro
1068. TISERA, Rubén Adrián
1069. TISSERA, Oscar Humberto
1070. TOLEDO, José Luis
1071. TOLEDO, Oscar Domingo
1072. TOLOMEI, Esteban Radamés
1073. TOLOSA, Daniel Omar
1074. TOLOSA, Edgardo Aníbal
1075. TOMASEVICH, Luis Alberto
1076. TORINO, Héctor Omar
1077. TORQUATI, Oscar Eduardo
1078. TORRES, Carlos Honorio
1079. TORRES, Francisco Ramón
1080. TORRES, Hugo Alberto
1081. TORRES, José María
1082. TOSSI, Enzo
1083. TRANIER, Alberto Mario
1084. TREJO, Adolfo José
1085. TRISTANY, Rafael Alfredo
1086. TROTTA, Alberto Enrique
1087. TROYETA, Raúl Santiago
1088. TSCHANZ, Aníbal Adolfo
1089. TUMINI, Humberto Miguel
1090. TURCO, Osvaldo Mario
1091. UBALTON, Víctor Hugo
1092. UGOLINI, Jorge Eduardo
1093. UMANSKY, Víctor Samuel
1094. URANGA, José Luis
1095. URIEN, Julio César
1096. USINGER, Carlos Adolfo
1097. VAILLARD, José Luis
1098. VALDEZ, Ramón
1099. VALENTE, Carlos María
1100. VALLEJO, Tomás Rolando
1101. VALLEJOS, Sixto Abel
1102. VALLELONGA, Nazareno
1103. VALLS, Mario Alberto
1104. VARELA, Ignacio
1105. VAZQUEZ, Gustavo Alberto
1106. VAZQUEZ, José Dalmacio
1107. VAZQUEZ, Oscar Manuel
1108. VEIGA, Higinio Ramón
1109. VELÁZQUEZ, Florencio Prudencio
1110. VELOCCI, Luis Adolfo
1111. VENANZI, Juan Carlos
1112. VENTURA, Delfín
1113. VENTURINI, Efrén Isidro
1114. VERA, Patricio Américo
1115. VERON, José Inocencio
1116. VERON, Mario
1117. VERON, Ramón Aquiles
1118. VICENTIN, Orlando Luis
1119. VIDAL, Tito Livio
1120. VILCHE, Daniel León
1121. VILCHES, Marcelo Daniel
1122. VILLALBA, Rubén Argentino
1123. VILLALTA, Adalberto
1124. VILLANUEVA, Pablo Andrés
1125. VILLARREAL, José Martín
1126. VILLAVICENCIO, Segundo Sigfredo
1127. VIOLA, Rubén Alcides
1128. VISO, Raúl Abelardo Ramón
1129. VITIELLO, Juan José
1130. VIVONO, Alfredo Néstor
1131. VOISARD, Juan Carlos
1132. WAGNER, Eduardo Enrique
1133. WASKMAN, Víctor Hugo
1134. WERNLI, Oscar Daniel
1135. WILHEIM, Alberto Lucio
1136. WILLIAMS, Alberto Adrián
1137. WILLINER, Abelardo Celestino
1138. WILLINER, Osvaldo Ángel
1139. YOFRA, Abraham
1140. YORIS, Remo Basilio
1141. YOYA, José Luis
1142. YRIGOYEN, José Daniel
1143. ZAMORA, Ybo
1144. ZANASCHI, José Alberto
1145. ZANFAGNINI, Raúl Antonio
1146. ZANOTTI, Julio César
1147. ZAPATA, Domingo Norberto
1148. ZAPATA, Miguel Ángel
1149. ZARZA, Raúl Oscar
1150. ZECCA, Leopoldo Luis
1151. ZINGONI, José Francisco
1152. ZOLOAGA, Faustino
1153. ZORAT, Eldo Alcides
1154. ZUNINI, Estanislao

Números, apellidos, nombres… PERSONAS e HISTORIAS.

Heridas que no terminan de cicatrizar…

…………………………………………………………………………………….

Jorge –Coco– PEDRAZA

En distintos ámbitos, conocí a algunas hermanas “Castillo”, a Mechi por su responsable labor como educadora; a una hermana mayor como compañera en la legendaria y desaparecida ENET Nº 6 “María Isabel Courault”, a la menor Graciela siendo profesora de educación física, secretaria académica durante la gestión del Dr. Ángel Celestino Marini en la Universidad Nacional; durante la campaña electoral de 1983 por su evidente entusiasmo en la Seccional 1ª, incluso instalando un centro de reuniones en una vivienda situada cerca de la avenida Urquiza básicamente con fines de publicidad.

Leí en torno a la trayectoria de Jorge Daniel Pedraza Castillo, nacido el 28 de abril de 1954, hijo de Amancio Jorge Pedraza y de Ana Mercedes Castillo.

