1946-1986 SEGUNDA ETAPA – BIBLIOTECA DE LA LEGISLATURA DE SANTA FE

SEGUNDA ETAPA

1946-1983

Sea tenido en cuenta:

Desde 1932 se desempeñaba en el servicio de Biblioteca el señor Juan Carlos Rigesti y vigente la ley Nº 2388/1934, ejerció la Dirección de la “Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe” con evidente dedicación si se tienen en cuenta sus informes periódicos, incluso el que fue leído en el recinto cuando planteó la necesidad de actualizar la bibliografía…

Es oportuno reiterar esta síntesis:

Segunda etapa.

1946: D. Juan Carlos Rigesti seguía desempeñando las funciones de Director y por ello, Secretario de la Comisión Bicameral.

16-07-1946: Acta Nº 1 en el libro donde están registradas hasta el año.

1946: “La biblioteca al servicio de la comunidad”.

“Adquisición de libros de texto, para escuelas secundarias y técnicas”.

Comisión Bicameral: Presidente Senador Raúl Beney.

Vicepresidente: Diputado Eduardo Torre.

Tesorero: Diputado Miguel Torres.

Secretario: Señor Juan Carlos Rigesti. Director.

Primera constancia de misiones de Vicepresidente y Tesorero.

1949: Ampliación de ficheros.

1950: Donación de obras de autores santafesinos: Gastón Gori y Salvador C. Vigo.

1951: Traslado de una sección al subsuelo.

Adquisición de libros de Matemáticas.

Donación de libros a escuelas primarias. Incorporación de ficheros rotativos.

1952: Creación de una Sección en Homenaje a Eva Perón.

Iniciativa del Presidente de la C. B. “Sección Justicialista”.

(Moción aprobada por unanimidad.)

Iniciativa Pte. H.C.S.: “Sección Justicialista”.

Propuesta Pte. C.D.: “Doctrina Peronista”.

(No hay registros posteriores.)

1955: 16-09 Derrocamiento del gobierno constitucional

1959: Director: D. Roberto Lavagnini (sin dato preciso sobre alta en ese cargo.)

1960: A cargo de la Dirección el Subdirector: D. José María Zamora.

1961: Directora Sra. Alcira Zavalla de Beney (Desde el 01-08; Bibliotecóloga.)

Período de propuesta de Reforma de la Constitución de Santa Fe.

1962: Aprobación del nuevo Reglamento Orgánico. (Aplicado hasta la década del ‘90.)

1966: “Gobierno de facto. Comisión Administradora (Evidente desconocimiento de la historia de la Biblioteca y de la Legislación vigente.)” i

1967: “Aprobada propuesta de la Directora Sra. Alcira Zavalla de Beney:

‘Historia de la Biblioteca’ (impresión para donar)”.

No se concretó.

1973: Director Avelino José Canga. Desde el 01-09-1973

(Hasta 1976, momento de la Intervención.)

1975: “Una nueva frustración” / “La imagen no deseada”.

“El 18 de julio de 1975, la Comisión Bicameral dejó constancia en el libro de Actas pertinente, de la imposibilidad de organizar el “VII Congreso de Bibliotecas Legislativas Nacionales” porque “se daría a las delegaciones intervinientes, una pobre imagen que desvirtuaría el esfuerzo realizado en estos dos últimos años de labor… delegan la organización del Congreso en otra provincia que pueda llevarlo a cabo o bien, solicitando su postergación para el momento más propicio, conservando, en ese caso, Santa Fe, la sede del mismo”. ii

En Actas Nº 99 y 100 del 31 de octubre y 7 de noviembre respectivamente, “por unanimidad resolvieron adquirir muebles para funcionamiento de la Biblioteca y lógicamente, más libros”. iii

15-12-1975: Acta Nº 101, por unanimidad ‘se aprueba la remisión en calidad de préstamo, de los libros que se hallaban en depósito y fuera de uso con destino a la Biblioteca del Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad 5 de Rosario. La nómina de libros –consta en el acta– se encuentra debidamente documentada en listas confeccionadas por separado.”

1976: Gobierno de facto (desde 24 de marzo al 09-12-1986.)

Personal en servicio en la Biblioteca (h.1986):

Subdirector Alberto SvetlizaCristina Cosentino de Céspedes.

Hasta el día 23-03, registrados préstamos hasta el Nº 202.

Al 23-03-76 en las planillas de Consulta en Sala, consta la atención de 202 (doscientos dos) lectores; 41 en febrero y 161 en marzo.

Año 1977: 194 Consultas en Sala (Teniendo en cuenta un mes de vacaciones, promedio de consulta mensual: 17 ó 18 lectores.)

Sobre préstamos a domicilio, sin posibilidad de determinar lectores ni títulos por uso exclusivo de fichas movibles adosadas a la tapa de cada volumen.

Año 1978: 148 Consultas en Sala

(Ciento cuarenta y ocho; por mes 13 o 14 lectores.)

Año 1979: 090 Consultas en Sala. (Noventa; promedio 8-9 por mes.)

Año 1981: 029 Consultas (Veintinueve, promedio dos ó tres por mes.)

Año 1980: 036 Consultas. (Treinta y seis, promedio tres por mes.)

1978: Disminución del Patrimonio Bibliográfico por decisión del Interventor en la Legislatura de Santa Fe. (Decr. Nº 261/78; consta en sucesivos folios de los libros de Inventario, con firma y sello.)

1982: Transcribo lo escrito en apuntes acerca de la Historia de la Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe: “Año 1982 – Intento de Recuperación de las Islas Malvinas. En homenaje a quienes lucharon por la defensa de la Soberanía Nacional, hay tres fechas inolvidables:

02 de Abril: Desembarco en Puerto Argentino.

01 de Mayo: Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina.

14 de junio: Cese del fuego.

En las Islas está el “Cementerio de los Argentinos…” iv

1982: “Una paradojal celebración” – Crónica en el diario “El Litoral” que incluye fotografía de una sala donde está situada la señora Cristina Cosentino de Céspedes: “…aludía al Centenario de la Biblioteca, y sin cronología, sin indicación de funciones ni tiempo pertinente, incluyó algunos nombres de personas que habían contribuido al desarrollo de la Biblioteca:

“-Luis J. Anadón.

-Edmundo J. Rosas.

-Guillermo Cullen.

-José María Zavalla.

-Severo R. Echagüe.

-José Cervera.”

(Lo que resulta otra paradoja es que celebraran el acontecimiento con la colocación de una placa, en la cual ni siquiera la denominación era correcta, porque el organismo no ha sido nombrado, por ninguna ley, “Biblioteca Legislativa ‘Nicasio Oroño’ 1882-1982” como erróneamente consta en el bronce que luce sobre la pared donde funcionara en esos últimos años. Agrego: ala noreste del edificio de Gral. López 3051, planta baja. Lo escrito en 1986 en el acta Nº 103 del 13 de marzo, es evidencia de aquel error porque alude a la “…’constitución de la Comisión Bicameral de Biblioteca de conformidad con lo que establece la ley Nº 2014’ –debió decir Ley 2388 que derogó aquella– ‘que rige su formación…” Sabido es por Ley 2014, en 1920 se aprobó la creación de la “Biblioteca de la Cámara de Diputados” y que tres años después, le impusieron el nombre de “Nicasio Oroño”.)

“…al verificarse sólo ocho préstamos durante el año 1982, es admisible reconocer también ‘el ocaso de la Biblioteca’, en un paralelismo histórico con ‘el ocaso del proceso’, un valioso aporte de ‘El Cid Editor’ – Eduardo Varela Cid-, para la memoria de los pueblos.” v

1983: Ningún préstamo registrado.

Sea tenido en cuenta que en el período iniciado en 1983 se aplicaba el Reglamento aprobado por la Comisión Bicameral en 1962: Presidente de la Comisión Bicameral Diputado Dr. Decio Carlos Ulla. La “Biblioteca de la Legislatura” en lo administrativo dependía de la Cámara de Senadores, estaba ubicada en la sede de Gral. López 3051 -desde 1914, momento de la instalación de ambas Cámaras en ese nuevo edificio-; situada en la planta baja del sector noreste del edificio, luego espacio destinado a las Presidencias de los Bloques.

1983-1987. Vicegobernador: D. Carlos Aurelio Martínez.

Designado Director de la Biblioteca (Cat. 24): Sr. Hugo Rafael Gatto.

Mayoría en la Cámara de Senadores: integrantes del Bloque de la Unión Cívica Radical, quienes eligieron para integrara la Comisión de Biblioteca a un miembro de ese Bloque: Señor Armando Piazza, representante del Departamento Constitución.

Como en los anteriores períodos de gobiernos elegidos por los ciudadanos santafesinos, se aplicaba el Reglamento aprobado en 1962 (impreso en minicartilla, en aquel año de la Reforma de la Constitución provincial).

La “Biblioteca de la Legislatura” en lo administrativo dependía de la Cámara de Senadores, estaba ubicada en la sede de Gral. López 3051 -desde 1914, momento de la instalación de ambas Cámaras en ese nuevo edificio-, primero en el sector de la Cámara de Diputados hasta que el vicegobernador Dr. Rafael Araya “facilitó parte del ala de la Legislatura correspondiente al H. Senado, para ubicación de la Biblioteca”, situada en la planta baja del sector noreste del edificio. La decisión de la mayoría de Senadores a partir del 10 de diciembre de 1983, logró que el espacio que ocupaba la Biblioteca fuera destinado a las Presidencias de los Bloques.

Durante el período 1983-1987, en la Cámara de Senadores se organizó la estructura administrativa y se integró la “Comisión Permanente de Gestión y Administración”.

Primer traslado de la Biblioteca desde la sede de la Legislatura: esquina suroeste de las San Jerónimo y Buenos Aires (actual Monseñor Vicente Faustino Zazpe; en alquiler.)

Segundo traslado de la Biblioteca al inmueble de 25 de Mayo 1908, en alquiler (propiedad de Colegio y Consejo de Graduados en Ciencias Económicas – Primera Jurisdicción. Ese traslado se concretó con disidencia de los Diputados que integraban la Comisión Bicameral: Diputado Dr. Carlos Caballero Martín (PDP) y Dr. Oscar Máximo Somma (P.J.)

* * * * * * * * * *

1946 – Memoria necesaria…

Desde el 24 de marzo de 1945 hasta el 16 de junio de 1946 se desempeñó el Interventor Federal Dr. Oscar Alfonso Aldrey, cuarto tras la destitución del gobernador Joaquín Argonz y el vicegobernador Dr. Emilio G. Leiva, en funciones desde el 10-04-41 al 18-06-1943).

Sabido es que en los comicios del 24 de febrero de 1946, quienes apoyaban el movimiento justicialista puesto en marcha por el Coronel Juan Domingo Perón, votaron a los candidatos del “Partido Laborista”, lista apoyada por diversos sectores gremiales y la Junta Renovadora de la Unión Cívica Radical, destacándose entre ellos el Dr. Armando Antille, abogado de reconocida trayectoria en la capital santafesina.

En aquel tiempo, en el departamento Rosario algunos políticos presentaron sus listas: tras el empresario Agustín Repetto se constituyó el Partido Independiente y sólo lograron dos bancas en la Cámara de Diputados: la primera correspondía al mencionado industrial y la segunda a Luciano Corvalán, pero pronto aumentaron los conflictos internos y ese partido desapareció…

Entre los gremialistas, fue dinámica la movilización de los ferroviarios durante toda la campaña. El doctor Leandro Meiners, esperancino, ministro de Gobierno durante la mencionada intervención, era una persona reconocida por su trayectoria y recorrió distintas localidades promoviendo adhesiones a la Política impulsada por el coronel desde la Secretaría de Trabajo y Previsión de la capital federal. vi

Vicegobernador…

Desde el 19 de junio de 1946, Juan Pardal desempeñó las funciones de Vicegobernador y Presidente de la Cámara de Senadores.

(A principios de febrero de 1949 se ordenó la Intervención en la Provincia de Santa Fe y en consecuencia, desde el 8 de febrero de ese año al 4 junio de 1949, continuó la intervención.)

Año 1946: integración de la Comisión Bicameral

Tras la lectura de las actas manuscritas a fines del siglo XIX, disponibles en el Archivo de la Legislatura mediante la atención del Director del Archivo Sr. Reynaldo Arteaga y leídos los diarios de sesiones existentes en la Biblioteca de la Legislatura, fue posible elaborar una aproximación a la Primera Etapa del servicio de Biblioteca (1882-1945).

Al comenzar la segunda etapa en 1946, seguía desempeñándose en la dirección de ese servicio el señor Juan Carlos Rigesti. En ambas Cámaras del Poder Legislativo designaron a los integrantes de la Comisión Bicameral que debía ejercer la superintendencia de la “Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe”. Por unanimidad, resolvieron registrar en un libro de actas todas las reuniones y las decisiones adoptadas, libro donde siguieron anotándose en sucesivos períodos, incluso hasta mediados de la última de década del siglo veinte.

(Dos días después del 64º aniversario de la creación de la “Biblioteca de las Cámaras Legislativas”, el 16 de julio de 1946 se reunieron los integrantes de la Comisión Bicameral).

En el Acta Nº 1 consta que a las 10:30 comenzada la reunión, se integró la Comisión Bicameral y por primera vez constan las pertinentes funciones:

Presidente: Senador Raúl Beney.

Vicepresidente: Diputado Eduardo Torre.

Tesorero: Diputado Miguel Torres.

Secretario: Sr. Juan Carlos Rigesti. Director.

Desde ese momento están manuscritas las actas de todas las reuniones y decisiones referidas a la superintendencia del servicio de Biblioteca, siendo Director y secretario de a C.B. el señor Juan Carlos Rigesti. Por primera vez en el acta Nº 2 del 27 de marzo de 1946, consta que el 22 de ese mes, habían depositado $ 2.329 en el Banco Provincial de Santa Fe y a la orden de la Biblioteca y en ese acto, dispusieron la compra de Libros de Física y de Química, incluyendo un Diccionario de Química (evidentemente necesarios para la consulta de estudiantes y profesionales especializados en esas Ciencias-; la suscripción anual a la Revista Internacional del Trabajo.

En el Acta Nº 3 del 25-10-1946 hay otro adato que confirma que la Biblioteca estaba al servicio de la comunidad porque compraron: Diccionario de Modismos; Diccionario Etimológico; Análisis de Química Cuantiativa; Historia de la ciudad, de Razori; Leyes Penales de la República Argentina” útiles para Legisladores y específicamente para abogados penalistas.

1947: renovaciones en la Comisión Bicameral.

Como establecía la legislación vigente, correspondía anualmente designar -o ratificar- a los legisladores que ejercían la superintendencia de la Biblioteca.

En el Acta Nº 4 consta que el 27 de diciembre a las 19, se integró la Comisión Bicameral:

Presidente: Senador Raúl Beney.

Vicepresidente: Diputado Luis G. Silva.

Tesorero: Diputado Alberto C. Bonino

Secretario: Sr. Juan Carlos Rigesti. Director.

En el acta hay una sola firma: Alberto Bonino y consta que se informó sobre los fondos disponibles en la cuenta del Banco Provincial de Santa Fe.

En 1948 no se registraron datos.

1949: Intervención Federal y nueva Comisión Bicameral

El 2 de febrero de 1949 mediante el Decr. Nº 2.676 -ampliado por el Decr. Nº 7.346- el Poder Ejecutivo nacional dispuso la intervención en la provincia de Santa Fe “a los efectos de proceder a la renovación del Poder Ejecutivo, estableciendo que dicha intervención tiene también por finalidad la total renovación del Poder Legislativo. El 8 de febrero de 1949 asumió el interventor Cnel. Dalmiro J. Adaro, firmó el decreto Nº 2783 del 29 de marzo declarando “intervenido el Poder Legislativo de la provincia y caducos los mandatos de los señores senadores y diputados. En el art. 2º “encárgase de la H. Legislatura de la provincia al señor Carlos Tomás Doldán, a quien se le impartirán por intermedio de la Secretaría de Gobierno las instrucciones pertinentes”. El decreto pasó a la Cámara de Diputados el 20 de junio de 1949. El gobierno nacional tomó esa decisión extrema con el propósito de solucionar los problemas políticos existentes y convocar a nuevas elecciones; objetivo logrado en sólo cuatro meses. vii

24-06-1949: constitución de la Comisión Bicameral…

En el acta Nº 5 del 24 de junio de 1949, consta que se integró la nueva Comisión Bicameral:

Presidente: Senador Dr. Juan Manino.

Vicepresidente: Diputado Francisco T. Cobelli.

Tesorero: Diputado Albino C. Ferrari.

Secretario: Sr. Juan Carlos Rigesti. Director.

El 5 de agosto –Acta Nº 6-, se informa sobre los fondos depositados en el Banco Provincial, en la cuenta de la Biblioteca.

Ampliación de ficheros

En ese tiempo, se actualizaron los ficheros, agregando dos índices y 5.300 fichas. (Acta Nº 8, 15-09-1949.)

Los lamentables olvidos…

Con los nombres de los lectores y los títulos de los libros pendientes de devolución, se confirma la pérdida de tomos de colecciones, y de títulos, que con frecuencia no se pueden reponer por estar agotados. Se comprobó que algunos fueron recuperados, como consta en el Acta del 29 de noviembre de ese año; y otros, fueron compensados. Un solo lector no contestó el pedido de devolución.

Interés por la Filosofía…

Se aprobó la compra de las obras completas de Platón, Aristóteles y Cicerón; entre otros títulos de diferentes materias.

En el Acta Nº 7 del 29 de noviembre, consta que se solicita al Ministro de Hacienda y Economía, la entrega de la suma de $ 20.000.- para compra de libros y de muebles y útiles, de acuerdo con la Ley 3571.

Difusión de la obra de GASTÓN GORI…

La adquisición de cincuenta ejemplares de la obra Colonización Suiza en la Argentina, permite inferir que serían destinadas a “canje” y donaciones para difusión y promoción cultural.

1950: dificultades por carecer de recursos…

Las constancias en acta revelan las continuas dificultades de las Comisiones Bicamerales para avanzar en sus proyectos.

Adquisición de libros

En la Cámara de Senadores, durante la sesión del 6 de julio –”Año del Libertador General San Martín”, el Sen. Juan Manino -Dto. Caseros-, solicitó que se reservara para tratar sobre tablas, un proyecto del Dip. Albino C. Ferrari –Tesorero de la C.B.-, “acordando a la Biblioteca de la Legislatura la cantidad de $ 10.000.- m/n., para la adquisición de libros. (C.S., Ds.Ss., p. 277.)

Oportuna advertencia del Presidente de la Comisión

El Senador Manino, oportunamente adhirió a los fundamentos expresados por el Dip. Ferrari y manifestó en el recinto:

“Como es sabido la Biblioteca carece de fondos para la adquisición de obras que le son sumamente necesarias, lo que le impide llenar cumplidamente su finalidad.” (C.B., D.S., p. 290.)

“Serio problema”

Intervino el Senador Enrique A. Roulet –Departamento General Obligado, Justicialista-, describiendo la real situación de ese servicio:

“El sector de la mayoría va a apoyar este proyecto de ley…, con el agregado de que vería con mucha satisfacción que el Poder Ejecutivo, de una vez por todas, resuelva el serio problema que le está planteando a la Biblioteca de la Legislatura.

Ya en períodos anteriores se aprobaron proyectos semejantes al que el Honorable Cuerpo está por considerar, pero ninguno de ellos tuvo resultado positivo.

Esta biblioteca se encuentra en una situación especial. Hace varios años que ha debido paralizar la adquisición de obras, a punto tal que la preciosa colección de jurisprudencia argentina está incompleta, por la falta de numerosos textos sobre Derecho. Parecería -y permítaseme la comparación- un hermoso reloj que se detiene y que nadie se dispone a darle cuerda para que siga prestando sus servicios.

Destacó que “la suma solicitada es módica sobre todo en los momentos actuales; y con ella se alcanzará a satisfacer las necesidades mínimas de dicha repartición, vale decir que permitirá adquirir diversos libros y completar importantes obras, que en caso contrario, perderían toda actualidad. (El proyecto fue aprobado.)

Intento de ampliación de la Comisión Bicameral

El Sen. Enrique A. Roulet, presentó el 25 de agosto de 1950 un proyecto de Ley disponiendo que la Biblioteca fuera “administrada por una comisión parlamentaria formada por dos señores senadores y tres diputados, presidida por el Presidente del H. Senado o su reemplazante. Será su secretario nato el Director de la Biblioteca o su reemplazante.” (CS, Ds.Ss., p. 522.) Subrayado aquí.

La propuesta no resolvía la situación de mayor incidencia para lograr eficiencia al alcanzar los objetivos: en el art. 2º inc. d) se otorgaba a la Comisión la facultad e “proponer el nombramiento y remoción del personal de la Biblioteca”, habiendo sido lo necesario a criterio de quien escribe estas líneas, otorgarle facultades para designar y remover al personal, teniendo en cuenta que justamente el Presidente de la H. Cámara de Senadores –quien firma los decretos y resoluciones-, o su reemplazante, ejercerían la Presidencia de la Comisión.

Se reiteraba lo dispuesto en la ley 2388, con respecto a que “los fondos de propiedad de la Biblioteca serán administrados exclusivamente por la comisión parlamentaria de la misma, la que librará las órdenes de pago correspondientes. (C.S., p. 523.)

El artículo 8º aludía a algunas responsabilidades del habilitado de la Biblioteca, no indispensable si un Legislador ejerce las funciones de Tesorero.

“No debemos olvidar…”

En los fundamentos del proyecto, el Sen. Enrique Roulet advertía que “no debemos olvidar que Santa Fe es la segunda provincia argentina, y que su Legislatura debe honrarse y destacarse por el material bibliográfico, a disposición de los Sres. Legisladores…” / “La Biblioteca legislativa debe fomentar el canje y el intercambio y toda clase de relaciones, con las demás bibliotecas del país y del extranjero, pues no puede estancarse; y sin perder de vista la especialización en derecho parlamentario, todas las ramas del saber y de la Legislación, deben estar representadas en sus anaqueles y catálogos, para que el legislador y el estudioso puedan consultar las obras reputadas clásicas del derecho, con las obras que continuamente aparecen, a tono con las nuevas doctrinas y realidades.” (C.S, p. 524.)

“Queremos que la Biblioteca tenga alma…”

Durante la mencionada sesión, el Senador Roulet, manifestó: “Queremos que la biblioteca tenga alma; que sea algo viviente: que no solo los de la casa sino también los de afuera puedan aprovechar el material atesorado.

Préstamos de libros…

Sólo estaba previsto el préstamo de libros a los Sres. Legisladores, al personal de la Legislatura y en casos especiales a los miembros del Poder Ejecutivo y Judicial. El art. 10º obligaba a la Comisión Bicameral a producir un informe anual, indicando las obras pendientes de devolución. (C.S., p. 523.)

El servicio estaba habilitado para la consulta en Sala, sin condiciones previas. Es interesante recordar lo expresado por el autor del proyecto, finalmente: “Esta Biblioteca que nunca estuvo cerrada para los estudiantes y que, sirviendo desde sus comienzos a los de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, anexó una sección para los de Ingeniería Química y Escuela Industrial de la Nación, deberá enriquecer aún mas sus secciones, y tener un verdadero carácter de biblioteca pública, contemplándose el anhelo de los estudiantes estudiosos, sin lesionar los de los Legisladores, para ello es necesario establecer especialmente en su reglamentación interna, la forma de consulta en su local, como así también régimen de préstamo de los libros.

El proyecto pasó a al Comisión de Negocios Constitucionales y Legislación y tuvo despacho favorable el 31 de agosto. (C.S., p. 543.)

(Una vez más las intenciones, los proyectos, los debates, fueron insuficientes para lograr la transformación deseada.)

Más libros de autores santafesinos…

El 15 de septiembre de 1950 –Acta Nº 9-, la Comisión resolvió la compra de “Reforma de la Constitución Argentina” del Dr. Salvador C. Vigo y veinte ejemplares de “Ha pasado la nostalgia” de Gastón Gori.

Otras adquisiciones…

En cualquiera circunstancia, las compras sirven como orientación para apreciar los intereses. En ese momento, adquirieron tres tomos encuadernados de la Revista “Nativa”.

El 22 de septiembre, se solicitó a la Dirección que elaborara la lista con títulos recomendados -Acta Nº 9-, y en la reunión inmediata se autorizó la adquisición según constancia en Acta siguiente.

Pedido al Ministerio de Hacienda y Economía

Consta en el acta Nº 11, una insistencia a los fines de lograr la transferencia de los $ 15.000.- que debían ingresar a la “Tesorería de la Biblioteca”, acordados por Ley Nº 3.686. En ese documento, también consta la aprobación de la rendición de gastos al 6 de diciembre de 1950.

Actualización de colecciones

Se aprobó la actualización de la colección de Jurisprudencia de los Tribunales de Santa Fe, compilada por el Dr. Premolí.

Evidentemente, interesaba apoyar a educadores y a alumnos porque consta en el acta que los fondos disponibles, se agotaron con la compra de “textos correspondientes a los programas de los tres primeros cursos de la Facultad de Química y varios de Derecho”.

II Conferencia de Bibliotecarios Legislativos

Con motivo de la realización de la Segunda Conferencia de Bibliotecarios Legislativos, en la ciudad de Mendoza, a partir del 16 de diciembre del Año del Libertador General San Martín, 1950, la Comisión Bicameral designó representante del organismo al Sr. Juan Carlos Rigesti, Director de la Biblioteca.

1951: más adquisiciones y traslado al subsuelo…

En el Acta Nº 12 del 2 de febrero de 1951 consta que se aprobó la rendición de cuentas del 11 de agosto de 1949 por la suma de $ 1908.- y la de enero de 1951 por $ 10.000.-; autorizando nuevas adquisiciones.

Diccionario Guaraní-Castellano.

Fue incorporado al patrimonio bibliográfico, el diccionario bilingüe de Ortiz Mayans y obras sobre Fotografía, Legislación y “apuntes mimeográficos del Ateneo Universitario” referidos a “El delito de apropiación indebida.”

Traslado de una sección al subsuelo.

En el Acta Nº 13 del 25 de abril de 1951 consta: “…en vista de que no hay espacio para colocar en los muebles de la Biblioteca las obras adquiridas últimamente, la Comisión resuelve solicitar al Señor Presidente del H. Senado, dos habitaciones en el Subsuelo de esta Legislatura para trasladar la Sección Bibliografía.

