1871-1874 – Primer gobierno del Dr. Simón de Iriondo

iriondo

Casi prólogo…

En distintos textos históricos es posible encontrar referencias a familiares de políticos que no disponían de los recursos necesarios para seguir viviendo como lo hacían hasta que se producían los fallecimientos.

Herederos de la familia de don Urbano Iriondo

Mientras avanzaba en un trabajo de investigación referido a la trayectoria del político Carlos Aldao -aún inédito-, en el diario de sesiones de la Cámara de Diputados de la Nación correspondiente al año 1902, leí y luego transcribí lo siguiente:

En la sesión del 23 de junio de 1902, el diputado por Santa Fe Carlos F. Gómez fundamentó el proyecto de ley que acordaba a la señora Juana P. de Iriondo las dietas que le hubieran correspondido a su esposo Dr. Urbano de Iriondo -fallecido el 22 de junio de 1902-, por el mandato legal del 28 de abril de 1900 al 30 de abril de 1904. Se destacó en el recinto, que el ex-diputado “cuando le sonreía la fortuna distribuyó con mano generosa, casi pródiga, los bienes que había heredado” y que “muere dejando en un relativo desamparo a su esposa y a sus pequeños hijos. i

El diputado Carlos Aldao en la sesión del 30 de abril de 1903, solicitó que se informara “si la comisión ha despachado el proyecto de ley y hace moción para que se trate sobre tablas”, de modo que como era -y sigue siendo costumbre en las legislaturas- los herederos percibieron las dietas que habrían correspondido al difunto. ii

Mientras tanto, en la Legislatura de Santa Fe también se tramitaba otra pensión. En la sesión del 19 de mayo de 1903, en la Cámara de Diputados se consideró sobre tablas, por iniciativa del diputado Crouzeilles, el proyecto de ley acordando “una pensión de trescientos pesos moneda nacional mensuales a los hijos del Dr. Urbano de Iriondo, y de la que gozarán hasta tanto dure su minoría de edad”. Destacó el Dip. Mundín, que en ese tiempo, la viuda percibía “las dietas que corresponderían a su esposo el doctor Iriondo, en su carácter de Diputado Nacional”. Se generó una breve discusión sobre ambos ingresos y finalmente el proyecto fue aprobado.

Dos datos significativos.

▪ La Cámara de Representantes de Santa Fe, el 8 de septiembre de 1842 sancionó la ley que reconocía como “Gobernador y Capitán General de la Provincia al Excmo. Brigadier Ilustre Restaurador del Sosiego Público, D. Pascual Echagüe” quien asumió en tiempos difíciles, como se suele decir aún en el siglo veintiuno.

Cuando el gobernador interpretó que podían producirse más enfrentamientos armados, optó por delegar el gobierno en el Dr. Urbano de Iriondo, Juez de Primera Instancia y Presidente de la Junta de Representantes.

▪ En 1918, en el Congreso Nacional se había aprobado el proyecto de ampliación de las redes cloacales en la capital de la provincia de Santa Fe y se autorizó el presupuesto con el apoyo del presidente Dr. Hipólito Irigoyen. Era necesario evaluar y aprobar los documentos pertinentes y el gobernador Lehmann designó apoderado de la provincia en la Capital Federal al doctor Urbano de Iriondo, para que firmara el convenio respectivo, que debía ser posteriormente aprobado por el gobierno santafesino.

Ecos de la campaña electoral…

Una vez más en las últimas elecciones en la provincia de Santa Fe, se reiteraba una tradición: Simón de Iriondo, el ministro de Gobierno de don Mariano Cabal, gobernador delegado desde el 8 de abril de 1868, fue proclamado candidato para sucederlo.

Las crónicas indican que durante las campañas electorales, no sólo se agredían con palabras porque con frecuencia, algunos integrantes de los diferentes grupos preferían el uso de otras armas. Los candidatos eran apoyados desde los clubes, en la capital de la provincia desde el Club del Orden, fundado entre otros por José María Cullen cuando estaba reunida la Convención que sancionó la primera Constitución Nacional y desde el Club del Pueblo, que reconocía como líder a don Simón de Iriondo, quien continuó desempeñándose como ministro de gobierno y gobernador delegado hasta el 7 de abril de 1871.

Simón de Iriondo y su impulso a la educación…

Electo gobernador, asumió y prestó juramento el Dr. Simón de Iriondo, nacido en Santa Fe el 28 de octubre de 1836, hijo de Urbano de Yriondo y de Petrona Candioti, en consecuencia nieto del primer gobernador santafesino, el estanciero don Francisco Antonio Candioti. Con perseverancia, avanzó hacia la organización de la administración provincial.

1872: conspiraciones…

Durante el primer año de gobierno, el Dr. Simón de Iriondo tuvo que estar alerta ante las frecuentes conspiraciones, organizadas por sus opositores y apoyados por algunos caudillos militares o rurales. El 6 de marzo de 1872 hubo un atentado contra Servando Bayo, quien como candidato del oficialismo, le sucedió en el gobierno.