Tiempo de la segunda presidencia del General Juan Domingo Perón y en la provincia de Santa Fe período del electo gobernador Dr. Luis J. Cárcamo (desde el 4 de junio de 1952) hasta la Intervención Federal del Cap. de Fragata (R) Ricardo P. Anzorena iniciada el 4 de marzo de 1955, tiempo de turbulencia política incluso en el seno del movimiento nacional justicialista. / Jorge Daniel Pedraza más conocido por el apodo Coco, cursó estudios primarios en la Escuela Nº 579 “J. J. Berruti” de la ciudad de Santo Tomé donde Mechi Castillo fue docente en sucesivos años; su papá fue miembro del Club de Leones y presidente del Centro Asistencial, actual SAMCO (1960-1970, viviendo con su familia en Avda. 7 de Marzo 1844, Dpto. 1). Cursó estudios secundarios en el Colegio de la Inmaculada Concepción de Santa Fe (1967-1971); fue activo participante en el Movimiento de Acción Secundaria (1971, MAS luego transformado en Unión Estudiantes Secundarios (UES). Incorporado en 1972 al “Ateneo” santafesino, luego “Juventud Universitaria Peronista” en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la U.N.L.; todas agrupaciones que actuaban en directa coordinación con la Regional II de la Juventud Peronista que conducía Jorge Obeid en la provincia de la santafesina y en su Entre Ríos natal. En aquel tiempo, Coco Pedraza había reiniciado los estudios universitarios y no fue por casualidad que aproximadamente a cuatrocientos metros al este de nuestro hogar, donde vivía la familia Pedraza-Castillo, en aquellas circunstancias aumentara la incertidumbre mientras él trabajaba como empleado administrativo en el Concejo Municipal (1973-1975) donde su padre Amancio -persona discreta y de trato cordial- era Secretario en ese Concejo Deliberante de la Municipal de Santa Fe, tiempo del Intendente Adán Noé Campagnolo. Coco estuvo directamente vinculado con el atentado a la empresa Grossi Automotores -calle San Martín, vereda oeste cerca de Bulevar Pellegrini-, como integrante de una célula de la Juventud Universitaria Peronista, fue detenido el 6 de noviembre de 1975 y el 24 de ese mes fue indagado por el Juez Federal Dr. Elbio Cano porque aquella tarde portaba “una pistola 45” que según dijo “no sabía usar”, por lo cual es potencial el riesgo de las posibles víctimas de algún disparo. [Aquella tarde, me estaba atendiendo en su consultorio el doctor Osvaldo Fayó, a escasos setenta metros y era aterrador el sonido de las sirenas, tanto que ese distinguido médico que había sido nuestro profesor, me recomendó que me quedara allí hasta que se despejara la zona.] Coco Pedraza ha declarado que tras esa detención a principios de noviembre del ’75 -tiempo de gobiernos constitucionales desde el 25 de mayo de 1973-, fue torturado en la Guardia de Infantería y recluido en un calabozo en la Seccional 4ª hasta su traslado junto a María Cristina Boidi hacia el centro “clandestino” reconocido como “La Casita” de la cercana localidad santotomesina. Coco Pedraza debió suspender los estudios hasta que lo liberaron en noviembre de 1982 bajo el sistema de “libertad vigilada” transgredió tal disposición al asistir a una marcha de protesta gremial . El 6 de diciembre de 1975, hubo un atentado en la casa de Abelardo Irigoyen Freyre 2654 (ex Vera) y los mayores daños fueron en el frente y la primera habitación donde funcionaba el estudio jurídico. Han calculado que detonaron aproximadamente dos kilos de trotyl y desde entonces, su hermano de dieciocho años en ese tiempo, no logró recuperarse de un “síndrome esquizoide”; su abuela de ochenta años no logró recuperarse y sólo sobrevivió dos meses. Después del 24 de marzo de 1976, un grupo armado ingresó a la vivienda familiar por los techos y detuvieron a su padre Amancio Pedraza durante un año y un mes. El ímpetu del joven Coco Pedraza superaba cualquier intento de contención. Recuperada su libertad a fines de 1982, al año siguiente reinició sus estudios de Derecho en la facultad de la Universidad del Litoral y tras participar en una marcha de la CGTRA, fue detenido y estuvo preso durante dos semanas. Logró el título de abogado en 1986 y al año siguiente, ingresó como Abogado Asesor en la Caja de Pensiones Sociales Ley 5110 y Secretaría de Estado de Seguridad Social de la Provincia (1987-1991), tiempo del gobernador Dr. Víctor Félix Reviglio. En el bienio 1991-1992, el post-grado como Abogado Especializado en Derecho Administrativo, en ese tiempo y hasta 1995 fue Asesor del Bloque Justicialista en la Cámara de Diputados de la Legislatura santafesina. Su cese en tales funciones fue la consecuencia de “discrepancias” y renunció a su categoría Cat. 21 en la planta permanente del Poder Legislativo. Desde entonces se dedicó a su profesión de Abogado, y en marzo de 2008 durante el gobierno del socialista Dr. Hermes Juan Binner, ingresó como Asistente Técnico en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. // El 17 de septiembre de 2009 soportó las íntimas tensiones que se van generando día tras día porque durante el juicio oral a acusados por “delitos de lesa inmunidad” y evocó los sucesos en los cuales había participado en la década del ’70 y las consecuencias que afectaron notablemente a sus padres, a su hermano de dieciocho años y a su abuela de ochenta…, tras el atentado que destruyó la parte frontal de la vivienda y estudio. Coco Pedraza se sintió vencido por un “llanto incontenible” mientras describía aquellas vivencias y estaban juzgando al ex juez Víctor Brusa, cuyas imágenes transmitían por televisión. Era confusa la sonrisa de Brusa y tanto podía ser “la mueca trágica” visible cuando “falta la fe y huye la calma” -como escribió un poeta- como un gesto burlón… excesivo aún para otro juzgado también socarrón, Eduardo Curro Ramos, ex oficial de Inteligencia y cercano a legisladores del P. J. aún en el período 1987-1989. Coco Pedraza habló con los periodistas después de ese desbordante sentimiento durante su relato que se extendió hasta poco más de tres horas y fue proyectado el video del programa Mujeres de Fin de Siglo (06 marzo 1997), conducido por la periodista Ana Fiol. Coco Pedraza en tales circunstancias también necesitó nombrar a “la profesora Boidi” [María Cristina Boidi, militante cercana de un grupo de católicos “tercermundistas” porque cuando él tenía 21 años de edad, juntos fueron trasladados hasta “La Casita” de Santo Tomé]. Conmovido, Jorge Pedraza necesitó decir refiriéndose a esa inquieta e inquietante mujer: “…quien me salvó la vida en mi caída, que ojalá pueda venir de Europa donde vive, sorteando una situación de salud difícil”.