Partida sin inversión…

En el Acta Nº 14 del 26 de abril de ese año, tras un reclamo de la Contaduría General de la Provincia, referido a la transferencia de fondos conforme la Ley Nº 3686, la Comisión Bicameral dispone que la Secretaría informe que “dicha suma no ha sido invertida hasta el momento, estando depositada en la cuenta oficial del Banco Provincial de Santa Fe a la orden de la biblioteca de la Legislatura”.

En el acta Nº 16, del 26 de julio, consta que “la mencionada partida no ha sido invertida y que próximamente se reuniría la Comisión para resolver su inversión”.

Las Ciencias Exactas

El 6 de julio se había reunido la Comisión Bicameral y en el Acta Nº 15, el único asunto tratado fue la compra de tres tomos de Matemáticas de Iñiguez y Almech, a $ 280.-

Los títulos que se van incorporando permiten inferir la orientación que se pretendía dar al servicio de la Biblioteca.

Necesidad de personal…

Durante la reunión del 26 de julio de 1951, la Comisión Bicameral solicitaba la confirmación del agente de la Cámara de Senadores Sr. Samuel M. Blanche y que “destine otro para completar el personal de la misma”.

A la Presidencia de la Cámara de Diputados, se le solicita “que destine dos empleados de esa repartición a prestar servicios en la Biblioteca de la Legislatura”.

Conforme lo establecido en la Ley 2388, la Comisión Bicameral proponía al personal y ejercía la superintendencia con administración directa de todos los recursos.

Diccionario Latín-Castellano

En aquella reunión del 26 de julio, al ser aprobada la lista con títulos para adquisición, se incorporó un “Diccionario Latín-Español-Latín I, encuadernado”, entre varios títulos.

Donación de libros a escuelas primarias.

En la misma reunión se aprobó la donación de libros a la Biblioteca de la Escuela Fiscal Nº 19 “Juan de Garay” de Santa Fe. Entre las obras: “Colonización suiza en la Argentina”; “Colonización – Estudios Históricos y Sociales de la Colonia Humboldt” de Gastón Gori.

Compra de una biblioteca particular…

El 16 de agosto de 1951, en el Acta Nº 17 consta que “La comisión se reunió al solo efecto de considerar “la nota de fecha 15 de julio del corriente año presentada por el señor Raúl A. Ruiz y Ruiz, por la que ofrece en venta la Biblioteca de su propiedad, de más o menos quinientos volúmenes de libros y revistas de carácter histórico, y después de un breve cambio de opiniones respecto de la conveniencia de la adquisición de la referida biblioteca, se resolvió por unanimidad la compra de la misma en la cantidad de seis mil pesos moneda nacional.

Ficheros

Durante la reunión siguiente, realizada el 6 de septiembre de 1951 –Acta Nº 18-, se aprobó la compra de dos ficheros rotativos.

Baja en inventario bibliográfico

La Comisión Bicameral resolvió retirar del Catálogo las obras que por su deterioro no podían ser consultadas y autorizó la baja en el Inventario. “También la Comisión resuelve dar de baja por haber agotado las gestiones par su devolución de las obras que fueron retiradas en préstamo bajo recibo firmado… (Hay títulos, hay nombres, en el Acta Nº 19 del 20 de septiembre de 1951.)

1952: nueva Comisión Bicameral

Sabido es que el 11 de noviembre de 1951 se realizaron los comicios. Participaron los Partidos Peronista con la fórmula Dres. Luis Cárcamo-Enrique Arnaldo Roulet; Partido Comunista con Francisco Mónaco y Anatilde Yuquerí Rojas de Serrabayrouse; Unión Cívica Radical con Dres. Alfredo Grassi-Félix Pagani; Partido Socialista Dr. Luis D. Bonaparte-Vicente Pucci. viii

Obtuvo el triunfo la fórmula Cárcamo-Roulet. ix

Primera mujer en Comisión Bicameral de Biblioteca

Vigente la Ley Nº 13.010 que tras sucesivas insistencias de la Sra. María Eva Duarte de Perón ante el Congreso Nacional, otorgó el derecho a elegir y ser elegidas a las ciudadanas argentinas, en los comicios de 1951 fueron electas las primeras legisladoras que luego asumieron en distintos distritos y jurisdicciones. x

Sabido es que el 26 de julio de 1952 a las 20:25 fue el instante del Último Desprendimiento de Eva Perón…

El 22 de agosto de 1952 -un año después del insoslayable Cabildo Abierto en la Capital Federal-, en la Legislatura de Santa Fe se constituyó la nueva Comisión Bicameral y por primera vez ejerce la Presidencia una mujer:

Presidenta: Diputada Asunción Soler de García.

Vicepresidente: Senador Carlos G. Monti.

Tesorero: Diputado Victorino Laprida.

Secretario: Sr. Juan Carlos Rigesti. Director.

Creación de la Sección Justicialista…

El 18 de septiembre la Comisión Bicameral resolvió que en la Sala de la Dirección de la Biblioteca, se instalara la Biblioteca Justicialista “Eva Perón”, “en homenaje a la Jefa Espiritual de la Nación” y evocando su tránsito a la inmortalidad…

“Resuelve por unanimidad solicitar a las Comisiones de Presupuesto y Cuentas de ambas Cámaras, la inclusión en el nuevo Presupuesto General de la Provincia, de una partida de un mil pesos mensuales en la planilla de la partida de la Cámara de Senadores, la que el Habilitado de la misma depositará en el Banco Provincial de Santa Fe a la Cuenta Oficial Nº 9104 de la Tesorería de la Biblioteca; dicha partida será administrada por la Comisión Bicameral de la Biblioteca”, consta en al citada acta.

Presupuesto…

Casi al finalizar el año, el 23 de diciembre de 1952, en el Acta manuscrita en el folio 123, consta que la Comisión bicameral solicita a la Comisión de Presupuesto y Cuentas de la Cámara de Senadores, la inclusión “de una partida de mil quinientos pesos mensuales, la que sería destinada a la adquisición de libros, muebles y útiles para la Biblioteca de la Legislatura. No hay previsiones sobre el personal.

Nueva estructura orgánica…

Durante la reunión realizada en vísperas de Nochebuena, la Comisión Bicameral decidió aprobar la reestructuración de la Biblioteca, de acuerdo con los documentos en folios 126 y 127 del Libro Copiador Nº 2, que lamentablemente no fue posible constatar. En consecuencia, “se da a la Biblioteca una nueva estructuración de acuerdo a los últimos elementos de Bibliotecología, clasificación y catalogación…”

El modelo del año 1943

En el folio 128 del Libro de Actas, es posible leer:

“A fin de poder cumplimentar la nueva organización proyectada, se resuelve completar el actual personal de la Biblioteca, aumentando el número de empleados, en al misma forma que figuraba en el presupuesto del año 1943”.

En el presupuesto de 1943, estaban previstos los cargos de:

  • Director.

  • Secretario.

  • Bibliotecario.

  • Ayudante 1ª (dos)

  • Ayudante 2ª

  • Archivero.

  • Mensajero.

…ocho personas, y además, una mínima partida para gastos.

1953: reelección de la Comisión Bicameral…

El 25 de junio de 1953, se ratifican las funciones y los Legisladores que continuarán ejerciendo la superintendencia en el Servicio de Biblioteca.

Creación de la Sección Doctrina Peronista.

Mediante una Resolución de la Cámara de Diputados, el 13 de junio de 1952 se encomendaba la organización de la Sección “Doctrina Peronista!.

El vicegobernador Dr. Enrique A. Roulet, el 6 de abril de 1953 había dispuesto la creación de la Sección denominada “Biblioteca Peronista”. En ese momento, estaba decidida la incorporación de la Sección “Justicialista” como homenaje a Eva Perón.

En consecuencia, se resolvió que la Presidenta y el Tesorero redactaran el proyecto de ley “que se ajuste a las resoluciones arriba mencionadas”.

Rendición de Cuentas…

Tras la observación en la rendición de cuentas de la partida autorizada por Ley 3686, correspondiente al año 1950 y presentada en 1951, la Comisión de Biblioteca ratificó la aprobación de la nota cursada al Sr. Ministro de Hacienda y Economía –folio 135 del Libro Copiador-. (Acta Nº 24/07).

1954: última acta de esa Comisión.

En el acta Nº 25 consta que fue ratificada la Comisión Bicameral de Biblioteca, con idénticas funciones reconocidas durante la reunión del 15 de julio. Hay una sola firma: Dip. Asunción Soler de García.

Es la última registrada durante el período legislativo que cesó ante otra subversión del orden constitucional al expandirse desde Córdoba la movilización del 16 de septiembre de 1955.

1955: movimiento cívico militar y renuncia del Presidente Perón

El 23 de septiembre de 1955, desde el diario “La Nación” de Buenos Aires informaron acerca de las declaraciones de Monseñor Antonio Caggiano durante el día: “…en esta hora venturosa de la conciliación nacional, tan sólo el amor sincero y la justicia comprensiva inspiren nuestros actos”.

Fue precisamente durante aquella jornada que aterrizó en el aeroparque de la ciudad de Buenos Aires “un avión identificado con el signo Cristo vence” y descendió el general Eduardo Lonardi, quien ese 23 de septiembre –octavo aniversario de la vigencia de la ley 13.010 que otorgó el derecho al sufragio a las mujeres-, juró en la Casa Rosada como presidente provisional y después, habló ante “la multitud que festejaba la caída del tirano”.

Dijo en esas circunstancias: “…Imperio del derecho. Si las leyes existen y son justas, el camino está marcado y poco cuesta seguirlo. Si son injustas, las enmarcaremos en la medida requerida”…

No ha sido por casualidad la reiteración de una advertencia acerca de la utilidad de la memoria para no repetir los errores.

“Sabido es que el 1º de mayo de 1851 el gobernador entrerriano don Justo José de Urquiza, hizo público su pronunciamiento contra el gobernador de Buenos Aires, el brigadier General del Juan Manuel de Rosas y el 25 de mayo difundió una proclama explicando sus propósitos.

Firmó Urquiza un tratado con el imperio de Brasil y con el denominado gobierno de la defensa que en Montevideo abarcaba los tres poderes mientras estaba sitiada por las fuerzas al mando del general Manuel Oribe. Luego el general entrerriano cruzó el río Uruguay con una compañía de soldados y logró que Oribe en octubre de ese año desistiera de la lucha armada, acordaron la paz bajo el lema: ‘Ni vencedores ni vencidos’.

(En el siglo siguiente, producida la acción subversiva organizada por militares con apoyo de civiles para derrocar al general Juan Domingo Perón, el 16 de setiembre de 1955 se rememoró aquella consigna y el general Eduardo Lonardi indudablemente con el propósito de evitar una reacción masiva, anunció que no habría “ni vencedores ni vencidos” sin imaginarse que otros oficiales del ejército y de la marina no compartían ese criterio porque enseguida se produjo algo así como un contragolpe y Lonardi fue reemplazado por el general Pedro Eugenio Aramburu, secundado por el almirante Isaac Rojas. Era tal la discrepancia que comenzó una etapa de persecuciones, quema de libros y de objetos que tuvieran escrituras referidas al peronismo o la Fundación Eva Perón… Así suele suceder en la historia de los pueblos americanos: se recuerdan las consignas aunque poco se sepa en torno a las circunstancias en que fueron pronunciadas ni a las consecuencias de los hechos que a pesar de tales palabras, significaron pérdida violación de los derechos humanos: pérdida de la libertad y en 1956, incluso muerte por asesinatos horas antes de anunciar la vigencia de la ley marcial…) xi

1956: nefasto Decreto 4.161…

Cuando los libertadores lograron ponerse de acuerdo acerca del objetivo fundamental: “cómo atacar a los justicialistas para destruir el peronismo” y cuáles eran los procedimientos más eficaces, comenzaron las persecuciones y detenciones.

La vigencia del Decr. 4161 del 5 de marzo de 1956 establecía la prohibición de nombrar a Perón, utilizar determinados neologismos: comunidad organizada, justicialismo

Esas decisiones fueron una oportuna advertencia porque era necesario preservar las fotografías, las colecciones de revistas y los libros. Comenzaron los rápidos embalajes y el insólito peregrinaje de esos bultos -en oscuros espacios- hasta tanto pudieran ventilarse y ser leídos o releídos para conocer y reconocer sus invalorables testimonios. xii

Otra prohibición dos décadas después…

Dos décadas después, aunque en algunos discursos se destacaba la obra educativa del sanjuanino Domingo Faustino Sarmiento y era reiterada la advertencia de que “las ideas no se matan”, durante el autodenominado Proceso que comenzó el 24 de marzo de 1976, en la provincia de Santa Fe el entonces ministro de Educación y Cultura Capitán de Navío Orlando René Pérez Cobo, dispuso la prohibición de libros por “sus posiciones ideológicos contrarias al ser nacional y ser elemento de desviación filosófica del Proceso de Reorganización Nacional”.

……………………………………………………………………………

Datos insoslayables…

Jefe de la sublevación: Gral. Eduardo Lonardi

(Presidente de facto del 23-09 al 13-11-55)

Vicepresidente de facto: Contralmirante Isaac Francisco Rojas

(23-09-55 al 01-05-1958)

Ministros

Interior y Justicia Eduardo Busso

Relaciones Exteriores Mario Amadeo

Hacienda Eugenio Falcini

Educación Atilio Dell’Oro Maini

Comercio César Augusto Bunge

Comunicaciones Luis María Igartúa

Industria Horacio Morixe

Agricultura y Ganadería Alberto Mercier

Transportes Juan José Uranga

Ejército Justo León Bengoa

Marina Teodoro Hartung

Aeronáutica Ramón P. Abrahim.

Presidente de facto: General Pedro Eugenio Aramburu (13-11-55 al 01-05-58)

Vicepresidente: Contralmirante Isaac Francisco Rojas.

Ministros

Interior Eduardo Russo

Carlos R. Alconada Aramburu

Relaciones Exteriores Luis A. Podestá Costa

Alfonso de Laferrére

Alejandro Ceballos

Hacienda Eugenio Blanco

Roberto P. Verrier

Adalbert Krieger Vasena

Finanzas Julio Alisón García

Carlos Adrogué

Acdel Ernesto Salas

Justicia Laureano Landaburu

Educación y Justicia Carlos Adrogué

Acdel Ernesto Salas

Comercio Juan Llamazares

Comunicaciones Luis María Igartúa

Ángel H. Cabral

Industria Álvaro Alsogaray

Comercio e Industria Rodolfo Martínez

Julio C. Cueto Rúa

Obras Públicas Pedro Mendiondo

Agricultura y Ganadería Alberto Francisco Mercier

Transporte Sadi Bonet

Trabajo y Previsión Raúl Carlos Migone

Horacio Aguirre Legarreta

Tristán Enrique Guevara

Ejército Arturo Ossorio Arana

Víctor Jaime Macó

Marina Teodoro Hartung

Aeronáutica Ramón P. Abrahin

Julio César Krause

Eduardo F. Mac Loughlin

Jorge Horacio Landaburu

1957: Pacto Perón-Frondizi

“Con la participación de John Cooke y de Rogelio Frigerio se elaboró y suscribió el Pacto Político acordado por el Gral. Juan Domingo Perón -aunque los libertadores negaran su grado- y el Dr. Arturo Frondizi, a fin de ‘promover la convivencia normal de los argentinos, poner fin a la política económica y social llevada a cabo a partir del 16 de septiembre de 1955, que ha significado un marcado sometimiento de la nación y un progresivo empeoramiento de las condiciones de vida del pueblo’. xiii

Libertad y disciplina del electorado

La primera declaración fue: ‘A fijar su posición frente a la elección del 23 de febrero de 1958, el peronismo: a) declarará que los partidos neoperonistas que deseen pertenecer al Movimiento deben retirar sus candidatos; b) ordenará a los peronistas que hayan aceptado candidaturas que las renuncien, quedando, en caso contrario, separados del Movimiento; c) frente al hecho concreto de la votación, dejará en libertad de acción a la masa peronista a fin de que sufrague en la forma que mejor exprese su repudio a la dictadura militar y a la política seguida por ella en todos los órdenes…’ xiv

Quedó ‘aclarado que esta enumeración no limita en forma alguna el derecho del peronismo a fundamentar su posición frente al acto electoral y a reafirmar las líneas estratégicas del Movimiento’.

(Es oportuno analizar ese contenido. El Partido es la herramienta para las elecciones. El Movimiento Justicialista -como lo expresara Perón en una de sus clases de ‘Conducción Política’- ‘es un movimiento idealista, es un movimiento que no va tras objetivos inmediatos, que suelen ser los más perjudiciales, no sólo para la organización sino también para los hombres que actúan dentro de ello’. En ese Movimiento se integrarán todos los argentinos que compartan su Doctrina, convencidos de que: ‘14. El Justicialismo es una nueva filosofía de la vida, simple, práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente humanista’.)

1958: acuerdo entre la UCRI y “el Justicialismo”…

En 1958, no era posible modificar las actitudes de los libertadores.

La militancia era consciente de que el justicialismo estaba proscrito y si hubiera sido posible, se lo habría aniquilado. En consecuencia era necesario tener en cuenta la alianza suscrita y apoyar al candidato propuesto por la UCRI, el destacado cirujano rosarino Dr. Carlos Sylvestre Begnis. xv

Entusiasmo e incertidumbre

El último domingo de febrero de 1946 se celebró el primer triunfo Peronista en las primeras elecciones sin fraude desde el derrocamiento de Hipólito Irigoyen, el 6 de septiembre de 1930.

Otro último domingo de febrero, en 1958, con el justicialismo proscrito, se realizaron los comicios para electores de Presidente y Vice; Diputados Nacionales y autoridades provinciales. Una lupa sirve para leer la ajada boleta que sin retratos ni logotipos, incluye candidatos de la lista única oficializada por esos partidos, para intervenir en los comicios del 28 de febrero de 1958. La nominación del Agrónomo Albertengo -junto a Albergoli para el gobierno de Santa Fe-, proclamada con motivo de las elecciones del 23 de febrero de 1958, en la lista única para electores representantes de los Partidos Unión Popular y Populista, es una demostración de las firmes convicciones políticas de quienes integraban el gabinete del Capitán Anzorena.

(Es probable que al denominar esos partidos, hayan querido ratificar algunas de las veinte verdades del justicialismo: ‘2. El peronismo es esencialmente popular. Todo círculo político es antipopular, y por lo tanto no es peronista’. ‘6. Para un peronista no puede haber nada mejor que otro peronista’ y en 1972 insistía: ‘Para un argentino no puede haber nada mejor que otro argentino’. ‘11. El peronismo anhela la unidad nacional y no la lucha. Desea héroes, pero no mártires’.

20. En esta tierra lo mejor que tenemos es el pueblo’.)”

Constitución de la Comisión Bicameral de Biblioteca

En el acta Nº 26 del 16 de mayo de 1958, consta la constitución de la Comisión Bicameral que debe ejercer la superintendencia de la “Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe”.

Presidente: Senador Domingo Madeo.

Vicepresidente: Diputada María Agustina G. de Trevisán.

Tesorero: Diputado Doctor Decio Carlos Ulla.

Secretario: Sr. Roberto Lavagnini. Director.

Se resuelve enviar notas a la Presidencia de ambas Cámaras, comunicando la constitución; al Banco Provincial solicitando “la reapertura de la Cuenta Corriente y a la Contaduría General de la Provincia a sus efectos.”

Reintegro de libros en préstamo…

Consta en el Acta Nº 37 del 4 de Julio, el informe del Director:

“…a pesar de las reiteradas reclamaciones, no se ha conseguido el reintegro de algunas obras que fueron facilitadas en préstamo a personas extrañas a la Legislatura.”

“La Comisión resuelve que, con miras a un más estricto control que impida la repetición de estos checos, en lo sucesivo sólo se efectuarán estos préstamos de libros a solicitud de algún señor Legislador, quien se hará responsable de los mismos, firmando a tal fin el correspondiente recibo.”

Imprescindible reorganización.

La Comisión resolvió que se realizara un “Nuevo fichado y catalogación”, “requiriéndose a tal efecto el asesoramiento de las autoridades de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral”.

En el mismo acto, se resolvió pedir cotizaciones para adquirir ficheros, fichas, máquinas de escribir y por intermedio de la Dirección de Institutos Penales, se pidió presupuesto por estanterías movibles, sin puertas.

Bibliografía propuesta por Comisiones…

Se dispuso solicitar a las autoridades de las Comisiones de ambas Cámaras, la elaboración de la bibliografía que necesitarían para su actualización.

Constituciones de diversos países…

La Dirección informó que “habiendo remitido notas a diversas legaciones extranjeras”, solicitándoles la remisión de ejemplares de sus respectivas constituciones, se ha logrado pleno éxito, recibiendo hasta la fecha las correspondientes a quince naciones, como asimismo veinte prospectos informativos sobre diversos aspectos de la vida de los mismos.”

La respuesta desde Canadá en una nota, aludía a ese sistema de gobierno.

Sabido es que “el Acta de la América Británica del Norte (1867) equivale a una constitución escrita” y han reiterado que “existe también una constitución no escrita, que comprende los antiguos privilegios de la Corona, la tradición jurídica de los ingleses y las normas que se han ido estableciendo a través de los años de acuerdo con las necesidades del Canadá. Según todo este cuerpo de doctrina constitucional, el Estado tiene tres órganos: el Parlamento, el ejecutivo y el sistema judicial. El Parlamento lo constituyen la Reina (representada por su Gobernador General por recomendación del gobierno) y la Cámara de los Comunes… elegidos por voto popular… Las legislaturas provinciales funcionan de una manera análoga…” En aquel tiempo, era Primer Ministro del Canadá John Diefenbaker, Conservador (1957-1963).

Criterio para inversión de fondos…

En el acta Nº 28 del 04 de septiembre de 1958, surge la primera discriminación de las partidas presupuestarias que corresponde administrara a la Comisión Bicameral, de acuerdo con la Ley Nº 2388 vigente. La Tesorería General de la Provincia había entregado $ 60.000.- (Sesenta mil pesos), “prevista en el presupuesto de la Cámara de Senadores, por la Ley 4727 (Otros Gastos, inc. 4 b. Inversiones: 53 – Libros y otras colecciones; y 56 Moblajes y Artefactos. Previo cambio de ideas se resuelve invertir la suma de $ 50.000.- en la adquisición de nuevas obras.”

“Se confecciona el pliego de condiciones, en base al cual se llamará a concurso privado para provisión de libros: Pliego de Condiciones – Licitación Privada. Fecha de apertura de las propuestas: 9 de octubre próximo a las 10, en al Dirección de la Biblioteca de la Legislatura, Cámara de Senadores, Santa Fe”.

Corresponde decir que en esos momentos la Biblioteca funcionaba en la planta baja del sector correspondiente a la Cámara de Senadores, ala noreste del edificio de la Legislatura santafesina.

“Este llamado a licitación privada tiene por objeto contratar la provisión de obras que se detallan por separado en (10) fojas útiles…”, como consta en el folio 35 del Libro de Actas a la vista, donde están transcriptas las condiciones de la convocatoria para lograr las cotizaciones. Se incluye la nómina de empresas y distribuidores invitados (folio 37.)

El 9 de octubre se abrieron los sobres (Acta Nº 29) y acto seguido, en el acta Nº 30 se adjudicó la orden de provisión.

El patrimonio bibliográfico se actualizó, condición esencial para que una biblioteca pueda cumplir con su misión ineludible: disponer de las últimas novedades, en las áreas del conocimiento que demandan las consultas, en una creciente frecuencia.

El enunciado de los títulos, permite comprobar que se adquirieron obras de Derecho –en distintas áreas de estudio y de aplicación-, de Economía, referidas a Impuestos; Sociedades; Bancos; Sindicalismo y determinadas obras que revelan el criterio que se aplicaba para lograr el objetivo esencial, inherente a cualquiera Biblioteca: servir a la educación permanente y al desarrollo cultural de la comunidad, sin absurdas restricciones, cuando los recursos lo permiten.(Actas Nº 31-34-)

La Biblioteca de la Legislatura y los niños

La importancia que los integrantes de la Comisión Bicameral asignaban a los problemas de la educación, está demostrada con los títulos que se incorporaron ala patrimonio bibliográfico, entre ellos algunas obras dedicadas a “La educación de los niños”; la “Psicología Individual y la Escuela”… Además es evidente que les preocupó actualizar la sección “Filosofía”. El detalle completo de lo adquirido, abarca los folios 38 a 49 del Libro de Actas.

1959: incertidumbre creciente…

Como suele suceder desde el 25 de mayo de 1810, las decisiones de los gobiernos instalados en la ciudad de los Buenos Aires repercuten en todas las provincias…

“En enero de 1959 el viaje del Presidente Frondizi a Estados Unidos no fue aceptado y los rechazos se exteriorizaron en Ezeiza. En esos momentos, los precios seguían subiendo y producían enormes dificultades en la población asalariada. Los sindicatos acentuaban sus acciones. Fue ocupado el Frigorífico Lisandro de la Torre, y se sucedían los comunicados protestando por la carestía de la vida y por la demora en reincorporar a los cesantes. Frondizi optó por ordenar que tropas del Ejército ocuparan el frigorífico municipal de Buenos Aires. Comenzó a gestarse una reacción negativa hacia la política frondizista, que realmente apuntaba a un necesario desarrollo económico y a una reducción del gasto público.

Perón en ciudad Trujillo

Es oportuno recordar que durante su breve exilio en Ciudad Colón – Panamá-, en 1955 Perón conoció a María Estela Martínez –nombrada Isabel en el grupo folklórico que integraba-. Ella se ofreció para ser su secretaria. En 1956 se trasladaron a Caracas –Venezuela- y allí compartieron entrevistas con personalidades de la política argentina que viajaban para consultarlo. Trascendió la existencia de un plan para asesinar a Perón y optaron por trasladarse a Santo Domingo, viajando por distintas vías.

El nombrado por algunos dominicanos ‘Padre de la Patria’ -Rafael Leónidas Trujillo, presidente durante 31 años-, les otorgó asilo político desde 1959 hasta enero de 1961, cuando fue derrocado y Perón optó por trasladarse a Madrid con la complacencia del Gral. Francisco Franco.