En ese tiempo hubo otras confabulaciones con la participación de aborígenes que respondían a las órdenes de algunos políticos y aunque fracasaron en el intento de derrocar al gobernador, al retirarse invadieron algunas estancias y hubo importantes saqueos.

Don José Nicasio Oroño representaba a la provincia como Senador en el Congreso Nacional y las crónicas lo nombraban como el responsable de esos hechos.

1873: Ley de Educación

El 13 de agosto de 1873 se sancionó la ley de educación impulsada por el ministro General de Gobierno Dr. Melquiades Salva y el 2 de junio del año siguiente comenzó a funcionar la Superintendencia de Instrucción Primaria, desempeñando esas funciones el Canónigo Severo Echagüe y luego Francisco Malbrán, pero como ha destacado el Dr. Carlos Berra “el paso de estos ciudadanos fue breve e insensible su acción”.

Recursos destinados a Educación…

Entre 1871 y 1874 se promovió la educación en todos los niveles y es interesante tener en cuenta lo expresado medio siglo durante una interpelación al ministro Agustín Araya en la Cámara de Senadores del Congreso Nacional. El senador santafesino Amadeo Ramírez, en su interesante discurso recordó con respecto a los recursos financieros destinados a la educación, que “los 18.000 pesos fuertes que destinaba el Presupuesto del año 71, se repartían directamente entre los cargos de estudios superiores y los de preceptores de las escuelas indicadas y subvenciones a diversas escuelas particulares. Como única persona intermediaria entre el Poder Ejecutivo y los Maestros estaba la Inspección de Escuelas que dependía directamente del Ministerio del ramo”. iii

Destacó en aquella oportunidad el senador Dr. Amadeo Ramírez que “el 13 de agosto de 1874 se dictó por primera vez una ley orgánica de educación común” bajo el gobierno de don Servando Bayo” y se impone el reconocimiento al significativo apoyo del gobernador Simón de Iriondo durante la etapa previa a dicha sanción.

Sabido es también, que el gobernador Simón de Iriondo impulsó la fundación de bibliotecas y promovió las actividades artísticas. En agosto de ese año, en la legislatura santafesina fue sancionada la ley que reconocía la labor de la primera pintora santafesina, Josefa Díaz y Clucellas, quien recibió una medalla de oro de una pulgada y media de diámetro, con la inscripción “Al talento gloria y estímulo”.

Reforma Constitucional y Ley Municipal

En junio de 1871 fue convocada la Convención a fin de reformar la Constitución provincial de 1863 y terminada la redacción fue presentada al gobernador Simón de Iriondo. El 23 de mayo de 1872 la promulgó y en consecuencia, se impuso el sistema bicameral en la legislatura provincial y creado el cargo de Vicegobernador, la misma legislatura designó al estanciero don Mariano Comas.

El gobernador de Iriondo fue un defensor de las autonomías municipales y como lo determinó la Ley Municipal del 8 de noviembre de 1872, la elección de las autoridades era por voto directo de los ciudadanos sin intervenir el gobierno provincial. y mediante.

El 22 de noviembre de 1872 se firmó el decreto de fundación de Reconquista, considerando que el coronel Manuel Obligado con su expedición había logrado avanzar hasta la frontera establecida en el paralelo 28.

Primer Código de Procedimientos

Impulsó la redacción del primer Código General de Procedimientos que se aplicó a partir del 1º de enero de 1873. Promulgó la ley de creación del Banco Hipotecario de Rosario (05-09-1873) y con asesoramiento de especialistas avanzó en el proyecto de fundación del Banco Provincial con el propósito de que otorgara créditos para expansión de las empresas productivas y de comercialización.

En noviembre de 1873, otra vez el entrerriano Ricardo López Jordán con aproximadamente diez mil entrerrianos anunció el levantamiento contra el gobierno nacional y en Santa Fe el gobernador Simón de Iriondo ordenó la participación de la Guardia Nacional y también se convocaron algunos piquetes de las cárceles de Santa Fe y de Rosario.

Seguían creciendo las colonias de inmigrantes en distintas localidades y el gobernador promulgó la ley que establecía la fundación de la Colonia Agrícola Argentina integrada con familias nativas. También repartieron tierras a los indígenas de Colonia Sauce y se firmó un contrato de colonización con don Teófilo Romang.

(En ese tiempo, el rinconero Domingo Guzmán Silva y el entusiasta Mariano Quiroga fundaron el diario El Santafesino.)

Síntesis: Nidia Orbea Álvarez de Fontanini.

i Argentina, Congreso Nacional, Cámara de Diputados, Diario de Sesiones Año 1902, 16ª sesión ordinaria, p. 307.

ii Ibidem, 17ª sesión ordinaria, p. 324.

iii Información en “Presupuesto de 1871”, T. 7, página 25.