…………………………………………………………………………………….

Durante la presidencia del doctor Raúl Ricardo Alfonsín (radical, 10-12-1983/09-07-1989, por propia decisión entrega anticipada del poder al elector presidente doctor Carlos Saúl Menem, reelecto), terminadas las investigaciones de la CONADEP, comisión nacional que reunió antecedentes y denuncias sobre desaparición de personas, el escritor Ernesto Roque Sabato en su carácter de presidente elaboró el prólogo y entregó el voluminoso informe titulado Nunca más. En tal informe consta que desde el período del gobierno constitucional (1973-1976) y en el autodenominado “proceso de reorganización nacional” iniciado el 24 de marzo de 1976 y concluido al asumir el electo doctor Alfonsín, registraron “7560 desaparecidos” y 840 muertos en combate, la mayoría del grupo cívico-militar “Montoneros” y del ERP, ejército revolucionario del Pueblo -ambos declarados terroristas mediante los decretos Nº 1454 y 2452- también integrantes de Fuerzas Armadas Peronistas, Fuerzas Armadas de Liberación…

En nuestra ARGENTINA AMADA ¡País de los Contrastes!, quienes en aquel tiempo fueron declarados culpables de sucesivos asaltos, muertes y robos en unidades del ejército, hospitales, centros de salud, empresas… casi como por arte de magia casi tres décadas después fueron reconocidas como “inocentes víctimas” con derecho a indemnizaciones. Otra innovación sorprendente fue escuchar que hubo 30.000 desaparecidos, dato repetido en los discursos de integrante del poder ejecutivo y algunos miembros del Congreso Nacional. Hubo denuncias por pago indebido de tales indemnizaciones, son lentos los trámites judiciales.

Desde mediados de la primera década del siglo XXI, es notable el crecimiento del sector de Madres de Plaza de Mayo conducido por la señora Hebe María Pastor de Bonafini, presidente de la Fundación “Madres de Plaza de Mayo” cuyo apoderado es su hijo adoptivo, Dr. Sergio Schocklender.

Otro sector no sólo “movilizador” para la discusión doctrinaria y de proyectos, porque avanza en la conducción de diversas áreas del gobierno, corresponde a La Cámpora, identificación que provoca el inmediato recuerdo del doctor Héctor José Cámpora, “El presidente que no fue” como destacó desde tal título, el periodista y político Miguel Bonasso, actual diputado nacional.