Uno de sus biógrafos ha manifestado:

‘Hay testimonios, que en modo alguno proceden del campo peronista y que, por lo tanto, no son interesados, que aseguran, con gran número de pormenores, la pobreza con que el general Perón se vio obligado a vivir en el exilio de Centroamérica. Carecía de dinero. El Gral. Trujillo le ayudó a salir de estos apuros entregándole 25.000 dólares. Era Rafael Trujillo persona muy pagada de la ostentación y brillo externos’. xvi

20-05-1959: reunión de al Comisión Bicameral de Biblioteca

En el Acta Nº 35 consta que el veinte de mayo se reunió la misma comisión Bicameral y se pusieron de acuerdo en dos asuntos: donaciones y actualización de la bibliografía.

Presidente: Senador Domingo Madeo.

Vicepresidente: Diputada María Agustina G. de Trevisán.

Tesorero: Diputado Doctor Decio Carlos Ulla.

Secretario: Sr. Roberto Lavagnini. Director.

(Vicedirector: José María Zamora.)

Donaciones a escuelas primarias…

Como respuesta a un pedido de la Escuela Primaria Nº 20, donaron “El Príncipe de los Gauchos” de Jorge Newton y de Gastón Gori: “Ha pasado la nostalgia” y “Colonización suiza en la Argentina”.

Actualización de la bibliografía

Por Tesorería “se pone a consideración nómina de obras ofrecidas por distintas editoriales, las que una vez consideradas, se resuelve efectuar la compra”. Los títulos corresponden a obras de Ciencias Jurídicas, de Ciencias Sociales, incluyendo Política y sobre “Higiene y sanidad del ambiente rural”, de Zapatero Ballestero, con recomendaciones sobre medio ambiente y calidad de vida que aún tiene vigencia.

El 13 de agosto de 1959 – Acta Nº 36-, nuevamente se proponen títulos y autores para incrementar el patrimonio bibliográfico y satisfacer la demanda de obras actualizadas.

Más adquisición; algunas en idioma francés.

Las actas siguientes (Nº 37 del 09-10; 30 del 25-11; 40 del 29-12 y 41 del 30-12), incluyen títulos a adquirir para actualizar Repertorios, Legislación Argentina, Jurisprudencia; Diccionarios, Enciclopedia Argentina; Diccionarios bilingües y obras referidas a Física y Química.

Fueron adquiridas algunas obras sobre Derecho, en idioma francés.

Desgaste de Frondizi

Desde el comienzo de la gestión de gobierno del presidente Frondizi, fue evidente que existía una marcada diferencia entre ambos integrantes de la fórmula presidencial. En la calle circulaba el rumor de conspiraciones entre algunas fuerzas que insinuaban la posibilidad de destituir a Frondizi para lograr el traslado del poder al vicepresidente.

En mayo, los continuos planteos de los militares desgastaron al Presidente Frondizi quien optó por reestructurar parcialmente el gabinete en sucesivas oportunidades. Asumió el Ing. Álvaro Alsogaray en Economía y fue poco original en su mensaje, porque si recién había terminado el otoño, era lógico pensar en que hay que pasar el invierno’, con lo cual lo que realmente el ministro quería anunciar, era el congelamiento que soportarían las economías familiares. Se sumaron las protestas del Movimiento Obrero Unificado en agosto -tenía entre sus líderes al metalúrgico Augusto Timoteo Vandor, a Roberto García -del Caucho-, a Amado Olmos -de Sanidad- y nucleaba a independientes, peronistas y comunistas, planteando una petición de trece puntos, que era reiterada periódicamente.

(En la memoria de los predicadores de la doctrina nacional justicialista, tiene relevancia de sus verdades: ‘16. Como doctrina económica, el Justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social’.)

Frente a la oligarquía y al FMI…

El 13 de septiembre la declaración pública de las 62 organizaciones, la Federación de Trabajadores de Luz y Fuerza, la Asoc. del Personal Aeronáutico, la de los Telegrafistas y el MUCS (Movimiento de Unidad y Coordinación Sindical) -comunistas- manifestaron su protesta ‘ante la acción del gobierno, empeñado en sumir a la clase trabajadora en el hambre y la miseria, mediante el Plan elaborado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), aplicado fríamente por sectores oligárquicos y reaccionarios y por este gobierno que ha traicionado el programa que el pueblo en su inmensa mayoría sancionó a través de las urnas el 23 de febrero’; ‘frente a la política de entrega de nuestras riquezas y soberanía y de puertas abiertas a los monopolios imperialistas conducentes a la destrucción de la industria nacional y un mayor dominio de los sectores de la oligarquía terrateniente’ y ‘la pretensión de destrucción de las organizaciones obreras’. Es oportuno recordar que en las ‘62 Organizaciones’ –peronistas– integradas en el momento del frustrado Congreso de 1957, se produjo una división que perduró durante varios gobiernos, abarcando a los que pactaban con ellos, los intermedios y los que resistían activamente.

Gesto de un descamisado

El 16 de octubre de 1959, “vísperas del 14º aniversario del Día de la Lealtad, ‘se reunieron los integrantes del MOU -Sanidad, Metalúrgicos, Mercantiles, Textiles, Radiotelegrafistas, Bancarios, de Prensa, Gastronómicos, del Caucho, Químicos, Viajantes, entre otros- y ‘un gesto de Eleuterio Cardozo durante una reunión pública en Lomas de Zamora’, ‘sacarse el saco para demostrar que era descamisado, obligó a que suspenda su discurso Armando March, de Comercio. Se habló de ruptura, pero recién en el año 1960 el agrupamiento desapareció’. xvii

El historiador Félix Luna ha reconocido que ‘durante todo el año 59 habían abundado actos de terrorismo perpetrados por los elementos más duros del peronismo: bombas, sabotajes y algaradas que intranquilizaban al país y daban motivos a los sectores militares golpistas para acusar de debilidad al presidente y presionarlo hacia la adopción de medidas drásticamente represivas’.” xviii

1960: renovadas furias…

En distintos continentes continuaban las batallas entre grupos opositores: el 26 de enero de 1960 fue asesinado en la República Dominicana “el Generalísimo y Benefactor Rafael Leónidas Trujillo”.

Perón hacia España

“Al complicarse la situación para Perón, inmediatamente pensaron que debía viajar en un servicio de la empresa ‘Varig’, en el vuelo con ‘dos escalas técnicas: Bermudas y Azores’. Al día siguiente, ‘cumplida la primera y luego de pernoctar en Santa María de las Azores, el Super Constelation que llevaba a bordo a Isabel Martínez y a Juan Domingo Perón, aterrizó en el aeropuerto de Sevilla’. xix

Voto en blanco

Dos años antes, Perón había aconsejado votar la lista encabezada por el Dr. Arturo Frondizi en el orden nacional; decisión que hizo posible ese año la asunción del líder radical a la Presidencia; dos años después recomendó votar en blanco.

En la política argentina se habían producido varios cambios.

En julio de 1958 se produjo una ruptura en el Partido Socialista y mientras Alicia Moreau de Justo y Carlos Sánchez Viamonte -entre otros- toleraban las expresiones de los justicialistas; una minoría encabezada por Nicolás Repetto y Américo Ghioldi seguían compartiendo los ‘métodos de los libertadores’. El destacado socialista Dr. Alfredo Palacios -aunque se había declarado a favor del golpe de estado de 1955-, con el apoyo de peronistas y comunistas, fue electo senador nacional.

En esa situación, la estrategia aplicada en la elección provincial de 1960 sirvió para advertir una aproximación al caudal de votos justicialistas.

Plan “Conintes”

“Es necesario tener en cuenta que en la Navidad última, había sido asaltada la comisaría de Frías (Santiago del Estero), fueron robadas todas sus armas por un grupo guerrillero que estaba instalando su comando en los montes tucumanos. Ese grupo Uturunco’ fue desbaratado a los pocos días como resultado de la eficaz acción de la policía provincial de Tucumán. En marzo de 1960, las crecientes acciones terroristas, provocaron el decreto de Frondizi estableciendo la vigencia del ‘Plan Conintes’ –Conmoción Interna del Estado- atento al estado de ‘conmoción del orden interno social’. Intervendría la justicia militar para juzgar a los acusados de terrorismo. El presidente se opuso a la aplicación de la pena de muerte. La situación imperante justificó que la UCR del Pueblo haya vencido en las elecciones para renovar las Cámaras Legislativas.

(El Dr. Conrado Storani -radical- ha afirmado que ‘el pueblo argentino cuando el aparato terrorista y el hecho subversivo alcanza su mayor agudeza, tiembla, tiembla con razón el pueblo porque se ve envuelto en la inseguridad absoluta y es víctima del terror colectivo. Y la oligarquía también tiembla, pero tiembla por otras cosas que el pueblo. Tiembla por su capital que está en peligro de morir definitivamente. Entonces ha habido dos formas de reacción del pueblo argentino frente al episodio de la disociación y el caos total. La del campo popular, episodio natural del temor a la pérdida de la vida e incluso de sus propias cosas, y la de la oligarquía financiera, que además de todo eso, que también estuvo en peligro, perdía definitivamente el poder económico.’) xx

Ordenamiento en la Biblioteca de la Legislatura

En el libro de Actas se advierte que a pedido del Tesorero de la C. B. se transcribió en los folios 74/74, la resolución de la Comisión Bicameral, encargándole al Subdirector –José María Zamora– las funciones de Dirección que le correspondían al señor Roberto Lavagnini.

Estricto cumplimiento del Reglamento de 1940

Consta en acta: “Encomiéndase al Sr. Subdirector que haga cumplir estrictamente el Reglamento de 1940 actualmente en vigencia. Se observará estrictamente el horario de tal manera que en la Biblioteca siempre se encuentre personal cuando funcione cualquiera de las Cámaras, las Comisiones Internas o Bloques políticos (Art. 15).

Nuevas autoridades en la Comisión Bicameral.

En el acta Nº 42 del 19 de mayo de 1960, consta la constitución de la Comisión Bicameral:

Presidente: Senador Emilio Peñaloza.

Vicepresidente: Diputado Marcos Finochietti.

Tesorero: Diputado Doctor Decio Carlos Ulla.

Secretario: Sr. José María Zamora Subdirector a cargo.

Adquisición de bibliografía actualizada

El 23 de septiembre de 1960, consta que la Comisión Bicameral ha resuelto adquirir más libros, mediante suscripciones y por concurso de precios. Las actas Nº 43 de esa fecha; Nº 44 del 27 de octubre y Nº 45 del 10 de noviembre, registran los trámites y decisiones para lograr ese objetivo.

Acerca del presupuesto Año 1961.

El 9 de diciembre ingresó en la Cámara de Diputados el proyecto de presupuesto para el año 1961. Algunos datos servirán para corroborar las proporciones:

SUELDOS: Gobernador $ 12.000.-

Vicegobernador $ 10.000.-

Senadores (19) c/ u. $ 500.- mensuales.

Diputados (41) c/ u. $ 500.- mensuales

Además, gastos de representación: (anuales)

Del gobernador $ 276.000.-

Sr. Vicegobernador $ 180.000.-

Del Sr. Presidente HCS $ 48.000.-

y Sr. Presidente HCD $ 48.000.-

De los Sres. Senadores $ 5.016.000.- (19)

De los Sres. Diputados $10.824.000.- (41)

Director de Biblioteca $ 7.200.-

En el presupuesto anual, conforme lo determina la Ley 2388, en el Item 1. Cámara de Senadores, es posible comprobar las previsiones para el normal funcionamiento del Servicio de Biblioteca, entre ellas:

GASTOS DIVERSOS: (Crédito anual)

25. encuadernación (Biblioteca) $ 10.000.-

INVERSIONES:

53. Libros y otras colecciones. $250.000.-

56. Moblajes y artefactos /Bibl.) $ 50.000.-

Es evidente que los responsables de la administración del servicio, cumpliendo su rol impulsaron una merecida jerarquización, que impone prever los imprescindibles recursos: fondos suficientes para desarrollar los planes e insoslayable idoneidad y laboriosidad en los agentes correspondientes.

Pronunciamiento militar en Rosario

El 30 de noviembre de 1960, a pesar de la vigencia del ‘Plan Conintes’ y de la prédica de Perón acerca de la imposibilidad de recuperar el poder mediante un golpe, el Gral. Miguel Ángel Iñíguez -quien había estado al frente del Regimiento 12 de Infantería en septiembre de 1955, defendiendo el orden institucional en Córdobaintentó copar el Regimiento 11 con sede en Rosario. Se lamentó la muerte de cuatro personas y ante la detención de más de un centenar de personas, fue evidente la reacción de mayor violencia hacia los justicialistas.

1961: cambio de funciones en el seno de la Comisión Bicameral

En ese tiempo, impulsaban la reforma en la Constitución Provincial…

El doctor Decio Carlos Ulla hasta entonces tesorero de la Comisión Bicameral fue electo para ejercer la Presidencia.

Presidente: Diputado Doctor Decio Carlos Ulla.

Vicepresidente: Diputado Marcos Finochietti.

Tesorero: Senador Emilio Peñaloza.

Secretario: Sr. José María Zamora Subdirector a cargo.

Durante el mes de julio se aceleraron otros cambios.

Primera Directora en el servicio de Biblioteca

Mediante el Decreto Nº 33 del 1º de agosto de 1961, la Sra. Alcira Zavalla de Beney –Bibliotecóloga-, fue designada para desempeñar la Dirección y asumió el cargo con constancia firmada por el Presidente de la Comisión Bicameral.

Horarios y asistencia.

En el Acta Nº 45 del 10 de agosto, la Directora informa a la C. B. acerca del Personal, los inconvenientes que éste presenta con respecto al cumplimiento de asistencia y horario. Solicitan a la Dirección de Personal de ambas Cámaras, acordar las adscripciones de personal en días de receso y se solicita personal de limpieza.

Proyecto de organización de la Biblioteca

La Directora a diez días de haber asumido sus funciones, presentó el proyecto de organización de la Biblioteca, que fue aprobado. Al mismo tiempo se dispuso la adquisición de lo necesario para ese funcionamiento.

Planos de la Biblioteca.

“Para que sirvan de base en la futura ampliación del Palacio Legislativo”, se elevaron los planos con la necesaria ubicación, a consideración de los Presidentes de las Cámaras. La Biblioteca siguió funcionando en el mismo lugar, planta baja, sector noreste, hasta 1984.

Las referencias en tales planos indican:

Sala “A”: de Referencias Sala “B”: Derecho:

Mesa de Entradas. 4. Dirección.

Sala de Lectura. 5. Oficina.

Sección Referencias.

Los anaqueles están ubicados junto a las paredes. Un croquis hallado entre carpetas de archivo, reproduce el “esquema del depósito de Biblioteca” -en el subsuelo-, con indicación de “lo realizado” y en rayado, “lo proyectado”.

En otro esquema, se alude a “Lo disponible: I. Mesa de Entrada. II. Sala [1. Colección. 2. Fallos-Jurisprudencia. 3. Registro-Diario Sesiones. 4. 7 a 11 (dato recortado); 5.6.12. Hemeroteca. Lo proyectado: III. Microfilmes. IV. Oficina de Referencistas. V. Oficina de Restauración.”

Evidentemente existía una intención de actualización del servicio, incluyendo “microfilms” y una “oficina de Restauración”, que no se concretaron.

El primer fichero

Para contener aproximadamente 10.000 fichas, se propuso adquirir un fichero de siete cajones dobles. En el proceso de reorganización propuesto se necesitaban máquinas de escribir, una mesa rodante para trasladar libros; diversos útiles e impresiones para los correspondientes registros.

Primeros registros en el Inventario

El 07 de septiembre de 1961, en el Acta Nº 48 consta que la Dirección informó que “en el término de quince días” se habían inventariado 471 libros. “Se destaca que el personal de servicio enviado por la Honorable Cámara de Diputados, ha colaborado en forma eficaz y correcta, haciendo en el término de un mes, la limpieza de la misma, solicitando la Dirección notas de estímulo por la presteza con que realizaron dicha labor, lo mismo para el ordenanza Manuel Gauna de la H. C. de Senadores, lo que se aprueba.”

Listas con títulos a adquirir

La Directora entregó las listas con títulos de autores que era necesario adquirir. Se preveía la actualización de la Revista Jurisprudencia Argentina.

En el Acta Nº 49 del 28 de septiembre se aprobaron los pedidos de precios para dotar al servicio de lo imprescindible para su reorganización.

Ofrecimiento de servicios ad-honorem

La Comisión Bicameral consideró la nota enviada por la Señorita Clara Nieves Poletti, “quien ofrece sus servicios en forma honoraria y establece los días jueves y viernes para realizar su turno; la 2ª nota es de la Srta. Fany Canessa, alumna de la escuela de Bibliotecología, de 1er. Año, quien solicita realizar su práctica en la biblioteca aprovechando los medios y labor que se imparte. Se concede lo solicitado y el Sr. Presidente dispone elevar los antecedentes a la Presidencia del Honorable Senado”.

Inventario

Al 28 de septiembre de 1961 se habían inventariado 1.121 libros y se gestionaba con una primera circular, la devolución de los préstamos pendientes. Consta que se adopta para la clasificación el Sistema C.D.U.

Aportes de la Imprenta Oficial

En el Acta Nº 50 del 19 de octubre, constan las adquisiciones que permiten avanzar en la organización del servicio, teniendo en cuenta la próxima Convención Constituyente. Se decidió encuadernar el material adquirido con ese fin, y con respecto a los Trabajos de Imprenta: la Imprenta Oficial está cumpliendo con la entrega de impresos que se necesitan para el mejor desenvolvimiento de la Biblioteca.

Personal a cargo del Inventario Bibliográfico.

En la citada acta, la Dirección informa que “en el plazo de dos meses se han inventariado 2.068 libros, labor encomendada a la Sra. Susana Palenque de Risso. La Comisión resuelve hacer llegar nota de estímulo, felicitando a dicha empleada por su rendimiento y eficacia en la citada tarea.

Libros pendientes de devolución

Un informe actualizado indica que “empleados de la casa retienen libros en su poder desde el año 1959, no contestando a circulares enviadas por la Dirección. Se resuelve aplicar las penalidades correspondientes que fija el Reglamento de Biblioteca”.

Planillas de asistencia

Dirección informó que se registraba la asistencia en planillas por duplicado, con informe semanal al Jefe de Personal, incluyendo la categoría de Subdirector.

Ofrecimiento de traductoras

La Dirección informó sobre ofrecimiento de servicios de las Srtas. Julieta L. Stamatti y Gladys Ferrato, “para el caso de crearse cargos de traductores para la próxima Convención, acompañando sus antecedentes. Se resuelve agradecer la colaboración.”

Función de la Dirección

“Tratándose de una Biblioteca Legislativa, para un público poco común y de acuerdo a sus necesidades, se proyecta su organización contemplando el grupo de personas que deberán actuar en las distintas tareas y en procesos técnicos, para su puesta en marcha.

La función de la Dirección ha sido supervisar, inspeccionar y verificar, para que cada componente del equipo cumpla eficazmente con su deber.”

Registro de lectores y Estadística de Consulta

Dirección informó que se ha organizado una triple información para los préstamos. Los libros pendientes de devolución desde 1959, a pesar de la segunda circular, no reingresaron. Se había establecido un servicio de Referencia y Préstamo Interbibliotecario, con las Bibliotecas “Cosmopolita”; de la Municipalidad y de la Facultad de Ingeniería Química, “sirviendo así, en forma más eficaz a los Sres. Legisladores”, de acuerdo con la constancia en el Acta Nº 51 del 26 de octubre.

La Biblioteca estaba organizada en 56 secciones.

Aumento en las partidas para adquisiciones.

La Dirección, propuso que se incrementaran esos recursos para la compra de libros y de mobiliario.

Personal

Consta que “la labor se ve resentida en parte por la falta de personal técnico capacitado para las tareas específicas, a pesar de la buena voluntad demostrada por los empleados administrativos. Estando próxima la fecha de la Convención Constituyente, la Comisión deberá activar el nombramiento de las bibliotecólogas propuestas, ya que sin su ayuda se verá entorpecida la labor.

Impresos sobre Bibliotecología

“La dirección sugiere que el proyecto de organización y tablas de clasificación de Derecho… sea impresos en un folleto para un mejor acceso a la documentación y establecer canje con instituciones similares, ya que esta clase de publicaciones es escasa en el país, no obstante la utilidad que presta. Resultando aprobado” (Folio 90.)

“La Dirección solicita que por un folleto sea impresa la organización de la Biblioteca donde quedará documentada la labor de la Comisión y la Dirección, material que servirá par establecer canje con Instituciones y de esa manera también enriquecer el acervo bibliográfico de la biblioteca. Se aprueba. (Folio 91)

Modificación del Reglamento.

Se disponen nuevas normas para el funcionamiento del servicio. Los responsables de préstamos pendientes de devolución, deben soportar el descuento de sus haberes, es otra constancia en el folio noventa y uno.

Más adquisiciones

En el Acta Nº 52 del 27 de octubre de 1961, consta que se aprobó la adquisición gestionada por el Tesorero de la Comisión Bicameral, y la actualización de Legislación Argentina. El acta siguiente, aprueba otras compras.

Diciembre de 1961: reaparece el Partido Laborista

Para las elecciones de diciembre de 1961, probablemente alentados por esos resultados y con el propósito de captar la adhesión de algunos de los votantes por la UCRI, reaparecieron las boletas de los neolaboristas. Resultó evidente que tenían una base militante semejante a la que generó el primer triunfo peronista en 1946. Eran gremialistas de reconocida trayectoria. Esos sectores se encontraban en sus lugares de trabajo, en su mayoría continuaban organizados y en consecuencia, podían debatir sobre la situación política existente. Habían continuado su militancia política en sus respectivos ámbitos; algunos trascendieron a otras localidades y otros a distintos Departamentos.

Perón en España

En vísperas de la celebración de Epifanía -en 1961-, Perón concluyó su exilio en la República Dominicana adonde había llegado procedente de Paraguay, después de una breve permanencia en Paraguay después de ser derrocado del gobierno nacional. En su memoria guardaba todos los datos de la historia de la Historia que lo tuvo como protagonista destacado. Había conocido la Europa guerrera. En ese momento, lo recibía la España de la postguerra, aunque todavía estaban latentes los horrores de la guerra civil española. Perón en aquel tiempo había apoyado la neutralidad. El 26 de enero de 1944, debido a las presiones desde el exterior y algunas posiciones internas incontenibles, cuando la guerra no favorecía a los países del Eje -Alemania, Italia y Japón-, tal como lo había anticipado Perón antes de que lo destinaran al Cuerpo de Montaña de Mendoza. La Argentina rompió sus relaciones diplomáticas con esos países y al ser difundida la noticia, se conmovió la población: unos la deseaban, otros la temían.

(Al juzgar esos acontecimientos, con su característica habilidad para usar refranes y lemas, Perón acuñó la consigna: “Hay que avanzar con la marea para no quedarse en seco”.)

Vaivenes de la marea

A partir de aquel insoslayable 5 de enero de 1961, aunque lo separara el caudaloso océano, el coronel que millones de argentinos también recordaban como el general, más allá de esos límites percibía los vaivenes de la marea generada por las voluntades de sus discípulos justicialistas.

En los comicios de 17 de diciembre de 1961 también se eligieron los diputados constituyentes. La mayoría de la militancia justicialista era consciente de la importancia de responder afirmativamente a las sugerencias del Líder indiscutido, y preferían expresarse con el voto en blanco como gesto de repudio por la inadmisible proscripción. Las dotes de “estadista” del creador del movimiento, se reflejaban en su exactitud en la apreciación de la realidad -aunque lo separara el caudaloso océano; en los diagnósticos político-sociales y en las estrategias electorales.

Perseverantes dirigentes

Los conflictos con el gremio de los ferroviarios obligaron al gobierno a pedir la mediación del Cardenal Antonio Caggiano y se aceptó que los huelguistas retornaran al trabajo sin sanciones disciplinarias. A pesar de la proscripción, algunos políticos insistían en la integración de partidos neoperonistas de efímera existencia, que permitían mantener activos a los grupos militantes y a sus “dirigentes”.

(Es importante recordar en ese sentido, lo que expresaba Perón en mayo de 1957 cuando de convocó a la reforma constitucional: “… peligrosos son los que se sienten dirigentes peronistas sin serlo”. El Líder del Justicialismo destacó la importancia de la “conducción”. Hay que reconocer que es un conductor quien señala un rumbo, logra ser interpretado y en consecuencia, es respetado y acompañado por quienes reconocen sus valores. Dirigir suele ser una aproximación: una persona puede reunir a varios grupos, orientarlos, ordenarlos, sin que ellos se sientan acompañados. Las experiencias demuestran que esas actitudes tienden a parecerse a las de un pastor o de un arriero; ambos suelen tener sus animales adiestrados para que les faciliten la tarea.)

1962: ratificación de al Comisión Bicameral – Reglamento.

La Comisión Bicameral integrada en 1961 fue ratificada:

Presidente: Diputado Doctor Decio Carlos Ulla.

Vicepresidente: Diputado Marcos Finochietti.

Tesorero: Senador Emilio Peñaloza.

Secretaria: Sra. Alcira Zavalla de Beney.

Bibliotecóloga – Docente.

El Reglamento Interno aprobado el 30 de diciembre de 1940, quedó derogado a partir del 15 de marzo de 1962, al ser aprobado el mencionado en el Acta Nº 54 de esa fecha, lamentablemente no trascripto en el libro correspondiente. El ejemplar que fuera entregado como orientación a la Dirección que asumió en 1987, permite conocer algunas pautas:

“A los efectos del art. 3º de la ley que la rige, la Comisión de la Biblioteca dependerá de la H. Cámara de Senadores’, quedó establecido en el artículo 2º.