Las crónicas indican que fue Máximo Kirchner Fernández -hijo del presidente en funciones desde el 25 de mayo de 2003, día del trigésimo aniversario de la asunción del odontólogo Cámpora, el Tío– quien impulsó la creación de la Cámpora aunque son sus amigos quienes hablan con periodistas, participan en la organización de actos y desempeñan cargos en distintos ministerios del gobierno nacional. Aunque abundan las críticas y distintos medios de información han aludido a “cobro de diezmos”, todo parece ser un conjunto de vanas anécdotas.

Desde “La Nación”, Mariano de Vedia destacó que “un ex soldado dijo que hubo indemnizaciones fraudulentas”, refiriéndose a lo expresado por Rogelio Mazacotte quien en octubre de 1975 fue uno de los defensores del Regimiento de Infantería N° 29 de Formosa durante el feroz ataque de un comando de la organización terrorista “Montoneros”, tiempo de la presidencia de María Estela Martínez de Perón.

El ex soldado Mazacotte -formoseño, clase 1954, albañil, casado, cuatro hijos-, durante un diálogo con periodistas recordó que durante aquel enfrentamiento soportó dos heridas en el abdomen y una en la pierna, comentó que “veía los nombres de sus compañeros José Mercedes Coronel y Dante Salvatierra en el mural del Parque de la Memoria, que evoca a las víctimas del terrorismo de Estado, en la costanera norte. El mismo mural rinde homenaje a siete montoneros muertos durante el ataque al cuartel (…) Reinaldo Ramón Brigiler, José Daniel Graziano, Juan Hernández, Jorge Alberto Livieres, Luis Carlos Morero, Oscar Ramón Boero y Alfredo R. Velázquez, cuyos familiares, según consta en expedientes judiciales, cobraron indemnizaciones de US$ 224.000 (el caso de Boero está en trámite).

“Conozco y veo a diario a las familias de los ex soldados Coronel y Salvatierra. Viven en la pobreza y nunca iniciaron ningún trámite para cobrar nada”.

“Son familias que ganan $ 800 por mes, sin obra social ni nada. Nadie se acuerda de las víctimas que defendieron la Constitución”.

Casi en el ocaso de la primera década del siglo XXI, el ex soldado Rogelio Mazaccotte habló durante un acto realizado en la “Plaza San Martín” y como tantos, una vez más reclamó por la igualdad de derechos, como insisten quienes tienen una mirada parcial sobre los aquellos sucesos y hablan, sólo hablan de “memoria, verdad y Justicia” para favorecer a quienes los aplauden.

Emocionado, expresó:

Pensaban que iba a ser fácil, porque éramos hombres de campo y muchos analfabetos. Pero respondimos como soldados, defendiendo la patria y la Constitución”…

Con alta voz, ante aproximadamente mil quinientas personas, leyó los nombres de los soldados del ejército argentino asesinados por los “guerrilleros” del ’75.

En ese momento, reprodujeron un video que incluyó el testimonio de Silvia Ibarzábal, presidente de la “Asociación de Familiares y Víctimas del Terrorismo en la Argentina”, hija del Cnel. Jorge Ibarzábal, secuestrado en 1974 y asesinado en Azul:

A él no lo socorrieron los derechos humanos”.

Cuando la explosión de una bomba mató al Cap. José Naccarato, su hija Carolina tenía sólo dos meses de vida y tras referirse a los oscuros trámites que siguen favoreciendo a quienes ponían bombas, usaban armas de gran poder… dijo:

El dolor del hijo de un desaparecido no es distinto del dolor de la familia de un uniformado. Necesitamos una memoria completa de una buena vez”

…………………………………………………………………………………….

2008 – “Memoria” en torno a una guerra civil no declarada.

Hoy, 28 de julio de 2008 mediante correo electrónico emitido a las 23:56, recibí el texto completo de lo expresado por el General Luciano Benjamín Menéndez desde Córdoba.

Título: “Era la guerra”. Leo, reitero y subrayo para facilitar las relecturas.

CÓRDOBA, JULIO DE 2008                   

 

Hace 50 años, la guerra estalló repentina y brutalmente en nuestro país.

Sin tener arte ni parte, simplemente porque estábamos en la ruta de conquista del comunismo internacional, los argentinos sufrimos el asalto de los subversivos marxistas que por orden y cuenta de la Unión Soviética y de su sucursal americana, Cuba, se proponían someter nuestro país a su sistema y sumarnos a sus satélites.       

Era la guerra. Pero la más total de todas las guerras. La Guerra Revolucionaria.

No se trataba de pretender arrancarnos un pedazo de territorio (con todo lo entrañable que es cada metro de nuestra tierra, regada por la sangre de nuestros soldados y el sudor de nuestros trabajadores), o un paso entre dos océanos, o una zona de influencia geopolítica o económica.

A lo que la subversión apuntaba era al alma de nuestro  pueblo para someterlo a un régimen despiadado y brutal. Como su nombre lo indica, la GR revoluciona el modo de vida del pueblo que elige como víctima. El propósito de los subversivos al declararnos la GR era asaltar el poder para instaurar un régimen comunista bajo el cual, en lo externo nos convertiríamos en un satélite de Rusia y en lo interno, no seríamos libres para pensar, expresarnos, poseer bienes, entrar y salir del país, disponer de nuestras vidas y  la de nuestras familias, porque todo le pertenecería y manejaría el estado totalitario.

Por eso se equivocan los que creen que el pueblo fue un convidado de piedra en la Guerra Revolucionaria. Al contrario, el pueblo era el objetivo al que pretendía dominar la subversión Por eso nos agredió, para apoderarse de nuestro pueblo.
En el mundo se reconoce que las guerras ofensivas o de agresión son  injustas.

La invasión armada del terrorismo marxista constituye, por lo tanto, una guerra injusta.
Para demostrar quién inició la GR y para qué, voy a leer lo que decían al respecto los demócratas y lo que  publicaba la delincuencia subversiva.

En agosto de 1964 (durante el gobierno constitucional del Dr. Illia) la policía de Salta y la Gendarmería Nacional descubren y destruyen un campamento guerrillero en Orán. La Cámara de Diputados cita a los Ministros del Dr. Illia para que informen sobre lo sucedido.

Allí dijo el Ministro de Defensa Dr. Facundo Suárez: “El Partido comunista en 1957 o 1958 entra a preocuparse fundamentalmente de África, de Latinoamérica y de parte de Asia. Cuando Fidel Castro se declaró evidentemente comunista se inició un  período de gran perturbación en toda Latinoamérica”. Zavala Ortiz, ministro de RREE  agregó en esa  misma ocasión “la existencia de un poder tan extraordinario como el que surge de la energía atómica ha determinado que la competencia se derivase a otro método, el de la GR, guerra no declarada, silenciosa, pero guerra inexorable,  global y permanente. Ese orden de cosas se instala en América Latina, el comunismo se establece en la República de Cuba como una organización revolucionaria de guerra permanente de tipo revolucionario. Hay una GR declarada a las organizaciones, a las repúblicas, a las democracias o no democracias vigentes en Latinoamérica y contra esa situación tenemos que tomar las medidas correspondientes.”

Escuchemos ahora el bando terrorista:

Tres años después en la edición de junio de 1974 de su periódico “El Combatiente” en un artículo titulado “Por la revolución Obrera Latinoamericana y Socialista”, dice: “Las unidades guerrilleras han aumentado su poder de fuego en las ciudades y han dado el paso trascendental de la creación de la primera unidad de monte, la constitución de la organización revolucionaria principal, Partido Marxista Leninista Proletario avanza exitosamente, a través de su cauce principal, el partido Revolucionario de los Trabajadores. Esta permanente acumulación de fuerzas revolucionarias va colocando a la sociedad argentina a las puertas de una situación revolucionaria, la lucha de clases cobra nueva vida. Desde hace más de tres años, el pueblo argentino ha iniciado un proceso de Guerra Revolucionaria (el Gral Perón era el presidente constitucional).
En la revista Cristianismo y Revolución de septiembre de 1971 aparece una breve historia de Montoneros, que dice: “Llegado 1969 Montoneros comienza a pasar a la ofensiva: es el comienzo de la guerra por el poder, con el programa nacional revolucionario que asegure la nacionalización de la economía, el control obrero de la producción y la expropiación sin compensación de la oligarquía terrateniente… Creemos que la maniobra electoral montada (es la que culminaría en 1973 con la elección de Cámpora) se les va a volver en su contra y los vamos a fusilar con sus propias armas. Sólo la guerra del pueblo salvará al pueblo. Todos tienen un lugar y una función en la lucha, que es el desarrollo de la Guerra Revolucionaria.”

Para no dejar dudas de que era una guerra, ambas organizaciones terroristas reseñaban sus hazañas en lo que llamaban Partes de Guerra. Tomo como ejemplo dos: uno del ERP, fechado el 20 de noviembre de 1974, en el que explican que han ejecutado al Tcnl. Ibarzábal en el ropero en que lo tenían preso y el otro de Montoneros del 26 de febrero de 1975, en el que cuentan que han secuestrado al Cónsul norteamericano en Córdoba.

Estas expresiones demuestran que es falso lo que vienen sosteniendo los subversivos quienes ahora niegan sistemáticamente la existencia de la GR que nos declararon y llaman represión ilegal a las operaciones defensivas de las Fuerzas Legales.