El artículo 4º fijaba una frecuencia quincenal para las reuniones de la C.B. ‘en el local de la biblioteca’, ‘durante el período ordinario de sesiones de la Legislatura, y una vez cada dos meses durante el receso, sin perjuicio de hacerlo de acuerdo con cualquier otra convocatoria que por motivos de urgencia hiciera la Presidencia. El art. siguiente reconocía las facultades y atribuciones de la C.B.: ‘a) Ejercer la superintendencia inmediata de la Biblioteca y vigilar el funcionamiento de la misma. B)Resolver sobre las medidas que propusiese cualquier miembro de la Comisión para la mejor organización, funcionamiento y desarrollo de la Biblioteca. C) Administrar los fondos de la Biblioteca’. D) Determinar el porcentaje que debe ser empleado distintamente en las adquisiciones… d) Resolver sobre los temas y condiciones de los libros que hayan de ser adquiridos… f) Autorizar los gastos y pagos que deban hacerse, según los incisos anteriores. g) Solicitar oportunamente de las Cámaras partidas especiales para la adquisición de libros u otras necesidades de la Biblioteca, como asimismo la creación de nuevos cargos que fuesen convenientes entre el personal y su inclusión en la ley de presupuesto. h) Para ingresar se tendrá en cuenta: título habilitante de Bibliotecólogo’ -a fin de la ejecución de los procesos técnicos pertinentes-; ‘concurso de antecedentes y tres meses de práctica, como mínimo, hasta su aceptación final. i) La calificación de todo el personal de la Biblioteca (técnicos y administrativos) estará a cargo de la Comisión Bicameral quien la elevará a la Dirección del personal a los fines pertinentes. J) La documentación para la calificación se llevará en legajo personal, con antecedentes y labores asignados a cada uno. K) Propondrá los nombramientos en cada caso: como así las sanciones que aplicare, con noticias a la Dirección de Personal.

Con referencia al artículo 3º de la ley 2388 determinaba que “la compra de libros, muebles, útiles, impresos administrativos” se haría conforme a licitación privada. Los concurrentes deberán dirigir sus propuestas a la Secretaría. En toda compra resolverá la Comisión y el pedido respectivo será adjudicado a la casa o casas que ofrezca las condiciones más convenientes”.

Adquisiciones propuestas por los Constituyentes

Se aprobó la adquisición de material bibliográfico, actualizándose las colecciones de Derecho y atendiendo a los requerimientos de los Sres. Convencionales Constituyentes. En un informe consta que se disponía de más de ocho mil piezas, integradas “en 56 secciones con sus correspondientes tablas de materias, clasificación, organización del servicio de préstamos y de adquisiciones”.

14-04-1962: nueva Constitución en la Provincia de Santa Fe

Los militantes del justicialismo sabían que en la mayoría de los barrios, quienes votaron a Perón y conocieron su obra de gobierno, seguían confiando en las personas que les transmitían noticias o comentaban posibles soluciones a sus frecuentes problemas. xxi

Quienes condujeron los partidos Laborista y Tres Banderas, lograron integrar una lista de convencionales.

En la siguiente nómina de convencionales, los asteriscos corresponden a diez convencionales representantes del Partido Laborista. xxii

Convencionales

1. Altieri, Clyde Bearzotti de *

31. Mosset Iturraspe, Mario.

2. Ardiani, José A. 32. Neme, Miguel
3. Bachini, José A. 33. Olmedo, Adolfo Blas *
4. Bohnoff, Robert M.

34. Paillet, Juan C.

5. Celoria, José C. 35. Pecoraro, Edgardo E.
6. Cochero, Félix F. * 36. Pérez Martín, José R.

7. Chamorro, Manuel

37. Priggioni, Rodolfo

8. Chiaraviglio, C. Guillermo 38. Razzetti, Constantino *
9. De la Torre, Arturo J. M. 39. Reñé, José María
10. Faraudello, Eros J. A. 40. Rojo, Enrique J. M.
11. Fernández, Pedro A. 41. Rossi, Nazareno O. *
12. Ferro, Félix F. 42. Roulet, Enrique A. *
13. Foschi, Olga Alarcón 43. Rovere, Roberto A.
14. Fosero, Raúl F. 44. Salmén, Miguel

15. Galaretto, Eduardo E..

45. Salvi, Héctor C.
16. Gallo, Juan * 46. Sandler, Héctor
17. García Solá, Héctor 47. Scaliter, Juan
18. Gómez Machado, Héctor 48. Schweizer, Bernardo
19. Güena, Luis G. 49. Scotta, Héctor
20. Kilibarda, Danilo H. 50. Sinigaglia, Roberto *
21. Lo Valvo, Delfor V. 51. Tessio, Aldo E.
22. Magnin, Eduardo E. 52. Turbay, Julio N.
23. Malaponte, Eugenio 53. Ulla, Decio Carlos

24. Maluf, Jorge J.

54. Viale, Jorge O.
25. Martínez Raymonda, Rafael J. 55. Viale, Mirto L.
26. Martino, Antonio R. 56. Viñals, Fernando J.
27. Migno, Mario 57. Weidmann, Rodolfo A.
28. Molina, Faustino D. * 58. Zehnder, Ricardo E.
29. Molinas, Luciano F. 59. Zorila, Constantino *
30. Monserrat, Rodolfo V.

Frondizi y “el Che” Guevara

La población se informaba a través de los distintos medios de comunicación.

Era sabido que el 1º de mayo de 1961, Fidel Castro declaró que la revolución cubana era una revolución socialista y en la Argentina, los socialistas impusieron sus consignas a favor de Fidel. El 2 de diciembre se declaró “marxista-leninista”. El gobierno norteamericano impulsó la separación de Cuba de la OEA (Organización de Estados Americanos). A fines de agosto la situación de Frondizi se complicaba por distintas causas, entre ellas el encuentro con “el Che” el 18, casi “en secreto”. Los militares reaccionaron con protestas y acuartelamientos; la entrevista fue públicamente censurada por distintos sectores. Lo concreto es que en esos días, en Punta del Este (Uruguay), en representación del gobierno cubano, estaba “el médico antes argentino y nacionalizado cubano Dr. Ernesto Guevara de la Serna (a) “Che” (a) “Ramón” y la aproximación territorial influyó en la decisión de que se trasladara con reserva hasta la Capital Federal para entrevistarse con el Presidente Frondizi. “En su carácter de Ministro de Industria”, en Uruguay había manifestado a los participantes en la Conferencia Interamericana Económico Social (CIES):

“Lo que sí, damos la garantía de que no se moverá una sola arma de Cuba para ir a luchar en ningún otro país de América”. xxiii

Había dudas y desconfianza.

Resultados no deseados

El 18 de marzo de 1962, el justicialismo había triunfado en cuatro provincias y en una el neoperonismo.

Para algunos sectores, era inaceptable que después de cinco años de proscripción volvieran a legislar o a gobernar. Lógicamente, el resultado de los comicios de marzo no satisfizo las expectativas de algunos sectores políticos y menos aún a diversos grupos castrenses. Era imposible tolerar que la dirigencia gremial peronista ocuparan tantas bancas en el Congreso. Frondizi aparecía como un traidor e intentó calmar los ánimos disponiendo la intervención en Buenos Aires, Chaco, Río Negro, Santiago del Estero y Tucumán.

A pesar de esas señales, cada día más rumores anunciaban la inminente destitución del Presidente de la República.

Deliberaciones sobre la crisis

A fines de marzo, los hechos demostraban que el Presidente se había equivocado al confiar en el Gral. Aramburu, aceptando que dialogara con las Fuerzas Armadas para llegar a un acuerdo ante la gravedad de la situación política existente; derivada de las “intervenciones” y las lógicas reacciones populares. Las tres armas decidieron pedirle la renuncia. Se habló de la posibilidad de una licencia. El presidente en una carta dirigida el 27 de marzo de 1962 al Dr. Alfredo García -presidente del Comité Nacional de la UCRI-, difundida luego por distintos medios, expresó:

“No me suicidaré, no me iré del país, ni cederé…”

Cuando el presidente Frondizi consultó en la guarnición de Campo de Mayo sobre el estado de la unidad, su comandante Juan Carlos Onganía le contestó que respondía a sus mandos naturales, sin aclararle que se trataba del sublevado General Poggi, Comandante en Jefe del Ejército.

Guido en el plan de los rebeldes

En el país se percibió el eco del estallido producido por las tensiones de dos tendencias en algunos jefes militares: colorados y azules. Se había constituido una junta presidida por Juan Carlos Onganía, el general más antiguo del Ejército y lo tenían prisionero al Presidente. En la proclama desde Campo de Mayo se anunció que “las fuerzas armadas sostendrán al Poder Ejecutivo respetando su libertad de acción” y paradójicamente “se pronuncian por la justicia, la disciplina, el respeto a la ley y sus reglamentos y el imperio de la Constitución…”

El plan de los rebeldes, sería consumado: al doctor Arturo Frondizi lo reemplazaría el Senador Nacional rionegrino Dr. José María Guido, quien por una circunstancia causal ejercía la Presidencia del Senado.

Todo en medio día

A media tarde del mismo día, el Tte. Gral. Poggi estaba en el despacho presidencial de la casa de gobierno mientras Guido prestaba juramento ante la Corte. Cuando Guido llegó a ese lugar, Poggi lo interrogó acerca de las circunstancias que habían determinado su reciente juramento. Un grupo de asesores había redactado un acta -secreta- por la cual Guido comunicaba haber asumido la presidencia “en forma definitiva” y que en ese carácter “ha prestado juramento ante la Corte Suprema de Justicia.

(Algunos suponían que retornaba la revolución libertadora.

En Madrid, Perón imaginaba su regreso…)

Derrocamiento de Frondizi

En las primeras horas del amanecer del 29 de marzo de 1962 -a las 4:30-, el pueblo se enteró del derrocamiento del Presidente Dr. Arturo Frondizi.

Es oportuno reiterar que “al día siguiente, a las 8, bajo custodia fue desalojado de la residencia presidencial el Dr. Frondizi, siendo trasladado hasta el aeroparque porteño y desde allí, trasladado en un avión D-C3 hasta la Isla Martín García”, tradicional destino de los políticos destituidos.

Recién el 3 de abril se difundió el Decreto Nº 2.887 que en el art. 1º disponía: “queda detenido a disposición del Poder Ejecutivo el doctor Arturo Frondizi.”

“En ese tiempo, en Santa Fe… la Convención Reformadora, concretaba su 5ta. Reunión, 2ª Sesión Ordinaria, el 6 de abril. Después del izamiento de la Bandera Nacional, juró la Sra. Convencional Clyde Bearzotti de Altieri. Comenzó la lectura de los proyectos de texto constitucional, presentados por los bloques, y por algunos convencionales. xxiv

Se resolvió sobre Licencia para faltar a las sesiones, se analizó el Plan de Labor de la Convención y su presupuesto, y el Sr. Convencional D. Fernando J. Viñals hizo una moción a fin de que se considerara efectiva la incorporación de la Convencional Sra. de Altieri, desde el 16 de enero, por haber sido causal un hecho “extraño a su voluntad”, demostrado en su participación en las comisiones, durante un lapso anterior a su juramento. Fue aprobada por unanimidad.

Entrada de Proyectos de Declaración

Con motivo del derrocamiento del Presidente Constitucional, se presentó un proyecto de declaración del Bloque Constituyente de la UCRI (Unión Cívica Radical Intransigente), expresando: ‘Que el imperio de la Constitución y la dignidad de la República exigen la libertad del presidente constitucional y su reposición en la primera magistratura de la Nación’ y en el punto tercero: ‘Que debe respetarse y acatarse la expresión de la voluntad popular, entregando el poder a los ciudadanos elegidos por el pueblo’. Expresaban que ‘la convención está obligada a manifestar al pueblo de la Provincia’, que ‘sus miembros se sienten moralmente impedidos de continuar desempeñando el mandato conferido…’

El Bloque Demócrata Progresista, presentó otro proyecto de declaración, planteando que ‘una apreciación que no se compadecería con la realidad sería inidónea para obtener el clima de orden y de paz,” (sic) “de acatamiento a las reglas de derecho y de respeto a la voluntad popular que permitan una convivencia permanente, encuadrada dentro de la justicia y la equidad’. Concluye la declaración reconociendo que ‘la posteridad habrá de calibrar con el juicio que da la perspectiva, el comportamiento de todos los actuantes en esta crisis, ya ese juicio se remite’. Firmaban: Luciano Molinas, Rafael Martínez Raymonda, Mario Mosset Iturraspe, Luis J. Güena y Jorge O. Viale.

La tercera declaración, firmada por Arturo J. de la Torre y M. Lisandro Viale, en el primer punto alude al ‘decreto que establece la intervención a cinco provincias y anula las elecciones en las mismas porque triunfó el Frente Justicialista’, ‘un acto gubernamental que destroza los fundamentos mismos de la democracia representativa y el sistema republicano de gobierno y, lejos de crear condiciones mínimas de pacificación, empuja al pueblo burlado en sus aspiraciones y pisoteado su veredicto dado en las urnas, a otros caminos de lucha, única alternativa que puede quedarle para asegurar mediante su combatividad, el cumplimiento de la Constitución Nacional y el respeto de su voluntad mayoritaria. 2º) Ese hecho incalificable’ –registrado el 19 de marzo de 1962-, ‘y sin precedentes, unido a la ejecución de un plan económico-social, elaborado por la oligarquía y el imperialismo y repudiado por la mayoría del hombre argentino, precipita al país hacia una abierta dictadura militar de derecha que pretende destruir todo vestigio de gobierno civil, amenazando al pueblo con el terror y la persecución, ahondando aún más la crisis política, económica y social que soportan los obreros y el pueblo’.

En el punto 3º se reconoce ‘la situación de extrema gravedad’, que compromete con urgencia, a ‘que el país retome su rumbo constitucional, asegurando el respeto a la voluntad popular, principiando porque los gobernantes electos en los últimos comicios asuman el gobierno de sus respectivas provincias, haciendo cesar el predominio real y desembozado de juntas militares que se colocan a espaldas al país sustituyendo a legítimas autoridades nacionales y provinciales’.

Se pedí el levantamiento del ‘estado de sitio, dejar sin efecto la vigencia del actual plan Conintes, terminar con las proscripciones políticas y gremiales, asegurar a todos los argentinos que están fuera de su patria puedan volver a ella y proceder a la inmediata libertad de los presos políticos y gremiales, cualesquiera sea su rango’.

Terminaba la declaración, haciendo un ‘llamado al pueblo de la provincia y del país, a todos los partidos políticos, fuerzas gremiales, estudiantes, campesinas, profesionales, etc. en este instante en que deliberan y deciden las fuerzas armadas ante la total ausencia de su pueblo y el silencio el Congreso Nacional, para que promoviendo y asegurando la unidad de acción en la calle, defienda la legalidad constitucional y evite se consolide una versión argentina del fascismo, que aunque se esfuerce por aparentar respeto a la Constitución, está ya caracterizada por el pueblo como una dictadura militar de derecha’.

Proyecto de Resolución

En la memorable sesión del 6 de abril de 1962, se presentó un proyecto de resolución, considerando que ‘el decreto del P. E. Nacional del 19 de marzo ppdo. que establece la intervención a cinco provincias argentinas y anula las elecciones realizadas en las mismas porque la victoria perteneció a las fuerzas del pueblo, es un acto inspirado por la vocación antidemocrática y reaccionaria que ha caracterizado al régimen que padece el país’; y ‘que a consecuencia de aquella medida de gobierno el país ha entrado en camino de una tiranía militar, apuntalada sin disimulo por la oligarquía nativa a través de una casta reaccionaria, pretenden desnaturalizar el destino patrio’; ‘la Convención está obligada a manifestar al pueblo de la Provincia que, ante la subversión total de las instituciones nacionales, y el estado virtual de dictadura que soporta el país argentino, sus miembros se sienten moralmente impedidos de continuar desempañando el mandato conferido por el pueblo en las presentes condiciones’. Por ello, los Convencionales Juan A. Gallo, Félix E. Cochero, Constantino Razzeti, Constantino Zorila, Roberto Sinigaglia, Nazareno Rossi, Adolfo Olmedo, Enrique Roulet, propusieron en su proyecto de Resolución, que “LA HONORABLE CONVENCIÓN REFORMADORA”, habría de ‘suspender sus deliberaciones hasta tanto el país recobre su normalidad institucional y la soberanía popular tenga plena vigencia’.

Inmediatamente hubo una moción del Convencional Viñals, proponiendo el tratamiento sobre tablas de esos proyectos, situación que impulsó al Dr. Aldo Tessio a manifestar que ‘en la consideración de los proyectos deben tener en su oportunidad amplia participación todos los sectores’, siendo la réplica del Convencional Viñas, sosteniendo que ‘aquí la palabra siempre ha sido absolutamente libre, regida exclusivamente por requisitos reglamentarios. Así que creo que todos están en el mismo derecho a referirse al tema en debate’, concluyó.

Hubo un extenso debate. El Convencional Tessio, describió su memoria aludiendo al “contrato electoral, que llevó al ex-presidente a sentarse en el sillón de Rivadavia’, y dijo que ‘fueron esos mismos votos, invalidados por la intervención a cinco provincias, los que hicieron caer a este gobierno, a este Poder Ejecutivo presidido por el doctor Arturo Frondizi’. Hubo interrupciones y pedidos de aclaración. El Convencional Tessio recordó que “Arturo Frondizi, sin traer los contratos petroleros al Congreso para su análisis y su estudio como correspondía, abrió en cierto modo las puertas a ese imperialismo que venía con las armas económicas a tomar la garganta del hombre argentino’. Dijo luego: ‘Existe un gobierno paralelo en el cual todos los partidos…” y al instante, el Convencional Dr. Decio Ulla, preciso, exigió: ‘Diga cuál es el gobierno paralelo’, de modo que el Dr. Tessio debió aclarar: ‘Un gobierno paralelo ejercitado por el único exiliado del país, que toma ya al filo de la caída de Arturo Frondizi, rápidamente el camino del exilio: Rogelio Frigerio’. Después, especificó que Frigerio era ‘la expresión de un comunismo trozkista que está en el acaparamiento de los grandes monopolios del Estado’.

En las páginas de los Diarios de Sesiones, están todos los testimonios de los representantes de los partidos políticos. De allí, lo interesante de su lectura para comprender -a veces-, lo inexplicable en los medios de comunicación social, esa irrefrenable denuncia constante que tal vez sirva para iluminar el juicio de los historiadores.

Es oportuno transcribir lo expresado por el Convencional Galaretto: “…Tessio ha analizado muchos hechos de la historia argentina y los ha calificado, incluso hechos anteriores y que son reales. Le ha puesto el calificativo de acuerdo con su pensamiento’. Unos minutos antes, el Convencional Tessio había reconocido que su partido había dicho: ‘el presidente debe alejarse del cargo. Si se creía que era para bien de la República que se alejara del cargo, era porque no representaba a la gran mayoría popular que un día tuvo’, afirmación que generó la intervención del Convencional Scaliter: ‘Pero no justifica la insurrección de las fuerzas armadas’. Siguió el debate.

En uso de la palabra el Convencional Rossi, declaró: ‘Me avergüenzo de que en este momento del país estemos reunidos en una Convención que no trabaja para el objeto que ha sido citada sino para que un grupo de correligionarios procuren canonizar a un hombre, que ha terminado como lo han hecho otros, y como terminó el nuestro; por la potencia de las fuerzas extranjeras y no por el poder de las armas de este país. Así fue en 1955’. Dijo luego: ‘Este momento argentino, lo han creado aquellas fuerzas oscuras del conservadorismo y ustedes mismos, por no saber conducir a la República, y por no haberse hecho Frondizi de algún regimiento para contrarrestar a esos cuatro generales. Como dijo Perón, no critico al ejército porque todas esas fuerzas tienen reservas jóvenes que posiblemente no permitirán los desastrosos hechos que conspiran contra el país. Con estas pocas palabras, condicionadas a la probación del proyecto peronista, dejo planteada mi dimisión a al banca’. Siguió el debate… Se habló de la ley de amnistía, de la derogación del Decreto 4161 -que hasta prohibía el uso de la palabra ‘peronista’-; y así el Convencional Razzetti, pidió que se evaluara si ‘esa ley de amnistía tan amplia y tan benéfica, fue votada por su gobierno y puesta en práctica, o solamente fue votada, pasando a ser como tantas otras leyes un simple enunciado escrito’, porque en los hechos, ‘después de la sanción de dicha ley el peronismo siguió proscripto o no”, preguntó dirigiéndose a García Solá, quien reafirmó: ‘Siguió proscripto, efectivamente’.

En esta insoslayable evocación, por la extensión del debate no resulta factible comentar los distintos discursos.

Algunos nombres, aún tienen vigencia, con un constante protagonismo. /…/ Concluido el debate, se votaron los proyectos. El Convencional Gallo, como representante del partido peronista -mejor dicho laborista-, expresó que ‘en este recinto se ha estado buscando afanosamente al culpable o a los culpables de esta crisis. Hay quienes se han pronunciado en ese sentido contra las fuerzas armadas’. Marcó la diferencia existente entre ‘la institución fuerzas armadas’ y ‘esa jerarquía militar, esa jerarquía actual de las fuerzas armadas’, que es pasible de ‘culpar en gran parte, del desencadenamiento de esta crisis institucional que vive el país. La ciudadanía, el pueblo, ya los tiene señalados’, afirmó, y ‘en lo que respecta al peronismo, los tenemos señalados desde setiembre de 1955’. De inmediato anunció el retiro del Bloque Laborista, quienes dejaron sus bancas antes de que se votara su proyecto, que resultó negativo. Los restantes quedaron sancionados.

Se convino como horario de sesiones, a partir del lunes a las 17, en forma permanente. ‘Eran las 7:30 del día 7. / Enrique Jorge Bello / Director del Cuerpo de Taquígrafos.’ xxv

El lunes 9 se continuó con el trabajo legislativo y en sucesivas jornadas hasta el 14 de abril de 1962.

Ese día, en la sesión de clausura invitan a ingresar al recinto al Sr. Gobernador Dr. Carlos Sylvestre Begnis, los convencionales Reñé, Malaponte, Galaretto, de la Torre y Jorge Viale. El Gobernador izó la Bandera Nacional en el mástil del recinto. Eran las 18:30. Los asistentes cantaron el Himno Nacional Argentino.

Juraron los Convencionales. Unos juraron ‘Por Dios, por la Patria y estos Santos Evangelios’; oros por ‘Dios y por la Patria’; otros por ‘la Patria’. El Gobernador lo hizo por la primera fórmula. Todos juraron: “respetar y hacer respetar la Constitución sancionada por esta Honorable Convención Reformadora’.

Algunos convencionales se refirieron a ese importante hito histórico.”

Hubieron ausencias… En el Diario de Sesiones de la Convención Reformadora de la Constitución de la Provincia, 11ª Reunión, 8ª Sesión Ordinaria – Abril 14 de 1962 – Presidencia del señor C. Guillermo Chiaraviglio; Secretarios Sres. Danilo H. Kilibarda y Enrique J. M. Rojo”, consta que estaban “ausentes con licencia: Fosero, Raúl F.; García Solá, Héctor; Weidmann, Rodolfo. Ausentes sin Aviso: Altieri, Clyde B. de; Cochero, Félix; Gallo, Juan A.; Gómez Machado, Héctor; Güena, Luis Germán; Molina, Faustino D.; Monserrat, Rodolfo V.; Neme, Miguel R.; Olmedo, Adolfo B.; Razzetti, Constantino; Roulet, Enrique A.; Rossi, Nazareno C.; Schweizer, Bernardo; Sinigaglia, Roberto, Zorila Constantino.” xxvi

“Fidelidad a la Constitución…”

En la novena página está impreso: xxvii

14 de abril de 1962

CONSTITUCIÓN DE LA PROVINCIA DE SANTA FE

PREÁMBULO

“Nos, los representantes del pueblo de la Provincia de Santa Fe, reunidos en Convención Constituyente con el objeto de organizar los poderes públicos y consolidar las instituciones democráticas y republicanas para asegurar los derechos fundamentales del hombre; mantener la paz interna; afianzar la justicia; estimular y dignificar el trabajo; proveer a la educación y a la cultura; fomentar la cooperación y solidaridad sociales; promover el bienestar general; impulsar el desarrollo económico bajo el signo de la justicia social; afirmar la vigencia del federalismo y del régimen municipal; y garantir en todo tiempo los beneficios de la libertad para todos los habitantes de la Provincia, invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia, sancionamos esta constitución.”

Tema obligatorio en las escuelas

En 1985 fue promulgada la Ley Nº 9640 que estableció como tema obligatorio en las escuelas primarias y secundarias, el dictado de clases sobre la Constitución Provincial.

En ese tiempo era gobernador de la provincia el CPN José María Vernet. Mediante el decreto Nº 534, al año siguiente, fue recuperada la campana del Cabildo que había sido llevada como “trofeo de guerra del Directorio en 1817…)

Agradecimiento por la labor durante la Convención

El 16 de abril de 1962, la Comisión Bicameral dejó constancia del agradecimiento a la Dirección y al personal, por la labor desarrollada durante la Convención Constituyente.

Personal

Consta en el Acta Nº 55 del 16 de abril (folio 97 del Libro de Actas), que “la Dirección informó sobre la falta de personal y que el Sr. Sub-Director no se ha reintegrado a su función desde el mes de agosto de 1961, debiendo la Comisión Bicameral expedirse”.

“Sanear, sanear…”

En el lapso 1958-1962, el gobernador Sylvestre Begnis realizó una gestión austera. En Santa Fe de la Vera Cruz, era frecuente verlo caminar por San Martín hacia el sur, hasta llegar a la Casa de Gobierno; lentos sus pasos e infaltable su pipa. Uno de los objetivos de su plan de gobierno fue reducir el gasto público. Algunos datos confirman que en el primer año logró reducir en un 23% las partidas destinadas a sueldos del personal de la administración, incentivando las obras públicas hasta lograr un crecimiento del 20% en el presupuesto del primer año. El Centro Nacional de Lucha Antituberculosa instalado en Recreo (Dto. La Capital) en aquel tiempo con el apoyo nacional y de la OMS (Organización Mundial de la Salud); seguía cumpliendo sus funciones preventivas y asistenciales, atendiendo a pacientes de distintas localidades.

Intervenciones federales

La lucha interna en el Ejército se acentuó y el grupo de los “azules” con la jefatura del Gral. Juan Carlos Onganía, enfrentó a los “colorados” que lideraba el Gral. Federico Toranzo Montero. Sabido es que “cayó Frondizi, lo sucedió Guido”. La provincia de Santa Fe fue intervenida y que diez días antes había sido sancionada la Constitución provincial.

Un decreto de las autoridades nacionales anulaba las elecciones de 1961, circunstancia que obligó a analizar la validez de la Convención y de sus resoluciones. Mediante otro decreto expresaron que estaban excluidas las elecciones de convencionales constituyentes.

Tal decisión permitió el reemplazo de la Constitución de 1900, que aunque había sido renovada dos veces, ambas reformas fueron anuladas y en consecuencia se había producido un marcado retroceso.

Nueva Intervención en la Legislatura

El 23 de mayo a las 10, la Directora de la Biblioteca, en presencia de los señores Pericles V. Dentesano, Secretario-Habilitado del H. Senado; Adolfo I. Rodríguez, Secretario-Habilitado de la Cámara de Diputados (Delegado Interventor en la Legislatura) y José M. Zamora, subdirector de la Biblioteca, procede a labrar la presente acta a fin de dejar constancia de la confección de un inventario de existencia de las obras y volúmenes pertenecientes a la Biblioteca de la H. Legislatura que consta de 194 fojas útiles, responde a la comprobación de un cargo de 6.559 unidades en total…” (Folio 98 del Libro de Actas.)

Había asumido la Intervención en la Provincia, el Gral. de Brigada Ernesto V. Cordes (24-04-1962 al 12-06-1962); fue reemplazado por el Gral. (R) Jorge G. Nocetti Campos (12-06-1962 al 12-10-1963), quien entregó el mando a las autoridades electas: Dres. Aldo Emilio Tessio y Eugenio Malaponte.

1963: la Intervención dispuso más adquisiciones…

La actualización de colecciones y la necesidad de continuar pagando las suscripciones, motivó las actas Nº 57 y 58 del 27 de marzo y 30 de abril de 1963, donde constan los trámites administrativos pertinentes.

Labor durante el receso.

El 5 de septiembre de 1963, en el Acta Nº 61 consta que había sido autorizada para realizar especialización en Documentación la Srta. Georgina Suter, Auxiliar 7ª Catalogadora, con gastos a cargo de la interesada, entregando diverso material y un informe, con destino a la Biblioteca.

En esa oportunidad, se autorizaron las últimas adquisiciones con la firma del Delegado Adolfo I. Rodríguez, del Secretario Pericles Dentesano y de la Directora Sra. Alcira Zavalla de Beney.

Inventario a diciembre de 1963

En el folio 106 del Libro de Actas, consta que al 31 de diciembre de 1963, la Biblioteca registraba en su Inventario un total de 7.213 libros.

1964: constitución de la Comisión Bicameral

En el libro de actas -omitida la fecha-, consta que se ha constituido la Comisión Bicameral:

Presidente: Diputado Doctor Decio Carlos Ulla.

Vicepresidente: Senador D. Juan Carlos Marc.

Tesorero: Diputado Dr. Mario Verdú.

Secretaria: Sra. Alcira Zavalla de Beney – Directora.

Administración de los fondos

De acuerdo con la ley vigente, el Presidente de la C. B. Diputado Decio Ulla, con constancia en el Acta Nº 62 informó “que por Ley de Presupuesto, art. 32 y de acuerdo con las responsabilidades acordadas solicitarán al Sr. Ministro de Hacienda, Economía e Industria la apertura de una cuenta con las partidas que cuenta la Biblioteca a nombre de la Comisión Bicameral, toda adquisición será debidamente documentada.

En el folio 108 del Libro de Actas, se reitera que “los haberes no percibidos, de acuerdo a al Ley 2388, deben ingresar al fondo de la misma”. El Presidente “informa a los miembros de la Comisión que de acuerdo a la Ley de Presupuesto le corresponde las siguientes partidas (25-44-53-56) y que en su carácter solicita al Sr. Ministro de Hacienda la apertura de una cuenta a nombre de la misma para las adquisiciones necesarias, el Sr. Tesorero llevará la rendición pertinente, aprobándose”.

Partidas e inversiones.

Es oportuno ampliar la información sobre el presupuesto de la Biblioteca:

Partida 25: Encuadernación.

Partida 44: Útiles de escritorio.

Partida 53: Libros y otras colecciones.

Partida 56: Moblaje y Artefactos.

Horario del personal.

En el mismo acto, la Comisión Bicameral dispuso que la Directora informara sobre el personal que se desempeñaba y los horarios asignados.

Consulta a los Señores Legisladores

“Se dispone enviar una circular a los Sres. Legisladores solicitándoles hagan llegar a esta Comisión el pedido de textos que crean convenientes”.

Tercer Congreso de Bibliotecarios Parlamentarios

De acuerdo con el acta citada, estaba previsto que el Tercer Congreso se realizara en Santa Fe, “por ser una de las más antiguas e importantes del interior del país, informando la Sra. Directora que esto no demandará mayor gasto ya que cada delegado viaja por cuenta de su respectiva Legislatura, aprobándose.

En el Acta Nº 64 del 23 de julio de 1964, se autorizó “a la Dirección a organizar la IV Conferencia Nacional de Bibliotecarios Parlamentarios”. En el acta Nº 65 consta que a pedido de la Biblioteca del Congreso de la Nación, ese trámite quedaba en suspenso por quince días.”

(No hay información posterior sobre ese tema, excepto las referencias al IV Congreso de Bibliotecas Legislativas que al año siguiente se organizó en Mendoza y se concretó en 1966.)

Personal.

“Se aprueba el horario propuesto y el plan de trabajo y responsabilidades del mismo, labor que queda documentada en el parte mensual. La asistencia se llevará por planilla duplicado, llevando una copia a la Jefatura de Personal mensualmente y otra queda en a Dirección.” (Folio 107 del Libro de Actas.)

Nombramiento y ascensos del personal.

“Con respecto a la contestación de la nota sobre nombramiento de personal, que no concuerda con el presupuesto vigente; informado por el Sr. Secretario y Jefe de Personal, el Presidente solicita ampliación del mismo ya que es a la Comisión en ejercicio quien le compete estas tareas, se aprueba el envío de una nota solicitando ampliación de estos informes.”

Control de llaves y de limpieza.

La Comisión Bicameral resuelve que “la llave debe quedar a cargo de la Biblioteca”, y “que debe hacerse la limpieza con la supervisión de un empleado ya que es responsable del material la Dirección”.

Gestión de subsidio ante el Fondo Nacional de las Artes

El 23 de julio de 1964, “se encarga a al Dirección, gestionar del Fondo Nacional de las Artes, un subsidio para mejorar los servicios con que cuenta la Biblioteca”.

Autorización de Cursos.

En el punto 4 del temario de esa reunión, consta el “Dictado de un cursillo sobre Publicaciones Periodísticas” que fue autorizado en ese mismo acto.

Horario del servicio de Biblioteca

En ese tiempo, los lectores podían concurrir de lunes a miércoles en turno mañana de 8 a 12:30 y turno tarde de 15:30 a 20. Los días de sesiones –jueves y viernes-, desde las 8 en horario corrido.

Adquisiciones

En Acta Nº 65 del 13 de agosto de 1964, es posible comprobar las adquisiciones de mobiliario y libros que concretaban directamente desde la Comisión Bicameral con fondos que administraban conforme las atribuciones que otorga la Ley 2388.

Bonificaciones por título.

El personala técnico con título habilitante, gestionó ante la Comisión Bicameral la bonificación pertinente, y la gestión se trasladó a la Presidencia del H. Senado, para su concreción.

Curso de Documentación Científica y Técnica

La Directora propuso la realización de un curso que estaría a cargo de personal especializado: Ing. Elisa Bachofen de Mastorino, con posible realización a fines de septiembre. El 3 de septiembre, Acta Nº 68, se confirma ese proyecto entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre. En el Acta Nº 69 del 26 de noviembre, consta que se inscribieron 75 personas, terminaron 54 y 10 con asistencia incompleta.

Acto con motivo del Día del Bibliotecario

Con motivo de la conmemoración del 13 de septiembre, en el folio 113 del Libro de Actas, consta la autorización de la Comisión Bicameral a la Directora del servicio, para “realizar una acto en la Sala de la Biblioteca a fin de informar sobre la labor que se realiza, lo que se aprueba.”

Presupuesto e inversiones.

En sucesivas actas Nº 67 y Nº 68 del 12-10 y 22-10), constan los trámites ante el Ministerio de Hacienda para disponer de los fondos depositados en al cuenta del Banco de la Provincia de Santa Fe, que administra la Comisión Bicameral.

En el Acta Nº 69 del 26 de noviembre, consta que “el inventario Gral. registra 7.348 piezas bibliográficas, compuestas por libros y folletos; en el curso del año actual han ingresado por adquisiciones 409 piezas y en carácter de donación y canje 71, el último libro registrado lleva el Nº 7.699.

Hemeroteca y Encuadernación

“Las publicaciones periódicas que se reciben por canje son 156, compuesta por publicaciones nacionales, americanas e internacionales, algunas de ellas muy importantes como son las de la O.I.T. Se ha comenzado la clasificación analítica para completar las fuentes de información.

En ese momento se habían preparado 208 obras para encuadernación.

Fondo de reserva

En el subsuelo se ha organizado el archivo del material bibliográfico con diarios de sesiones del siglo pasado y material menos consultado.”

Servicios prestados en 1964

En el acta Nº 69 del 26 de noviembre, consta que “las consultas realizadas en la sala hasta la fecha son de 1.795, con un préstamo de 940 piezas, estando en la actualidad 106 en circulación.

Iniciativa: microfilms y traducciones.

A fines del año 1964, la Directora dejó constancia de las “labores para el futuro” y en el acta se mencionó la “preparación del personal para el manejo de microfilms y el Departamento de Traducciones. Aprobándose.” No hay más datos sobre estas iniciativas.

En el folio 120 del Libro de Actas consta que la Comisión Bicameral actualizó el presupuesto y “resuelve mandarlo al Presidente del Senado para ser incluido en el nuevo presupuesto y la consideración de los índices remunerativos de los sueldos que se acompañan del personal técnico y administrativo de la Biblioteca. La Dirección indicó que hacía falta personal, porque se había registrado un traslado.

1965: ratificación de la Comisión Bicameral – Decisiones

En el año 1965 continuó la misma Comisión Bicameral. El 10 de agosto se reunieron los integrantes reelectos y ratificaron las mismas funciones. Decidieron algunas adquisiciones.

Asueto el 13 de septiembre.

Por ser el “Día del Bibliotecario”, se dispuso conceder asueto al personal del servicio de Biblioteca. (Acta Nº 71 del 2 de septiembre.)

Incremento del patrimonio bibliográfico

En ese mismo acto, se aprobaron las facturas y se dispuso el pago de material bibliográfico adquirido. Trámites similares constan en las Actas Nº 72 del 7 de octubre; Nº 73 del 28 de ese mes; Nº 74 del 11 de noviembre; Nº 75 del 9 de diciembre y Nº 76 del 23 de diciembre. Se acordó un nuevo sistema para el inventario general, en cuadruplicado.

Distribución de funciones.

Directora: Sra. Alcira Zavalla de Beney.

Jefa de Procesos Técnicos: Srta. Georgina Suter (Maestra Normal Nacional-Bibliotecóloga; Cursos de Documentación de la UNESCO, Mecanografía, estudios de inglés.)

Secretaria Administrativa: Srta. Julia del Carmen Porpatto (Bachiller – Curso de Documentación – Encargada de la Sección Relaciones Internacionales y Canje, Adscripta de la H.C.D. con el cargo de Oficial Superior de 1ª, con cinco años de servicios.

Sección Referencia: Referencistas de 1ª Dr. Carlos Alberto Barco y Dr. Andrés Mathurín. Labor: Bibliografía Especializada. Título: Abogados.

Proyectos para 1966…

Referencistas de 2ª. Estudiantes de Derecho o Bibliotecólogos. Referencia Parlamentaria.

Departamento de Catalogación: Srta. Virginia Rojas (Maestra Normal. Bibliotecóloga. Cursos de Documentación.)

Departamento de Adquisición: Sr. Santiago Acosta (Adscrito de la Cámara de Diputados.)

Departamento de Circulación: Sr. Carlos G. Olivera (Maestro Normal Nacional; Curso de Documentación) y Srta. Fanny Christensen (Maestra Normal Nacional).

Evidentemente, la organización del servicio estaba estructurada en cuatro departamentos, para atender únicamente los servicios de préstamos y consulta en la sede y excepcionalmente, la realización de cursos referidos a Bibliotecología y Documentación, organizados por otras instituciones.

Suscripción a “Collier’s Encyclopedie”

Al ser dispuesta la suscripción a ese “servicio de referencia completo sobre cualquier tema y a pedido”, mediante una circular se comunicó a los Sres. Legisladores que “las consultas sobre asuntos y temas determinados de su interés serán evacuados por técnicos especializados de todo el mundo”. (Folio 128 del Libro de Actas.)

Pedido de la Suprema Corte de Justicia

Se cumplió con la solicitud de envío de las Actas correspondientes a las decisiones de la Comisión Bicameral, período 1960-1962.

Limitación en el préstamo de libros.

“Se resuelve suspender el mismo a los estudiantes, secretarios de bloques y demás personal de la Cámara. Las obras podrán ser retiradas únicamente por los señores legisladores firmando recibos especiales en la forma vigente.” (Séptimo punto en Acta Nº 75 del 09-12-1965)

Intimación par devolución de libros.

Con fecha 20 de diciembre se envió una circular, intimando la devolución de libros antes del día 14 del mismo mes. “A partir de esa fecha, el valor de las mismas le será descontado por planillas”.

Por unanimidad se resuelve dejar el estudio de las modificaciones al reglamento para la próxima reunión.

Memoria anual y cierre por receso.

El 23 de diciembre se resuelve difundir el “parte mensual” de los servicios y la redacción de “la Memoria anual así como la nota destinada a la prensa escrita”, tal como consta en el Acta Nº 76, folio 129 del libro respectivo.

Al no haber sesiones, se resolvió que la Biblioteca permaneciera cerrada durante el mes de enero.

1966: nuevo gobierno de facto

En el folio 131 del libro de Actas, consta que el día 05 de octubre, “en la Sala de la Subsecretaría del Ministerio de Gobierno se constituye la nueva Comisión Administradora de la Biblioteca Legislativa ‘Nicasio Oroño’ eligiéndose los miembros que la integrarán, el cargo de Presidente será desempeñado por el Dr. Eduardo Errea Goñi, Sub-Director de Gobierno; Vicepresidente el Sr. Interventor en la Legislatura D. Adolfo Rodríguez; Tesorero el Sr. Pericles Dentesano, secretario Habilitado de la Cámara de Senadores, Secretaria de la Comisión la Directora de la Biblioteca Sra. Alcira Zavalla de Beney y siendo las 5:25 se da por constituida la Comisión. Hay cuatro firmas. Subrayado aquí

El mismo día, a las 17:30”, la Directora da lectura al temario: 1) Partidas asignadas a la Biblioteca. 2) Informes de las actividades de las distintas sesiones de la Biblioteca. 3) Distribución de funciones del personal. 4) Constitución del Centro Regional de Legislación Parlamentaria y legal. 5) Historia de la Biblioteca. 6) Reglamento orgánico.

Constan en el folio 132 del Libro de Actas, las partidas; 53 libros y otras colecciones; 55. Moblajes y Artefactos.

Publicaciones en imprentas particulares

Se aprueba afectar el “presupuesto por publicación de la Historia de la Biblioteca. Material para la sesión Canje de la Biblioteca”. “Se resuelve autorizar a la Sra. Secretaria para que requiera de las distintas imprentas presupuestos para la impresión del folleto”.

Tareas en diferentes secciones

Las Secciones Referencias, Hemeroteca, Inventario General, Préstamos, continúan con sus habituales tareas.

“Se resuelve aprobar el parte mensual y Boletín Bibliográfico. Acto seguido se procede al tratamiento del punto tercero, aprobándose la propuesta de distribución de funciones y turnos para el personal.

Centro Regional de Documentación Parlamentaria

En el folio 132 del libro de Actas, “se autorizó la constitución del centro Regional de Documentación Parlamentaria y Legal, dependiente del Instituto Nacional de Información Parlamentaria.

Reglamento Orgánico.

A partir del folio 133 consta la aprobación del Reglamento Interno de la Biblioteca “Nicasio Oroño”, un dato que compromete a un oportuno análisis.

  1. En ese momento estaba vigente la Ley 2388 –como lo es en la actualidad, fines de la década del ‘90-, determinando en el art. 1º la denominación “Biblioteca de la Legislatura”, sin nombre, por cuanto había sido derogada la anterior Nº 2014 de creación de la “Biblioteca de la Cámara de Diputados”, luego denominada “Nicasio Oroño” por decisión de esa Cámara. El error por transmisión oral y aún escrita, quedó grabado en la placa de homenaje en el Centenario, año 1982, con difusión periodística.

  2. Funcionaba en ese momento una “Comisión Administradora”, que tampoco respondía a esa ley vigente, por cuanto se trataba de un gobierno de facto. Lo único correcto habría sido que la Secretaría la ejercía la Directora del servicio, quien firmó todas esas actas.

La trascripción del Reglamento a partir del folio 133 del Libro de Actas, permite saber que con el título “Comisión Administradora de la Biblioteca”, en el art. 7º se dispuso esa constitución. Realice el lector la pertinente dilucidación en función de la coherencia jurídica. “La Comisión se reunirá en al Subsecretaría del Ministerio de Gobierno, Justicia y Culto o en el local de la Biblioteca y deberá hacerlo por lo menos una vez al mes. Se podrá reunir en forma extraordinaria cada vez que la Presidencia disponga su convocatoria por razones de urgencia y a solicitud de la Dirección que ejerce la Secretaría nata de la Comisión.”

Normas para las adquisiciones

En el art. 9º inc. b) se dispuso que esa Comisión debía “administrar los fondos que la Ley de Presupuesto le otorga a la Biblioteca determinando el porcentaje que debe ser empleado adecuadamente en la adquisición de libros, publicaciones, revistas, ficheros, estanterías y demás elementos de la misma, recabándose de la Dirección cuáles son las necesidades de la misma”.

En el inc. c), se estableció que deberá “autorizar los gastos y pagos que deban efectuarse de acuerdo a los incisos anteriores”.

Otras atribuciones eran: inc. e) “Solicitar oportunamente a las autoridades competentes partidas especiales para la adquisición de libros u otras necesidades de la Biblioteca, como así mismo la creación de nuevos cargos de personal que considera necesarios y su inclusión en la Ley de Presupuesto. f) Propondrá al gobierno de la Provincia, los nombramientos del personal, en su caso y podrá aplicar sanciones a los mismos, con noticias a la Dirección de Personal.”

Servicios de la Biblioteca y responsabilidades…

En ese tiempo, sólo se prestaban tres servicios: de Referencias, Consulta en Sala y Préstamos a domicilio.

En el art. 14 del Reglamento, se estableció que “El Director” –o la Directora que cumplía esas funciones en esa circunstancia-, “tendrá a su cargo la Dirección técnica y administrativa de la Biblioteca, determinando las funciones que corresponden al personal de acuerdo a la estructuración vigente y se desempeñara como Secretario” –Secretaria- “de la Comisión Bicameral Administradora”.

En el inc. e) del citado artículo se indicó la obligación de “citar a los miembros de la Comisión a las reuniones regulares o extraordinarias”; “mantener el orden interno de la oficina”, debiendo ser tenido en cuenta que ocupaba dos salas laterales, ala noreste en planta baja de la Legislatura, sector de la Cámara de Senadores. En el inc. h), se autorizaba a la Dirección a “conceder a los empleados, en caso necesario, hasta tres días de licencia.”

Estructura orgánica aprobada

El ejercicio de la superintendencia estaba a cargo de la Comisión Bicameral. Un enunciado del orden jerárquico permitirá reconocer las funciones y las relaciones en las distintas secciones:

Personal Técnico: Bibliotecarios-Referencistas.

Bibliotecario – Catalogador

(4)

Personal Administrativo: Jefe de Administración.

Secretaría Administrativa.

Encargado de Préstamos.

(3)

Administración de la Biblioteca.

En el artículo 26 se fijaron las normas para Inventario General y Bibliográfico; Catálogos, Canje, con indicación en el inc. b): “Todos los años, se reverán y ampliarán de acuerdo a las necesidades de la Biblioteca las partidas fijadas por la ley de presupuesto”.

Servicios.

En el inc. c) consta que “la Biblioteca prestará al público los siguientes servicios:

  1. La información y de libros de referencia.

  2. La lectura en la Sala especial de la Biblioteca.

  3. El servicio de préstamos (art. 27) estará a cargo del encargado de dicha sesión, quien llevará un registro de lector y el fichero correspondiente.” (Folio 136 del Libro de Actas.)

El Reglamento incluyó pautas para el servicio de préstamos a domicilio: “El valor de los libros no devueltos por el lector, deberá reembolsarse íntegramente, de acuerdo a la cotización del día en que se le intime y cuyo monto se informará al público en un transparente, con su nombre y el libro no devuelto.” (Folio 137.)

Una previsión original…

Al limitar los préstamos en esas condiciones, se estableció en el reglamento: “Libros que no pueden salir de las colecciones de la Biblioteca.

  1. Los incunables, libros, raros y preciosos.

(Sorprende que hayan mencionado los incunables, porque corresponden a ediciones hechas desde la invención dela imprenta hasta principios del siglo XVI, y en el servicio, los títulos de mayor antigüedad eran ediciones del siglo XIX.)

  1. Las obras ilustradas, mapas o planos separados del texto.

  2. Libros procedentes del Registro de la Propiedad Intelectual firmados por su autor y editores.

  3. Los ejemplares con notas manuscritas de algún valor: autógrafos de personajes ilustres.

  4. Los volúmenes pertenecientes a colecciones muy numerosas y cuyo reemplazo sea difícil.

El término de aplicación del Reglamento, fue indicado en el art. 28º: “La presente reglamentación regirá las actividades de la Biblioteca mientras permanezca disuelto el Poder Legislativo de la Provincia y será dejada sin efecto, en cuanto la Institución vuelva a la normalidad y se constituyan las Cámaras Legislativas y comisiones correspondientes”. (Folio 137 del Libro de Actas.)

Actividades culturales en la Biblioteca

Consta en el Acta Nº 78 del 05 de octubre, que el Dr. Eduardo Errea Goñi, “presidente, propone la realización de actividades culturales en la Biblioteca, resolviéndose invitar a técnicos para el dictado de unas jornadas sobre temas Bibliotecológicos”.

Debe ser tenido en cuenta que ejercía la Dirección la Sra. Alcira Zavalla de Beney, vinculada a organismos nacionales de esa especialidad e impulsora de la carrera de Bibliotecología de la Provincia.

En la reunión del 17 de noviembre, se resuelve “ceder el recinto de sesiones de la ex-Cámara de Diputados, a fin de que se realicen las conferencias programadas por la Biblioteca. En el punto siguiente: “se resuelve autorizar a la Dirección de la Biblioteca para que requiera de la habilitación del Ministerio de Gobierno, Justicia y Culto, el material de trabajo necesario… con imputación a las partidas asignadas a la Biblioteca.” (Folio 139 del Libro de Actas.)

La lectura del Acta Nº 80 del 29 de diciembre, indica que se realizaron “dos conferencias que fueron dictadas por los Sres. Oscar Pogliani e Ítalo Mettini, Directores de la Biblioteca del Congreso de la Nación y de la Biblioteca Central de la Universidad del Noreste, respectivamente, sobre temas específicos las que contaron con una considerable cantidad de público”. Subrayado aquí

(En ese tiempo, Oscar Tacca -nacido en 1926 en Santa Fe de la Vera Cruz-, era profesor en la Universidad Nacional del Nordeste con sede en Resistencia, provincia del Chaco; Director del Instituto de Letras de la Facultad de Humanidades. Director fundador de las revistas Nordeste y Cuadernos de Literatura editados por la citada Universidad. Es oportuno tener en cuenta que desde 1984, desempeñó las funciones de Decano normalizador en aquella Facultad de Humanidades del Nordeste; culminó su carrera como Profesor Extraordinario y logró su jubilación en 1991. Fue Miembro Correspondiente de la Academia Argentina de Letras y siendo residente en la Capital Federal, en 1995 fue incorporado como Miembro de Número en el sillón que ocuparon los maestros Ricardo Gutiérrez y Fermín Estrella Gutiérrez.) xxviii

Renuncia del Vicepresidente

El 17 de noviembre, la Comisión se reúne para tratar la renuncia del Sr. Adolfo I. Rodríguez, aceptándola. Le agradecieron “los importantes servicios prestados durante su desempeño”.

Nuevo horario y licencias durante el receso

Se aprobó que el servicio sería de 8 a 13 y de 15 a 20, con interrupción durante el período de receso, oportunidad de la licencia anual del personal -salvo en los excedentes por antigüedad-, cuando correspondiera.

Denuncias contra la dependencia.

En el folio 140 del Libro de Actas, consta que “por último se pasa a tratar la nota elevada por la Sra. Directora, solicitando se aclaren denuncias contra la dependencia, lo que se rechaza. Se escucha el informe verbal de la misma, sobre funcionamiento de la Biblioteca, en sus aspectos técnicos y administrativos. Hay tres firmas: Eduardo Errea Goñi, Presidente; Pericles Dentesano, Tesorero, Alcira Zavalla de Beney, Directora.

Inventario actualizado.

Durante el año 1966, el inventario bibliográfico tuvo registros desde el Nº 7214 al 8.363; cuyos ejemplares han sido remitidos a la Contaduría General de la Provincia. Evidentemente, se incorporaron 1.149 títulos.

Hemeroteca

Disponía de 147 colecciones de publicaciones periódicas, y los artículos de las revistas habían sido clasificados y catalogados.

Consulta postal

Las consultas a distancia, eran atendidas con al información de la “Collier’s Encyclopedie”, por suscripción desde fines de 1965.

Acuerdo con el Colegio de Funcionarios Públicos

En respuesta a un pedido de esa institución, “se presta sus servicios a los socios de ese Colegio, en la forma establecida por la Reglamentación interna.”

Fondo de Reserva

En el folio 143 del Libro de Actas, consta que “en el subsuelo, se guarda el material bibliográfico perteneciente al siglo pasado. Actualmente se encuentra completamente organizado, tarea que estuvo a cargo del personal técnico y cuyo esmero se debe al Sr. Carlos Broin, ordenanza de la Biblioteca quien actúa además como conservador del material.