Las primeras manifestaciones de GR son dos campamentos de guerrilleros: los Uturuncos, en los montes tucumanos en 1959, y el ya mencionado de Orán en 1964. Justamente durante los gobiernos del Dr. Frondizi y el del Dr. Illia. Ambos gobernantes inobjetablemente democráticos, no sólo por ser electos por el pueblo, (que allí no termina la democracia, sino que empieza) sino también por su ejemplar ejercicio del Poder. No pueden pretextar los guerrilleros que eran pacíficos ciudadanos buscando defender la democracia, porque la democracia estaba bien defendida por esos gobiernos.

La persecución a los delincuentes subversivos no fue, como ellos pretenden, represión a los opositores políticos de los gobiernos militares. La subversión actuó en nuestra Patria desde 1960  en adelante, bajo gobiernos de todos los signos. Entonces de quién eran opositores? Y quien los perseguía: Frondizi?  Guido?  Illia?  Perón?

Lo cierto es que La Nación Argentina, para defenderse de la agresión subversiva ensayó todos los métodos desde 1964, no importa de qué signo fuera el gobierno de turno. Aplicó a los agresores la ley común; creó la Cámara Federal Penal en 1970 que procesó y condenó a 1600 guerrilleros, pero que fue disuelta y sus sentencias  anuladas en 1973 por el actual Procurador General Dr. [Esteban Bebe] Righi, quien siendo MI [ministro de Interior] concedió una amnistía a todos los subversivos presos; volvió a la ley común sin resultados; declaró ilegal al ERP y al PRT por decreto presidencial Nº 1454/73  del gobierno constitucional de Lastiri; en 1974  reformó el Código Penal para “reprimir severa y adecuadamente conductas que han llenado de zozobra a la población” a pesar de lo cual ningún juez pudo condenar a ningún guerrillero; en 1975 recurrió al terrorismo de Estado, con la Triple A; más tarde empeñó parcialmente a las FFAA para  aniquilar la subversión en Tucumán por Decreto Secreto 291/75 del gobierno constitucional de Isabel Perón; declaró a Montoneros asociación ilícita de carácter terrorista por decreto presidencial Nº 2452/75 de ese mismo gobierno.

La subversión desbordó todos estos sistemas y prohibiciones, llegando a conformar verdaderos ejércitos clandestinos, con su dirección política, sus contactos y respaldos internacionales, sus combatientes organizados en comandos y unidades a imitación de las militares, sus organizaciones de inteligencia, sus apoyos logísticos de sanidad, materiales, transportes y munición, sus ramificaciones de reclutamiento, difusión y propaganda, sus programas de instrucción política y militar en el país y en el extranjero, sus sistemas de relevos y descansos, etc.

Ante el crecimiento en efectivos y en peligrosidad de estas bandas, que se calcula que llegaron a reunir 40.000 hombres (las Brigadas Rojas de Italia nunca superaron los 1000 hombres), la Nación Argentina, por Decreto Presidencial Nº 2770/75 creó el Consejo de Seguridad Interior presidido por el Presidente de la Nación e integrado por todos los ministros y los comandantes de las FFAA, para dirigir los esfuerzos nacionales para la lucha contra la subversión, y ordenó a sus FFAA, por decreto presidencial Nº 2772/75 que “aniquilaran a la subversión”. Ambos decretos fueron dispuestos por el gobierno Constitucional de Ítalo Luder.
La Argentina  rechazó la agresión armada marxista. Pero no sin sufrimiento. Pues los delincuentes subversivos ensangrentaron al país durante 10 años, en los que asesinaron a 1500 personas, de las cuales el 60 % eran miembros de las FFAA y de Seguridad, y el 40 % eran civiles, empresarios, gremialistas, políticos, funcionarios, sacerdotes, mujeres, niños; e hirieron a muchos más. Cometieron 21600 atentados terroristas (6 ó 7 por día)
.

De nuevo para tener dimensiones comparadas, las Brigadas Rojas realizaron 300 atentados en toda su campaña.

Las FFAA aplicando las leyes y reglamentos militares en vigencia, cumplieron en pocos años la misión encomendada por la Nación de vencer al enemigo, y al acortar la guerra ahorraron sufrimientos a La Patria. Comparémonos con Colombia que desde hace 60 años soporta el flagelo constante de la guerrilla terrorista, la cual todavía controla una parte del país y arrastra su corte de secuestrados y muertos que se calculan en más de 100.000.

Y nosotros estamos siendo juzgados. Vuelvo a decirlo: ostentamos el dudoso mérito de ser el primer país en la historia del mundo que juzga a sus soldados victoriosos que lucharon y vencieron por orden de y para sus compatriotas. Nosotros podemos preguntarnos, como lo hizo recientemente un oficial uruguayo con patético y auténtico dolor ¿para quién ganamos la batalla?

Derrotados, los guerrilleros abandonaron la lucha armada y se mimetizaron en la sociedad como pacíficos civiles.

Pero no abandonaron sus objetivos. No cesaron la GR, sino que la trasladaron a otros campos, siguiendo la doctrina de Gramsci que aconsejaba “La intelligenzia tiene que apoderarse de la educación, de la cultura, y de los medios de comunicación social, para desde allí apoderarse del poder político y con el poder político dominar a la sociedad civil”.

Pusieron y ponen en práctica la máxima de Lenin: “La paz es la continuación de la guerra por otros métodos”. Porque los marxistas no conciben la armonía y la concordia, sino el “conflicto constante”.

No se han sacado aún la piel de cordero porque les falta todavía eliminar o dominar algunos resortes del Poder. Cuando sientan que la capacidad de reacción de los argentinos está anulada, entonces van a dar el zarpazo, entonces van a  abandonar su disfraz pacifista y legalista y van a utilizar toda la violencia para imponernos su doctrina, de la que no han abjurado aunque declamen democracia y se aprovechen de ella. Doctrina enemiga de nuestra Constitución puesto que niega a Dios, suprime la Patria, prohíbe la libertad, reemplaza la unión nacional, la paz interior, la justicia y el bienestar general por el conflicto permanente, disuelve la familia, elimina la propiedad, todos ellos valores eminentes y excluyentes de nuestra Carta Magna.

En resumen. Los argentinos sufrimos una guerra, desatada por los sicarios vernáculos del comunismo internacional.

Los mismos que hoy persisten en su oscuro objetivo.

Con la diferencia desfavorable para La Patria de que, antes los terroristas estaban en la ilegalidad. Ahora se apropiaron de la legalidad y pretenden ser pacíficos ciudadanos ajustados a la ley y a la Constitución.

Y desde esa ficción  intentan  destruir nuestro estilo de vida y nuestro Ser nacional. Desde el Poder intentan convertirnos a su sistema esclavista.

Confío en que los guerrilleros del 70, hoy en el poder, no puedan consumar sus propósitos de imponernos su régimen autoritario.

Confío en que los argentinos detengamos esa marcha hacia el abismo y recuperemos el imperio de la Constitución, de la Ley y la Libertad, para La Patria de la Libertad.

Luciano B. Menéndez Gral. Div.

2009 Marzo 24. Sucesos en Santa Fe…

En los comicios generales del 2007 en la provincia de Santa Fe obtuvo la mayor cantidad de votos positivos el denominado “Frente Progresista Cívico y Social” integrado por distintos partidos políticos, entre ellos el Socialista, un sector de la Unión Cívica Radical, el Partido “SI”, solidaridad e igualdad…

En distintas jurisdicciones continuaban los juicios por crímenes de lesa humanidad y la causa contra el ex juez federal Dr. Víctor Brusa y otras personas comprometidas por sus abusos en el tratamiento a detenidos, fue una de las que generó más reacciones.

No fue por casualidad que el 24 de marzo de 2009 durante diversos actos conmemorativo en cementerios, aparecieran panfletos con mensajes en contra de ex militantes “revolucionarios”, también leyendas pintadas en viviendas de miembros de la asociación HIJOS. Releo una crónica periodística:

Primero fueron unos cuantos volantes hallados en el cementerio local [de la municipalidad de Santa Fe de la Vera Cruz] y en el de la vecina localidad de San José del Rincón. Los panfletos tenían imágenes de los diputados provinciales Antonio Riestra y Alicia Gutiérrez, y los tildaba de ‘montoneros’ y ‘terroristas’. / El segundo hecho fue un balazo contra el frente del comercio que posee el hijo de un querellante en la causa Brusa, una de las investigaciones de crímenes de lesa humanidad abiertas en Santa Fe. / El tercer suceso consistió en pintadas con la leyenda ‘Soy ERP’ y ‘Muerte al ERP’ en el estudio de la abogada Lucila Puyol, militante de la agrupación HIJOS”, hija de Estelita una de las hermanas de queridas amigas desde la niñez y del vecino residente una cuadra hacia el sur, en la calle 4 de Enero entre Tucumán y La Rioja hasta tiempo antes de su desaparición. / Los volantes anónimos aparecieron tanto en los cementerios donde se realizaron actos conmemorativos como en la pinturería de Emiliano García. Su padre -Daniel, querellante en la causa que tiene como principal imputado al ex juez federal Víctor Brusa- contó a una radio local que su hijo pasó por el negocio a pesar de que este martes lo mantendría cerrado por el feriado. Y así se percató de que la vidriera había sido perforada por un balazo y que alguien había arrojado adentro del local unos volantes con la imagen del diputado del ARI. “Cárcel al diputado Antonio Riestra. Terrorista montonero”, decían algunos volantes. En otros se leía “Por otro 24 de marzo”. / Esos mismos libelos aparecieron diseminados en los cementerios de Santa Fe y de Rincón, y tenían a la diputada Gutiérrez, del partido SI (integrante del Frente Progresista), como otra de sus destinatarias. / ‘No es casualidad que ocurran estos hechos cuando el 7 de mayo está previsto que comience uno de los juicios contra el aparato represor. Lo indignante es que haya quienes reivindican el 24 de marzo y vinculan este clamor de seguridad como un defecto de la democracia. Mientras tanto, nos preocupa la dilación de todas las causas que deberían haber empezado hace dos años. Y responsabilizo por ello al Poder Judicial’, dijo a Crítica de Santa Fe la diputada Gutiérrez, mientras participaba esta tarde en la marcha que se realizó en Rosario para recordar lo ocurrido en el país hace 33 años. / Gutiérrez es una de las querellantes en la causa ‘Pascual Guerrieri – Quinta de Funes’, cuya elevación a juicio oral está siendo postergada por sucesivos planteos de la defensa de los procesados. / ‘Lo más llamativo es que la foto que pusieron en los volantes es la que tengo en el archivo de la Legislatura’, observó Riestra en el acto realizado en el cementerio santafesino. En esa ceremonia se recordó a doce militantes asesinados durante la dictadura y que, tras haber sido identificados, se encuentran sepultados allí. [Entre ellos, los hermanos Molina, Jorge Ulla Álvarez muerto el 22 de agosto de 1972 en Telew…]