(Siento un impulso interior y dejo algunas señales en torno a este responsable trabajador después de sucesivos diálogos a fines de la década del ‘80 cuando continuaba en servicios de la Cámara de Senadores. Carlos Broin, descendía de etnias nativas de la costa santafesina e insistía en la necesidad de ser conscientes de que el trabajo remunerado exige un continuo esfuerzo a los fines de cumplir con puntualidad y eficiencia…)

IV Congreso de Bibliotecas Legislativas

En la ciudad de Mendoza, se realizó el IV Congreso de Bibliotecas Legislativas, siendo representada la Biblioteca de la Legislatura santafesina con las Bibliotecólogas Srtas. Georgina Suter y Virginia Rojas. Durante las deliberaciones se aprobó la organización de “Centros regionales de Información Legal, a cuya organización se encuentra abocada actualmente la Dirección de la Biblioteca.”

Historia de la Biblioteca

En el folio 143 “in fine”, consta: “Durante el presente año la Dirección ha preparado un folleto, donde se estudia la Historia de la Biblioteca y sus vicisitudes desde su fundación hasta nuestros días, la cual de imprimirse, sería de un valor material de Canje, que permitiría ampliar las colecciones de publicaciones obtenidas por este medio. (folio 144.)

Al año siguiente, 1967, es “aprobada propuesta de la Directora Sra. Alcira Zavalla de Beney: ‘Historia de la Biblioteca’ (impresión para donar)”.

Es evidente que tal autorización para imprimir la Historia de la Biblioteca fue insuficiente a fin de lograr ese objetivo.

Tampoco se logró acuerdo para la renovación del Reglamento, por cuanto el tratamiento fue postergado para el año siguiente.)

Departamento de Traducciones.

Como la biblioteca no cuenta aún con este servicio, para cubrir las necesidades en este aspecto, se ha contado con al colaboración honoraria de la Srta. Julieta Stamatti.

1967: tardía evaluación de la Ley 2388.

Aunque era tiempo de receso, el 19 de enero se reúnen las autoridades que constituían la Comisión Administradora y de acuerdo con el Acta Nº 81, folio 146 del Libro respectivo, el Presidente Dr. Eduardo Errea Goñi informa que “estudiados los antecedentes de lo actuado y hasta tanto el P. E. resuelva la modificación de la Ley 2388, se deja sin efecto la Comisión constituida hasta hacer un estudio exaustivo” –exhaustivo– “de antecedentes, debiendo tomarse las medidas de dependencia al respecto. Se dejan sin efecto las licencias solicitadas por el personal (Acta Nº 80) el que deberá hacerse cargo de sus tareas respectivas. En consecuencia queda documentada en esta Acta Nº 81 la disolución de dicha Comisión y con carácter de nulidad todo lo actuado por ella, desde su constitución”.

Todo lo actuado, implicó el dictado de normas y las adquisiciones mencionadas en las páginas precedentes; donde un Gobierno de facto, con la obediencia debida ejerció un poder ilimitado, que el lector podrá evaluar y juzgar objetivamente.

Período 1968 a 1972.

Un quinquenio sin información, para esta breve recopilación de datos útiles par el lector interesado en elaborar sus conclusiones acerca de la historia de la Historia santafesina, acerca de sus hombres y de sus actos…

05-04-1970: el General Lanusse en Puerto Iguazú…

Un impulso interior genera la evocación de otras miradas, hacia el noreste argentino y una anécdota: “Llegamos hasta Puerto Iguazú en Misiones, después de recorrer la ruta pavimentada mientras observábamos el contraste de la tierra colorada y de la exuberante vegetación. No éramos turistas sino viajeros. Como ha sucedido en todos los viajes, se impone la belleza de la naturaleza y en ese ámbito, es significativa la presencia del hombre y el valor de su cultura. Allí era posible acercarse por primera vez a la selva y conmoverse al contemplar ese juego misterioso de luces y sombras debajo de altos árboles donde las enredaderas trepan por las lianas mientras cada ave repite su nota para la sinfonía matinal. / El 9 de abril de 1977, llegamos hasta el refugio de Teófilo Rodolfo Allou, un paraguayo nacido en Yaguarón “en el año 1909, casado con doña Angela Filippini Galindo, vino a nuestro país en 1947, primero a Ñacanguasú y luego a Puerto Iguazú, donde reside hace 27 años. Allí nacieron dos de sus siete hijos. Es un auténtico altoparanacero”, según lo expresado por Julio C. Sánchez Ratti, en Posadas, en mayo de 1975. Delgado, canoso, con anteojos, lento para expresarse e intenso en el mensaje: dijo que allí tiene el material al alcance de la mano, que selecciona la madera y elige los troncos y ramas que por sus formas se asemejan a lo que ya ha imaginado. Así fue como frente a un tronco de paraíso develó el amor de una madre abrazando a su niño. xxix

En la cartilla que el artista Teófilo Rodolfo Allou -paraguayo exiliado- entregaba a quienes llegaban hasta ese lugar, hay diversa información:

“El 5 de abril de 1970, estuvieron en el refugio de Allou, la señora María N. B. de Lanusse y el Tte. Gral. Alejandro O. A. Lanusse (Comandante en Jefe del Ejército), presidente provisional hasta el 25 de mayo de 1973, momento en que asumieron el Dr. Héctor José Cámpora, odontólogo de San Andrés de Giles y militante en el movimiento nacional justicialista desde su creación y el vicepresidente Vicente Solano Lima. La señora de Lanusse, en el álbum de visitantes dejó escrito: ‘Muchas cosas extraordinarias hemos visto en Iguazú, la mano de Dios, que nos brinda la belleza imponente de la naturaleza, aquí, a nosotros, hombres, nos resulta fácil ubicarnos en nuestra limitada dimensión. Y aquí, como última actividad de esta visita, hemos tenido la suerte de poder conocer a este gran artista y gran paraguayo, que ha asido aprovechar e interpretar algunos caprichos de la naturaleza, para darle una extraordinaria y original expresión artística. ¡Muchas gracias!’.”)

29-05-1970: la potencia del odio…

“Como una demostración de poder y de coraje  o de audacia y de crueldad , un grupo secuestró al ex presidente de facto de la “libertadora”, que a su vez había sido uno de los que secuestraron el cadáver de Eva Perón. Como medida extrema Onganía anuncia la aplicación de la pena de muerte para los responsables de algunas acciones terroris­tas. La duda crecía: Aramburu estaría con vida o muerto. Las investigaciones eran in­suficientes. Quedaba demostrado que el Pre­sidente Onganía no podía garantizar el orden interno y se anunciaba su fin.”

Secuestro de Aramburu

El 29 de mayo de 1970, la organización Montoneros -Comando “Juan José Valle”- secuestró al Teniente General Pedro Eugenio Aramburu, quien había ordenado la Operación Masacre –identificación que Rodolfo Walsh generó en su estudio, al analizar los acontecimientos que rodearon los 27 fusilamientos de 1956, concretados sin juicio ni causa justificada-, y paradójicamente, otro aparente mérito que habrá servido para que Aramburu ascendiera al máximo grado, durante la presidencia del doctor Arturo Frondizi. xxx

Comando “Valle”

El 1º de junio de 1970, el comando “Gral. Juan José Valle” después de enunciar los graves cargos que consideraban motivo suficiente para una condena definitiva, a las 7, lo ejecutó. Transcurrieron 45 días antes de que su cadáver fuera hallado en el sur de la provincia de Buenos Aires.

Rencor y venganza…

El escritor Rodolfo Walsh en su libro titulado “Aramburu y el juicio histórico” editado en 1972, expresó:

“El episodio sacudió al país de distintas maneras. El pueblo no lloró la muerte de Aramburu. El Ejército, las instituciones, la oligarquía elevaron un clamor indignado. Entre los centenares de protestas y declaraciones hay una que merece recordarse. Califica el hecho de ‘crimen monstruoso y cobarde, sin precedentes en la historia de la República’. Uno de sus firmantes es el general Bonnecarrere, gobernador de la provincia al desatarse la Operación Masacre. Otro es el general Leguizamón Martínez que había ejecutado al coronel Cogorno en los cuarteles de La Plata. Un tercero es el propio coronel Fernández Suárez. No parecían los más indicados para hablar de precedentes.

La ejecución de Aramburu provocó una semana más tarde la caída del general Onganía, cuya dictadura ya había sido resquebrajada otro 29 de mayo -el año anterior por la epopeya popular del Cordobazo, y postergó momentáneamente los proyectos de los sectores liberales que veían en el general ajusticiado una solución de recambio para la fracasada Revolución Argentina.”

Libros extraviados en el período 1966-1972.

Al 27 de marzo de 1973, el inventario bibliográfico de la Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe tenía como último registro: Nº 9.439.

Es oportuno tener en cuenta lo informado por la Directora Alcira Zavalla de Beney acerca de los libros extraviados durante ese lapso, “cuya suma asciende a 188 (ciento ochenta y ocho) ejemplares”. En la planilla pertinente entregada a la Comisión Bicameral que se integró en 1973, la Directora dejó constancia de que “algunos libros podrán localizarse una vez organizado el fondo de reserva; y que estos libros salieron sin conocimiento de la Dirección”…

1973: proscripción y asunción de autoridades…

El 25 de mayo de 1973 habían asumido las autoridades electas en los comicios del 11 de marzo de ese año. Aún existían ciudadanos argentinos proscriptos, sin causa justificada.

Gobernador: Dr. Carlos Sylvestre Begnis (1er. Período 1958-1962.)

Vicegobernador: Don Eduardo Cuello.

Asumió la Comisión Bicameral.

El acta Nº 82 del 28 de junio de 1973, alude a al constitución de la Comisión que ejerce la superintendencia conforme la Ley Nº 2388, la que se rige por el Reglamento aprobado el 15 de marzo de 1961 –cuyo texto no se incluyó en el acta-.

Presidente: Senador José Félix Lara.

Vicepresidente: Diputado Dr. Carlos Caballero Martín.

Tesorero: Diputado Dr. Danilo Kilibarda.

Secretaria: Sra. Alcira Zavalla de Beney. Directora.

Como corresponde, se trató lo relativo al presupuesto de la Biblioteca, conforme al Ley de Presupuesto Nº 5337 art. 22 del año 1961, que autoriza a la Comisión Interparlamentaria para las adquisiciones en forma directa o por concursos privados de precios, conforme al art. 108 de la Ley de Contabilidad.

En el folio 149 del Libro de Actas, están discriminadas las partidas y los montos.

Partida 25 – Encuadernación $ 35.000.-

Partida 44 – Útiles de escritorio $ 50.000.-

Partida 53 – Libro y colecciones $500.000.-

Partida 56 – Moblaje y artefactos $150.000.-

Ampliaciones en el edificio – Subsuelo y Archivo en el primer piso…

Comenzó la construcción del primer piso en ambas alas laterales y el tercer nivel en el sector central. Terminada esa ampliación, las autoridades decidieron el traslado del Archivo hacia ese espacio sin tener en cuenta que el aumento del peso de los materiales ahí depositados tendría incidencia sobre la resistencia de los materiales. Así fue como a fines del siglo se advirtieron rajaduras en los techos de la planta baja como consecuencia del peso del Archivo y en consecuencia, debió ser trasladado a la planta baja donde sigue instalado

La Directora Señora Alcira Zavalla de Beney planteó la necesidad de “disponer de un local para organizar el fondo de reserva, dando cumplimiento a las informaciones requeridas por los distintos bloques en beneficio de los Sres. Legisladores, y en resguardo de la salud del personal que cumple esas tareas en un lugar malsano”. En actas anteriores se destacó la tarea de organización de esa Sección y los méritos del empleado -Carlos Broin-, con el propósito de preservar el patrimonio bibliográfico, irrecuperable en algunos casos.

Si se considera que el traslado de una Biblioteca produce tanto daño como un incendio, la instalación en un subsuelo -húmedo-, puede afirmarse que constituye un genocidio cultural -utilizando una metáfora…-, porque un solo libro, atesora con frecuencia la experiencia de varias décadas y el esfuerzo insoslayable de sucesivas generaciones.

Personal

La Directora informó que la planta de personal incluía los cargos de:

“Dirección;

Subdirección;

Bibliotecólogo de 1ª como Jefe de Procesos Técnicos;

Bibliotecólogo con funciones de Catalogador;

dos Abogados para los Servicios de Referencia Legal y Parlamentaria;

un Jefe Administrativo;

dos empleados administrativos;

un Ordenanza para servicios exclusivos de Biblioteca como conservador del material.

Cantidad de cargos 10 (diez)

Nuevo reconocimiento a un empleado

“El cargo de Ordenanza solicitado por la Comisión Bicameral con carácter exclusivo para la Biblioteca recayó en el Sr. Carlos Broin, a quien se le instruyó en el manejo y conservación de los libros, registra como Ordenanza de 2ª, por lo tanto sería imprescindible su reintegro a la función asignada y el mejoramiento de su categoría por su capacitación y comportamiento”. (Libro de Actas, Folio 148.)

“Una acción de justicia…”

La Directora reconoció que el Señor Santiago Acosta, con 27 años de servicios, en la categoría Oficial Superior, se desempeñaba como Jefe de Administración y además estaba a cargo de Hemeroteca, Adquisiciones y atención al público, pidiendo que esa situación fuera “contemplada ya que será una acción de justicia reparar la postergación que ha venido sufriendo y que en mi responsabilidad de Directora debo informar.” Negritas aquí.

El mencionado agente, asumió la Subdirección al año siguiente.

Libros extraviados hasta 1973…

El 31 de agosto de 1973, la Directora Alcira Zavalla de Beney –Bibliotecóloga-; entrega a ll C. B. el material confiado a su cargo, y en una planilla “se documentan los libros extraviados en el período 1966-1973, cuya suma asciende a 188 (ciento ochenta y ocho) ejemplares”. En ese acto se dejó constancia de que “algunos libros podrán localizarse, una vez organizado el fondo de reserva; y que estos libros salieron sin conocimiento de la Dirección”. Luego hay una nómina de “material especial ediciones valiosas y textos agotados, archivados en caja de hierro”.

Es necesario tener en cuenta que al 27 de marzo de 1973, el inventario bibliográfico tenía como último registro: Nº 9.439.”

La Biblia

Entre los textos registrados en el inventario hasta marzo de 1973, figuraba la “Sagrada Biblia”, en “Versión directa de los textos primitivos por Mons. Juan Straubinger. Ed. con aprobación de Mons. Miguel Daró Miranda. Chicago, Barsa, 1969, de 320 pág. Ilustrada, 30 cm. Inventario 9341”. Consta que es “Donación del Capitán (RE) Don Bordello Barbaressi (18-09-1970)”.

Controles a partir de enero de 1987 han comprobado que esa Biblia no figuró en el Inventario que se concretó durante el gobierno de facto del autodenominado proceso de reorganización nacional (folios encuadernados con tapas duras, con tela gris claro). Ese número de Inventario Nº 9341 –por error-, había sido asignado a otra obra.

30-08-1973: final de la Dirección de la Señora de Beney

El 1º de agosto de 1961, cuando ya estaba en marcha el proyecto de reforma de la Constitución de al Provincia de Santa Fe, había ingresado la Directora de la Biblioteca, maestra y bibliotecóloga Alcira Zavalla de Beney.

Acerca de su vocación docente son datos insoslayables las actividades de difusión relacionadas con Bibliotecología y no habrá sido por casualidad que dedicara parte de su tiempo a la elaboración de un folleto con referencias a la Historia de la Biblioteca, cuya edición fue aprobada pero aparentemente no se concretó, ya que en el servicio no estaba disponible el citado texto y tampoco se habían registrado alusiones en actas posteriores.

Nueva dirección de la Biblioteca…

En el Acta Nº 85 del 16 de noviembre de 1973, consta que “la Comisión presta acuerdo a la designación, a partir del 1º de setiembre del corriente año, del señor Avelino José Canga en el cargo de Director de la Biblioteca de la Legislatura, manifestando conformidad con todo lo actuado hasta el presente e incorporándolo como Secretario de la Comisión Bicameral”.

Un mes antes, el 15 de octubre, el mencionado Director había dejado constancia en el folio 155 del Libro de Actas, que su presencia y ad-referéndum de la Comisión Bicameral, “se procede a la apertura de los sobres conteniendo las propuestas para la compra de libros…” Hay firmas de seis representantes.

En la reunión de noviembre, fue aprobado el procedimiento seguido para el llamado a licitación.

Nombramiento de personal

De acuerdo con las atribuciones que le confiere la Ley 2388, la Comisión Bicameral comunicó al Señor Presidente del Senado D. Eduardo Félix Cuello, la aprobación del nombramiento el Director y “al mismo tiempo solicitándole el nombramiento del Sr. Antonio E. Costa en el cargo de Subdirector; y de la Srta. Beatriz Sampaolesi en la vacante producida por el ascenso del Sr. Costa, como también la efectivización del nombramiento en carácter de titulares del personal contratados, Srtas. María Cristina Cosentino y Stella Di Pangrasio. Asimismo se requiere la incorporación de nuevo personal, dos Bibliotecarios con título e ingreso por concurso; un Abogado o estudiante de Abogacía y un empleado administrativo.” Negritas y subrayado, aquí.

Insistencia para disponer de personal responsable

Los integrantes de la Comisión Bicameral y el Director, ratifican la necesidad de que se disponga “el ingreso del Sr. Carlos Broin para la atención exclusiva de la Biblioteca”. Subrayado aquí

Anteproyecto de Presupuesto 1974.

La Comisión Bicameral resolvió la inmediata elaboración para ser elevado a las autoridades correspondientes.

1974: concurso de Bibliotecólogos y otros proyectos…

El Vicepresidente de la C. B. Dip. Dr. Carlos Caballero Martín y el Director, fueron integrantes del Jurado del Concurso para cubrir cargos técnicos con Bibliotecólogos. Se solicitaron los cargos en categoría de personal técnico y se insistió en la necesidad de resolver lo pedido a fines de 1973.

Adquisiciones

El Director Canga informa sobre las facturas que ingresaron de la “Secretaría y Habilitación del Senado” y como hay algunas pendientes, se posterga la decisión al respecto porque “se pretende remesar en conjunto para obviar limitaciones”. (sic)

Singular iniciativa: no concretada…

Durante la reunión del 29 de marzo de 1974, los integrantes de al C. B. resolvieron encomendar al Director de la Biblioteca y Secretario de la Comisión Bicameral, “para que junto con otras gestiones de carácter administrativo a realizar en la Biblioteca del Congreso de la Nación: a) Compilación de antecedentes doctrinarios, proyectos sobre diversos temas, etc., y con motivo de la próxima inauguración del nuevo local para la Biblioteca de esta Legislatura, viaje a Buenos Aires para que tramite entre los personajes más relevantes de la intelectualidad argentina, la asistencia de los mismos a los efectos de que cubran un ciclo de Conferencias Magistrales sobre tópicos relacionados con la cultura en general y la dinámica influencia que ésta ejerce en la actualidad política y social del pueblo. (sic) b) Remitir nota al Señor Secretario de la Cámara de Senadores D. Orlando Ortiz, solicitando se sirva disponer o arbitrar los medios económicos que posibiliten la concreción de lo anteriormente resuelto, estimándose que esta misión puede demandar una semana de tiempo. / Conviene destacar que actos de esta trascendencia, no sólo jerarquizan y prestigian a la Biblioteca sino también a la Legislatura, descontándose la indudable repercusión cultural en el pueblo de Santa Fe.” (Acta Nº 87.) Subrayado aquí.

Proyectos no concretados.

El acta siguiente, del 30 de mayo, indica que el Director ha entrevistado a los Dres. Vicente Sierra, Arturo Jauretche y Abelardo Ramos. El único de los nombrados que pudo adelantar la posibilidad de viaje a Santa Fe fue el Dr. Arturo Jauretche. Lamentablemente su reciente deceso, impide la concreción de lo proyectado. Negritas y subrayado aquí.

(Sabido es que Don Arturo Jauretche falleció en la madrugada del 25 de mayo de 1974, “en su casa de la calle Esmeralda al 800” como recordó el poeta Orlando Calgaro -de Rosario, provincia de Santa Fe-, en el prólogo del libro titulado Metodología para el estudio de la realidad nacional, editado en Rosario al conmemorarse el décimo aniversario de aquel día memorable

Es oportuno tener en cuenta que después del 17 de octubre de 1945, ante el indiscutido liderazgo del Coronel Juan Domingo Perón, los grupos opositores decidieron “estrechar filas en la Unión Democrática. La Unión Cívica Radical a través de su mesa Directiva, el 14 de noviembre informó que adhería a esa Unión mientras un sector del radicalismo, los integrantes del grupo FORJA (Fuerza Orientadora Radical de la Joven Argentina) fundado el 29 de junio de 1935 -entre otros por Arturo Jauretche, Homero Manzi…- y algunos grupos de la ALN (Alianza Libertadora Nacionalista, comenzaron una intensa acción de apoyo a la candidatura del Coronel Perón quien obtuvo más del 60% de los votos en los comicios del 24 de febrero de 1946.

No fue por casualidad que los libertadores del ‘55-58, decidieran trasladar a la cárcel de Ushuaia a destacados escritores y políticos que habían apoyado al gobierno Justicialista. En aquel tiempo, desde esa sombría cárcel situada en la isla de Tierra del Fuego, en el Atlántico Sur, el vehemente Arturo Jauretche anunciaba la insoslayable persecución que soportaron los descamisados y su perdurable resistencia:

“Sólo la Cruz del Sur, tiene piedad;

sólo la Cruz del Sur, allá tan alta…

Pero todas las noches la miramos

en la oración de diecisiete almas,

que están como la Cruz del Sur,

sobre los cielos todos de la Patria.

Por los miles de presos, los hermanos

en pontones, en cárceles y campos;

por la libertad que ellos nos gritan

y que sólo nosotros practicamos:

La libertad de ser nosotros mismos,

¡Nosotros!… ¡Descamisados!

La inmensa multitud que se redime

en su propio dolor de sus pecados,

que tiene asco de vosotros: ¡Santos

con el libro y el látigo en la mano;

soberbios al pecado de los nuestros

y al pecado extranjero arrodillados!”

Sabido es que Arturo Jaureteche en aquel tiempo también escribió…

La canción del no me olvides

…porque en aquella primavera, tras la ausencia de Perón, una flor… “no me olvides”, era el símbolo usado por algunos militantes.

No me olvides, no me olvides,
no me olvides,
es la flor del que se fue.
No me olvides, no me olvides,
volveremos otra vez.

Es el novio de la Patria
de la Patria que le espera.
Volverán los no me olvides,
volverán en primavera.

¡No me olvides, no me olvides,
No me olvides!…
Canta el pueblo de Perón.
No me olvides sobre el pecho,
no me olvides pegadito al corazón.

Volverán los no me olvides
cada año a florecer.
Con la flor de no me olvides
no olvidando esperaré.

No me olvides, no me olvides.
No me olvides,
es la flor del que se fue.

No me olvides, no me olvides,
No me olvides,
volveremos otra vez.

Después de septiembre de 1955, resultaba evidente “la fuerza del poema”.

Sabido es que el 29 de abril de 1957, desde Santiago de Chile, John William Cooke escribió a Perón informándole sobre los avances de la organización para la resistencia. En la lucha política, todas las armas son recomen­dables, aun las más sutiles. Recordaba Cooke que “en setiembre de 1955, María Granata y Alicia Eguren, escribieron un poema cada una”, que él hizo “imprimir y fueron más efectivos que muchos volantes como armas de lucha contra el gobierno de Lonardi. Los repartimos en las fábricas y la gente tenía desesperación por hacerse de un ejemplar de esos volantes”. xxxi

La lectura de ese comentario en el libro referido a la Correspondencia entre Perón y Cooke estimula la memoria y es oportuno tener en cuenta que Alicia Eguren era una activa militante, esposa de John Cooke con quien durante la resistencia fundaron Acción Revolucionaria Peronista donde militaban Fernando Abal Medina y su compañera Norma Arrostito, luego participantes en la detención y asesinato del general Pedro Eugenio Aramburu el 29 de mayo de 1970.)

Proyectos sin concretar…

Consta en actas el proyecto de desarrollo de cursos o disertaciones para la inauguración del nuevo local de la Biblioteca en las construcciones terminadas en el primer piso y por razones de conveniencia tras ser estudiadas detenidamente las condiciones edilicias necesarias que aseguren el eficaz funcionamiento de la Biblioteca, resolvieron que seguiría funcionando en la planta baja, incorporando la “habitación contigua”.

El Director Canga, como consta en el Acta Nº 88, folio 160, durante su permanencia en Buenos Aires visitó la Biblioteca del Congreso Nacional, “interiorizándose de su funcionamiento”.

Disponibilidad de una fotocopiadora.

Con acertado criterio, el Director solicitó que se incorporara al servicio “una máquina fotocopiadora, reducidora de imagen, para uso exclusivo de la Biblioteca. En tal sentido, tomó contacto con expertos japoneses quienes lo instruyeron en el manejo de este moderno instrumento de apoyo.” (Folio 161.)

En ese tiempo, el servicio de fotocopiado ya estaba en las empresas privadas santafesinas, para facilitar la consulta de documentos y de bibliografía agotada. Hay que tener en cuenta que la reprografía indiscriminada está penada porque es violatoria de los derechos intelectuales de autores y de editoriales, salvo que sean algunas páginas con fines didácticos.

Rendición de Cuentas.

El 24 y 31 de julio, la Comisión Bicameral aprobó la rendición de “cuentas de la última compra de libros efectuada”. Consta que “la suma de la última Editorial nombrada, está sujeta a un reajuste, en el sentido de un compromiso de rebaja del monto estipulado”. Aunque no constan los motivos, sabido es que de acuerdo a los plazos de pago, hay importantes descuentos.

Primer Congreso Internacional de Bibliotecología.

Como primer punto de la reunión del 31 de julio de 1974, se habló acerca de la realización del Primer Congreso Internacional de Bibliotecología: “los miembros de la Comisión Bicameral resuelven designar como representante de la Biblioteca a la Srta. Mercedes Rosa Laperchia” para que asista desde el 14 al 23 de agosto, gestionando ante el Secretario del Senado “Se sirva ordenar los viáticos correspondientes”.

Nuevo llamado a licitación.