Riestra se topó con una escena similar en el acto previsto en el cementerio de Rincón. ‘El tema de que me involucren ya lo tengo incorporado, la amenaza es constante, pero la gravedad reviste en que emprendan contra un testigo, un querellante, esto es grave’, señaló. /
En esas mismas horas de la mañana, se descubría que el estudio de la abogada Lucila Puyol había sido blanco durante la noche de pintadas con aerosol alusivas a la militancia de la mujer en HIJOS. / ‘Estábamos en el acto de Rincón por el 24 de marzo y me avisó la hermana de mi socia que habían pintado el frente del estudio. Dicen que lo vieron hoy a media mañana, o sea que debe haber sido anoche que pintaron porque nadie escuchó ni vio nada’, dijo. / Tanto Riestra como Puyol recordaron que en la capital provincial ocurren este tipo de hechos en vísperas de cada 24 de marzo, y observaron que en esta ocasión, los ataques se enfocaron sobre militantes o personas que tienen directo interés en el avance de las causas abiertas sobre la represión ilegal. / Puyol fue directa: ‘Creo que esto tiene que ver con la inminencia en los juicios. Soy abogada, soy miembro de HIJOS y tengo a mi papá desparecido. Estamos trabajando en las causas y en su momento nos relacionamos con la causa Brusa y también en las que vienen’ remarcó Lucila. ‘El 7 de mayo empiezan más juicios y creo que estos ataques tienen que ver con eso”, señaló la abogada.”

Declaraciones del Gobernador Dr. Hermes Juan BINNER.

Sabido es la doctora Griselda Tessio es hija del ex gobernador Dr. Aldo Emilio Tessio, destituido por un golpe cívico-militar. En ámbitos de la Justicia santafesina es reconocida por su trayectoria y por su labor como Fiscal Federal de la capital santafesina; desde diciembre de 2007 es vicegobernadora en la provincia de Santa Fe.

Participó en marcha realizada en la Plaza de Mayo acompañando al gobernador Dr. Hermes Juan Binner, quien durante un diálogo con periodistas refiriéndose a los panfletos y pintadas en distintas localidades dijo:

Creo que es parte del resabio que queda todavía de la triste época. Habrá que trabajar para alentar el esclarecimiento lo antes posible. Es necesaria la pacificación a partir de conocer la verdad. Y obviamente, aquellos que han cometido crímenes de lesa humanidad tienen que tener un sistema con el cual el resto de la población podamos estar protegidos”…

El diputado Antonio Riestra , dijo que “intentan amedrentar a los testigos en un momento en que están por comenzar los juicios. Y en una actitud mafiosa, porque amenazar (a los esposos García) a través del hijo, es un procedimiento bien mafioso. Y lo otro, (los anónimos) es lo que ellos entienden como una descalificación, que es la fotografía nuestra, la de Alicia Gutiérrez y mía, vinculándonos con el espacio institucional del gobierno de Binner y entender que eso es una descalificación es pretende parcializar la actividad de la justicia. Los años pasan, los amenazados somos siempre los mismos, pero lo llamativo es que ahora cambiaron las fotografías, que son las del archivo de la Legislatura”, ironizó Riestra

…………………………………………………………………………………….

Lecturas y síntesis:

Nidia Orbea Álvarez de Fontanini.