Consta en el Acta Nº 90, que la Comisión Bicameral “resuelve efectuar un nuevo llamado a licitación para actualización bibliográfica de las distintas especialidades:

Obras jurídicas, políticas, sociales, económicas.

Educativas.

Literatura.

Historia. etc. en consonancia con el nuevo ritmo tomado por la Biblioteca.”

Organismo al servicio de la comunidad…

En ese tiempo la Comisión Bicameral interpretó el rol social que le compete a los servicios de educación permanente y por ende, a las Bibliotecas.

Los avances en la tecnología educativa y en comunicación social, imponían la discusión acerca de las nuevas estrategias.

(Un paréntesis necesario… Resultado de aquellas necesidades de cambio, fueron las “Jornadas de Unidad Latinoamericana” – “En el Año 2000 Unidos o Dominados”, realizadas en el Centro Cultural Gral. San Martín, en Buenos Aires, del 2 al 6 de junio de 1975.

En una de las ponencias surgió la propuesta de “transformación de las Bibliotecas en Centrosmultimedios”, de modo que con recursos didácticos múltiples y actualizados, cumplan con su objetivo fundamental: hacer posible el ejercicio del DERECHO A APRENDER –autoaprendizaje y autoperfeccionamiento-, sin discriminaciones, incluyendo SERVICIOS A DISTANCIA mediante el uso de distintos medios de comunicación.)

Congreso de Bibliotecas Legislativas

En la reunión del 21 de agosto de 1974, “el motivo fundamental de la misma se concreta a partir de la nota recibida de la Presidencia del Senado y que fuera remitida por la Comisión Administradora de la Biblioteca del Congreso de la Nación, en el sentido de que la Comisión Bicameral designe un funcionario encargado de la Coordinación de los trámites para la organización del VI Congreso de Bibliotecas Legislativas Argentinas y que a su vez represente a esta institución en la sede de dicho Congreso.

A los fines señalados, se designa al Director de la Biblioteca Sr. Avelino José Canga, quien asumirá la representación del organismo”. La secretaría de la Cámara de Senadores debía proveer la partida para viáticos correspondientes. (Folio 164 del Libro de Actas.)

En la reunión del 16 de octubre de 1974, se considera el temario y estructura funcional del Congreso, que se realizaría en Mar del Plata, del 28 de noviembre al 1º de diciembre; propuesta enviada por el Presidente de la C. B. de la Biblioteca del Congreso de la Nación Dip. José Carmelo Amerise y se procede a designar la Comisión que representará al organismo: El Presidente o Vicepresidente, como Delegado Funcionario el Director y como Delegada la Srta. Beatriz Sampaolesi. (Acta Nº 94.) Negritas y subrayado aquí

Asume el Subdirector

El 14 de agosto de 1974, el Presidente de la Cámara de Diputados D. Rubén A. Dunda, mediante el Decreto Nº 93 había designado Subdirector al Sr. Santiago Enrique Costa, quien fue puesto en funciones por la Comisión Bicameral, el día 28 de ese mes. (Acta Nº 92, folio 165 del Libro de Actas.)

Ponencia de Santa Fe en el VI Congreso…

Una mirada sobre el folio 167 del Libro de Actas, permite conocer -y reconocer- el planteo teórico elaborado por las autoridades de la Biblioteca y que constituyó el soporte básico para las nuevas actividades programadas en función de las expectativas de la comunidad, con el propósito de jerarquizar el servio asumiendo el rol social insoslayable que le compete, por cuanto el Poder Legislativo es donde reside fundamentalmente la representación democrática del pueblo.

El Director manifiesta la necesidad de dar a conocer la posición del Organismo con respecto a la política iniciada ya, y que fundamenta la tónica impuesta a las actividades de la Biblioteca, consecuente con una sentida reapertura al pueblo y a todas las manifestaciones de la cultura que tengan una orientación nacional.” Esa idea fue compartida por los Señores Legisladores.

Las ponencias reflejan estas aspiraciones:

-Creación del Departamento de Seguridad Social y del Derecho, y del Departamento de Educación, constituye un avance en la materia pues se atenderá a un importante sector social, cubriendo aspectos informativos, de asesoramiento, de investigación, etc… en cada una de las áreas mencionadas. Esta iniciativa es aprobada por los Sres. Miembros de la Comisión”, tal como consta en el folio 168 del Libro de Actas.

(Una vez más, los responsables del servicio, promovían una oportuna jerarquización, intentando vencer los reiterados inconvenientes.)

Algunas conclusiones…

En el acta Nº 96 del 18 de diciembre, el Dip. Carlos Caballero Martín y el Director de la Biblioteca D. Avelino Canga, informaron “acerca de los resultados del mismo y fundamentalmente, sobre el ofrecimiento efectuado en el plenario, en el sentido de que sea Santa Fe la sede del próximo Congreso. Los Sres. Legisladores aprueban lo actuado y ratifican la necesidad de concretar la realización del VII Congreso en nuestra ciudad. Para ello deciden remitir notas a los Sres. Presidentes de ambas Cámaras, a los efectos de que se prevean las partidas presupuestarias para tal fin.”

Tras aquel VI Congreso de Bibliotecas Legislativas, distintos medios informaron con objetivos similares a los impulsados en los primeros congresos de bibliotecas parlamentarias realizados desde 1949, el Presidente de la Comisión Bicameral del Congreso Nacional Diputado Amerise, inauguró en Alsina 1835 la “Sala de Lectura Pública” con diversos anexos, incluso un “Microcine”, con acceso libre y gratuito.

Nuevos ficheros y más libros…

En la misma reunión se resolvió la compra de dos ficheros y libros a la Editorial Plus Ultra, entre otras.

La siguiente acta (Nº 95 del 29 de noviembre), refleja los resultados de la apertura de sobres para el segundo llamado a licitación de la presente gestión gubernamental. Estaban presentes cinco representantes y habían participado catorce editoriales.

Ascensos del personal y Presupuesto 1975.

En la reunión del 18 de diciembre, la Comisión Bicameral resolvió insistir en los ascensos propuestos a favor de las Srtas. Beatriz Sampaolesi, Cristina Cosentino, Stella Di Pangrasio y Adalberto Damianovich.

“Se estudia a continuación el Anteproyecto de Presupuesto para el año 1975 elaborado por la Dirección. Se logran acuerdos sobre los montos de las partidas asignadas a cada rubro, informándose que se reiterará ante las autoridades la conveniencia de su aprobación, el otorgamiento de mayor flexibilidad en el manejo de una partida independiente, destinada al desenvolvimiento del Organismo.” (Folios 170-171 del Libro de Actas de Comisiones Bicamerales.)

“La proyección adquirida por la Biblioteca…”

Corresponde tener en cuenta estas afirmaciones de los Sres. Legisladores de la Comisión Bicameral responsable de ejercer la superintendencia del servicio durante el período 1973-1976: En la mencionada acta, consta que:

La proyección adquirida por la Biblioteca, requiere una amplia colaboración de las autoridades legislativas en el sentido de conceder aquellos elementos que coadyuven en el cumplimiento de esta tarea y se lleven a la práctica los objetivos fijados para esta etapa.

Uno de los factores decisivos para la marcha de la institución, lo constituye la ampliación de sus instalaciones, y para ello deben orientarse todas las gestiones posibles, que permitan, a corto plazo, la organización de la sede, de acuerdo con la importancia que va adquiriendo la vida cultural en Santa Fe”.

Todas las decisiones fueron por unanimidad.

Movimiento de lectores.

Las planillas de consulta en Sala, sólo registran estos datos:

– Noviembre: 70 lectores.

– Diciembre: 30 lectores.

No hay información sobre los meses anteriores.

Es evidente un promedio entre tres o cuatro lectores por día en Noviembre…

1975: Presupuesto y adquisiciones.

El 22 de abril de 1975 se reunió la Comisión Bicameral para resolver sobre la reciente licitación para compra de libros con fondos aportados por las Cámaras de Senadores y de Diputados en partes iguales: $ Ley 50.000.- cada una.

“El procedimiento es aprobado por los Sres. Legisladores, quienes autorizan a las respectivas oficinas de Habilitación la efectivización del pago de las facturas.

Es oportuno tener en cuenta que anteriores Comisiones disponían de los recursos depositados en el Banco de la Provincia de Santa Fe.

Personal Contratado

“Se faculta al Sr. Director a realizar las gestiones tendientes a que, las respectivas secretarías de las Camas, dispongan la contratación de cuatro personas para colaborar en la tarea de organización del VII Congreso de Bibliotecas Legislativas, que se realizará próximamente. Estos contratos se ofrecerán entre las personas que intervinieron en el Concurso de Bibliotecarios efectuado el 20-12-1973, contándose entre ellas a la Srta. Beatriz Pérez Risso de Costa que ya trabajara en esta dependencia.

Durante un encuentro casi a fines de la década siguiente, una bibliotecóloga que ejercía la Dirección en otro servicio, rememoró sus expectativas en aquellas circunstancias, cuando tras un diálogo con el Director Canga se generó la inmediata reacción y no asumió las funciones que le proponía…

El deslinde entre lo posible y lo imposible.

Al conocer la historia de la Historia de la Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe, se comprende que son insuficientes las ideas y los programas, que son estériles las experiencias y el apoyo de la comunidad, cuando las circunstancias políticas -económicas y sociales-, impiden una toma de decisión oportuna una provisión de recursos mínimos, a fin de que las excelentes intenciones se conviertan definitivamente en óptimas realizaciones, no sólo circunstanciales, sino perdurables, para beneficio de la comunidad.

Esa continuidad, será posible lograrla, si se dispone de una plan cultural estructurado en función de diferentes metas; con un diseño, que previendo el uso de múltiples medios, interprete la intención de apoyo reiteradamente expresado por los Sres. Legisladores, como contribución a la formación cultural y al autoperfeccionamiento en todos los Departamentos de la provincia de Santa Fe. Aun con esa herramienta organizativa, serán imprescindibles los recursos. Subrayado aquí.

Otra frustración…

El 18 de julio de 1975, la Comisión Bicameral analizó la situación existente y todos los inconvenientes “respecto de la realización en Santa Fe del VII Congreso de Bibliotecas Legislativas Nacionales”. (sic)

Hasta este punto, el lector habrá comprendido la predisposición favorable de las autoridades responsables de la conducción del organismo.

En el folio 174, ha quedado el juicio definitivo de la Comisión Bicameral al evaluar “las exigencias que demanda la concreción del encuentro: contratación de empleados; ampliación y acondicionamiento de las instalaciones de la Biblioteca, entre otras. Actualmente se cuenta con una infraestructura edilicia y de mobiliario que carece de la funcionalidad indispensable para llevar a cabo las tareas habituales. Esto obliga a pensar seriamente que no se puede organizar un Congreso d e tal magnitud careciendo de las comodidades mínimas.Subrayado aquí.

La imagen no deseada…

Por otra parte, se daría a las delegaciones intervinientes, una pobre imagen que desvirtuaría el esfuerzo realizado en estos dos últimos años de labor… Por todo lo expuesto, y no obstante reconocer la importancia que la realización del Congreso reviste para el positivo intercambio de experiencias entre los representantes de cada una de las provincias, en función de la actividad común, los Sres. Legisladores resuelven enviar nota al Congreso Nacional informando que delegan la organización del Congreso en otra provincia que pueda llevarlo a cabo o bien, solicitando su postergación para el momento más propicio, conservando, en ese caso Santa Fe, la sede del mismo. Para conocimiento de lo actuado, se elevan informes a los Sres. Presidentes de ambas Cámaras. Además, se remiten notas a todas las Bibliotecas Legislativas del país, comunicando la resolución definitiva.” Subrayado aquí.

Compra de mueble, máquinas y libros.

El Subdirector Sr. Santiago E. Costa, gestionó la adquisición de una máquina para escribir, resolviéndose favorablemente la compra, previa evaluación de la calidad y precios de las dos ofertas. (Actas Nº 99 y 100 del 31 de octubre y 7 de noviembre de 1975, respectivamente.)

Por unanimidad, resolvieron adquirir muebles para el adecuado funcionamiento de la Biblioteca y lógicamente, más libros.

Cesión a una Biblioteca de Rosario.

En el Acta Nº 101 del 15 de diciembre de 1975, consta que por unanimidad “se aprueba la remisión en calidad de préstamo, de los libros que se hallaban en depósito y fuera de uso con destino a la Biblioteca del Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad 5 de Rosario. La nómina de libros –consta en el acta- se encuentra debidamente documentada en listas confeccionadas por separado.”

Información sobre Consulta en Sala.

El legajo con registros de lectores, indica que en 1975, se registraron 633 (seiscientos treinta y tres) consultas en Sala. De Febrero a Diciembre: 16-18-23-81-101-60-75-49-91-101-36 consultas. Junio y Noviembre los meses de mayor consulta, con un promedio de cinco lectores por día.

1976: Bibliografía disponible y lectores…

Diversos registros permiten saber que “la Biblioteca disponía de bibliografía desde el nivel inicial e importante Sección de Literatura.

Datos sobre lectores

El 23 de marzo, en las planillas de consulta en Sala, consta la atención de 202 (doscientos dos) lectores: 41 en febrero y 161 en marzo.

Comienzo del autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”…

Reitero lo escrito en una aproximación a la historia de los argentinos: xxxii

1976: Proceso y procesos…

En los años que precedieron al golpe de estado de 1976 hubo actos de terrorismo que ninguna comunidad civilizada puede justificar. Invocando estos hechos, la dictadura militar desató un terrorismo infinitamente peor, porque se ejerció con el gigantesco poderío y la total impunidad que permite el estado absoluto, iniciándose una infernal caza de brujas en la que no sólo pagaron los terroristas sino miles y miles de inocentes.”

Ernesto Sábato.

Santos Lugares, julio de 1984. xxxiii

Aceleración del Proceso

Es oportuno recordar algunas expresiones de dirigentes políticos con respecto a las designaciones de civiles en distintas jurisdicciones.

En 1979, cuando se anunciaba la designación de embajadores, Francisco Manrique reconoció que “Martínez Raymonda es una excelente persona” y consideró que su participación en el gobierno en ese tiempo “aporta su dosis de sacrificio personal y de confianza incluso, para apoyar a esto que debe salir bien. Y entonces, me parece perfecta su designación”.

En esa oportunidad Manrique recordó a “Américo Ghioldi, que desde el principio cooperó con el gobierno como embajador, o el caso de Moyano, que también fue embajador”.

24-03-1976 Todo había sido previsto y se cumplieron las precisas instrucciones en todo el territorio nacional. María Estela Martínez de Perón vivía sus últimas experiencias en la Casa Rosada mientras el poder ya era ejercido por algunos militares quienes convirtieron en una destitución y detención, su rutinario traslado en un helicóptero cuando culminaba la jornada. Los medios de comunicación anunciaban el golpe. Algunos sectores del justicialismo aceptaban con mesura las evidentes limitaciones que impedían a Isabel seguir gobernando. Esa noche, la agitada vigilia congregó también a varios grupos civiles.

Entre los militares, es interesante tener en cuenta lo expresado por el Almirante: “Rojas es antiperonista y seguirá siendo antiperonista porque el peronismo, que se enraíza con el marxismo y con el populismo, es un sistema destructivo de la república democrática y liberal, tal cual la concibieron los organizadores de la nacionalidad y como está plasmado en nuestra Constitución”.

Con respecto al retorno de Perón en 1972, Rojas planteó que “fue absolutamente negativo. El sentimiento mítico peronista que anida en los corazones de muchos argentinos no ha disminuido con el regreso al país. Y por ese mito se olvidan los aspectos negativos de Perón. El país tampoco se ha beneficiado.” Sostuvo que ese retorno, “fue un error político de quienes dirigían el país en ese momento. Un gravísimo error. Nosotros deberíamos haber aprendido de lo que se hizo en Alemania con el hitlerismo. El peronismo es un sistema apareado con el marxismo… El sistema se inspiraba en el marxismo, por lo tanto no es valla contra el marxismo, sino un camino hacia el comunismo… y el fascismo tiene también sus raíces en el marxismo. Todos los regímenes totalitarios tienen su raíz ideológica en el marxismo. Lo que pasa es que los procedimientos son distintos, pero lo que se persigue es la privación de la liberad y la destrucción del individualismo con desprecio de la dignidad humana.”

Consultado sobre el sobreseimiento de la ex presidenta Isabel Perón, en febrero de 1981 Rojas expresó: “No sé que va a pasar. El gobierno ha tomado una resolución. Ha entregado su causa a la justicia y es ésta la que la está juzgando. No sé si el peronismo se agrupará detrás de esta persona o de otras; no lo sé… me interesa que el país tenga partidos verdaderamente democráticos, y en el cuadro de mis convicciones republicanas no entra el llamado partido Justicialista. Yo no rechazo al peronismo por razones emocionales. Le niego virtud para la convivencia republicana”. 1

Dos meses después, Pablo González Bergez -conservador y conductor del Movimiento de Acción Democrática, destacó que “la Argentina es un país que gasta mucho más de lo que tiene, que vive una vida -o quiere vivir- absolutamente inadecuadas con sus posibilidades, que no ocupa el lugar que le corresponde en el mundo”… ¡es que se vive despilfarrando, con un estado que ha adquirido una dimensión tan tremenda… un Estado monstruoso, descomunal, que no permite vivir al país. Y esto no se entiende. No se ha hecho nada en serio en cinco años a pesar de las palabras anteriores y posteriores para achicarlo y ponerlo en su lugar”.

Con relación a las empresas, González Bergez advirtió: “…Parece que es una vaca sagrada Fabricaciones Militares que le cuesta al país un horror, porque los productos de esas empresas están por el doble, no digo con el valor del dólar, que hemos tenido, sino en condiciones de paridad, lo que es el valor de plaza en el mundo. Eso es antieconómico y absurdo.”

Mientras tanto, destacó que “hay industrias que han desaparecido o están desapareciendo… se ha llevado a una situación atroz a todo el aparato productivo.”

En consecuencia, González Bergez insistió en que “el país anda mal cuando las élites andan mal. La Argentina fue un país importante en el mundo cuando tenía una dirigencia muy esclarecida. No es una casualidad –planteaba en 1981-, que nuestras desgracias en las últimas cuatro o cinco décadas coincidan con una declinación permanente de la dirigencia. Los hombres más importantes, en el derecho, en la ciencia, en el arte, estaban en la política. Eran los ministros y los legisladores. Ahora no. Ahora están en lo suyo; en su casa, en su gabinete, escriben libros, viajan, se lucen muchísimo en el exterior. Pero la política argentina es chatísima.”

………………………………………………………………………………………………………………………

1977-1981: entorno y en torno a la Biblioteca de la Legislatura…

La reorganización que se había anunciado durante el lapso 1973-75 no ha estado reflejado en los datos referidos a cantidad de lectores, porque sólo se disponen de datos acerca de quienes leían en la Sala y no sobre quienes disponían de préstamos a domicilio.

Disminución de las Consultas en Sala

En el quinquenio 1977-1981, fue declinando la frecuencia de consultas en Sala:

1977: 194 (ciento noventa y cuatro) lectores.

1978: 148 (ciento cuarenta y ocho) lectores.

1979: 090 (noventa) lectores.

1980: 036 (treinta y seis) lectores.

1981: 029 (veintinueve) lectores.

Disminución del Patrimonio bibliográfico

Por decisión de la Intervención en la Legislatura, mediante el Decr. Nº 261/78 se produjo una importante transferencia de libros al Ministerio de Educación y Cultura, en su mayoría de utilidad para estudiantes de nivel primario y secundario, que habían sido adquiridos durante el último gobierno elegido por la ciudadanía (25-05-1973 al 24-03-1976). En los folios numerados y encuadernados del Inventario están las constancias con firma del Subdirector Alberto Svetliza, quien continuó desempeñándose en la Cámara de Senadores durante la década siguiente.

1982: Gesta de las Islas Malvinas…

A fines de marzo de 1982 en distintas ciudades argentinas, los trabajadores expresaban sus protestas en las calles y en Mendoza, soportaron una represión que provocó muertes y heridas. Ya estaba en marcha el Operativo Rosario que se concretó en las Islas Malvinas con el propósito de recuperar la soberanía en ese territorio austral.

En homenaje a quienes lucharon en defensa de la Soberanía Nacional, hay tres fechas insoslayables:

02 de Abril: Desembarco en “Puerto Argentino”.

01 de Mayo: Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina.

14 de Junio: Cese del fuego.

En las Islas, quedó el Cementerio de los Argentinos.

En distintas latitudes: la dignidad de las Madres de la Plaza del Silencio. xxxiv

………………………………………………………………………………………………………………………

Dignidad en la Plaza del Silencio…

A las madres de soldados,

combatientes durante

la Gesta de las Islas Malvinas.

02-04 al 14-06-1982.

Entre diana y el Ángelus

se expandieron las voces

y rota la rutina,

cargó cada uno su mochila.

Nadie supo en qué puerto

terminaría esa cita,

entre oleaje de sueños

y voluntad de héroes.

En luminosa llanura…

en silenciosos pueblos,

quedaron las familias

esperando el regreso.

Ocre deshojamiento

conmovía en ese otoño

mientras en la trinchera

ardían más hogueras.

Voces entre las sombras

aceleraban latidos.

Bengalas iluminaban

refugios de combatientes.

Viento y nevada en la espera

del enemigo en acecho.

Quejidos debilitados

y congoja en los amigos.

El mar aquietó pasiones

mientras crecía la esperanza.

Puntual en junio llegó

el instante de la partida.

………………………………………

Madres del norte y del sur,

madres del este y oeste

confluyen con emoción

en la Plaza del Silencio.

Sin banderas, sin pañuelos…

sólo con el peso de la Fe,

son una sola voz

bajo la Cruz del Sur.

No tiene fronteras

el eco de sus ruegos:

¡Por la paz!… hermanos-compañeros…

¡Así sea!

Nidia Orbea Álvarez de Fontanini.

Invierno de 2004.

Luego, estos párrafos: “Viernes 3 de septiembre de 2004. / A la siesta, leí los mensajes recibidos mediante el correo electrónico. Fito -Rodolfo Schweighofer-, puntual y responsable, ya me envió los nombres de seis soldados santafesinos, combatientes durante la Gesta de las Islas Malvinas (02 de abril al 14 de junio de 1982). / También algunas referencias para poder ubicar a sus familiares y así, honrar una vez más a… ¡Las Madres de la Plaza del Silencio! / Allá, en el Atlántico Sur, las blancas cruces son elocuentes testimonios… del tránsito a la inmortalidad de seiscientos cuarenta y nueve Soldados de la Patria.

Sigo convencida de que están representados, en cada cruz el pueblo y el soldado.

¡Todos nacidos para la libertad!

Aquí, seguimos viviendo y conviviendo algunos hispanoamericanos, en el territorio limitado por las aguas de los ríos Paraná y Salado.

Aquí, seis nombres:

Gómez, Miguel Ángel.

Mecca, Adolfo Eduardo.

Piedrabuena, Eduardo José.

Reartes, Ricardo Alfredo.

Tibaldo, René.

Vera Omar, Elvio.

…y en la interioridad, vibraciones intensas.

1982: errónea información en el año del “Centenario”…

Sabido es que en 1982, desde el diario “El Litoral” de Santa Fe informaron acerca de la celebración del centenario de la Biblioteca Legislativa ‘Nicasio Oroño’ 1882-1982” como erróneamente consta en el bronce que aún luce sobre la pared donde funcionara en esos últimos años”.

En la fotografía pertinente a esa crónica enfocaron a la Sra. Cristina Cosentino de Céspedes -Cat.18- que se desempeñaba desde 1973 sin interrupciones durante el “Proceso…”. Diálogos posteriores indicaron que durante ese lapso atendió las consultas en Sala y Préstamos.

En aquella crónica, sin indicación de cronología, sin indicación de funciones ni tiempo pertinente, se incluyeron algunos nombres de personas que habrían contribuido al desarrollo de la Biblioteca:

“-Luis J. Anadón.

-Edmundo J. Rosas.

-Guillermo Cullen.

-José María Zavalla.

-Severo R. Echagüe.

-José Cervera.”

En las fuentes consultadas para elaborar esta aproximación a la historia de la Historia de las “Bibliotecas” en la Legislatura santafesina y desde 1934 a la “Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe” -libros de actas y diarios de sesiones-, no están escritos tales nombres. Suele suceder que oralmente se transmiten anécdotas con datos que al ser reiterados parcialmente, enervan su valor como hecho concreto…

El ocaso de la Biblioteca de la Legislatura

Si resulta lamentable comprobar que en 1981 sólo se registraron veintinueve consultas en Sala, al verificarse sólo ocho préstamos durante el año 1982, es admisible reconocer también “el ocaso de la Biblioteca”, en un paralelismo histórico con “el ocaso del Proceso”, un valioso aporte de “El Cid Editor” –Eduardo Varela Cid-, para la memoria de los pueblos.

Consultas en Sala 1977-1982

Los registros en las planillas respectivas, indican que durante ese período de reorganización, anotaron 505 (quinientas cinco) consultas. Los préstamos a domicilio, limitados al Poder Legislativo –Intervenido- no se pueden precisar por cuanto los controles eran sólo fichas adosadas a los respectivos libros.

En estas páginas, se ha trascrito la mayor información disponible, sin comentarios que puedan interpretarse como una tendencia a juicios subjetivos. La información cultural del lector, completará estas evaluaciones.

1983: Cuando “cero” equivale a “ningún lector”…

Si ocho lectores en 1982 inducía a pensar en un ocaso, el saber que en las planillas de Consulta en Sala no hay datos de lectores después de los ocho citados, exime de la interpretación de esta historia y el lector elaborará sus calificaciones y conclusiones.

Ese año, no se han podido incluir los probables préstamos a domicilio, lógicamente mínimos, por cuanto sólo podían acceder a ese servicio quienes se desempeñaban en el Poder Legislativo, intervenido.

En un ejercicio de creatividad, es posible imaginar la situación del personal que estaba encargado de la Biblioteca, con tan escaso movimiento.

Siendo coherente en el análisis, resulta difícil admitir que en el lapso 1976-1983 haya sido un período de siete años, con eficaces servicios en al Biblioteca.

(Si se tiene en cuenta la legislación vigente, incurrieron en error quienes indicaron el texto para esa placa colocada en el ala noreste del edificio de Gral. López 3051, planta baja. En 1920, mediante la Ley 2014 habían creado la “Biblioteca de la Cámara de Diputados” y tres años después se le impuso el nombre de “Nicasio Oroño”. Esa ley fue derogada al ser promulgada la Nº 2388 del 1º de octubre de 1934, porque hay precisión en la redacción del “artículo 1º. Créase una Biblioteca que se denominará “Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe” cuya dirección y organización se entregará a una Comisión Interparlamentaria, compuesta de un senador y dos Diputados, que se elegirán anualmente por las Cámaras respectivas, en la misma forma que los miembros de las Comisiones permanentes.”

1983: gobierno y legisladores elegidos por ciudadanos…

Sabido es que durante el autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional” estuvo con funciones de Subdirector D. Alberto Svetliza y en atención a lectores la Sra. Cristina Cosentino de Céspedes.

Es oportuno tener en cuenta otros datos. A principios de la década noventa, el senador Hipólito Elías (presidente del Bloque de la Unión Cívica Radical a partir de 1987), coautor de un libro, en el Capítulo II refiriéndose a “El contexto histórico provincial y los hechos”, en el primer párrafo escribió:

“En 1983, el partido justicialista se impuso en la provincia de Santa Fe sobre la Unión Cívica Radical por escaso margen. Fue consagrada la fórmula José María Vernet-Carlos Aurelio Martínez. Recibieron una provincia ordenada y financieramente en buen estado.” Subrayado aquí /…/ “La gestión gubernamental de Vernet fue considerada mala, tanto por la oposición, como por el justicialismo y la opinión pública. Dejó instalado en la provincia el descontrol en el manejo de los fondos públicos. Para el gobierno de Vernet todos los males eran imputables al gobierno nacional; lo cierto era que no había una conducción política responsable”.

Sabido es que en el lapso 1983-1987, la mayoría absoluta en la Cámara de Senadores correspondía al Bloque de la Unión Cívica Radical

El 10 de diciembre de 1983 asumieron las autoridades electas:

Gobernador: C.P.N. José María Vernet.

Vicegobernador: Don Carlos Aurelio Martínez.

En el momento de la designación de los presidentes e integrantes de todas las Comisiones de ambas Cámaras del Poder Legislativo, la mayoría en el Senado en ese período perteneciente a la Unión Cívica Radical, eligió al representante del Departamento Constitución. En la Cámara de Diputados, un representante del bloque del Justicialismo y uno del Partido Demócrata Progresista.

No se concretó la elección de autoridades en el seno de la Comisión Bicameral, aunque en algunos escritos esté el nombre del senador como Presidente.

En consecuencia, fueron miembros de la Comisión Bicameral:

Senador Sr. Armando Piazza (UCR, Depto. Constitución)

Diputado Dr. Carlos Caballero Martín (PDP, La Capital)

Diputado Dr. Oscar Máximo Somma (P. J.)

Director titular de la Biblioteca: Sr. Hugo Rafael Gatto (Cat. 24)

Por normas anteriores y conforme lo establecido en el reglamento que se consideraba vigente, aprobado en 1962 –año de la reforma de la Constitución de la Provincia de Santa Fe-, el Director ejercía las funciones de Secretario de la Comisión Bicameral.

Hasta fines de diciembre de 1983, no hay datos sobre “Consulta en Sala” y el último préstamo corresponde a 1982. El registro de préstamos a domicilio sólo con fichas, impide verificar quiénes fueron los lectores y cuáles los autores y títulos consultados.

1984: incorporación de cinco agentes…

En la Cámara de Senadores designaron a cinco agentes: xxxv

  1. Gaitán, José C.S. Cat. 19 (Luego ascenso a Cat. 21)

  2. Barreto, Jorge C.S. Contrato (Equivalente a Cat. 21)

  3. Chetta, Jorge C.S. Cat. 16

  4. Arnold, Horacio C.S. Cat. 15 (Servicios)

  5. Pascutto, Marcela C.S. Cat. 17

    Durante los meses de enero y febrero de 1984, registraron diez consultas en Sala.

    No hay otros registros que permitan informar sobre otros lectores, autores y títulos de libros prestados.

26-09- 1984: reunión convocada por el Vicegobernador

Consta en el libro de Actas manuscritas de la Comisión Bicameral, que el 26 de septiembre de 1984 se concretó la reunión convocada por el Vicegobernador Carlos Aurelio Martínez, con la presencia del Sen. Armando R. Piazza -”en representación de la Cámara de Senadores” e integrante del Bloque de la UCR, en ese período con amplia mayoría- y el “Director de Biblioteca D. Hugo Rafael Gatto” por estar en consideración la renuncia presentada por el Dip. Dr. Carlos Caballero Martín “junto con el Dip. Oscar Máximo Somma”. Consta que “de común acuerdo se decide pasar a un cuarto intermedio hasta el viernes veintiocho’…”, dejándose constancia de la ausencia del último nombrado (residente en Rosario).

1985: sin datos sobre Consultas en Sala.

En las planillas de registro de “Consultas en Sala” -acumuladas y abrochadas en orden cronológico, y numeradas a partir de enero de 1987-, no hay registros de lectores. Tampoco es posible determinar qué libros fueron prestados a domicilio porque sólo se usaban fichas movibles adosadas en la tapa de cada ejemplar.

Integrantes de la Comisión Bicameral.

Aunque la Ley 2388 del 1º de octubre de 1934 vigente, establece en el artículo 1º que en la “Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe”, la “dirección y organización se entregará a una Comisión Interparlamentaria, compuesta de un senador y dos Diputados, que se elegirán anualmente por las Cámaras respectivas, en la misma forma que los miembros de las Comisiones permanentes, es evidente que tal renovación no se concretó y los legisladores designados al 10 de diciembre de 1983 continuaron en los años sucesivos.

Manifestaciones de diputados radicales

En la sesión del 13 de septiembre de 1985, el diputado Ricardo Dorato planteó una moción y expresó su “inquietud por el hecho de que seguimos en la Cámara sin contar con la Biblioteca”. Dijo luego: “Veíamos con los señores diputados Oscar Bonazzola y Rodolfo Mauricio Botta “concierta añoranza la plaza que reza ‘Biblioteca Nicasio Oroño – año 1982’… Parece que en este momento de la informática y de la necesidad de contar con datos precisos, nosotros fuéramos atrás… en el tiempo”.

Por ello, hizo moción para que “los presidentes de los tres Bloques se reúnan con el Vicegobernador para resolver”. xxxvi

El diputado Saturnino Dantti Aranda en tales circunstancias, manifestó que “es totalmente contrario haber sacado la Biblioteca del seno de la Legislatura. Estimamos que la Biblioteca debe volver. El presidente de la Cámara diputado José Antonio Reyes aclaró que “la presidencia ha realizado varias gestiones para la vuelta de la Biblioteca”.

1986: dificultades en el seno de la Comisión Bicameral.

La lectura del Acta Nº 103 del 13 de marzo de 1986 indica que el Vicegobernador, el Senador Piazza (Bloque U.C.R.) y el director Hugo Gatto, dialogaban acerca “la Biblioteca” y analizaban diversas dificultades.

Consta que “con la presencia del Director D. Hugo Rafael Gatto y del Sen. Armando Piazza, “no contando con la presencia de los Sres. Diputados Carlos Caballero Martín que ha elevado su renuncia en fecha” -sin datos- “y el Dip. Oscar Máximo Somma que no ha concurrido a esta reunión’Subrayado aquí.

‘se procede a la constitución de la Comisión Bicameral de Biblioteca de conformidad con lo que establece la Ley Nº 2014’ –debió decir Ley 2388 que derogó a aquella-; ‘que rige su formación y actuación, quedando formada de la siguiente manera: Presidente Senador Armando Piazza, Secretario de la Comisión el Sr. Hugo Rafael Gatto, está sujeta a la incorporación del integrante de la Cámara de Diputados que sea designado por dicho cuerpo. Una vez constituida la Comisión el señor Director y secretario de la misma da entrada a un informe sobre el estado actual de la Biblioteca y sus necesidades”. En el folio 182 del Libro de Actas, consta la incorporación del Dip. Oscar Máximo Somma, ‘integrándose a la misma como Vicepresidente’.”

No hay datos acerca de la Tesorería.

Inminente traslado.

Consta en el libro de Actas que “se pone en conocimiento del Sr. Presidente el inminente traslado de la Biblioteca a un inmueble cuyas características de construcción, espacio y ventilación permitan desarrollar la tarea de Biblioteca en un ambiente adecuado tanto para el personal como así también para el importantísimo patrimonio de la misma, este traslado ha sido como consecuencia de los informes enviados por el Sr. Director al Presidente de la Cámara, donde se hacía constancia de las falencias que se encuentra soportando la Biblioteca.”

En el mismo folio (182), consta que “se pone a consideración la posibilidad de adquisición de libros…” y el Sr. Presidente con respecto a este punto determina que se solicite cotización a otras editoriales del material citado, para un cotejo de precios. Se deja de manifiesto que todo lo expuesto se pondrá en conocimiento del Presidente de la H. Cámara de Senadores Dn. Carlos Aurelio Martínez’. Hay dos firmas: Hugo R. Gatto y Armando R. Piazza. En el folio siguiente, “a veintiocho días del mes de abril, hay una anotación referida a la adquisición ‘de libros de la Editorial Zeus, por un monto que asciende a 53.622,92 australes’, ‘como consecuencia de la necesidad de actualización del material bibliográfico’. En el folio siguiente, con fecha 9 de octubre se alude a ‘la compra del listado de libros’, ‘de acuerdo a lo que fuera solicitado por el Sr. Presidente de la Comisión Bicameral que consta en el Acta Nº 103. Dejándose constancia que las distintas cotizaciones quedaron archivadas en la carpeta que contiene las actuaciones de la presente Comisión Bicameral’. En ambas, no hay firmas.

Desde 1985, no hay datos de Consulta en Sala y los posibles préstamos a domicilio a personal del Poder Legislativo eran registrados en las fichas respectivas.

1986 – Director con licencia sin sueldo.

En 1986, la señora Cristina Cosentino de Céspedes -en el servicio de Biblioteca desde 1973 ininterrumpidamente-, había ascendido a la Categoría 22 y era la responsable del inventario mediante disposición del Secretario Administrativo de la Cámara de Senadores CPN Miguel Ángel Santos.

En la segunda quincena de diciembre, las autoridades de la Cámara de Senadores –Vicegobernador Martínez y Secretario Administrativo C.P.N. Miguel Ángel Santos– y el Sen. Armando Piazza convocaron a la Sra. Nidia Aurora Guadalupe Orbea de Fontanini. En tales circunstancias pidió al secretario administrativo Contador Santos la información necesaria en cuanto a estado patrimonial del organismo, personal afectado al servicio e interrelaciones en la Comisión Bicameral. Después de dialogar personalmente con los dos legisladores que representaban a la Cámara de Diputados, a mediados de diciembre la señora de Fontanini pidió al secretario administrativo que se contemplara la posibilidad de un encuentro en la sede de 25 de Mayo 1908 con el personal incorporado a ese servicio, a los fines de poder elaborar un esbozo de diagnóstico y decidir acerca de la aceptación de la propuesta y en consecuencia, la presentación de un plan de labor tentativo para el año 1987.

(Hay premisas insoslayables y sabido es que para lograr determinados objetivos, más que juntar personas es imprescindible aunar voluntades…)

30-12-1986 – Designación de directora en ausencia del titular…

Mediante el art. 1º del Decr. 0150 –30-12-86, fue designada ‘con carácter interino’ y ‘hasta tanto dure la ausencia del titular señor Hugo Rafael Joaquín Gatto, en uso de licencia sin goce de haberes. (Art. 45 Decr. 4210/82)’.”

La señora Cristina Cosentino de Céspedes -Cat.22-, en sucesivos diálogos informó sobre las tareas que había desarrollado, entre ellas la escritura de las actas en el libro pertinente.

Facilitó la comprensión de las dificultades existentes al manifestar que desde diciembre de 1983, la biblioteca había soportado dos traslados y todo el personal debió trabajar para que se concretaran.

También contribuyó destacando algunos antecedentes significativos para la valoración de sucesivas etapas…

Lecturas y síntesis: Nidia Orbea Álvarez de Fontanini. (Sigue “Tercera Etapa”.

1 López Saavedra, Emiliana. Testigos del ‘proceso’ militar (1976-1983). Buenos Aires, CEAL, 1984, p. 125-127.

i Orbea de Fontanini, Nidia A. G. Apuntes acerca de la Historia de la Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe, hasta 1989, 180 páginas, inédito. Cedido a alumnas de la Carrera de Bibliotecología el lunes 16 de mayo de 1994, a los fines de concretar el trabajo de Seminario que les habían indicado, dejando constancia de estar en proceso de corrección y diagramación; con autorización de reproducción parcial con el propósito enunciado por las interesadas. Santa Fe, 19 de mayo de 1994. // En 2004, entregado a otra alumna para un trabajo en elaboración: Liliana Perezlindo, personal de la Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe perteneciente al Dto. de Difusión y Promoción Cultural mientras ejercí la Dirección y Secretaría de la Comisión Bicameral de ese servicio (02-01-1987 al 30-12-1995, momento de presentación de la renuncia y cese inmediato, trámite de jubilación iniciado por decisión personal en mayo de ese año. El 30 de diciembre, expresé también que renunciaba al cobro de la licencia anual pertinente y fue aceptada inmediatamente.

ii Orbea de Fontanini, Nidia A. G. Apuntes acerca de la Historia de la Biblioteca de la Legislatura de Santa Fe, hasta 1989, 180 páginas, inédito.

iii Historia de la Biblioteca…, ob. cit. p. 144.

iv Historia de la Biblioteca…, ob. cit. p. 140-141.

v Historia de la Biblioteca…, ob. cit., p. 141.

vi En aquel tiempo, el doctor Leandro Meiners descansaba los fines de semana en una modesta casa de Santo Tomé, situada en el camino a los Cuarteles y las Cuatro Bocas, lindando al sur con el “Rancho Iberá”. Este relato es la síntesis de lo vivido una noche -cuando tenía trece años- mientras estábamos descansando en ese Rancho Iberá con mi padre José Manuel Orbea -34 años-, mi madre Francisca Álvarez -32- y mi hermanito Carlos de 8 años. Se acercaron gritando algunos policías y recomendaban que nadie saliera porque buscaban a quien habría intentado atacar al Dr. Meiners mientras descansaba. En la oscuridad nocturna y con la sombra de los árboles no sería fácil detectar tal presencia. Sigo convencida de que el miedo que sentí en ese momento ha sido una de las causas de este recuerdo perdurable porque hasta entonces, yo cantaba como tantos niños la canción que nos habían enseñado: “4 de Junio, jornada redentora de la historia / triunfa la razón / grita el corazón / honradez, libertad y honor…” y nada sabía sobre asuntos de los partidos políticos ya que nos niños nos retirábamos si estaban conversando los adultos. El Rancho, en realidad era una vieja casona hermosa arboleda de paraísos y aromitos, con amplias galería y cocina, tres habitaciones, lugar para “la familia de cuidadores”, cancha de bochas, de tenis criollo, de fútbol y en el sector sureste un enorme cañaveral que llegaba hasta la laguna Bedetti. Al sur del Rancho Iberá -donde hacía una parada el ómnibus interurbano “El Chumbito”, estaba la Quinta de Doña Margarita –como decíamos entonces-, y nos comunicábamos por una pequeña puerta de caño con alambre, sin salir a la polvorienta calle… A metros de la puerta, había un tanque australiano.

vii Orbea de Fontanini, Nidia A. G. Apuntes para la Historia del Peronismo. (Inédito, 135 páginas.) Este párrafo corresponde a la página 25: “En los comicios provinciales del 8 de mayo de 1949 en las boletas del justicialismo se había incorporado el escudo del Partido Peronista en el ángulo superior izquierdo y la fotografía de su conductor a la derecha. La fórmula justicialista Caesar González obtuvo 189.711 votos y la Unión Cívica Radical (Comité Nacional) 125.135 votos; acentuada diferencia con los partidos Comunista -5.726-; Demócrata Progresista -28.261-; Socialista -2.027- y con un total de 8.950 votos en blanco. La fórmula opositora encabezada por el Dr. Agustín Rodríguez Araya triunfó en seis departamentos Castellanos, Garay, Las Colonias, San Javier, San Jerónimo y San Justo.”

viii Irma Quartarone desde Esperanza, difundió su libro titulado Esperanza y su gente, incluyendo algunos datos acerca de Enrique Arnaldo Roulet. Nació en Esperanza (Dto. Las Colonias) el 2 de noviembre de 1914 y allí cursó los estudios primarios y secundarios en el Colegio San José. En 1941 egresó como abogado (Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral). Ejerció la docencia en Reconquista; posteriormente en el Colegio Nacional “Simón de Iriondo” de Santa Fe y la cátedra de Derecho Internacional Privado en la Facultad de Derecho (UNL). Electo Senador por el Departamento General Obligado (1948-1952), integró la Comisión Reformadora de la Constitución provincial en 1949. Convencional Constituyente Nacional y miembro de la Comisión Redactora de las Reformas (1957). Presidente de la Comisión de Poderes y Negocios Constitucionales del Senado provincial.

ix Algunos datos acerca de la trayectoria del Dr. Cárcamo: “Nació en San José de la Esquina. Abogado egresado de la Universidad Nacional del Litoral. Docente universitario. Militó en el Partido Obrero de la Revolución. Desempeñó varios cargos públicos, entre ellos Director de la Empresa Municipal del Transporte de Rosario y Director del Banco Provincial. Fue Comisionado municipal y luego Intendente de Rosario (15-03-1949). Los conflictos producidos durante su gestión motivaron que lo reemplazara el Dr. César Luis Pesenti (31-08-1949). Desde entonces siguió trabajando como candidato al máximo poder en la provincia. Fue asesor jurídico del Ministerio de Asuntos Técnicos de la Nación; asumió la intervención en el Partido Peronista de Córdoba”. (En Apuntes para la Historia del Peronismo…)

x Sabido es que “el 11 de noviembre de 1951 se realizaron los comicios. Participaron los Partidos Peronista con la fórmula Dres. Luis Cárcamo-Enrique Arnaldo Roulet; Partido Comunista con Francisco Mónaco y Anatilde Yuquerí Rojas de Serrabayrouse; Unión Cívica Radical con Dres. Alfredo Grassi-Félix Pagani; Partido Socialista Dr. Luis D. Bonaparte-Vicente Pucci” (reiteración de un párrafo en Apuntes para la Historia del Peronismo…)

xi Orbea de Fontanini. Gobernadores de la Provincia de Santa Fe – 1852-1854 Domingo Crespo. (Inédito).

xii Ibídem, p. 52. “Recién el 10 de abril de 1963 se reglamentó el nefasto decreto y se prohibió la difusión de declaraciones o instrucciones del Líder del Justicialismo. El transcurso de los acontecimientos políticos y sociales confirma que a los revolucionarios libertadores les faltó imaginación, porque el movimiento se asemeja a un roble: soporta vendavales porque se sustenta en raíces profundas de dimensión imprevisible.”

xiii Bittel, Deolindo Felipe Qué es el peronismo. Buenos Aires, Sudamericana, 1983, p. 199-201.

xiv Orbea de Fontanini, Nidia A. G. Apuntes para la Historia del Peronismo. Estos párrafos correspondientes al gobierno del presidente Frondizi, son reiteración de lo expresado en las páginas 74-76 de esos apuntes, inéditos.

xv Ibídem.

xvi Ídem. La cita es reiteración de lo publicado en: Perón, Juan Domingo Yo, Juan Domingo Perón -Relato autobiográfico, p. 261.

xvii Orbea de Fontanini, Nidia A. G. El tiempo de Perón. (Inédito, abarca hechos y protagonistas en el lapso 1895-1995.)

xviii Íd. trascripción del libro De Perón a Lanusse de Félix Luna, pág. 130.

xix Orbea de Fontanini, Nidia A. G. El tiempo de Perón (Inédito).

xx Alende, Oscar y otros El ocaso del proceso. Buenos Aires, El Cid Editor, 1981, p.34-35.

xxi Es oportuno tener en cuenta que ante la convocatoria para renovación parcial en el Congreso Nacional, el Partido Laborista presentó su lista de candidatos a Diputados Nacionales: 1) Aparicio, José A.; 2) Bonino, Alberto C.; 3) Parra, Reynaldo; 4) Ritvo, Mauricio; 5.) Taparelli, Juan Carlos; 6) Vasielevich, Rafael y 7) Viglieca, Virgilio. (Virgilio Viglieca integró el grupo de trabajo el vicegobernador D. Carlos Aurelio Martínez (1983-1987). C. A. Martínez el 10 de diciembre de 1987 asumió como Intendente de Santa Fe, fue destituido.

xxii En las elecciones de gobernador y vice se presentaron varias listas del justicialismo. La fórmula Alejandro Greca-Mario Eduardo Quiroga en Santa Fe fue apoyada por José Ovidio López , entre otros. / En la provincia de Santa Fe obtuvo la mayoría de votos la Unión Cívica Radical Intransigente -UCRI, fórmula Carballo-Cisera- con 295.973 votos; le siguió la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP) con 138.291. / El grupo que impulsó las candidaturas de Jorge Tarrico y Edmundo Abraham (ex-intendente de Santa Fe 1954-1955), logró la proclamación de diez convencionales. Esta información fue actualizada en 1995 tras la lectura de Historia de los Gobiernos Peronistas de Santa Fe, obra que el autor Edgar Antonio Zapata dedicó “A Estanislao Larramendi, compañero y amigo de toda la vida. Paradigma del idealista puro, pasión y honestidad brindada durante su existencia al “peronismo”. Como homenaje de quien abrevó en su fuente inagotable de entusiasmo patriótico. Enero de 1994.” (Santa Fe de la Vera Cruz, Ediciones Sudamérica Santa Fe, de Amílcar Damián Renna. Edición Coordinada por Jorge Rinaldi y Carlos Damián Renna. “Capítulo VI – Partido Laborista – Diciembre de 1961, p. 49-60.

xxiii Documento Nº 110 del CIES, publicación en Tributo, Nº 6, 1986.

xxiv Orbea de Fontanini, Nidia A. G. Fidelidad a la Constitución… Santa Fe de la Vera Cruz, Edición SEPA (Servicio de Educación por el Arte”, 1992.- “Quinto Centenario del Encuentro de Dos Culturas”. (Trescientos ejemplares donados a legisladores, medios de comunicación social, docentes y bibliotecas, con autorización para reproducir por cualquier medio. En la primera página: “El Estado quiere que el escritor que se dedica a escribir para el bien del país, en cualquier aspecto, tenga el premio de su trabajo, y que aquél no le sea distorsionado o desviado en otras direcciones…/ “La Nación no está en condiciones de desperdiciar ninguno de sus hombres de letras…” (Fragmento de una conversación con los escritores. Cita de Enrique Pavón Pereyra en “Vida de Perón”, 1ª Edic. Editorial Justicialista de Roberto Gasparini. Año 1965. # En la séptima página, con el título “Creo en Santa Fe”, reproducción del poema editado en 1980, en Poemas para Tioco presentado por el escritor Gastón Gori, el 24 de octubre de ese año en la Sala Leopoldo Marechal del Teatro Municipal “1º de Mayo” de la capital santafesina. Al pie, escrito: “…Creo en la historia de la Historia.” # En la undécima página, reiteración de la “Sección Primera – Capítulo Único – Principios, derechos, garantías y deberes. Artículo 1º, 2º, 3º: La Católica, Apostólica Romana, es la religión de la Provincia, la que le prestará su protección más decidida, sin perjuicio de la más amplia libertad religiosa.”# En la página 15: “Esta historia de la Historia, permanece por la silenciosa labor de los integrantes del Cuerpo de Taquígrafos y de la Imprenta, responsables de los Diarios de Sesiones…, por el servicio de las Bibliotecas…”

xxv Enrique J. Bello presidió AMEP (Asociación Mutualista de Empleados Públicos de la Provincia de Santa Fe”; fue profesor de Estenografía en la Escuela Nacional del Comercio “Juana del Pino de Rivadavia” de Santa Fe…

xxvi Orbea de Fontanini, Nidia A. G. Fidelidad a la Constitución… p.17-27.

xxvii Ibídem. Fidelidad a la Constitución

xxviii El Prof. Oscar Tacca La Fundación Susana Gombovsky -recordación de la escritora y pintora chaqueña- premia a escritores chaqueños y el 13 de junio de 1983 distinguió a Oscar Tacca por su ensayo acerca de Cultura y Política. Por su ensayo titulado Sarmiento y la Revolución Francesa recibió el segundo premio del diario “La Nación” de Buenos Aires.

xxix Tallas de Madera – Allou – Iguazú. Cartilla (34 páginas). “Madre” – “Homenaje a la madre criolla nativa, con su hijito en brazos. De un tronco de paraíso. Apenas trabajado los rostros y algo del brazo. Altura total 1,50 mts.”

xxx Walsh, Rodolfo. Operación Masacre. Buenos Aires, 4a. ed., 1972. Estos párrafos referidos a la resistencia son reiteración de: Orbea de Fontanini, Nidia A. G. El Tiempo de Perón – 1955-1972, p. 18 y siguientes. (Inédito, en tomos que abarcan desde 1895 a 1995.)

xxxi Cooke, John E. Correspondencia… Tomo I. Buenos Aires, Ed. Granica, 1973, p. 97.

xxxii Orbea de Fontanini, Nidia A. G. El tiempo de Perón 1976-1995 (Parte final de la información pertinente al período iniciado en 1895. (Inédito.)

xxxiii Belli, Mariana C. y otros. Desde el silencio – Escritos de jóvenes secuestrados-desaparecidos durante la dictadura; prólogo de Ernesto Sábato, Buenos Aires, Sudamericana-Planeta, 1985, p. 5

xxxiv Orbea de Fontanini, Nidia A. G. Las Madres de la Plaza del Silencio. Santa Fe de la Vera Cruz, edición del Servicio de Educación por el Arte, 300 ejemplares donados al “Centro de Ex-Combatientes de Malvinas” de la capital santafesina, noviembre de 2004.

xxxv Historia de la Biblioteca…, ob. cit., p. 152.

xxxvi Santa Fe. Cámara de Diputados 1985 – Diario de Sesiones, 24ª Reunión, 20ª Sesión Ordinaria, p. 1274.